248 Funerales y un perro extraordinario (Deborah Wiles)



TÍTULO: 248 funerales y un perro extraordinario
AUTOR: Deborah Wiles

Sinopsis Editorial:

La protagonista de esta novela asegura que ha asistido a 247 funerales.
Y eso que solo tiene 10 años.

Parece raro, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que su familia lleva la funeraria del pueblo. Así que ella sabe muy bien cómo comportarse en un funeral y está acostumbrada a sobrellevar las desgracias… O eso es lo que pensaba hasta que las cosas le empezaron a ir muy mal: muere su queridísima tía bisabuela Florentine así de golpe, mientras estaba trabajando en el huerto; su mejor amiga, Declaration, parece darle esquinazo siempre que puede, y su primo Peach, un llorón insoportable, se le pega como una lapa y la sigue por todas partes. Pero la vida está llena de sorpresas. Y la más importante es descubrir cómo las vas a afrontar.

Tengo que reconocer que compré "248 Funerales y un perro extraordinario" porque además de gustarme su sinopsis, me encantó su portada y no sé por qué, además pensé que sería un libro ilustrado. Bueno, pues no lo es. Es cierto que en su interior hay un pequeño plano de la funeraria y sus alrededores, pero nada más, lo que por otro lado no le resta encanto a este precioso libro.

La protagonista principal de esta historia es una simpática niña de diez años llamada Comfort Snowberger (la que lleva la visera en la portada) y su fiel perro, Dismay, aunque también estará acompañada tanto por su primo Peach como por su mejor amiga Declaration (sí, los nombres son la repera). A lo largo de la narración veremos cómo la relación entre los tres niños va a cambiar debido a una serie de acontecimientos imposibles de prever.

Deborah Wiles Web
La familia de Comfort es la dueña desde hace años de la funeraria Snowberger, en Snapfinger, Misisipi. Son una agradable y encantadora familia, apreciada por todo el pueblo. Comfort tiene un hermano mayor y una hermana más pequeña y además de sus padres, también viven con ella, su tío abuelo Edisto y su tía bisabuela Florentine.

Comfort está acostumbrada a los funerales, a los entierros, a lidiar con la muerte desde muy pequeña y lo vive de forma natural y respetuosa, aún así para ella resulta un duro golpe perder en muy poco espacio de tiempo, primero a Edisto y poco después a Florentine. Para colmo no acaba de encontrar el apoyo que necesita en su amiga Declaration y encima su madre le pide que no deje de lado a Peach, su primo que es un par de años más pequeño que ella, y al que no soporta. ¿Pueden ir peor las cosas para Comfort?

La verdad es que con este pequeño resumen, puede no parecer un libro demasiado espectacular, pero no es así en absoluto y eso es gracias a Comfort, que es un personaje estupendo. Ella es una niña con mucha imaginación a la que le encanta escribir. El señor Johnson, padre de Declaration, es el propietario del periódico Aurora County News y por lo tanto es quien publica las necrológicas. A Comfort le parecen bastante aburridas y cada vez que hay un difunto ella, que se considera "exploradora, catadora de recetas y reportera funeraria" escribe una pequeña biografía o "Vida Local", esperando convencer al señor Johnson para que las publique y aunque no lo ha logrado, no se rinde. Tal como le dijo Florentine en un ocasión...
-¡La muerte no es noticia! ¡La vida es noticia! ¡No escribas sobre la muerte, Comfort, escribe sobre la vida.

... y eso hace. Personalmente me han encantado todos su escritos, tanto la "Vida local" de Edisto, como por ejemplo los "Diez Consejos imprescindibles para comportarse con elegancia en un funeral", que no tienen desperdicio.
10. Recordad que la muerte es algo natural. Nos rodea, como solía decir Edisto Snowberger. No intentéis ocultar la muerte a los niños. Si se muere el abuelo, no digáis "Hemos perdido al abuelo", porque los niños querrán saber por qué no salís a buscarlo. Decid, sencillamente, "El abuelo ha muerto". No digáis "El abuelo ha pasado a mejor vida", porque los demás nos preguntaremos por qué esta vida es peor. Decid, sencillamente, que ha muerto. Lo pillamos. Los niños comprenden la muerte mejor de lo que los adultos creen... 

Incluso encontraremos una "Vida Local" de la propia autora de este libro al final de la lectura escrita por Comfort, con ese estilo suyo tan particular.

La naturalidad con la que Comfort se enfrenta cada día con la muerte me ha gustado mucho porque no transmite tristeza en ningún momento, al contrario, es a lo que se dedica su familia y sabe que lo hacen con todo el respeto y cariño. La historia, además es muy simpática en algunos momentos aunque también muy emotiva en su últimos capítulos. Comfort, no sólo tiene que enfrentarse a la pérdida de su familiares, su amistad con Declaration, quien también perdió a su madre se tambalea. Algo parece separarlas (además de Peach) y un suceso del todo inesperado hará que los tres niños se enfrenten a la situación de formas muy diferentes, pero todos aprenderán una lección que les hará madurar y aceptarse tal como son.

"248 Funerales y un perro extraordianario" es una bonita historia que puede ser ideal para tratar el tema de la muerte sin miedo ante los más pequeños porque la entenderán, pero también disfrutarán con las aventuras de Comfort, que ha aprendido a celebrar la vida, gracias a los consejos de Florentine y su familia.

Lo importante no es de qué mueres, Comfort, sino cómo vives.
La verdad es que este es el segundo libro que leo de la colección "El jardín invisible" y he disfrutado tanto o más que con el primero que hace poco también reseñe en el blog: Un tesoro en la nieve 

Como siempre os dejo el enlace para leer las primeras páginas de esta novela AQUÍ