10:40

El tiempo suficiente (Amara Castro Cid)

by , in
TÍTULO: El tiempo suficiente
AUTOR: Amara Castro Cid
EDITORIAL: Maeva

Sinopsis Editorial: 


Una saga familiar ambientada en Vigo en dos planos temporales, 1963 y la actualidad.

Las hermanas Telma y Celia viven en Vigo. Telma es una enfermera que se preocupa por sus pacientes y que presta especial atención a un anciano llamado Pío. Celia, dos años más joven, acaba de ascender a jefa de departamento en su empresa, pero no se siente a gusto en la compañía. Las comidas de los miércoles en casa de su abuela Gala, un importante referente para las hermanas, son lo más sagrado para las tres. Cuando la abuela fallece, las hermanas leen juntas las memorias que les ha dejado y descubren muchos detalles que desconocían de Gala, una mujer fuerte que perdió a su primer marido y su gran amor cuando su hija, Amparo, tenía tan solo dos años. Afortunadamente, volvió a encontrar la felicidad al lado de su segundo marido, Rodrigo, el abuelo que conocieron las dos hermanas.

Hoy os vengo a contar mis impresiones sobre esta bonita novela que tenía tantas ganas de leer y que muy amablemente me envió Maeva unos días antes de que saliera a la venta.

Dos tardes. Eso es lo que me duró su lectura y sí, es cierto que no es una novela demasiado extensa, pero no ha sido solamente por eso que me ha durado tan poco. Desde el inicio de la misma he conectado con la forma de narrar de Amara y enseguida ha conseguido meterme en esta historia. Os había preguntado por Instagram si os gustaba leer historias que transcurren en las ciudades donde vivís o en aquellas que conocéis bien aunque no sean vuestro lugar de residencia y la respuesta por mayoría fue SÍ... "porque te metes más dentro de la historia", "porque te acerca más a la trama", "porque ayuda a imaginar mejor", "porque recorro las calles mientras leo"... La verdad es que no puedo estar más de acuerdo, así que ha sido un gustazo volver a pasear por una novela que transcurre en Vigo y que hace una homenaje a la ciudad. No soy una experta en sus calles en absoluto, más bien lo contrario, pero la verdad es que la mayoría de las que aparecen en esta historia sí me eran conocidas, lo que no ha impedido que aún conociéndolas, descubriera algunos detalles que no sabía.

Y aunque he disfrutado mucho de la ambientación, lo que más me ha gustado ha sido la historia que esconde entre sus páginas y los personajes que habitan en ellas. Tres son las protagonistas fundamentales de esta historia, Telma, su hermana Celia y Gala, abuela de ambas. Cada miércoles desde que eran unas niñas, se reúnen en casa de su abuela para comer. La conexión que hay entre todas ellas es tan bonita que parece que durará eternamente, pero, de repente, sin tiempo para poder asimilarlo, la abuela Gala muere, aunque antes le dice a su nieta Telma que busque en su casa algo que les ha dejado como regalo. Cuando Telma lo encuentra llama inmediatamente a su hermana Celia y tras la lectura de una emotiva carta y un decálogo con una serie de consejos que aplicar en su vida, se encuentran con las memorias de su abuela, una memorias que ambas irán leyendo poco a poco sin dejar de asombrarse al ir descubriendo, a la vez que el lector, una parte que desconocían totalmente de la vida de Gala.

...del "decálogo" de la abuela Gala
3.- Intentad ser tan libres como sea posible. Para ello, leed mucho y no descuidéis vuestra formación, vivid aprendiendo

Amara Castro
Las memorias de Gala nos hablarán de su historia familiar, y nos trasladarán al pasado, sobre todo a la década de los sesenta, lo que nos servirá para hacer un recorrido por el Vigo de entonces. Gracias a la alternancia de su relato con la época actual veremos los cambios que se han ido produciendo en la ciudad. Muchas veces es la misma Gala la que les indica a sus nietas cómo eran algunas de las calles o edificios que ahora conocen con otro nombre o que simplemente ya no existen. Todo eso me ha gustado mucho porque Amara lo introduce de forma muy natural y no chirría en ningún momento, pero lo mejor es su historia, bonita y emotiva, porque Gala siempre había tenido un vida cómoda, un infancia fácil y feliz y no parecía que nada fuera a cambiar cuando se convirtió en una mujer adulta, sin embargo la vida le tenía reservada una amarga sorpresa y no le quedó otro remedio renacer de sus cenizas, porque cuando uno ya no puede estar peor, solo queda mejorar aunque sea poco a poco y gracias a su familia logró hacerlo. Gala resultó ser una mujer adelantada a su tiempo cuya historia va apasionando y emocionando más y más a sus nietas a medida que la leen.

No os puedo contar su historia, pero sí deciros que a lo largo de ella hay un pequeño "misterio" que llegará hasta la actualidad de sus nietas, pero solo el lector será el poseedor de todos los datos.

"El tiempo suficiente" es una bonita novela que trata sobre la familia, algo que en estos tiempos tenemos que cuidar más que nunca, de los lazos que nos unen y nos distancian a veces de los demás. Nos habla del respeto a lo que nuestros mayores nos transmiten, de los consejos que nos dan gracias a su experiencia vital, es una novela coral en la que además de estas tres mujeres, también hay otra serie de personajes que son fabulosos, como Pío, un paciente muy especial de Telma, que es enfermera en Povisa, Amparo, la madre de Celia y Telma o Marcos, el padre de ambas.

Es una bella y emotiva historia, que también me ha hecho reír, gracias sobre todo a Celia, a su forma de ser, a su "chunga" jefa, al nieto de Pío... Si os apetece leer una novela contemporánea, de lectura sencilla, con personajes que casi parecen de carne y hueso, con toques de un pasado no tan lejano y que hable de esos lazos familiares que al final nos hacen ser quienes somos, este es vuestro libro. 

Es la primera vez que leo algo de Amara, aunque ya había autoeditado con Círculo Rojo su anterior trabajo (Con esto y un bizcocho), ganador además del Premio "Círculo Rojo a la mejor novela romántica 2018" y he disfrutado mucho de su lectura. Me hubiera encantado ir hasta Vigo para que me firmara el ejemplar, pero no ha podido ser, así que queda pendiente un café, en algún momento de esta nueva normalidad, o bien cuando tenga que ir a Vigo o cuando a ella le apetezca cruzar la ría y venir a Cangas. Amara ha sido un placer conocerte literariamente y lo será también conocerte en persona.

...del "decálogo" de la abuela Gala
9.- No intentéis volar con heridas abiertas en las alas, dejad que cicatricen. Cada herida necesita el tiempo suficiente para curarse.

Puedes empezar a leer "El tiempo suficiente" AQUÍ
13:41

Leyendo "El Conde de Montecristo" con La Pecera de Raquel

by , in

Hoy os traigo un post informativo, por si a alguien le apetece unirse a una de las lecturas conjuntas que ha organizado Raquel en su Club de la Pecera para mes de Noviembre y que ya tiene abierto un grupo en Telegram con más de 100 lectores apuntados. 

Una de esas lecturas será “El conde de Montecristo” de Alexandre Dumas que empezará en Noviembre y terminará a mediados de Diciembre, ya que los fines de semana se “descansa”. 

El ejemplar de la fotografía es la edición que he elegido yo para participar. “El Conde de Montecristo” es una novela con tantas ediciones que imagino que mientras no sean de esas “adaptadas” servirá cualquiera y además siempre queda la opción del e-book. Esta es de @pluton_ediciones.

Raquel tiene la de Ediciones Navoba, pero la verdad es que no es apta para todos los bolsillos (sobre todo si al final no te gusta el libro 🤦‍♀️), así que estuve buscando y después de descartar las ediciones en bolsillo, me pareció que ésta de la Colección Oro de la Editorial Plutón podría ser una muy buena opción. 



El formato es grande (23x15), tiene 1187 páginas (índice incluido), es de tapa dura, tiene sobrecubierta y si la quitas la tapa viene ilustrada igual que la sobrecubierta, también tiene una cinta como punto de lectura y no llega a 18€. 

Os invito a ir al canal de “La pecera de Raquel” en youtube y que veáis en vídeo “LECTURAS CONJUNTAS para NOVIEMBRE” donde ella os dará todos los detalles.
10:05

La puerta (Manel Loureiro)

by , in
TÍTULO: La puerta
AUTOR: Manel Loureiro
EDITORIAL: Planeta de Libros

Sinopsis Editorial: 


Un crimen ritual. Una mujer desesperada por salvar a su hijo. Manel Loureiro sorprende con un thriller ambientado en la misteriosa y legendaria Galicia.

El hallazgo del cadáver de una joven, asesinada mediante una antigua forma ritual a los pies de la mítica Puerta de Alén, desconcierta a sus investigadores. La agente Raquel Colina es una recién llegada a ese rincón perdido de Galicia para tratar de salvar a su hijo, al que la medicina ya no puede curar. Sin otra alternativa, y llena de dudas, Raquel había recurrido a una menciñeira local, que prometía su sanación.

Sin embargo, la misteriosa desaparición de la curandera y el descubrimiento de la víctima de la Puerta hacen sospechar a Raquel que ambos casos pueden estar relacionados. Con la complicidad de su compañero, en un ambiente mágico y rural que no acaba de comprender y donde todo el mundo parece guardar un secreto, la agente comenzará una desesperada cuenta atrás para resolver el caso y así hallar la última tabla de salvación que le queda a su hijo.

Si algo le voy a agradecer a esta novela es haberme hecho desconectar del mundo y del dolor de mi lesión intercostal durante las horas que me pasé leyéndola, porque se podrán decir muchas cosas de "La puerta", pero entretenida es un rato.

Tengo que decir que yo soy poco creyente en todos los sentidos, directamente si no lo veo no lo creo, así que tenía que cambiar el "chip" un poco para adentrarme en esta historia y lo primero que hice fue  ponerme en la piel de la protagonista. Y sí, cuando todas las puertas se te van cerrando en las narices y la respuesta de todo el mundo es la misma ("no hay nada que hacer") una busca hasta debajo de las piedras la forma de intentar salvar a un hijo y si te dicen que hay que ir allí donde Cristo perdió las sandalias porque hay una "menciñeira" llamada Ramona Valongo que puede curar el cáncer a un niño al que apenas le auguran tres meses de vida, pues te vas escopetada a conocer a esa señora y luego pides un traslado en el trabajo. Y eso un poco es lo que hace Raquel Colina, dejar su exitoso trabajo en Madrid en el Equipo Central de Inspecciones Oculares de la Guardia Civil, un grupo de élite que reúne a los mejores y que cuenta con lo último en tecnología para trabajar y trasladarse hasta Arufe, donde quedó con Ramona, un pueblo que al llegar encuentra literalmente abandonado.
La Galicia rural es vasta, verde, profunda, boscosa… y llena de ancianos. Apenas nos cruzamos con tres o cuatro personas por el camino y ninguna de ellas bajaba de los sesenta años de edad.
Antes de tomar ninguna decisión Raquel acude al puesto de la Guardia Civil en Viascón, su nuevo lugar de trabajo, donde su jefe inmediato, el sargento Nogueira, muy amablemente le ayudará con el tema del alojamiento para que no tenga que ir y venir cada día desde Pontevedra hasta Viascón. Su nuevo hogar será la que se conoce como la Casa Grande de Fosco, un típico pazo que le queda muy grande a su única moradora, Ágata, una encantadora señora de sesenta años, y que encandila a su hijo Julián en cuanto la ve. En Viascón Raquel tendrá un único compañero, Juan Vilanova, que tras años destinado en Barcelona, cambió el estrés de la ciudad por la calma del rural.

Manel Loureiro, delante del primer escenario que aparece en la novela:
Portalén o Porta do Alén (Puerta del Más Allá)
Fotograma extraído del  artículo publicado por www.elindependiente.com

En principio sus problemas inmediatos se van solucionando, salvo que nadie parece conocer a Ramona Valongo y el tiempo corre en su contra, pero no podrá pararse a pensar demasiado en ello ya que antes de que le dé tiempo a deshacer las maletas tendrá que investigar con su compañero un caso de doble homicidio ocurrido en el monte Seixo donde ha aparecido el cuerpo de una joven a los pies de lo que todos conocen como la "Porta do Alén" (Puerta del Más Allá) y el cadáver de un operario del servicio de mantenimiento del parque eólico que todo apunta fue testigo de algo que no debía ver. A partir de aquí se abrirá una investigación que durante toda la narración estará salpicada de misterio, magia, leyenda, elementos paranormales y situaciones que hacen dudar a Raquel de su cordura y que sin embargo encajan bien dentro de esta historia oscura, fría, lluviosa y neboenta, donde el paisaje y el clima son casi un personaje más y es que a veces no hay moverse muy lejos del lugar donde uno vive para encontrar el escenario perfecto para esa historia que llevas dentro.

Personalmente me apetecía mucho leer la nueva novela de Manel Loureiro. He leído todo lo que ha publicado hasta el momento y aunque sigo siendo una fiel fan de su trilogía "Z", todos sus libros me han entretenido siempre mucho y siempre digo lo mismo, Manel sabe arrancar sus historias como nadie, todos los primeros capítulos de sus libros son de los que te hacen quedar pegada al asiento y te invitan a seguir leyendo, luego ya te gustarán más o menos las tramas de cada novela, pero en eso es un genio y con esta novela lo ha vuelto a hacer.

Para mí ha sido un libro muy entretenido, como he dicho al principio, una novela "alivio" porque he pasado unos días (y en ello sigo, aunque menos) con mucho dolor y leer para mí siempre es curativo, pero tiene que ser algo que me atrape, ligero, que no me haga pensar demasiado e incluso como en este caso, con hechos durante la trama que tendría que vivirlos para creerlos, pero que literariamente los acepto. En realidad a la protagonista le pasa un poco como a mí, es bastante racional y creer algunas cosas para ella es muy complicado, empezando porque una buena señora cure el cáncer de su hijo, pero está dispuesta a todo y lo demostrará con creces, aunque las respuestas para algunas de las preguntas que se hace no tengan el más mínimo sentido. Ella es un personaje muy interesante, pero a mí el que más me ha gustado es Juan Vilanova, una persona buena, humana, un gran compañero que enseguida congenia con Raquel y que no dudará en hacer lo que haga falta para ayudarla.

Fotografía Diario de Pontevedra
Uno de los puntos fuertes del libro, además de lo sencilla que hace la lectura la prosa de Manel, es la ambientación de esa Galicia de leyenda, de meigas, de Santa Compaña, de tradiciones que pasan de generación en generación... quizás porque conoce todo esto de primera mano y por eso consigue trasladarnos a todos a esos lugares por los que transita la historia. Imagino a más de uno y de dos, buscando por internet algunos de estos escenarios pensando en visitarlos a pesar de que no deja de llover prácticamente en ningún momento (yo creo que ya no llueve tanto en Galicia Manel, pero bueno... se te perdona porque a mí la lluvia me encanta).

En resumidas cuentas ha sido un libro que me ha gustado, aunque también os confieso que esperaba más (empezando por más páginas). No me han sorprendido los derroteros que iba tomando la historia y creo que se ve venir demasiado pronto lo que va a ocurrir, al menos en líneas generales y el final... que no sé si me ha convencido demasiado (tengo este problema con los finales de Manel)  podría servir para seguir tirando del hilo si él quisiera en un futuro (que no digo yo que lo vaya a hacer). En fin... que no se va a convertir en mi novela favorita de Manel, pero aquí seguiré esperando su siguiente libro y sobre todo esperando poder verlo en alguna otra presentación para que me lo firme (es el que me falta, claro).

Eso sí que os lo recomiendo un montón. Además de hacer una presentaciones sumamente entretenidas (ya sea de sus novelas o  acompañando a otros autores), tiene anécdotas para parar un tren y siempre pasas un rato muy divertido.

Puedes leer un fragmento de "La Puerta" AQUÍ
10:25

Antes de los años terribles (Víctor del Árbol)

by , in
TÍTULO: Antes de los años terribles
AUTOR: Víctor del Árbol
EDITORIAL: Destino

Sinopsis Editorial: 


«Antes de los años terribles yo era un niño feliz en ese lugar. La felicidad parecía el estado natural de la vida, algo tan obvio como que cada mañana salía el sol. Los primeros rayos de luz se colaban entre las ramas de palma del techo aquella mañana en la que todo empezó a cambiar.»

La vida de Isaías volvió a empezar el día que llegó a Barcelona siendo un muchacho y dejó atrás su mundo. Después de mucho tiempo ha construido una nueva vida junto a su pareja, mientras intenta abrirse camino con un negocio de restauración de bicicletas. Todo cambia el día que recibe la visita de Emmanuel, un antiguo conocido que lo convence para que regrese a Uganda y participe en un encuentro sobre la reconciliación histórica de su país.

Aceptar esa propuesta hará resurgir un pasado que Isaías creía haber dejado atrás. Se verá forzado a enfrentarse al niño que fue, mirarlo a los ojos sin concesiones y perdonarse a sí mismo, si quiere seguir adelante con su vida y no perder a su mujer, que pronto, y de la peor manera, descubrirá una terrible verdad: no siempre lo conocemos todo de aquellos a quienes amamos. 

Cuando se ha llegado demasiado lejos, huir no es una opción.

Hace ya más de un año que se publicó esta novela, y desde entonces estaba reposando en mis estanterías. Ya comenté por Instagram cuando empecé a leerlo que la experiencia (después de haber leído todas las obras del autor) me decía que iba a disfrutarlo y a sufrirlo a partes iguales y el propio autor me respondió diciendo que me fiara de mi experiencia. Por supuesto los dos teníamos razón. ¡Cuánto me ha gustado! y ¡Cuánto he sufrido! ¿Escribirá este hombre algún día una historia que no nos deje tan tocados después de su lectura? Es que es imposible cerrar las páginas de este libro (y de todos los demás) y sentirte indiferente. Es imposible cerrarlo y empezar otro a continuación. Uno necesita respirar, reposar la historia, pensar en qué momento de la historia del mundo algunos seres humanos comenzaron a pudrirse y a extender esa maldad que llevan dentro como un virus letal que aunque pensemos que nos afecta, está ahí multiplicándose y cercando cada vez más a todo el mundo. Yo no sé si es la mejor novela del autor, creo que "La tristeza del samurai" siempre será mi favorita, quizás por ser la primera, y que eso es solo cuestión de los gustos de cada lector, pero qué gran historia es "Antes de los años terribles".

El protagonista de este libro, Isaías Yoweri, nació en Uganda y se convirtió en uno de los llamados "niños de la guerra" cuando, tras asesinar a su familia, fue secuestrado junto a su hermano pequeño; sin embargo, y aunque no fue fácil, consiguió escapar de aquello y hace años que vive en Barcelona, se dedica a arreglar bicicletas, tiene una pareja (Lucía) desde unos años y pronto se convertirán en padres. Entre sus planes desde luego no está regresar a su país de origen puesto que allí ya no le queda nada, pero una inesperada visita de alguien de su pasado, Enmanuele K, hará que de repente su ahora ordenada vida cambie al proponerle viajar a Uganda para asistir como ponente en una conferencia que hablará al mundo sobre aquellos terribles años y las consecuencias que tuvieron sobre aquellos que lograron sobrevivir. Aunque al principio rechaza el "ofrecimiento" finalmente viajará junto con Lucía a su país. El problema es que no sólo sobrevivieron algunos de aquellos niños de la guerra, sino también algunos de sus captores, pero después de tantos años, ¿qué podría ocurrirle? Pues mucho, mucho es lo que todavía puede ocurrirle, pero yo no os lo voy a contar.
El honor es un bonito disfraz. Le queda bien incluso a los hombres más terribles.

Víctor del Árbol. Fotografía de www.diariosur.com

A través de dos hilos temporales alternos, el presente en 2016 y el pasado (entre 1992 y 1994) Isaías nos irá contando su historia, lo que le ocurre al llegar a Uganda y asistir a esa conferencia y su historia del pasado, que hasta sus primeros doce años de vida y a pesar de tener lo justo para vivir, había sido tan feliz como la de cualquier otro niño, un niño que adoraba a su familia, sobre todo a su sabia abuela Ng'o, pero nada será igual una vez que el LRA (El ejército de Resistencia del Señor/The Lord's Resistance Army) y se los lleve de su aldea.

Como podéis imaginar la historia del tiempo que pasó con el LRA, lo que le hicieron, lo que tuvo que hacer, la preocupación por su vida, pero sobre todo por la de su hermano no es una historia agradable de leer, pero lo cierto es que sigue siendo una realidad a día de hoy y que como decía al principio parece que no nos afecta porque pasa "lejos de nuestras casas", de hecho cuando finalmente leí su argumento (justo antes de comenzarlo), no tenía muy claro si me gustaría precisamente por eso, porque me quedaba "lejos", pero se os ha ocurrido pensar (a mí me ha pasado durante toda la lectura) ¿Qué ocurrirá cuando todos esos niños convertidos en máquinas de matar lleguen a ser adultos? No todos serán como Isaías, que fue capaz de empezar de cero, de recomponer su vida, de amar a otra persona, ¿Qué pasa con los que han crecido asfixiados por el odio y la violencia? Pues a mí me da miedo pensarlo, la verdad, porque sin ir más lejos el líder de ese Ejército del Señor, sigue vivito y coleando a día de hoy por mucho que esté en la lista de los más buscados. Joseph Kony, ese "iluminado" sigue por ahí con su vida, aunque lamentablemente no será el único ser de semejante calaña.

Yo no puedo más que recomendar esta novela, aunque sé que su lectura puede doler. Leer a Víctor siempre es un placer, por la gran calidad literaria que tiene y por la fuerza de sus historias, porque es un autor que saber noquear al lector y hacerle sentir seguramente lo mismo que él sintió al escribir sus novelas. Crea unos personajes tan poderosos que es absolutamente fácil creer que están ahí, que existen y son de carne y hueso y logra que empaticemos desde el minuto uno con ellos, o que los odiemos profundamente y la magnífica ambientación de la novela nos ayuda a trasladarnos a Uganda y mostrarnos igual de bien tanto las zonas más pobres, como las más modernas preparadas para el turismo.

"Antes de los años terribles" es una historia de dolor, de violencia, de infancias robadas, de la máxima maldad a la que puede llegar un ser humano, pero también es una bonita historia de amor, la de Isaías por todos los que quiere, por todos aquellos que le importan, algo que ya era así desde que era un niño y que nadie consiguió cambiar.
Es un tremendo error creer que las personas que nos aman son, por el hecho de amarnos, estúpidas o que están ciegas. O que su paciencia es infinita. Si te alejas demasiado quizá no te den la oportunidad de regresar. El amor no es una patente de corso.
Booktrailer

Puedes leer un fragmento de "Antes de los años terribles" AQUÍ
11:43

Mini-reseñas 26 (La salvación de una santa/A veces estoy contenta pero tengo ganas de llorar)

by , in


TÍTULO: La salvación de una santa

AUTOR: Keigo Higashino
EDITORIAL: Ediciones B

Sinopsis Editorial: 

Un asesinato que parece imposible, tan meticuloso como terrible, cometido por unos motivos aún más estremecedores. La víctima, Yoshitaka Mashiba, un rico empresario de Tokio, muere un domingo cuando está solo en su casa. Ha sido asesinado con una taza de café envenenado. Estaba a punto de abandonar a su esposa, Ayane Mashiba, que se convierte en la principal sospechosa. Pero Ayane tiene una férrea e irrefutable coartada: cuando su esposo murió ella estaba a más de cien kilómetros de distancia.

¿Cómo llegó, pues, el veneno a la taza de café?

El profesor Yukawa deberá utilizar todo su talento para ordenar las pistas y encontrar la verdad, a través de una atmósfera cautivadora, claustrofóbica y a la vez extremadamente pulcra y ordenada, que nos sumerge en un «crimen doméstico» donde los elementos de la cultura japonesa emergen en su vertiente más fría, calculadora y pura.

Este libro, que llevaba cuatro años en mis estanterías, me ha servido para el 
#Reto20Pecera durante el mes septiembre, dentro de la Categoría “Un libro ambientado en Japón, anfitrión de los JJOO en 2020”, algo que finalmente no ha ocurrido, pero… ¿quién se lo podía imaginar? En fin, elegí esta lectura además, porque yo ya había leído previamente “La devoción del sospecho X” hace un tiempo y me había gustado, pero en esta ocasión no he disfrutado igualmente de la lectura. Ha sido un libro que se me ha hecho largo y algo lento.

Una vez que lo comienzas, no es que pase mucho tiempo para que el lector descubra quién será la víctima, quién el verdugo y cual será el método que se utilizará para su asesinato, tan solo diez páginas. Tampoco es que haya muchos personajes de los que sospechar, pero será la policía quien tendrá que averiguar cuál de las personas, en principio, más sospechas, es la culpable. El caso lo llevarán la detective Kaoru Utsumi, que sospecha de Ayane Mashiba, la viuda de la víctima (aunque se encontraba a más de 100 km, de distancia el día de la muerte de su marido) y el detective Kusanagi, que parece más inclinado a sospechar de Hiromi Wakayama, una amiga de la pareja.

Parece que la víctima, el señor Mashiba, estaba solo cuando murió y todo hace pensar que ha muerto envenenado tras beber una taza de café. Parece que no hay mucho de dónde tirar y aquí es donde entra en escena el profesor Yukawa, que por lo visto ya aparecía en la otra novela que había leído, pero que yo no recordaba para nada. En todo caso entre todos intentarán descubrir lo que realmente ocurrió, pero a mí todo el proceso se me ha hecho largo y repetitivo. Tenía la sensación de tener entre mis manos mucho libro para tan poco “caso”. Sí me ha gustado la forma de pensar de la detective Utsumi y en general el retrato de los pocos personajes que aparecen en el libro, pienso que su forma de actuar, tanto por parte de la policía como por los personajes que no lo son, refleja muy bien el carácter nipón. También debo decir que está bien escrito, pero en general, a mí me ha dejado bastante indiferente, me ha faltado ritmo, más intriga, lo he encontrado algo plano y sinceramente estaba deseando terminarlo.

No creo que repita con este autor, la verdad. Puedes leer un fragmento de "La salvación de una santa" AQUÍ


TÍTULO: A veces estoy contenta, pero tengo ganas de llorar
AUTOR: Jens Christian Grøndahl
EDITORIAL: Tusquets

Sinopsis Editorial: 

Una novela breve pero llena de una enérgica serenidad, encarnada en una mujer, que habla del perdón, del amor y de la relación con quienes nos rodean. Cuando Ellinor, a los casi setenta años, vuelve a quedarse viuda, decide que ha llegado el momento de ajustar cuentas. Al menos con Anna, la que fuera su mejor amiga, y con cuyo marido Ellinor se casó. Y quizá, también, ha llegado el momento de volver la vista atrás y reconsiderar algunas decisiones que tomó en el pasado. Lo hará en una larga carta dirigida a esa gran ausente, Anna. Desde el presente —sus hijastros, las mujeres de éstos y los nietos; el cambio de casa, que no es sino un regreso a sus orígenes, a barrios más humildes—, Ellinor va remontándose hasta su propia infancia y hasta su madre, quien vivió una hermosa pero arriesgada historia de amor que la marcó, a Ellinor y a su madre, hasta límites insospechados.

Esta es una novela que te lees sin darte cuenta. Apenas tienen 150 páginas y viene genial para intercalar entre lecturas más espesas y complejas.
“Ahora tu marido también está muerto, Anna. Tu marido, nuestro marido. Me habría gustado que yaciera junto a ti, pero tienes vecinos, un abogado y una señora que enterraron hace un par de años. El abogado llevaba tiempo allí cuando llegaste tú. Encontré una tumba libre para Georg en la calle siguiente; desde tu tumba se ve la parte trasera de su lápida".

Así comienza esta novela, con Ellinor, que acaba de quedarse viuda de Georg, escribiendo una íntima y personal carta a Anna, la primera mujer que tuvo su marido, también amiga de ella y que murió inesperadamente hace ya más de cuarenta años, dejando a su marido el cuidado de sus dos hijos pequeños. Poco tiempo después Ellinor y Georg se casaron y ahora que se ha quedado viuda decide, en una intimista carta, hacer un repaso de su vida, esa que Anna no llegó a vivir ni pudo disfrutar.


La historia que nos cuenta Ellinor me ha parecido tan personal y privada, que en lugar de sentirme en el lugar de Anna como destinataria de la carta, me sentía como una especie de fisgona cotilla escuchando algo que no era para mí. Aunque la protagonista de la novela dirige su relato hacia alguien que ya no está, no resulta por ello ser una novela triste, es simplemente un paseo por la vida de Ellinor, que nos habla de su infancia, de la relación que tuvo con su propia madre, la que tuvo con su primer marido, recuerda cómo llegó a conocer a Anna y Georg y como acabó finalmente convirtiéndose en la "madre" de unos niños que no eran suyos. La novela también aprovecha para hablar de temas cotidianos como la familia, la educación de los hijos, el aborto, la infidelidad, la amistad... Es una novela en la que parece que no pasa gran cosa y sin embargo pasa toda una vida, la de Ellinor, sus pensamientos, sentimientos, sensaciones...


La verdad es que me ha gustado bastante, sin llegar a ser una de mis lecturas favoritas de este año. Creo que está escrito con elegancia, que es una lectura agradable y la protagonista me ha parecido un interesante personaje. 


Puedes leer un fragmento de "A veces estoy contenta, pero tengo ganas de llorar" AQUÍ
10:51

La buena lluvia sabe cuando caer (Anchee Min)

by , in

TÍTULO: La buena lluvia sabe cuando caer
AUTOR: Anchee Min
EDITORIAL: Círculo de Lectores

Sinopsis Editorial: 


Anchee Min vuelve a fascinarnos con el relato de sus primeros años en Estados Unidos. La historia de una joven china que se atrevió a soñar con la libertad en Occidente es un testimonio sincero y a la vez una apasionante novela de superación personal.

En su China natal la consideraban una mujer sin futuro, una «semilla seca». La única opción de Anchee era la huida: dejar atrás aquel régimen totalitario y empezar de nuevo en un país donde existiera la libertad.

Pero la tierra prometida tampoco se revela como un lugar fácil, sobre todo al principio, cuando la soledad se alía con la pobreza. Una ciudad desconocida y no siempre acogedora, trabajos precarios, marginación social y desalmados dispuestos a aprovecharse. Esta es la realidad que parece empeñarse en acompañar a la muchacha en su país adoptivo.

Sin embargo, pese a todos estos sinsabores, Anchee nunca pierde la esperanza de que un día se imponga la alegría. En el fondo de su corazón, la experiencia le ha enseñado que esa semilla de Oriente no crecerá solo gracias a los cálidos y amables rayos del sol, sino que también hacen falta las frías gotas de lluvia para llegar a florecer.

Después de cinco año y medio esperando en la estantería le llegó el turno a "La buena lluvia sabe cuándo caer", una novela autobiográfica que nos cuenta cómo su autora llegó a Estados Unidos desde la comunista China de Mao con un visado para estudiar en una universidad americana. 

Aún sabiendo que ninguna universidad la aceptaría si no acreditaba un buen nivel de inglés, Anchee Min consiguió el pasaporte que necesitaba para salir de un país en el que no tenía el más mínimo futuro, sin embargo el problema del idioma surge nada más bajar del avión. A partir de ese momento la vida de Anchee Min se convertirá en una continua lucha sorteando cada problema que se cruza en su camino y ya os digo que no son pocos.

La autora nos irá contando por un lado su vida en EE.UU., todas las dificultades que tiene por ejemplo para encontrar alojamiento, un trabajo o su lucha por conservar su plaza en la universidad y por otro describe su vida en China, su dura infancia, la miseria en la que ha vivido su familia siempre, la enfermedad de su padre y de su madre, el triste futuro que le espera a sus dos hermanos y curiosamente y a pesar de lo duro de sus palabras, lo hace con cierta nostalgia, quizás porque esa libertad que tanto ansiaba en EE.UU. no está siendo fácil de lograr. Cuando Anchee Min conoce a Takisha, su primera compañera de habitación, esta le pregunta cómo era la vida para ella en China y Anchee Min le contesta:

Era como estar ahorcado, tienes el cuello partido, pero la muerte no llega.

Anchee Min. 
Fotografía ptleader.com
Le pasan tantas cosas a esta mujer en su nueva vida, la engañan tantas veces, sufre tanto, pero tanto para no perder el visado, que uno se siente afortunado mientras lee de haber nacido donde ha nacido y a la vez es imposible no sentir admiración por la capacidad de Anchee para seguir adelante. Cada nueva bofetada que le depara el destino (un destino que se diría que se la tiene jurada) parece un nuevo reto para ella, pero no se rinde jamás. Estira las horas del día hasta el infinito y hace malabarismos para estudiar y a la vez trabajar en lo que sea. No le hace ascos a ningún trabajo y su constancia y tenacidad hacen que estés deseando que su suerte cambie. Que conozca a alguien que le ayude sinceramente sin esperar nada de ella, pero es que ni en el terreno romántico acierta.

A mí me ha gustado mucho el libro, la verdad. Estoy segura de que en su pellejo yo no habría salido ni del aeropuerto el día que llegó a EE.UU. Me ha gustado mucho cómo nos cuenta su historia y me ha gustado mucho ver sus reacciones a cosas que eran nuevas para ella:
Una vez fuera del avión, fui en busca del servicio de señoras. Ver todos los letreros en inglés me confundía. Seguí a una mujer hasta una sala con un símbolo que mostraba a una señora con falda. Me alegré de que fuera el lugar que buscaba. No había nadie haciendo cola. Miré a mi alrededor para asegurarme de que estaba donde yo pensaba. Entré en uno de los retretes y cerré la puerta. Nunca había visto un váter tan limpio y espacioso. Saltaba a la vista un rollo de papel. Era de un blanco inmaculado y suave al tacto. Me pregunté cuánto costaría. No pensaba utilizarlo si había que pagar por ello. Me senté y tiré del papel unos centímetros. Miré alrededor y agucé el oído. No sonó ninguna alarma. No tenía claro si podía hacer uso del papel. Saqué un palmo más, y luego otro. Me lo acerqué a la nariz y percibí un leve aroma embriagador. Tal vez fuera gratis, concluí. Me pasé el papel por detrás con cuidado. No me rascó las nalgas. Qué sensación tan increíble. Me había criado con un papel higiénico que parecía de lija. De hecho, era el que había metido en la maleta, papel hecho de paja.
Me fijé en que Takisha era una tullida. Caminaba renqueando de un lado al otro. Me sorprendió que no se comportara como una minusválida. En China los tullidos se mostraban tímidos y asustados porque se veían sometidos a la falta de respeto y el acoso más cruel. Takisha en cambio reía con ganas y sin reservas. No esperaba que Takisha me tratara como a una amiga de toda la vida, lo que hizo que me sintiera de maravilla y muy agradecida.

"La buena lluvia sabe cuando caer" es una novela sincera, directa, franca y de alguna manera, aunque en ocasiones resulta dura de leer, también es una lectura con cierto humor. Me ha gustado conocer a esta admirable mujer y el retrato social y político que hace de la China que la vio crecer, el contexto histórico en el que se desarrolla su infancia y la vida de su familia que sigue allí cuando ella se marcha. No siempre he empatizado con ella, es cierto, sobre a partir de que se convierte en madre ya que algunas decisiones que toma respecto a su hija no me han gustado, pero puedo entenderlo dentro de la forma de ser la autora y porque realmente al final todas esas decisiones tomadas dan su fruto.

Cuando sientas que tu vida es muy dura, recordar una historia como esta puede hacer que te replantees un poquito las cosas, sobre todo porque en este caso no es una historia de ficción, aunque en ocasiones uno lo hubiera preferido.

La buena lluvia sabe cuándo caer.
Se presenta solo cuando la primavera la invita.
Dejándose llevar por el viento, humedece la noche.
Y cuida de la tierra en un silencio discreto.
9:15

El último árbol del paraíso (Emma Lira)

by , in
TÍTULO: El último árbol del paraíso
AUTOR: Emma Lira
EDITORIAL: Espasa

Sinopsis Editorial: 


Una novela de aventuras, vertiginosa y arrebatadora, con la que viajar a lugares de ensueño de la mano de personajes inolvidables.

Gabriel de Velasco tiene los ojos del color del océano que sueña con navegar, pero, cuando a los once años se ve forzado a ingresar en el Colegio de los Jesuitas, asume que, en ese nuevo mundo, a principios de siglo XVIII, ya no queda nada por descubrir.

Sin embargo, el estudio de hierbas y especias le atrapa y a través de sus embriagadores aromas es capaz de entusiasmarse, de intuir otro universo prohibido. Un mundo de hombres feroces y nativas de ojos rasgados, de rutas comerciales y puertos clandestinos. Un mundo de plantaciones regadas con sangre, sultanes esclavos de los intereses europeos y piratas capaces de apropiarse por igual de bellas mujeres y ricos cargamentos.

Un mundo en que los árboles tienen más alma que los hombres que desean acabar con ellos. Un mundo de sabores y pasiones que le está vedado. O eso es lo que él piensa.

De verdad que lo mío no tiene remedio. "El último árbol del paraíso" es la primera novela que leo de Emma Lira. Es una autora de la que siempre he leído muy buenas reseñas de  lectoras con las que tengo gustos muy similares y quizás por eso mismo tengo en casa dos de sus novelas anteriores todavía pendientes de lectura ¡cómo no! 🤦‍♀️ ("Búscame donde nacen los dragos" y "Lo que esconden las olas"), sin embargo yo tenía que empezar la casa por el tejado y cuando vi la maravillosa edición de esta novela decidí estrenarme con su último trabajo. Evidentemente no puedo entrar en comparaciones diciendo si es mejor o no que sus otras novelas, pero estoy segura de que disfrutaré leyéndolas igualmente.

"El último árbol del paraíso" me ha gustado mucho, es una novela histórica con grandes dosis de aventura, protagonizada por dos personajes entrañables: Gabriel y Cintia. A los dos los conoceremos siendo unos niños de once años y aunque viven a miles de kilómetros de distancia sabemos que en algún momento sus caminos acabarán cruzándose.

Gabriel es el pequeño de tres hermanos, vive en un pequeño pueblo de Extremadura y parece que el destino solo le tiene reservado una vida religiosa que desde luego él no ha pedido ni desea. Para Ferrán, su hermano mayor, está reservada la herencia de la hacienda familiar y Alvar, el segundo hermano, tras finalizar la carrera militar se marchó a luchar contra los piratas berberiscos, así que los lectores acompañaremos a Gabriel durante su estancia en el seminario de jesuitas en Llerena mientras, de forma alterna, la autora nos traslada a Ternate, en las isla Molucas, donde vive Cintia, que ha sido criada por su tía Elionora junto a su prima Cornelia, un año mayor que ella. Cintia es hija de Beatriz Pereira, hermana gemela de Elionora y poco antes de morir dejó a su pequeña al cuidado de su hermana, pero Cintia que tiene rasgos nativos, siente que está en tierra de nadie, ni pertenece a la clase de su prima, ni a la de los criados y su tío, Willem Wisser se encarga de recordárselo siempre que puede.

La vida de ambos irá transcurriendo en paralelo y el lector irá cambiando de escenarios alternativamente pasando de los colores de la isla donde nacen los cotizados árboles claveros en la que vive Cintia a los tonos más grises y oscuros en los que reside Gabriel, mientras vemos cómo él se va convirtiendo en un experto en plantas, hierbas y especias. A medida que dejan atrás su niñez los dos van viendo (si no hacen nada por evitarlo) lo que el futuro les tiene reservado y aquí es donde empieza la aventura y donde yo ya no os cuento más de la trama.

Emma Lira. Fotografía de www.focusonwomen 
Como os decía he disfrutado muchísimo con esta historia. Personalmente no sabía nada sobre la importancia de los árboles claveros y leer sobre esta parte de la historia como siempre me ha encantado y me ha avergonzado. Esa forma de llegar a una isla e imponerse sobre su población (da igual que fueran españoles, portugueses u holandeses), robarles aquello que es su medio de vida solo porque el país invasor era más fuerte y simplemente podía hacerlo, en fin... como siempre estos datos han hecho que busque más información sobre este tema y me ha hecho disfrutar más de la novela.

Además de la historia sobre el clavo, me han encantado dos cosas: Primero la ambientación, tanto de la España en la que nace Gabriel, como la de las islas Molucas, sobre todo estas últimas, claro, un paisaje exótico que traspasa las páginas y segundo, los personajes, creo ambos están muy bien perfilados y en los dos apreciamos su evolución desde la niñez, los cambios que se van produciendo en ellos, en su personalidad, pero creo que por el papel que la vida le tiene reservado a Cintia ella es un personaje más potente, más fuerte. Es inteligente, bella, valiente, adora el lugar donde nació y no quiere que se derrame la sangre de nadie sobre ella. Que conste que los personajes secundarios también están estupendamente desarrollados. La autora consigue ponernos en la piel de los habitantes de Ternate, consigue que empaticemos con ellos, con su situación y con su lucha contra los holandeses que les están arruinando la vida.

La verdad es que esta novela empieza con calma, pero llega un momento en que el ritmo no te deja soltar el libro. Es una novela que te acaba atrapando con la bonita prosa de su autora, una historia que combina realidad y ficción, donde hay espacio para la aventura, el amor, la pasión. Un libro que te hará desconectar y viajar a tierras lejanas de exóticos aromas para vivir una gran aventura junto a sus protagonistas.

Puedes leer un fragmento de "El último árbol del paraíso" AQUÍ
12:11

Mini-reseñas 25 (Chamusquina/Verity, la sombra de un engaño)

by , in


TÍTULO: Chamusquina
AUTOR: Noelia Lorenzo Pino
EDITORIAL: Ediciones Dauro

Sinopsis Editorial: 


El descubrimiento de numerosos pájaros muertos en el Parque Natural de Peñas de Aia es el detonante de una investigación por parte de Laura, una joven ex adicta a la cocaína que está iniciando una nueva vida. Alarmada por el hallazgo, no duda en comentárselo a su médico y viejo amigo Jaime que, curiosamente, se empeña en disuadirla. El fallecimiento de este pocos días después en extrañas circunstancias hará que se implique de lleno en la búsqueda de la verdad.

Se enfrentará, con ayuda de su hermano ertzaina, a una trama mucho más extensa y peligrosa de lo que podía imaginarse, pues sus responsables, personajes vinculados a la policía, a la política municipal y al empresariado, no vacilarán en eliminar a quienes pongan en peligro sus intereses, convirtiendo así la apacible ciudad de Irún en un campo de batalla.


No nos hallamos ante una novela policiaca al uso, ya que esta compleja investigación se inserta en un contexto donde el amor, el sexo y la ambición se combinan hasta conformar un retrato realista de la corrupción en la sociedad actual.


Suele ser habitual cuando se descubre a un autor con su último libro, buscar sus publicaciones anteriores y esto es un poco lo que me pasó con "Chamusquina". Noelia Lorenzo Pino escribió esta historia antes de publicar la serie de novela negra protagonizada por Eider Chassereau y Jon Ander Macua de la que ya he leído los cuatro títulos publicados hasta el momento. 


Como el primer libro que leí, "La sirena roja", me dejó tan buen sabor de boca, me puse a investigar qué más había escrito, pero no ha sido hasta hace poco que pude hacerme con un ejemplar de esta novela. Parece que la autora está intentando recuperar los derechos de este libro porque tiene problemas con la editorial y quizás por eso me costó algo de trabajo encontrarlo, pero lo importante es que lo hice y lo más importante aún es que he disfrutado mucho con su lectura.


Para ser su primera novela tiene una extensión considerable y también un número de personajes nada despreciable que llegas a sentir muy reales y que Noelia ha sabido perfilar muy bien, dotando a cada uno de ellos de una personalidad muy clara. Entre ellos encontraremos personas de todo tipo, buenas, valientes y sensibles, pero también, avariciosas, manipuladoras o retorcidas y verás cómo de un modo u otro todos acaban conectados.

La autora aprovecha la trama de la novela para hablar de diferentes temas, aunque destacaría la corrupción, la drogadicción y el ecologismo pero sobre todo esa obsesión de muchas personas por conseguir "el poder", algo que jamás comprenderé.

Es cierto que no es una novela con grandes sorpresas, de hecho el lector sabe quién está detrás de lo que está ocurriendo en Irún bastante pronto, pero claro, otra cosa es que los encargados de la investigación lo descubran antes de que sea demasiado tarde. Creo que la trama está muy bien construida e hilada y que mantiene el interés del lector hasta el final. Si además eres de la zona de Irún y conoces el entorno y los escenarios por los que se mueven los personajes, algo que Noelia cuida mucho en sus novelas, todavía disfrutarás más de esta historia.

Yo solamente te la puedo recomendar. Si no conoces a Noelia puedes empezar por esta novela (creo que es autoconclusiva, pero bien podría seguir escribiendo casos para que Gorka y Raquel sigan investigando) o por la primera de la serie Chassereau. Creo que disfrutarás con cualquiera.



TÍTULO: Verity. La sombra de un engaño
AUTOR: Colleen Hoover
EDITORIAL: Planeta de libros

Sinopsis Editorial: 

Lowen Ashleigh, autora al borde de la bancarrota, recibe un encargo que le cambiará la vida: Jeremy, el flamante marido de Verity Crawford, una de las autoras más importantes del momento, la contrata para terminar la serie de libros en la que trabajaba su mujer antes de sufrir un grave accidente que la ha dejado en coma. Lowen se instala en la mansión del matrimonio para poder trabajar en las notas en las que trabajaba Verity, con la esperanza de encontrar material suficiente para empezar con su encargo, pero lo que no esperaba descubrir en la caótica oficina es una autobiografía de la propia Verity, escondida para que nunca salga a la luz.

Empezaré diciendo que no había leído antes nada de esta autora. Por lo visto esta novela se sale un poco de su género habitual (¿romántica?), así que no puedo entrar en comparaciones y deciros qué género se le da mejor. Yo simplemente la compré porque me pareció que por su argumento podría ser una lectura entretenida sin grandes pretensiones y más o menos así ha sido. Me ha entretenido y para cuando leáis  esta reseña la habré olvidado. Esto es así.

Como primera incursión en el género se podría decir que mal no le ha salido, pero la verdad es que a pesar de ser una novela bastante corta, me han sobrado muchas hojas. Hojas que tienen que ver con esa biografía que la sinopsis nos dice que encuentra Lowen Ashleigh, cuando Jeremy Crawford, el marido de Verity, una reconocida autora, la contrata para que termine la serie de libros que empezó su mujer, y que tras sufrir esta un grave accidente de coche no puede seguir escribiendo.

Cuando Lowen llega a la casa de los Crawford encuentra tal desorden en el estudio de Verity, que no sabe ni por donde empezar, e intentando organizar todo el lío de papeles se tropieza con una biografía de Verity que no puede evitar leer y que poco a poco le va descubriendo a una mujer que aún estando en coma, es capaz de ponerle los pelos de punta. La biografía de Verity comienza en el momento que conoce a Jeremy y nos va contando su relación, y sí, también cada una de sus relaciones sexuales, muy frecuentes y satisfactorias... pero de verdad, ¡qué cansino se hace! En fin... poco a poco Lowen percibe que esa felicidad cambia cuando aumenta la familia, primero dos niñas gemelas y después un niño. El caso es que a Lowen le va gustando cada vez más Jeremy y aunque hay momentos en los que estar en esa casa la ponen muy nerviosa, también hay otros en los que no se quiere marchar.

Lo que va a pasar en la casa, evidentemente, no os lo cuento, pero sí os digo que a pesar de todo lo que me sobra en el libro, reconozco que es de esas novelas que enganchan y que se leen muy rápido. No diría que es especialmente sorprendente, pero creo que puede funcionar muy bien con las lectoras de esta autora que solo la conocen en su faceta romántica, sobre todo si no están acostumbradas a leer un género algo más oscuro y quizás una historia como esta las invite a buscar más títulos dentro de este género. Yo diría que esta novela encaja en el llamado "domestic noir", pero después de haber leído tanta novela negra, de intriga, policíaca... tampoco me ha parecido nada del otro mundo. Yo esperaba algo más truculento, la verdad.

De los tres personajes principales el mejor para mí ha sido Verity, ya que podemos ver el contraste con el que la percibe o percibía Jeremy con la persona que se describe en la biografía, pero ni Lowen ni Jeremy me han gustado especialmente, aunque esto es algo muy personal, claro y la parte final donde se explica "todo" es excesivamente larga y también se veía venir un poco, pero bueno, para pasar el rato ha estado bien, sin embargo no creo que repita con esta autora.

Puedes leer un fragmento de "Verity" AQUÍ
8:51

El jardín de las mujeres Verelli (Carla Montero)

by , in
TÍTULO: El jardín de las mujeres Verelli
AUTOR: Carla Montero
EDITORIAL: Plaza & Janés

Sinopsis Editorial: 


Una familia de hombres ausentes y mujeres con coraje.
 Una herencia que guarda valiosas lecciones.
Una oportunidad para volver a empezar.

Gianna se ha criado con su abuela en la trastienda de La Cucina dei Fiori, un establecimiento de gastronomía italiana en Barcelona. Apenas conoce su pasado, ni la razón de la peculiar ausencia de hombres en su familia. Pero nada de eso parece tener importancia hasta que la muerte de su abuela y una noticia imprevista la dejan sola y desorientada. Entre las pertenencias de esta encuentra la llave de un molino situado en un pequeño pueblo al norte de Italia y el diario incompleto de su bisabuela, Anice. Cuando todo se desmorona, Gianna halla en la historia de su bisabuela la inspiración para volver a empezar, y emprende un viaje a Italia en busca de sus raíces.
A través de este viaje conocemos a Anice, su conexión casi mágica con la naturaleza, su historia de amor truncada por el estallido de la Gran Guerra y los motivos por los que tuvo que abandonar su hogar y empezar de nuevo en otro país. Pero también acompañamos a Gianna en una travesía de redescubrimiento personal y de lo que verdaderamente importa en la vida: el amor, la amistad y un lugar al que llamar hogar.

Carla Montero fue la autora propuesta por el "Club de Lectura de la Sala de Espera" para el mes de Septiembre y su última novela el libro que elegí para leer. No leía a Carla Montero desde su primera novela, pero no desde que la publicó, sino desde que se presentó con ella al II Premio de Novela de Círculo de Lectores en 2009. De hecho yo fui uno de los muchos socios que formamos parte del jurado que leyó las novelas finalistas y aunque confieso que no voté por su obra, reconozco que a punto estuve. El caso es que aunque tengo alguna más de sus novelas, decidí empezar por la última publicada aprovechando la propuesta del Club y debo decir que he disfrutado de su lectura.

No va a ser mi lectura favorita del año, eso seguro, pero me ha venido bien leer una historia como esta, sin crímenes, ni viajes siglos atrás, una historia contemporánea bonita y sencilla que sin ser perfecta, he leído con gusto.

La novela comienza con la muerte de la abuela de Gianna. Entre las pertenencias de esta Gianna encuentra la llave de un molino en Italia, que ahora es de su propiedad, además camuflado entre libros de cocina también encuentra un antiguo cuaderno entre cuyas páginas hay un viejo billete de barco con destino a Buenos Aires fechado en 1919 a nombre de dos personas que no conoce de nada. Sin embargo en la primera página del cuaderno pone "Il mio diario", así que Gianna supone que leyéndolo averiguará quienes son esas personas y por qué su billete está en ese antiguo diario.

La curiosidad hará que Gianna comience a leer y a partir de ese momento la narración jugará con dos tiempos, por un lado, la actualidad, donde veremos la situación personal y laboral que está viviendo Gianna, que no está pasando por su mejor momento y le obliga a tomar importantes decisiones, y por otro lado nos trasladará a  Castelupo, en Italia a principios de mil novecientos, donde nació su bisabuela. Ambas historias se irán alternando y para Gianna supondrán un auténtico viaje hacia sus raíces. Sin pensarlo demasiado pone rumbo a Castelupo y quizás, sólo quizás, lo que allí encuentre no sólo le servirá para conocer una parte que desconocía de su historia familiar, sino también las respuestas para enfrentar ese futuro nada que tiene por delante.

Carla Montero
Fotografía salamancartvaldia.es
"El jardín de las mujeres Verelli" es una novela muy amena y fácil de leer, de esas historias positivas y sí, también previsibles, que sabes más o menos por dónde irán, pero que aún así disfrutas leyendo. Es cierto que la cantidad de casualidades que se van dando son un poquito "demasiadas", pero si estas cosas no pasan en una novela... ¿dónde van a pasar? No he tenido ningún problema para imaginarme a Gianna, con tanto insistir en que se parece a Gal Gadot (muy guapa por cierto) y al resto de personajes pues tampoco, la verdad. 

A mí me ha gustado bastante, me lo he leído prácticamente en el viaje de ida y vuelta a Madrid, cuando hemos ido a llevar allí al descendiente para el nuevo curso y me hizo el viaje mucho más agradable sin duda alguna.

Me ha encantado imaginar ese pequeño pueblo italiano, sus gentes abiertas y generosas, y también la parte más oscura de una época (La Primera Guerra Mundial), las consecuencias de esta y de cómo influyó todo en los actos de los personajes. No diré que el final me pilló por sorpresa, porque me lo fui imaginando bastantes capítulos antes, pero como digo ha sido una agradable lectura y me ha encantado reencontrarme con esta autora, que volveré a leer en algún momento.
Mi bisabuela, que era un hada de la naturaleza, decía que en mitad del bosque arrasado por el fuego siempre hay un brote que se abre camino entre las cenizas. Y así como la Madre Tierra encuentra la luz en medio de la destrucción, también los seres humanos. Toda muerte da paso a una nueva vida. Todo lo que se va deja espacio a lo que ha de venir. Sólo hay que tener la cabeza y el corazón bien abiertos para volver a empezar. Cualquier comienzo es un nacimiento y siempre hay algo maravilloso en lo que nace.
Puedes leer un fragmento de "El jardín de las mujeres Verelli" AQUÍ
10:03

Todos nosotros (Javier Menéndez Flores)

by , in
TÍTULO: Todos nosotros
AUTOR: Javier Menéndez Flores
EDITORIAL: Planeta

Sinopsis Editorial: 


Madrid, 1981. Una pareja de inspectores de policía investiga el atropello mortal de una joven completamente desnuda cuya autopsia revela unas terribles lesiones previas al accidente. Poco después, dos chicas de edades similares desaparecen. Las tres fueron vistas por última vez en locales de copas. Comenzará así una absorbente intriga criminal, que abarca dos décadas, en la que la acción y la psicología de los personajes se entrelazan con maestría. El Madrid del final de la Transición, en donde los feroces métodos franquistas seguían vivos, contrasta con el de una democracia ya asentada aunque expuesta a los peligros del mundo globalizado.

Una novela que no da tregua al lector gracias al ritmo, el suspense y la violencia, con un final épico, tan sorprendente como demoledor, que reflexiona sobre la complejidad del ser humano y sus zonas más oscuras, pero también sobre la fuerza todopoderosa del amor.

Sé que aún falta un poco para finalizar el año (aunque ya se podía acabar mañana), pero creo que puedo decir sin equivocarme que encontraréis esta novela entre mis mejores lecturas de este año cuando lleguen los famosos resúmenes sobre lo mejor leído durante 2020, al menos en lo que a thriller y novela policíaca se refiere.

"Todos nosotros" no solo contiene entre sus páginas una trama intensa y adictiva, sino que también es una crónica social de los dos hilos temporales en los que transcurre su historia.

La novela se divide en dos partes de cuarenta y cincuenta capítulos cada una y un epílogo. La primera parte nos sitúa en la España de 1981, concretamente al final de ese año, la segunda sin embargo nos hace saltar en el tiempo dos décadas y nos lleva al verano de 2002. Gracias a esa distancia en el tiempo entre los dos hilos de esta historia, iremos viendo los cambios que se van produciendo en el país además de asistir a la resolución de un caso que para el protagonista de esta historia, Diego Álamo, se ha convertido en una misión en su vida.

"Todos nosotros" comienza con un breve prólogo, de esos que el lector, una vez metido en materia, olvida hasta que de repente todo encaja en la historia y tras el cual nos metemos de lleno en la primera parte de la novela siendo testigos del atropello de una joven que además estaba desnuda, lo que enseguida hace suponer a la policía que intentaba escapar de alguien. A la vez, dos jóvenes más desaparecen tras salir de una zona de copas de Madrid y todo ello hace que arranque una investigación de la que estarán a cargo dos subinspectores, Roberto Guzmán y Diego Álamo, dos policías que entienden de diferente forma la manera de hacer las cosas.

Hay que ponerse en situación. España está en pleno desarrollo democrático, no había la tecnología que hay a día de hoy (cuántas veces durante la lectura no he pensado en lo bien que les habría venido tener acceso a internet, a unas pruebas de ADN, a mil cosas que en aquel momento eran impensables) y a Diego los procedimientos de la policía franquista no solo no le gustan en absoluto, sino que le hacen sentir realmente incómodo cuando su compañero, más curtido y con larga experiencia en la brigada criminal, utiliza los métodos que considera necesarios para lograr una confesión. Buscaban resultados rápidos y sabían cómo obtenerlos, o al menos eso creían.

Javier Menéndez Flores.
Fotografía de www.laopiniondemurcia.es
Una de las cosas que más me ha gustado de la primera parte del libro ha sido ese contraste entre Diego y Guzmán. Aunque la carencia de tecnología agudizaba el ingenio de los policías, eran más deductivos y analizaban cada pista, Diego es un policía con principios, que cree en su trabajo, que piensa que hay otra forma de hacer las cosas y confía en el cambio que se está efectuando en el país. Guzmán sin embargo representa cómo se hacían las cosas en la época franquista (aunque quiero creer que no todos los policías eran así siempre) y desde luego da un poco de repelús pensarlo. 

El autor, además nos ayuda a situarnos en este hilo temporal mencionando a lo largo de la lectura noticias que fueron importantes en su momento, la música que sonaba por entonces, las películas que había en cartelera, los programas de radio, las obras de teatro. ¡Por Dios hasta he buscado el vídeo completo con el mensaje de Navidad del Rey de 1981! (no digáis que no le pongo ganas a la lectura).

Esta primera parte de la novela se divide en cuarenta capítulos. En los capítulos impares asistiremos a la investigación de las desapariciones de las chicas, y en los capítulos pares seremos testigos del dolor de éstas. Javier Menéndez consigue ponernos en la piel de las víctimas de una forma increíble y terrible. Estás deseando en todo momento que la policía encuentre una pista que libere a las pobres chicas porque su situación es inhumana, pero de repente y tras el final del último y potente capítulo de la primera parte, pegamos un salto en el tiempo y nos encontramos en 2002 para ver que de nuevo empiezan a desaparecer chicas con unas características muy similares a las de 1981 y Diego Álamo, ahora en otro puesto de trabajo y con unas herramientas más avanzadas, no duda conectar los casos e intentar resolverlos. Encargará el trabajo a dos nuevos policías, los inspectores Sara Segura y Mateo Suárez, que en este ocasión nos harán ver cómo ha cambiado el mundo policial, la forma de trabajar y los recursos a utilizar y de nuevo alternaremos los capítulos de la investigación con otros, pero esta vez nos meteremos en la mente del criminal. Y hasta aquí os cuento..

La novela es magistral, o al menos a mí me lo ha parecido. El autor nos ofrece la historia desde tres puntos de vista (víctima, verdugo y policía) y todas están al mismo nivel, son puro equilibrio narrativo. Os aseguro que no es agradable leer la parte de las víctimas y ponernos en su piel, es dura, directa, brutal, no da tregua, pero no lo es menos meterse en la mente del criminal y sin embargo no se regodea en las escenas porque no es en absoluto necesario. Consigue meternos en la mente de cada uno de los personajes y hacernos sufrir y a la vez tener esperanzas, las que no pierde Diego en ningún momento.

"Todos nosotros" es un thriller más que recomendado, documentado al detalle, con un contexto social e histórico perfecto, un retrato de nuestra historia más reciente, que despertará los recuerdos de todos aquellos que habéis vivido los 80, una novela dura, que duele, es cierto, pero que también deja espacio para la esperanza. Una historia con unos personajes interesantísimos. Imposible no empatizar con Diego Álamo, un hombre íntegro, y por fin un policía que no vive atormentado, más bien todo lo contrario, ha tenido una vida personal  feliz y plena y esa parte de la novela equilibra la oscuridad que entre sus páginas encontramos. "Todos nosotros" habla de un tema que nunca dejará de "parir" novelas: el bien y el mal y lo hace sin que el ritmo o el suspense decaigan en ningún momento. Creo que si os gustan los thrillers tanto como a mí, no debéis dejarla pasar.

Es la primera vez que leo algo de este autor, pero si sigue por la senda del thriller, lo tendré muy en cuenta.

Puedes leer el comienzo de "Todos nosotros" AQUÍ