jueves, 12 de julio de 2018

Paradita veraniega

Esta primera mitad del año he sido muy formal con el blog y he reseñado prácticamente todo lo que he leído, hasta yo misma estoy sorprendida, pero llegando estas fechas, apetece una paradita para descansar, desconectar de lo virtual y leer sin reseñar.

A la vuelta os contaré brevemente con qué lecturas me he entretenido, pero mientras tanto, desconecto de blog, de Google+ y de Instagram. Solamente dejo activo mi Facebook porque sí tengo en la agenda previstas un par de presentaciones literarias y quizás os cuente alguna cosilla por allí.

Mientras tanto, que ustedes lo pasen bien y por supuesto... ¡a leer todo lo que se pueda!






miércoles, 11 de julio de 2018

El cuarto mono (J. D. Barker)

TÍTULO: El Cuarto Mono
AUTOR: J. D. Barker
EDITORIAL: Destino

Sinopsis Editorial:

El detective de la policía de Chicago Sam Porter investiga el caso de un hombre atropellado, pues los indicios en la escena del crimen apuntan a que se trata de El Cuarto Mono, un asesino en serie que ha estado aterrorizando la ciudad. Su modus operandi consistía en enviar tres cajas blancas a los padres de las víctimas que secuestra y mata: una primera con una oreja, una segunda con los dos ojos, y otra con la lengua; y finalmente dejar abandonado el cuerpo sin vida en algún lugar. El hombre atropellado llevaba una de esas cajas blancas. Se inicia así una frenética carrera contrarreloj para averiguar dónde se encuentra encerrada la próxima víctima. 

Durante más de cinco años, el asesino al que todo el mundo conoce ya como “El Cuarto Mono” ha estado aterrorizando a la población de Chicago con su peculiar modo de torturar y asesinar a sus víctimas, pero quizás eso ha llegado a su fin, y es que un hombre acaba de morir atropellado por un autobús y todo apunta a que sea el asesino, ya que llevaba con él una caja que parecía tenía intención de enviar por correo a la familia de una nueva víctima. La caja contiene una oreja, que es lo primero que envía a la familia. A esta caja le seguirían dos más, una con los ojos y otra con la lengua para finalmente abandonar el cuerpo sin vida con una nota en la que pone “No hagas el mal” y que siempre va dirigida a un familiar de su víctima, implicado en algún turbio asunto.

En cuanto Sam Porter, el detective que lleva años persiguiendo al Cuarto Mono y quien le puso ese nombre, se entera de lo sucedido se presenta en el lugar del atropello y cuando descubren la caja todos se dan cuenta de que si realmente el hombre que acaba de morir es El Cuarto Mono, en algún lugar hay una nueva víctima que todavía debe estar viva y comienza una carrera contrarreloj para intentar encontrarla e impedir que acabe muriendo de hambre o sed.

Las únicas pistas que tienen para empezar son la dirección de correo que aparece en la caja y una serie de objetos encontrados en el cadáver, incluido un diario que pertenece sin duda a nuestro asesino:
Hola, amigo mío:

Soy un ladrón, un asesino, un secuestrador. He matado por diversión. He matado porque era necesario. He matado por odio. He matado simplemente para satisfacer esa necesidad que suele crecer dentro de mí con el paso del tiempo, una necesidad muy similar a un hambre que sólo puede saciar la tentación de la sangre o el canto que hay en el grito del tormento.
Sam, se encargará de leer el diario del asesino y de meterse de lleno en su historia, una historia que va narrando desde que era un niño y que nos muestra el tipo de padres que tenía, la educación que recibía y cómo llegó a convertirse en un auténtico psicópata. Toda su vida ha estado regida por las Reglas de los Tres Monos que aparecen representados en una talla sobre la puerta del templo Tosho-gu de Nikko, en Japón y que se cree que representan el ciclo de la vida humana, pero… parece que hay un cuarto mono, el que representa "No hagas el mal".

Imagen de Terapia Consciencial. 




—Hay un cuarto mono, pero nadie sabe realmente de su existencia […]
Se llama Shizaru […]
—Y significa «no hagas el mal» —‌dijo padre—. Y ésa, por supuesto, es la cuestión. Si uno ve o escucha el mal, es poco lo que puede hacer. Cuando alguien pronuncia el mal, se le puede atribuir una culpa, pero cuando hace el mal..., bueno, cuando alguien hace el mal, no ha lugar el perdón.
La verdad es que la novela engancha rápidamente, gracias a que se va alternando la trama de la investigación con la lectura del diario y puntualmente una tercera voz nos va relatando el cautiverio de la última víctima, a la que de momento ya le falta una oreja y que quizás es la historia que menos aporta a la trama de la novela.

Personalmente he disfrutado mucho tanto con la investigación como con la lectura del diario, pero sin duda esta última me ha parecido realmente fascinante y sobrecogedora. Tanto Porter como el lector se van sumergiendo poco a poco en la mente de este asesino y lo que comienza siendo la narración del día a día de una familia aparentemente normal se irá transformando en algo oscuro, depravado y alucinante, así que lo sorprendente habría sido que el niño que va contando la historia se hubiera convertido en una persona normal y corriente.

Por otro lado, la investigación para averiguar dónde está la última víctima de El Cuarto Mono es totalmente frenética ya que toda la novela transcurre en apenas tres días que no dan tregua ni a los investigadores del caso ni al lector. Cada nueva pista que surge parece alejarlos más de la resolución del caso, pero poco a poco todo irá encajando hasta llegar al desenlace de esta historia, que ¡cómo no! te deja con las ganas de leer "The Fifht to die", la próxima entrega de esta nueva serie.

He disfrutado muchísimo leyendo "El Cuarto Mono". Me ha gustado la trama, me ha gustado el estilo sencillo y ágil del autor, me ha gustado el ritmo de la narración que a medida que vamos llegando al final va creciendo por momentos, me han gustado los giros inesperados que van surgiendo durante la investigación, me ha gustado el final, que ni remotamente había imaginado y me han gustado mucho los personajes principales, tanto El Cuarto Mono, que creo que psicológicamente está muy bien construido ya que lo conocemos en profundidad desde su niñez hasta el momento actual y podemos ver cómo se va forjando su personalidad y cómo las experiencias vividas marcaron su forma de ser y de actuar, como por supuesto Porter, un buen detective, que no se deja intimidar por nada y que acaba de pasar por un mal trago en su vida (aunque aún habrá que leer un poco para saber de qué se trata) pero que cuenta con el apoyo de un equipo que me ha gustado mucho. La conexión que existe entre él y su compañero Nash (bueno, en general entre todo el equipo), le aportan al libro un toque fresco y gracioso que le viene muy bien, la verdad.

Sinceramente, creo que "El Cuarto Mono" es un muy buen thriller que disfrutarán los amantes del género y que conseguirá atrapar también a quienes sin serlo se acerquen a su lectura.

Puedes leer la primeras páginas de esta novela AQUI.

lunes, 9 de julio de 2018

La desaparición de Stephanie Mailer (Joël Dicker)

TÍTULO: La desaparición de Stephanie Mailer
AUTOR: Joël Dicker
EDITORIAL: Alfaguara

Sinopsis Editorial:

La noche del 30 de julio de 1994, la apacible población de Orphea, en la región de los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa... Mientras tanto, un hombre recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada. 

Jesse Rosenberg y Derek Scott, dos jóvenes y brillantes policías de Nueva York,resuelven el caso. Pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: asegura que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba estaba delante de sus ojos, y afirma poseer información clave. Días después, desaparece.

Así se inicia este colosal thriller, que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso, sumando tramas, personajes, sorpresas y vueltas de tuerca, sacudiendo y precipitando al lector sin freno posible hacia el inesperado e inolvidable desenlace.

Qué ganas tenía de leer un nuevo novelón de Joël Dicker. Desde que lo descubrí con “La verdad sobre el caso Harry Quebert” es ya un autor que sigo con mucho interés, aunque confesaré que a pesar de tener en casa su novela “Los últimos días de nuestros padres” todavía no lo he leído, pero caerá, no sé cuándo pero caerá.

La verdad es que no sé ni por dónde empezar a hablar de esta novela que me ha encantado y que ido devorando a cada rato que tenía libre, pero ¡vamos allá!

Cuando Jesse Rosenberg, Capitán de la Policía decide retirarse del cuerpo para dedicarse a otros asuntos que nada tienen que ver con el que ha sido su trabajo hasta ahora, lo último que espera es que durante su ceremonia de despedida una joven periodista llamada Stephanie Mailer se acerque hasta él para decirle que quizás ese apodo con el que le conocen (“Capitán cien por cien” por haber resuelto todos los casos que ha investigado) no sea el correcto, ya que uno de esos casos, concretamente el primero de su carrera, no está resuelto porque culparon a quien no debían.

Aunque Stephanie parece estar muy segura de lo que dice, Jesse también lo está del trabajo que llevaron a cabo él y su compañero y amigo Derek Scott, pero cuando Stephanie desaparece sin dejar rastro algo se remueve en Jesse, y decide trasladarse hasta Orphea, lugar donde ella ha desaparecido y donde veinte años atrás el alcalde Gordon, junto con su mujer y su hijo fueron asesinados, al igual que Meghan Padalin, una vecina del pueblo, que probablemente fue testigo del asesinato del Alcalde y su familia.

¿Será cierto que culparon a un inocente? Está claro que la desaparición de Stephanie Mailer no puede ser casual, así que Rosenberg está decidido retrasar su "jubilación" y a investigar qué le ha pasado a la chica y de paso volver a repasar con lupa junto con el que entonces era su compañero Derek Scott todo lo que ocurrió en Orphea en 2004. Esta vez, además, contarán con la ayuda de Anna Kanner, la única mujer policía en Orphea.

Fotografía de Telva.com


La historia está narrada a través de las voces de Jesse y Derek, que nos irán contando cómo va la investigación actual mientras recuerdan como llevaron a cabo la de 2004 y las consecuencias que aquella investigación tuvo en sus vidas, pero también Anna Kaner tendrá voz como narradora. Ella no nos llevará al pasado, pero iremos conociendo cómo llegó a Orphea, quién le ofreció el puesto en la policía y con qué fin y será de gran ayuda tanto en el caso de Stephanie Mailer como en el del pasado.

La verdad es que yo he disfrutado como una enana con la novela. Es exactamente el tipo de libro que a mí me gusta (y que por supuesto los anti-bestseller repudian sin inmutarse). Es de los que atrapan desde la página uno, de los que te sumergen en la trama y juegan contigo y te hacen sentir en una montaña rusa mientras lees.

Tiene un ritmo endiablado, gran cantidad de diálogos que agilizan la lectura y una intriga constante que no decae en ningún momento, más bien todo lo contrario, te lleva a sospechar de cada uno de los personajes que componen el amplio elenco de esta historia. Cuando crees que ya tienes un sospechoso claro, llega un capítulo que desmonta tus sospechas, para volver a sospechar del mismo unas páginas más adelante. No sé si algún lector más avispado que una servidora habrá adivinado quien era el asesino en esta historia, pero estoy segura de que si lo ha hecho, lo que no le habrá resultado tan fácil es explicar el por qué de todo el asunto. Yo he “sufrido” la intriga hasta el final, aunque por ponerle un "pero", diré que en más de un momento mientras leía pensaba... "Y esto... ¿por qué no lo vieron durante la primera investigación y ahora les ha resultado tan fácil darse cuenta?, pero bueno... nada es perfecto.

Decía antes que la novela tiene un amplio elenco de personajes, y al principio esto puede resultar algo confuso. No es que eso haga difícil la lectura, pero teniendo en cuenta que muchos de ellos aparecen en la época actual de la historia (2014), y también veinte años atrás (2004), la narración es un ir y venir de atrás hacia adelante y son muchos los nombres a asimilar y situar en la novela, aunque una vez que coges el ritmo de lectura realmente no se hace tan complicado, además hay una lista de personajes al final de la novela por si te surgen las dudas.

Justamente esta gran cantidad de personajes, creo que es una de las mejores cosas de la novela y es que a medida que leemos vamos descubriendo que el que más o el que menos tiene cosillas que ocultar, veremos cómo han cambiado las vidas de muchos de ellos en veinte años, unos para mejor y otros todo lo contrario. Tenemos por ejemplo al actual alcalde de Orphea y a su esposa, ex actriz y ahora veterinaria, tenemos un crítico literario que no se muerde la boca cuando escribe sus artículos, tenemos al director de una revista literaria, a su esposa y a su joven amante, tenemos a un ex policía, director y escritor de obras de teatro, a una problemática adolescente, tenemos al director del periódico de Orphea donde trabaja Stephanie… en fin, que tenemos de todo y todos aportarán algo a lo largo de la investigación. Unos nos resultarán más agradables y otros mucho menos (personalmente ha habido uno que me ha parecido odioso. ¡Madre mía Alice! Para echarle de comer aparte) e incluso alguno nos sacará sino unas buenas risas, sí unas sonrisas. Lo difícil pero interesante es conseguir relacionar todo y a todos para llegar a una conclusión final. Por cierto, algo que me ha resultado asombroso es la cantidad de personajes que quieren escribir un libro en esta historia, el que más y el que menos tiene algo que contar.

Lo que está claro es que Dicker lo ha vuelto a hacer. Si te gustaron sus anteriores novelas está también te gustará, más o menos, pero seguro que disfrutarás. Reconocerás su estilo, su forma de narrar y de construir estas tramas tan complejas, pero si eres de los que no pudo con “La verdad sobre el caso Harry Quebert” o “El libro de los Baltimore” dudo mucho que aprecies en algo esta historia, así que olvídalo, pero … tú te lo pierdes.

También me ha gustado ese capítulo final que nos cuenta qué ha ocurrido dos años después de cerrar el caso Stephanie Mailer. Sé que hay lectores a los que este tipo de capítulos les sobra, pero a mí me ha gustado mucho.

Booktrailer


Puedes leer las primeras páginas: AQUÍ
Puedes escuchar cómo comienza AQUÍ

jueves, 5 de julio de 2018

Resumiendo Junio

Junio se me ha dado bastante bien la verdad, y además salvo "La investigación" de Philippe Claudel que no me ha gustado y "Muerte con pingüino" que me ha resultado muy extraño, con todas las demás lecturas he disfrutado mucho.

No sé cómo se darán Julio y Agosto, pero ya iré informando seguramente con mini-reseñas o un resumen fotográfico como este porque tengo intención de tomarme unas vacaciones blogueras en breve, pero antes aún traeré por aquí un par de reseñas como mínimo: la del nuevo libro de Joël Dicker "La desaparición de Stephanie Mailer" y la de "El cuarto mono" de J. D. Barker.


1.- La memoria de la lavanda (Reyes Monforte)
2.- Talión (Santiago Díaz)
3.- Al cerrar la puerta (B. A. Paris)
4.- El bosque sabe tu nombre (Alaitz Leceaga)
5.- Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo  (Chimamanda Ngozi Adichie)
6.- El peligro de la historia única (Chimamanda Ngozi Adichie)
7.- Deixe a súa mensaxe despois do sinal (Arantza Portabales)
8.- Sen piedade (Pedro Feijoo)
9.- El hombre de tiza (C. J. Tudor)
10.- Soñar bajo el agua (Libby Page)
11.- La investigación (Philippe Claudel)
12.- Sobrevivindo (Arantza Portabales)
13.- Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón (Rocío Carmona)
14.- Muerte con pingüiño (Andrei Kurkov) 

miércoles, 4 de julio de 2018

Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón (Rocío Carmona)

TÍTULO: Lo que sucedió cuando me rompiste el corazón
AUTOR: Rocío Carmona
EDITORIAL: Duomo Ediciones

Sinopsis Editorial:

Mia acaba de romper con Álex y se enfrenta al verano barcelonés con el corazón roto. Una situación a la que se suma la pérdida de su empleo, lo que la sumerge en una gran tristeza. Poco a poco, Mia emprende un viaje que le permite descubrir un mundo nuevo ante ella. Durante la travesía, se adentra en su propia soledad para vivir la apasionante aventura de descubrirse, atravesar el dolor y mirarse con valentía. Mientras recorre distintos estados emocionales, vive momentos mágicos con personas entrañables y divertidas, personajes muy reales con algo en común: un corazón roto que sin embargo, mantiene el deseo de soñar en lo que puede suceder después.

No soy una lectora de género romántico. Tuve mi época hace muchos años y ahora prácticamente es un género que descarto. Cuando empecé a ver esta novela en las redes sociales me llamó la atención su preciosa portada, pero no acaba de decirme a leerla. ¿Y si era precisamente una historia demasiado romántica para mi gusto o aún peor, un dramón de los de no soltar el pañuelo? No tenía nada claro qué hacer, pero lo cierto es que últimamente me gusta intercalar entre tanta lectura “negra” historias que no tengan nada que ver con ese género y al final me decidí, además ¿A quién no le han roto el corazón alguna vez o ha sido el culpable de habérselo roto a alguien? Sonaba a historia actual y entretenida y efectivamente ha sido ambas cosas. 

La historia de Mía me enganchó desde el principio, de hecho cuando me di cuenta me había leído la mitad de la novela en una tarde. Enseguida me gustó su protagonista, una joven que acaba de romper con su pareja, Alex, un actor en ciernes, pero además amigo desde sus años de instituto, alguien con quien ya visualizaba su futuro, alguien en quien confiaba ciegamente y con quien se sentía tan unida que ahora es como si le faltara una parte y estuviera rota.

Mía es un alma en pena, la tristeza la envuelve y se siente perdida. No sabe qué ha hecho mal, no entiende por qué Alex la ha engañado con otra, no comprende por qué su relación siempre se tuvo que mantener en secreto porque “era lo mejor” para el futuro profesional de él y ahora le ha faltado tiempo para publicar a los cuatro vientos su nueva relación. Mía no sabe qué hacer, pero como dice el dicho no hay mal que por bien no venga y el mismo día que la despiden de la agencia inmobiliaria donde trabaja, Lola, la última clienta a la que le enseña un dúplex (que por cierto no consigue venderle) reconoce en Mía a un mujer herida y le ofrece un nuevo trabajo.

La historia de Mía es la historia de tantas personas… es tan real que no es difícil conectar con ella desde el principio y pasar con ella por todas esas etapas de (vamos a llamarle “duelo”) que uno pasa cuando le dejan. Para ello la novela se divide en cinco partes:

- Lo que sucedió cuando no quería ver. 
- Lo que sucedió cuando te odié. 
- Lo que sucedió cuando quise volver atrás.
- Lo que sucedió cuando caí.
- Lo que sucedió justo después.

Mía pasará de estar confusa, a estar enfadada, a sufrir una depresión y por supuesto a acabar aceptando la situación, pero nosotros la iremos acompañado en cada una de esas fases a la vez que una serie de interesantes personajes que empiezan a formar parte de su vida y que le enseñan que vale mucho más de lo que ella imagina, y es que de eso trata un poco esta historia, de aprender a enfrentarse a los malos momentos, de superar la tristeza encarándose con ella y descartar un poco consejos del tipo “olvídate de él y otra cosa mariposa, ya se sabe que un clavo saca otro clavo”. 
“Y me odiaba a mí misma porque aún necesitaba entenderlo, por haberle querido tanto, y también por no haber sido lo suficientemente guapa, lo suficientemente lista, lo suficientemente delgada, elegante, apropiada… lo suficientemente nada. Sentía tanta rabia que me temblaba todo el cuerpo.” 
Pasar por una mala experiencia es muchas veces necesario porque de todo se aprende, nos da la oportunidad de conocernos mejor y lo más importante de querernos más, que es por donde hay que empezar realmente.

Fotografía extraída de Inmagazine.es
El personaje de Mía me ha parecido estupendo. He deseado desde el principio que se diera cuenta de lo fantástica que era, tan espontánea, tan natural y sincera cuando haciendo caso a su psicóloga se vacía sin filtros en esas cartas que escribe a Alex, sin intención de mandárselas. No hay como la seguridad de que no te leerán para decir todo lo que sientes sin miedo, y al lector le servirán para conocer su relación desde que se conocen en el instituto hasta su ruptura.

Me ha gustado mucho esta historia, que además tiene una banda sonora muy actual, una lectura muy amena en la que casi todo el mundo se podrá ver reflejado. Se lee de una forma muy ágil, tiene sus momentos tristes pero también hay mucho sentido del humor, es una historia de segundas oportunidades, de aprendizaje, de reconocer que el valor de uno mismo no lo da el tener o no pareja y además durante todo el proceso a veces podemos encontrar a personas que de otro modo nunca habríamos conocido.
“… pensé en lo extraño que resulta que personas casi desconocidas se hagan un hueco en nuestra vida de forma repentina, y cómo, en cambio, personas que crees conocer mucho más y por las que sentías que lo darías todo desaparecen del mapa de tu existencia sin más.”
Puedes leer las primeras páginas: AQUÍ

martes, 3 de julio de 2018

Muerte con pingüino (Andrei Kurkov)

TÍTULO: Muerte con pingüino
AUTOR: Andrei Kurkov
EDITORIAL: Blackie Books

Sinopsis Editorial:

Viktor es un escritor arruinado: está sin blanca, lo ha dejado su novia, tiene frío.

Imaginen si se siente solo que decide adoptar a un pingüino. No sabe que este nuevo compañero de piso, Misha, también está deprimido: suelta suspiros melancólicos cuando chapotea en la bañera de agua helada y se encierra en la habitación como un adolescente. Ahora Viktor no solo está triste, sino que debe consolar a su amigo. Y además alimentarlo. Todo se complica cuando un gran periódico le encarga escribir esquelas de personajes públicos que aún están vivos. Parece una tarea fácil. Pero no lo es: los protagonistas de sus necrológicas empiezan a fallecer en extrañas circunstancias poco después de que escriba sobre ellos. Misha y Viktor se ven atrapados en una trama absurda y violenta. 

No sé si es que últimamente ando algo despistada, porque no acabo de captar el sentido de algunas novelas o al menos creo que no lo capto en su totalidad. El consuelo que me queda con esta historia es que ha sido la última lectura conjunta que organicé y parece que no solo me ha ocurrido a mí.

Lo cierto es que toda la lectura se nos ha hecho muy extraña, pero curiosamente es muy fácil de leer, aunque la sensación general es que no hemos sabido entender demasiado bien qué quería transmitir el autor con este libro.

Personalmente, tal como les comenté a mis compañeras de lectura, no puedo decir categoricamente que no me haya gustado, pero me ha faltado algo más de profundidad. Pasan muchas cosas, algunas de lo más extrañas (empezando por tener un pingüino en casa) pero no se profundiza demasiado en ninguna y cuando termina te quedas sin saber qué ha pasado con la mayoría de los personajes.

La historia arranca a finales de los noventa en la Ucrania post-soviética, donde Viktor un escritor sin éxito, al que su novia ha abandonado, anda bastante deprimido. Viktor vive con un pingüino al que acogió cuando el zoo empezó a repartir animales hambrientos entre quienes podían darles de comer. El caso es que Misha, el pingüino, también está deprimido y ambos dejan pasar los días sin pena ni gloria, hasta que a Viktor le sale un extraño trabajo, que acepta de inmediato, gracias al cual poco a poco su casa se irá llenando de gente.

Ese nuevo trabajo consiste en escribir necrológicas de gente que todavía está viva, para ello desde el periódico que le ha contratado le facilitan unos dossieres con la información que debe mencionar de cada uno de los personajes sobre los que escribe, pero claro el hombre no acaba de ver publicada su obra porque para eso hace faltan que estos personajes se mueran y tardar tardan un poco, pero una vez que muere el primero, la cosa va cogiendo un ritmo endiablado.

Será el lector el que tenga que darse cuenta de lo que está pasando, tanta muerte junta no es "natural", pero Viktor parece no tener sangre en las venas. Él se limita a cumplir con todo lo que le mandan sin preguntar demasiado y sin poner objeciones a nada. Le da igual que su jefe aparezca por su propia casa y le dé ordenes, él obedece. Le da igual que le diga que debe desaparecer unos días, él obedece. Le da igual que le dejen en su casa a Sonia, una niña hija de otro Misha que obviamente está metido en turbios asuntos y teme por la seguridad de la niña. Viktor no protesta. Y le da igual que Nina, la niñera que acaba contratando para cuidar a Sonia poco a poco se vaya convirtiendo en la señora de la casa. Nada parece trastocar su vida. En realidad por el único que parece sentir un interés real es por Misha, y es por su preocupación por el pingüino como llega a conocer a Padpaly "el pingüinólogo" que le resuelve algunas de sus dudas.

Y después de leer el párrafo anterior, da la sensación de que ocurren muchas cosas en la novela y lo cierto es que es así, pero sin embargo lees y sientes que no pasa nada. Quizás por la actitud de los personajes que no parecen alterarse por nada aunque tampoco da la sensación de que sufran por ello. Se limitan a vivir un día más y mientras a su alrededor uno se da cuenta de que con todas esas muertes se está haciendo una limpieza dentro de la sociedad ucraniana porque entre los fallecidos no hay uno que esté limpio.

Yo creo que esta novela es un cruda crítica a la sociedad corrupta ucraniana de finales de los noventa, una corrupción que llegaba a todos los estamentos sociales, políticos y militares (¡anda, pues lo mismo no han cambiado mucho las cosas!), y también una crítica hacia la sociedad que no hace nada a pesar de saberlo (¡caramba, esto también me suena). Quizás esa sociedad está representada en Viktor, pero es todo tan extraño en el libro que creo que se me escapan mil detalles.

Lo que más me ha gustado es el pingüino, la verdad. Me ha parecido tierno y simpático, pero por otro lado me ha dado pena esa soledad, ya que solemos ver siempre a los pingüinos en grandes grupos, y resulta un tanto triste que Misha viva dentro de un piso, chapotee en una bañera y coma pescado recién salido del congelador.

Como digo es un libro extraño, me ha gustado, pero no sé muy bien a qué clase de lector se lo recomendaría, tiene un aire de novela negra clásica, tiene trazas de humor, de crítica social y en realidad su lectura es muy ágil porque la prosa es muy sencilla, pero... es muy raro.

lunes, 2 de julio de 2018

Soñar bajo el agua (Libby Page)

TÍTULO: Soñar bajo el agua
AUTOR: Libby Page
EDITORIAL: Suma de Letras

Sinopsis Editorial:

Rosemary es una viuda de 86 años que ha vivido en el barrio de Brixton, en Londres, toda su vida. Allí ha visto cómo cerraba la biblioteca en la que trabajaba y cómo la frutería se convertía en un bar de moda. Cuando la piscina local a la que acude desde que era una niña, y en la que se enamoró de su marido, se ve amenazada también, Rosemary sabe que este puede ser el principio del fin.

Kate es una joven reportera del periódico local y desde que se mudó a Londres se encuentra perdida en una ciudad que siente demasiado grande... y demasiado hostil. Pero cuando, con la ayuda de un encantador fotógrafo, Kate investiga un poco en la historia de la piscina de Brixton se da cuenta de que esta es la oportunidad que ha estado esperando.

Porque, juntas, Rosemary y Kate están dispuestas a resistir y a demostrar que la piscina no es solo un lugar para nadar. Es el corazón de una comunidad y harán lo que sea para protegerla.

Porque, para cambiar las cosas, algunas veces tienes que nadar contracorriente. 

El verano tardó en llegar (sobre todo para quienes lo esperáis con ansiedad, que no es mi caso) pero cuando llegó, al menos por estos lares gallegos, lo hizo, como suele ser habitual: de sopetón (aunque también es cierto que en estos momentos se está tomando un descanso) y claro cuando las temperaturas son tan insufribles lo que apetece son lecturas más ligeras, que no te exijan demasiado esfuerzo, que sean entretenidas y refrescantes y desde luego la portada de este libro invitaba a leerlo así, al sol y a pie de piscina, cosa que he hecho desde la primera a la última página. Eso sí, mi piscina se queda en un simple charco al lado de la piscina real de esta historia, que podéis ver en la fotografía, pero cumple con su cometido sin ningún problema.

LIDO-Piscina Brockwell Park





En “Soñar bajo el agua” vamos a encontrarnos una historia de esas en las que todos sus personajes nos van a resultar entrañables, personajes que no dudan en "hacer piña" y unirse cuando alguno de ellos pide ayuda.

La novela nos sitúa en Londres y está protagonizada por dos mujeres que no pueden ser más diferentes entre sí, por un lado tenemos a Rosemary una anciana, viuda hace un par de años, que lleva nadando en la piscina de Brockwell Park más de ochenta. Rosemary tiene muchos amigos en su barrio, es un mujer muy querida y apreciada. Por otro lado tenemos a Kate, una joven periodista que llegó a Londres con grandes planes, pero que no solo no los ha conseguido sino que no se relaciona con nadie, va por la calle mirando sus pies para no tener que dirigirse a nadie y los ataques de pánico que sufre, hacen que cada vez se vaya encerrando más en sí misma.

No imaginan estas dos mujeres lo mucho que harán la una por la otra y es que parece que el Ayuntamiento ha decidido aceptar una suculenta oferta de un grupo inmobiliario para edificar en la zona de la piscina y transformarla en un gimnasio privado. Rosemary que no puede imaginar su vida sin esa piscina, que ya forma parte de su propia historia, prepara unos folletos donde se puede leer “Salvad nuestra piscina” y uno de esos folletos llega al periódico donde trabaja Kate a quien le encargan que escriba la historia que hay detrás de esa petición de ayuda y así es como las vidas de Rosemary y Kate acaban uniéndose. A pesar de la gran diferencia de edad entre ambas, conectarán enseguida y Rosemary le irá contando poco a poco su vida a Kate, cómo conoció al que fue su marido el mismo día que terminó la guerra, cómo la piscina siempre formó parte de sus vidas, cómo a pesar de no tener hijos fueron siempre muy felices y por su lado Kate, también acabará contándole por qué se siente tan sola.

Poco puede imaginar Kate, que esa invitación que le hace Rosemary de ir a nadar con ella cada mañana antes del trabajo va a hacer que poco a poco se vaya abriendo al mundo que la rodea y del que no era consciente. Acompañar a Rosemary significa dejar entrar en su propia vida a sus amigos, un grupo de vecinos encantadores que no dudan en acogerla entre ellos.

Libby Page. Fotografía de The Times
Lo que más me ha gustado de la novela por supuesto ha sido Rosemary, que a pesar de su edad da toda una lección de vitalidad a una persona como Kate, que con lo joven que es parece que ya está rendida, me ha gustado ese compañerismo entre vecinos, la impresión que transmiten de ser una gran familia, ese sensación de seguridad que da saber que si algo te pasa enseguida alguien se dará cuenta y estará ahí para ayudarte. También es muy bonita la historia de Rosemary y George, su marido, que ella poco a poco irá recordando. Lo que significaron el uno para el otro y la importancia de la piscina en sus vidas. Aunque ellos no tuvieron hijos, George se encargó de enseñar a nadar a un buen número de niños para los que la piscina era la única "playa" que habían conocido y dejar que la cierren es volver a perder de nuevo a George y esta vez para siempre. Rosemary sabe que cerrar la piscina es un error y no quiere que vuelva a pasar lo que ocurrió cuando cerraron la biblioteca en la que ella trabajaba. No hicieron nada al respecto y cuando la perdieron es cuando se dieron cuenta del tremendo error.

También me ha gustado lo necesario y revitalizador que se vuelve para Kate ese momento diario en el agua y la importancia que va teniendo para ella toda la gente que va conociendo, cómo en tan poco tiempo está dispuesta a luchar por algo que unas semanas atrás no le hubiera importado. Salvar la piscina, o al menos intentarlo, le ayuda a salvarse a sí misma y demostrarse cuánto vale.
Cuando flota en sus aguas frías, es como si la consciencia de sí misma y todas las ansiedades que esto conlleva flotaran también y se alejaran. en el agua no es Kate, sino un cuerpo rodeado y protegido por el agua y por el sol. El agua la hace sentirse capaz de cualquier cosa.
No sé si calificaría “Soñar bajo el agua” como una novela Feel-good, pero es una bonita y optimista historia, aunque también es cierto que no perdurará mucho en mi recuerdo, quizás porque en líneas generales es muy predecible y no tiene grandes sorpresas. Hasta el final, que imaginé desde el primer capítulo, ocurrió tal como esperaba, sin embargo es un libro que se lee con gusto, es una historia sencilla y amable de esas que es más fácil encontrar en un libro que en la vida real y me parece una buena forma de empezar en el mundo de la literatura. Le queda mucho camino a esta joven autora, pero creo que lo hará muy bien.

Yo es que nunca conozco vecindarios tan molones como los de las novelas, la verdad.

Puedes leer las primeras páginas: AQUÍ

sábado, 30 de junio de 2018

Mini-Reseñas 10

Sinopsis Editorial:

Una tarde lluviosa, un individuo anodino baja de un tren en una ciudad sin nombre, extraña y familiar a un tiempo. Con paciencia, espera que alguien se presente a recogerlo, pero nadie viene. Resignado, al caer la noche se dirige a pie hacia las oficinas de la Empresa, para empezar con la tarea que le han asignado: una investigación acerca de las causas de los numerosos suicidios que se han producido entre los trabajadores de esta organización gigantesca. Sin embargo, lo que para este hombre debería ser un encargo más se convierte en una tarea complicada desde el principio: se le niega el acceso a la Empresa fuera del horario laboral, se le requiere más documentación de la que aporta y, para colmo, debe hacer frente a un cúmulo de dificultades para encontrar alojamiento. En un ambiente cada vez más hostil, el Investigador se siente vigilado y sospecha que ha caído en una oscura trampa. Sin poder comer ni dormir, rodeado de empleados que se muestran ora amables, ora amenazantes, y sin hallar respuestas a sus preguntas, el Investigador presiente que él podría ser la próxima víctima de esa máquina infernal, sin rostro, que fabrica seres vacuos e identificados, como él mismo, por la función que cumplen o más bien pretenden cumplir.

Ficha del libro: AQUÍ

Creo que no he entendido en absoluto lo que el autor quiere contarnos con esta historia. No sé si lo que vive el protagonista del libro desde la página uno es mala suerte (pero malísima), un sueño o más bien una pesadilla o directamente una serie de catastróficas desdichas.

El investigador de esta historia (aquí nadie tiene un nombre, sino que se les conoce por su profesión, El Investigador, El Camarero, El Policía, El Guardián, El Psicólogo, El Fundador…) llega a una ciudad sin nombre para investigar una serie de suicidios que se producen en “La Empresa”, una empresa que abarca prácticamente toda esa ciudad y donde le pasa de todo desde que se baja del tren en la estación. Nadie le va a buscar, se pone a llover, se empapa, llega a la empresa y no puede entrar porque es muy tarde y no tiene el pase especial que necesita, busca un hotel durante horas y le atiende una giganta que le confisca su documentación y su tarjeta, al día siguiente resulta que el hotel está enfrente de La Empresa pero cruzar la calle resulta una odisea… en fin, que consigue entrar en La Empresa, pero allí todo es todavía más surrealista.

Imagino que hay mucho simbolismo detrás de cada extraño personaje y de cada una de las rocambolescas escenas que se desarrollan pero a mí no me ha acabado de calar. Entiendo la lectura como una crítica a la sociedad actual, a la falta de empatía hacia quienes nos rodean, a esa sensación de que solo nos importamos nosotros mismos, casi parece una sociedad deshumanizada por completo y en general lo que me ha ido provocando mientras leía era incomodidad, mal rollo. La verdad es que no sé cómo explicarlo de forma que lo entendáis mejor. Creo que lo ideal será que lo leáis, porque es posible que el problema sea mío por no saber captar todos los matices de esta desasosegante, ¿absurda? y breve novela.

La verdad es que si no le puesto una estrella en Goodreads es porque sigo reconociendo el buen hacer literario de Claudel, pero directamente os digo que no me ha gustado nada esta novela.

AQUÍ puedes leer las primeras páginas


Sinopsis Editorial:

Val valdés presentouse no ano 2000 a un programa de telerrealidade, do que saíu vencedora e rica. A partir dese momento, convértese nunha empresaria da que apenas se coñece a súa vida privada. Alternando pasado e presente. Sobrevivindo tece unha trama de intriga arredor da súa protagonista: unha muller que loita contra si mesma e contra o resto do mundo. Sobre o pano de fondo dunha miríade de personaxes secundarios, a novela vai deixando ao descuberto a noiva adolescente, a alumna, a esposa, a viúva, a nora, a nai, a xefa, a reclusa e a empresaria dunha traxectoria vital apaixonante que avanza sen tregua e sen acougo. Corresponde ao lector xuntalas nunha busca que o levará a coñecer o misterio escondido detrás desta muller trinfadora e, ao tempo, eternamente derrotada. 

(Val Valdés se presentó en el año 2000 a un programa de telerrealidad, del que salió vencedora y rica. A partir de ese momento, se convierte en una empresaria de la que apenas se conoce su vida privada. Alternando pasado y presente "Sobrevivindo" teje una trama de intriga alrededor de su protagonista: una mujer que lucha contra sí misma y contra el resto del mundo. Sobre el paño de fondo de una serie de personajes secundarios, la novela va dejando al descubierto la novia adolescente, la alumna, la esposa, la viuda, la nuera, la madre, la jefa, la reclusa y la empresaria de una trayectoria vital apasionante que avanza sin tregua y sin sosiego. Corresponde al lector juntarlas en una busquéda que lo llevará a conocer el misterio escondido detrás de esta mujer triunfadora y, al tiempo, eternamente derrotada.)

Ficha del libro: AQUÍ

Aprovechando la presentación en Pontevedra de "Deixe a súa mensaxe despois do sinal" compré "Sobrevivindo", la novela con la que Arantza Portabales ganó el Premio de Novela por Entregas La Voz de Galicia 2015, que consiste en escribir una novela de 31 capítulos con 3.500 caracteres cada uno (espacios incluidos).

"Sobrevivindo" es una breve historia que va llevando al lector por un camino que parece el más lógico y predecible para sorprender con un final que no esperas y que te deja, como me ocurrió con "Sen Piedade" de Pedro Feijoo, con cara de póker y pensando que ya te la han vuelto a colar, lo que a mí ya sabéis que me encanta. Encontrar el final que no esperas es de lo más interesante en una novela y eso significa que el autor lo ha hecho muy bien (o que una tiene pocas luces, que también puede ser).

Val, la protagonista de esta novela, se casó embarazada con quince años con un hombre que más que su padre, ya podía ser su abuelo. Cuando se quedó viuda participó en una especie de Gran Hermano. Tenía toda la intención de ganar el premio para asegurar el futuro de su hijo y no dudó en crearse su propio personaje, el que le hacía falta para ganar por muy poco que tuviera que ver con la verdadera Valentina Valdés. Ahora Val está en prisión por haber matado a un hombre. Ella misma lo ha confesado, lo que no ha contado a nadie es el por qué de ese asesinato y es que detrás de Val se esconde una historia que iremos conociendo a través de ella y de una serie de personajes que han tenido (o aún tienen) mucho que ver en su vida.

He disfrutado mucho con esta pequeña historia y aunque esta vez no la encontraréis en castellano, si sois gallegos y no la conocíais os invito a darle una oportunidad. Ya apuntaba maneras Arantza con esta historia y lo ha demostrado con su último libro. Deseando estoy que publique otra historia pronto, la verdad.

jueves, 28 de junio de 2018

El hombre de tiza (C. J. Tudor)

TÍTULO: El hombre de tiza
AUTOR: C. J. Tudor
EDITORIAL: Plaza&Janés

Sinopsis Editorial:

Echando la vista atrás, todo comenzó el día del terrible accidente durante la feria, cuando Eddie, de doce años, conoció al Hombre de Tiza. 
Fue el Hombre de Tiza quien le dio la idea de los dibujos: una manera de dejar mensajes secretos entre el grupo de amigos.
Fue divertido hasta que los dibujos condujeron al cuerpo sin vida de una niña. 
Sucedió hace treinta años y Ed pensaba que todo había quedado olvidado.
Sin embargo, recibe una carta que contiene solo dos cosas: una tiza y el dibujo de un muñeco.



La historia se repite y Ed se da cuenta de que el juego en realidad nunca terminó...
Todos tenemos secretos. 
Todos somos culpables de algo. 
Y los niños no son siempre tan inocentes.

Cuando vi por primera vez este libro en las redes sociales enseguida me di cuenta de que nos llamó la atención a muchos lectores, así que decidí no leer ninguna reseña que me subiera o bajara las expectativas hasta haberlo terminado.

La novela trae una de esas "fajillas" que yo siempre acabo utilizando como marcapáginas, en las que Stephen King nos dice: "¿Quieres leer algo bueno? Si te gusta lo que escribo, te gustará El hombre de Tiza, de C.J. Tudor"

Y la verdad es que sí me ha gustado. Está claro que C.J. Tudor es muy fan de Stephen King, y que esta novela me ha recordado mucho a algunas de las historias de King, aunque por ahora me sigo quedando con el Maestro. Creo que esa fajilla me invitó a pensar que encontraría aquí una terrorífica historia y la verdad es que no lo ha sido tanto, aunque me ha gustado igualmente.

La historia que nos propone Tudor en este libro transcurre en dos planos temporales, aunque siempre narrada en primera persona por Eddie Adams. Por un lado nos situamos en 1986 cuando el protagonista de la novela y sus amigos rondaban los 12-13 años y por otro lado nos lleva al presente, 2016, treinta años después.

En la década de los ochenta, Eddie y sus amigos (Gav el Gordo, Metal Mickey, Hoppo y Nicky) forman la típica pandilla de amigos, que inevitablemente me llevó a recordar a la pandilla de amigos de la novela de Stephen King "It", además es que leía e imaginaba las caras de los niños de la última versión cinematográfica. Otro ingrediente muy "King" es una Feria en la que por supuesto, ocurre una desgracia que marcará mucho a nuestro narrador, pero que no será el único hecho traumático que dejará huella en nuestros protagonistas y finalmente están los hombres de tiza que aparecen en muchos sitios en los que se ha cometido un crimen. Ahora solo falta averiguar quién es el culpable.

En ese verano que tanta importancia tendrá para todos, no solo encontrarán a una chica muerta en bosque, otra serie de muertes y de hechos harán que la amistad de alguno se vaya diluyendo y al final varios de ellos perderán el contacto y seguirán vidas separadas, pero tras tres décadas, uno quiere retomar el contacto y poner por escrito lo que ocurrió cuando eran unos niños, desvelar los secretos que cada uno guardaba y que seguramente les ha estado angustiando durante todo ese tiempo.

Será Eddie el encargado de alternar lo que ocurrió en cada época, de llevarnos hasta 1986 y presentarnos a una serie de personajes secundarios muy importantes en la narración, los padres de cada uno de ellos, hermanos, profesores... Poco a poco nos iremos formando una imagen bastante clara de todos y también del entorno, un entorno algo cerrado al desarrollarse la historia en un pequeño pueblo donde todos se conocen. También nos trasladará al presente para contarnos los cambios que se han producido durante todo este tiempo. Quien se quedó en el pueblo, quien se marchó, quien sigue con vida...

C. J. Tudor (fotografía del Facebook de la autora)
La verdad es "El hombre de tiza" es una novela que me he leído muy rápidamente y sin embargo no he tenido la sensación de que fuera una lectura adictiva de las que no se pueden soltar, que en el fondo era lo que yo esperaba, y aún así me ha gustado la forma de la autora de plantear el misterio y de resolverlo, aunque se podía haber explayado un poquito más. En todo caso todo queda bien cerrado y no creo que sea una historia de la que salga una segunda entrega, lo que para mí ya es algo a su favor.

También me ha gustado que todos los personajes escondieran "algo" que no me esperaba, que nos mostrara cómo las actuaciones de unos son las consecuencias (en algunos casos totalmente imprevisibles) de otros hechos que ocurren posteriormente. Creo que toda la parte de intriga y misterio está muy lograda y hasta la última página nos reserva una sorpresa.

"El hombre de tiza" es una novela de intriga y suspense que se lee con agrado, y que además de contarnos una historia de crímenes nos habla de la amistad, del paso de la niñez a la edad adulta, de abusos y malos tratos, del aborto, de cómo vivir unos hechos traumáticos a una edad tan temprana afectan ya para siempre a los adultos en los que se convertirán esos niños.

A mí me ha gustado y repetiría con la autora sin lugar a dudas. Creo que apunta maneras.

Booktrailer


Si quieres leer las primeras páginas: AQUÍ

martes, 26 de junio de 2018

Sen piedade (Pedro Feijoo)

TÍTULO: Sen piedade
AUTOR: Pedro Feijoo
EDITORIAL: Xerais

Sinopsis Editorial:

Galaxia:
Podería contar moitas cousas daqueles dous días. Pero supoño que agora o único que importa é que Gordo era o meu mellor amigo, e que eu estaba fodido coma nunca. Porque ela xa non quería saber nada de min. E eu queríaa, maldita sexa, queríaa. Por riba das cidades, por riba das autoestradas, por riba do mar e das estrelas, eu estaba tolo por ela... Pero agora non parecía disposta a escoitarme. E Gordo comprendeuno. «Neno, o que ti necesitas é unha boa festa», dixera. E así foi como decidimos tomar prestado o coche do vello, un impresionante Dodge Charger do 68, e botarnos á estrada nunha viaxe feroz. A tumba aberta. Sen coidado nin precaución, sen tregua, sen límites. Sen piedade.

(Podría contar muchas cosas de aquellos dos días. Pero supongo que ahora lo único que importa es que Gordo era mi mejor amigo, y que yo estaba jodido como nunca. Porque ella ya no quería saber nada de mí. Y yo la quería, maldita sea, la quería. Por encima de las ciudades, por encima de las autopistas, por encima del mar y de las estrellas, yo estaba loco por ella... Pero ahora no parecía dispuesta a escucharme. Y Gordo lo comprendió. «Chico, lo que tú necesitas es una buena fiesta», había dicho. Y así fue cómo decidimos tomar prestado el coche del viejo, un impresionante Dodge Charger del 68, y echarnos a la carretera en un viaje feroz. A tumba abierta. Sin cuidado ni precaución, sin tregua, sin límites. Sin piedad.)

Decía yo el otro día que leía poquito en gallego y el caso es que es cierto, pero mira por donde tras la novela de Arantza Portabales le llegó el turno a la nueva novela de Pedro Feijoo, que apareció "de repente" y sin previo aviso, algo a lo que no estamos acostumbrados los que le seguimos por redes sociales ya que normalmente Pedro va avanzado cositas de sus nuevas publicaciones, pero en esta ocasión, "Sen piedade", ha sido toda una sorpresa, incluso casi para él como nos contó la semana pasada durante la presentación.

Todos escuchando con atención al Librero, verdadero organizador de estos eventos literarios


Lo primero que le pregunté a Pedro es si la novela saldrá en castellano como sus otros libros y efectivamente, así será. En esta ocasión no ha podido ser una publicación simultánea, pero la idea es que salga si puede ser en otoño, así que aunque toca esperar un poquito, ya os digo la que la espera merecerá la pena.

Lo segundo que diré de la novela es que me ha resultado muy diferente al resto de sus libros y que no por eso me ha gustado menos. Todo lo contrario.

Primero se la leyó mi marido (en una tarde) y cuando la terminó y le pregunté qué tal, me dijo que no me podía contar nada, que era la historia de dos amigos que no se ven hace un tiempo y que cogen un coche y se van por ahí y que todo transcurría muy rápidamente. La verdad es que para ser mi marido que se suele limitar a decir "está bien" se explayó una barbaridad, pero el caso es que a mí ese mini-resumen lo primero que me recordó fue a una road movie al estilo Thelma y Louise, pero en plan "chicos"y con esa idea en la cabeza lo empecé a leer, aunque al final no fue eso exactamente lo que encontré.

Me lo he pasado muy bien leyendo la historia de Gordo y Teo, dos amigos de toda la vida que llevaban un tiempo sin verse ya que Teo se marchó a estudiar a Estados Unidos, dejando atrás a la chica que quería pero sin llegar a olvidarla y tras unos meses fuera decidió volver abandonando el curso (exámenes incluidos) para intentar recuperarla. Como no consigue hablar con ella, Teo va a ver a su amigo Gordo al taller de coches en el que trabaja y tras contarle un poco sus penas de amor, Gordo le dice que lo que necesita es "unha boa festa" (una buena fiesta) y para ello  no duda en "coger prestado" uno de los coches del taller, un viejo Dodge Charge del 68 restaurado, que es la niña bonita del Jefe, con la esperanza de que no note su "ausencia".

Con Pedro y Mary,
 compañera en muchas presentaciones
¿He hablado antes de Thelma y Louise? Bueno, pues un poco como les ocurrió a ellas, lo que parecía un plan perfecto entre amigos, se va torciendo desde el mismo momento que el motor del Dodge se pone en marcha y otra serie de hechos y circunstancias harán que enseguida varias personas estén deseando encontrarlos. No os contaré el por qué, pero sí que he picado el anzuelo que el amigo Feijoo nos tiende sin darme cuenta y por supuesto mi cara al llegar al final no tenía precio. Solo por eso ya te agradezco esta novela Pedro, me encanta que me engañen "literariamente" pero sin que parezca que me han tomado el pelo.

Contado así, parece simplemente la historia de una amistad entre unos chavales jóvenes que se van metiendo en un lío, del que saldrán o no, y sin embargo, como ya nos tiene acostumbrados Pedro y como por supuesto nos confirmó durante la presentación, hay una historia mucho más importante de fondo en esta novela. Una historia donde los protagonistas no son ellos, sino las mujeres que ni siquiera tienen voz en el libro, pero cuyas presencias o ausencias lo son todo.

Mujeres sin voz, ¿os suena de algo? Precisamente el día de la presentación hubo en  muchas ciudades de nuestro país concentraciones en contra de cierta sentencia que todos conocemos y que lo único a lo que ayuda es a que no se nos escuche, a que tengamos miedo de salir solas, a que tengamos que avisar de que hemos llegado "sanas y salvas" a un destino. Pues esas mujeres sin voz son las verdaderas protagonistas del libro y Teo y Gordo solo el hilo conductor que nos lleva a través de sus historias y como imaginaréis no son historias agradables por mucho que la novela también sea una historia de amor. El poso, la sensación que queda al final de la lectura es de pena, de dolor, como apuntaba una de las personas que estaban en la presentación y también de rabia e impotencia y aún así ha merecido tanto la pena leerla, y más ahora que sabemos lo que ha significado para el autor escribirla.

No es una novela que haya requerido especial documentación porque aquí Pedro se ha servido de recuerdos, de experiencias y se ha desnudado un poco ante el lector, porque era algo que necesitaba, ya que según nos dijo, después de escribir otras historias y de volcarse tanto en ellas, se había olvidado un poco de sí mismo y con este libro se ha liberado. Necesitaba volcar en un libro muchas cosas y creo que lo ha hecho magníficamente. Es curioso que siendo su novela más corta, haya dado tanto de sí.

Más cosas que me han gustado de este libro. Su banda sonora, al menos las canciones que de momento he ido descubriendo. Cada uno de los 40 capítulos de este libro tiene su propia banda sonora, lo que ocurre es que no siempre es sencillo saber a qué canción se está refiriendo, algunas son más obvias que otras, pero vale la pena intentar encontrarlas. ¿Y qué significa toda esta música? Pues ha sido una forma (no demasiado explícita) de mostrarnos lo que de verdad le gusta a la persona que está más allá del autor, cada canción está pensada para acompañar el ambiente de su capítulo y además, como nos confesó Pedro, no se trataba solo de compartir dolor en la novela, sino también algo bonito como la música que le gusta.

Lo cierto es que la novela se hace corta, aunque para ser sinceros tiene las páginas justas para contar lo que necesita contar. "Sen piedade" es una historia de amistad, de amor, de fracaso, una narración con con un aire de novela negra clásica. Como dice Pedro, el pretende entretener al lector y doy fe de que lo consigue con su prosa ágil y el ritmo acelerado que imprime en esta historia. Es una  breve pero completa novela. Una historia llena de giros que te van llevando a un final inesperado, tiene una interesante banda sonora y también una colección de imágenes que te llevarán a descubrir cómo se llama la chica de la que Teo está enamorado. Una sorpresa que personalmente me ha encantado y que mi marido pasó por alto. Os invito a descubrirla. No es difícil.

Pedro y una servidora durante la firma de la novela
Si quieres leer las primeras páginas: AQUÍ

jueves, 21 de junio de 2018

Deixe a súa mensaxe despois do sinal/Deje su mensaje después de la señal (Arantza Portabales)

TÍTULO: Deixe a súa mensaxe despois do sinal
EDITORIAL: Galaxia
TÍTULO: Deje su mensaje después de la señal
EDITORIAL: Lumen
AUTOR: Arantza Portables

Sinopsis:

Galaxia:
As historias poden contarse de moitas formas. Mais poucas tan orixinais coma esta, deslumbrante, que nos propón Arantza Portabales neste segundo libro logo do éxito sen discusión da súa anterior novela, Sobrevivindo. Un mollo de voces que deixan mensaxes nun contestador. Historias de moitas almas que imos construíndo a medida que escoitamos o que se deixa nun aparello, frío, que, con todo, está cheo de vida, das vidas, as que a autora fai brillar cun lume de palabras que non vai deixarnos indiferentes.

Las historias pueden contarse de muchas formas. Pero pocas tan originales como esta, deslumbrante, que nos propone Arantza Portabales en este segundo libro después del éxito sin discusión de su anterior novela, "Sobrevivindo". Un grupo de voces que dejan mensajes en un contestador. Las historias de muchas almas que vamos construyendo a medida que escuchamos lo que dejan en un aparato, frío, que, con todo, está lleno de vida, de las vidas, a las que la autora hace brillar con un fuego de palabras que no nos va a dejar indiferentes.

Es curioso cómo elige una las lecturas a veces. Cuando vi esta novela en la página de Lumen me llamó la atención la portada y su sinopsis, pero también otra cosa, ese apellido gallego y ese nombre escrito de forma muy parecida a como yo escribo el mío, ella con "tz" Arantza y yo "tx" Mertxe, así que busqué un poquito de información de la autora y me hicieron gracia algunas cosas que tenemos en común:
- Padres gallegos que emigraron al País Vasco
- Donosti, nuestro lugar de nacimiento y
- Retorno de la familia a tierras gallegas en la década de los 80, (nosotros nos vinimos en el año 86 a Bueu y ella en el 85 a Marín).

Como yo soy 3 años más viejuna, sé que no habremos coincidido en el Instituto (yo estudié un año en Marín), pero desde luego, me han resultado curiosas las coincidencias, así que decidí comprarme el libro y cuando vi en Amazon los libros de la autora y lo encontré en gallego, ni me lo pensé. Leo poquito en gallego, pero hace tiempo que decidí que si la novela ha sido escrita en gallego, aunque también esté publicada en castellano, en gallego la leeré.

Arantza Portabales
Y ahora pasemos a la novela. Solo he puesto la sinopsis que trae la edición gallega (aunque os he hecho una traducción) porque es mucho más escueta que la de Lumen, pero no os preocupéis que ahora os cuento yo un poquito más.

"Deixe a súa mensaxe despois do sinal" es una magnífica novela protagonizada por cuatro mujeres muy distintas entre sí y con edades también muy dispares, pero con algo en común, todas ellas optan por dejar mensajes en cuatro contestadores automáticos y al final, sus vidas acabarán cruzándose de alguna forma.

Por un lado tenemos a Marina, una mujer de hoy, abogada experta en divorcios que ahora debe enfrentarse al suyo propio y digamos que no lo lleva demasiado bien. Marina, va dejando mensajes en el contestador de Jorge, su ex. Le va explicando cómo se siente y por qué hizo lo que hizo.

Luego está Carmela, para mí el personaje más entrañable de esta historia. Carmela se está muriendo. Tiene cáncer y no está dispuesta a perder ni su dignidad ni un solo minuto del tiempo que le quede. Su hijo es médico y está trabajando en una ONG fuera de España y aunque hablan con frecuencia, ella decide no contarle nada y dejarle mensajes en el contestador teléfonico de su casa, porque sabe que no los escuchará hasta que regrese. Carmela no quiere que su hijo deje el trabajo que está realizando y que tan feliz le hace, pero necesita despedirse de él y para hacerlo debe contarle cosas que él desconoce pero que son importantes para que entienda cómo fue la vida de su madre y también cómo puede llegar a ser la suya.

Sara, al contrario que Carmela, lo que quiere es morirse y no deja de resultar extraño a la vista de cualquiera porque parece tenerlo todo a su favor, belleza, buena posición y el novio perfecto con el que está a punto de casarse. Tras un intento de suicidio (¿o fue un accidente?), será a su psicólogo a quien le deje mensajes en el contestador. Prefiere hacerlo así antes que en una consulta que no parece tal y cuánto bien le hace a Sara hablar de esta forma.

Y por último está Viviana. ¡Ay Viviana! cómo me ha tocado el corazón. Ella vive en Madrid y trabaja en Ikea, o al menos es lo que todo el mundo cree. Viviana es prostituta y trabaja para pagar una deuda. Ella deja mensajes en el contestador de su padre porque sabe que no los escuchará. Viviana representa a todas esas mujeres que han sufrido no solo abusos, sino también el silencio cómplice de quien lo sabía.

¿Y por qué todas estas maravillosas mujeres optan por hablar con cuatro contestadores automáticos, que curiosamente pertenecen a cuatro hombres, de los que nunca obtendrán una respuesta? Pues quizás porque en su vida diaria tampoco reciben las respuestas que necesitan, pero al menos de una máquina ya ni siquiera las esperan y además así se desahogan, se sienten libres de decir todo lo que realmente piensan y sienten. Es cierto que hoy día podrían elegir opciones más modernas, wasaps, emails, incluso redes sociales para compartir muchos de esos sentimientos, enseguida les lloverían "likes", "emoticonos" y mensajes de apoyo, pero creo que la seguridad de saber que no van a recibir una respuesta (al menos inmediata) es precisamente lo que les permite abrirse al cien por cien, desnudar el alma de cada una de ellas y hacernos ver lo importante que es hablar. Lo mucho que nos libera vaciarnos. De alguna forma hay que empezar y un contestador puede ser una buena opción y curiosamente el lector acaba convertido en otro contestador, en uno que recoge los mensajes de esos cuatro en los que se vacían Marina, Carmela, Sara y Viviana y aunque cada una ha optado hacerlo así por motivos diferentes (por vergüenza, por sentir no las escuchan, por proteger a un ser querido...) todas sienten el peso de la soledad y la necesidad de ser escuchadas.

Poco a poco el lector se adentrará en la vida de cada una de ellas e irá descubriendo su pasado y su presente en una lectura muy ágil gracias a unos capítulos no muy extensos que van alternando las voces de las cuatro protagonistas donde nos hablan de sus sentimientos más íntimos, del amor, de la culpa y la traición, del dolor, de las mentiras y verdades sobre las que construyeron sus vidas hasta que sin darnos cuenta las vidas de todas ellas se convierten en una.

Yo he disfrutado muchísimo de la lectura, me han encantado las personalidades de estas cuatro mujeres con sus miedos y sus contradicciones. Mujeres reales, en situaciones reales, cotidianas, con miedos reales que les afectan a ellas y que nos pueden afectar a todas en un momento dado. Ellas nos cuentan lo que sienten sin hacer de la lectura un texto depresivo, al contrario, tiene también mucho sentido del humor.  Me ha hecho reír y sonreír en muchas ocasiones y ¡cómo no! también emocionarme en otros momentos. Me ha encantado el estilo y la prosa de esta autora que me atrapó en su novela desde la primera página (o el primer mensaje) y os recomiendo mucho su lectura y otra cosa importante que me gustaría destacar es que a pesar de estar protagonizado por cuatro mujeres no creo que sea en absoluto una novela "para mujeres", al contrario, creo que también los hombres disfrutarán de su lectura y quizás ellos también reconozcan en estas mujeres a otras que tienen a su alrededor.
Ola, filliño. Non sabes o consolo tan grande que é para min marcar o número da túa casa e deixarche estas mensaxes. Porque a verdade é que me daba un medo tolo non poder despedirme en condicións e dicirche todas esas cousas que os dous sabemos que nunca che puiden dicir. Ao longo desta vida tan só tiven un medo real: morrer despois de ti. Por iso agora estou tranquila. Porque sei que iso non vai suceder. A morrer non teño medo. Á morte non se lle pode temer. Só morre quen viviu, neno. Eu téñolle respeto.
Hola, hijo. No sabes el consuelo tan grande que es para mí marcar el número de tu casa y dejarte estos mensajes. Porque la verdad es que me daba un miedo terrible no poder despedirme en condiciones y decirte todas esas cosas que los dos sabemos que nunca te pude decir. A lo largo de esta vida tan sólo tuve un miedo real: morir después de ti. Por eso ahora estoy tranquila. Porque sé que eso no va a suceder. A morir no tengo miedo. A la muerte no se le puede temer. Sólo muere quien vivió, hijo. Yo le tengo respeto.
Si quieres puedes leer las primeras páginas de la Edición de LUMEN: AQUÍ

martes, 19 de junio de 2018

Querida Ijeawele/El peligro de la historia única (Chimamanda Ngozi Adichie)

TITULO:
- Todos deberíamos ser feministas.
- Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo
- El peligro de la historia única

AUTOR: Chimamanda Ngozi Adichie


En Enero de este mismo año leí "Todos deberíamos ser feministas", un breve libro que me acercó a la forma de escribir de esta mujer y que me gustó muchísimo, pero como no lo tenía aproveché nuestra visita a la Feria del Libro de Madrid de este año para comprarlo y de paso añadí "El peligro de la historia única" y "Querida Ijeawele. Cómo educar en el feminismo".

Los tres libros me han gustado mucho, sobre todo "Querida Ijeawele". Qué magnífico tener una amiga como Chimamanda a la que poder pedirle consejo para educar a tu hija en el feminismo y no porque uno no sepa que eso es lo correcto, que la igualdad entre hombres y mujeres debería ser lo natural, sino por la aparente facilidad que tiene Chimamanda para ponerlo por escrito en la carta que envía a su amiga, aunque al comienzo de esta nos diga que ante la petición de su amiga pensó que no tenía la respuesta para criar a una niña en el feminismo. Sin embargo al final, acabó enviándole una carta en la que le daba 15 consejos o sugerencias, que no sólo podría aplicar su amiga, sino cualquier persona que quiera ver crecer a sus hijos en el feminismo.

Me ha gustado mucho el rechazo que siente por el llamado "feminismo light", una expresión que yo no había escuchado, pero fíjate que después de leer este librito, me doy cuenta de que es algo que reconozco (pero mucho además) pero a lo que no ponía nombre.

Un libro lleno de enseñanzas y valores del que no quiero contaros mucho más, porque es tan breve y a la vez tan profundo e interesante, que vale mucho la pena leerlo y oye ¡por qué no! regalarlo, sobre todo a futuros papás. A ver si nos ayuda a ir haciendo una sociedad como Dios manda, respetuosa en la igualdad entre hombre y mujeres, 

De verdad una lectura muy recomendable y necesaria.
... no estoy proponiéndote que la eduques para "que no juzgue", como suele decirse ahora, cosa que me preocupa un poco. El sentir general que se esconde tras esta idea está bien, pero "no juzgar" puede degenerar fácilmente en "no tener una opinión sobre nada" o "callar las opiniones propias". Y por lo tanto, en cambio, lo que espero para Chizalum es lo siguiente: que esté repleta de opiniones y que sus opiniones tengan un punto de partida fundado, humano y de amplias miras.

También "El peligro de la historia única" me ha gustado, pero debo decir que si estabas pensando en comprarlo, no lo hagas. El librito tiene unas 50 páginas, pero realmente solo 22 reproducen la conferencia en la que Chimamanda habla de este tema. Si llego a saber que está el video en Youtube igual que está el de "Todos deberíamos ser feministas" no lo hubiera comprado.

En todo caso me ha gustado, claro. Me encanta su forma de expresarse y lo interesante de todo lo que cuenta, pero viéndola en vídeo casi parece que habla con cada uno de nosotros. Nunca me había parado a pensar en esto de "la historia única" y qué razón tiene en todo lo que dice. A veces solamente vemos una parte de las cosas y con eso nos quedamos. Creo que lo hemos hecho todos en algún momento o incluso lo hemos vivido. Os animo a escucharla en este vídeo y después si queréis a comprar el librito. A ver si entre todos buscamos al menos una cara más de cada historia.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails