jueves, 18 de octubre de 2018

Agatha Raisin y el manantial de la muerte (M. C. Beaton)

TÍTULO: Agatha Raisin y el Manantial de la muerte
AUTOR: M. C. Beaton
EDITORIAL: Círculo de Lectores

Sinopsis:

Ancombre era una bella localidad de la campiña inglesa entre cuyas modestas atracciones se encontraba un antiguo manantial que emergía a través de la figura de una calavera. Un detalle curioso que daba cierto encanto al lugar... y que pronto será fuente de malos presagios, ya que el trágico hallazgo de un cadáver flotando en sus aguas dará al traste con la apacible vida de Ancombe.

Para Agatha Raisin aquel crimen representaba una nueva oportunidad de salir del tedio y, de paso, dar un buen puntapié a su propia crisis existencia.

"Agatha Raisin y el Manantial de la muerte" es el séptimo libro de esta serie, aunque es el sexto que edita Círculo de Lectores. Lo cierto es que decidieron saltarse el sexto, cuyo título original es "Agahta Raisin and the Terrible Tourist"  porque, y cito textualmente la respuesta que me enviaron por mail desde Círculo, "... prefirieron no incluir la novela [...] porque no mantenía la continuidad de la trama como sí hacen las otras de la serie".

A ver, es cierto que estas novelas son historias cuyas tramas empiezan y se cierran con cada libro, historias ligeritas de asesinatos rurales y también es verdad que la trama de la sexta entrega transcurre en Chipre, pero igualmente hay un asesinato e igualmente se implican en la resolución del mismo Agatha Raisin y su vecino James Lacey, así que tengo que decir que un poco de rabia sí que me dio que no publicaran el sexto libro porque soy bastante maniática con esas cosas. Creo que por eso he tardado en leer esta novela, pero al final y viendo que en la nueva revista ya está lista la próxima entrega, me puse a ello y en un día me lo terminé.

Evidentemente no pasa nada por no haber leído la entrega anterior. En ".... el manantial" a penas se menciona la estancia de ambos en Chipre y no tiene nada que ver con la resolución de un nuevo crimen, pero lo dicho, a mí personalmente me da rabia.

En esta novela (una vez más) Agatha Raisin se encuentra de bruces con un muerto. Es increíble la facilidad que tiene esta mujer para atraer cadáveres. Menos mal que dejó su ajetreada vida en Londres por la vida en una apacible campiña inglesa ¡ja,ja! El caso es que el muerto aparece en un manantial en Ancombe en el que está interesada una nueva compañía de agua que además ofrece a Agatha ser su relaciones públicas "freelance" para dar a conocer el nuevo producto. Agatha no lo tendrá fácil, primero porque el muerto era el presiente del Consejo Parroquial, dueño de los terrenos por los que discurre el agua del manantial, y segundo porque el resto de miembros del Consejo se encuentra dividido entre los que están a favor y en contra de comercializar el agua, pero bueno, después de haber leído unos cuantos libros protagonizados por Agatha, ya sabemos que eso no le iba a impedir hacer su trabajo, además estar ocupada le servirá para olvidarse un poco, o al menos es lo que espera, de su vecino y ex-prometido James Lacey.

Agatha Raisin y James Lacey en la serie de TV. Foto Aquí 
Una vez más he disfrutado leyendo una nueva aventura de esta mujer a la que desde hace ya unas cuantas novelas le pongo cara, gracias a la actriz que le da vida en la serie basada en los libros, por mucho que yo no la imaginara así, pero creo que a la Agatha de las novelas no le importaría parecerse, al menos físicamente, a la Agatha televisiva. Yo la imaginaba más simplona, la verdad.

Esta séptima entrega de la serie no será mi lectura del año ni de lejos y que tampoco es la mejor de la serie, al menos de las que llevo leídas hasta ahora, pero este personaje y su curiosa personalidad me divierten, me gusta su forma de ser, a veces arisca, a veces todo lo contrario. Lo mismo me provoca risa que pena y este tira y afloja que se trae con su vecino James me interesa y divierte mucho.

Otro personaje que me encanta en esta serie es el sargento Bill Wong y uno de los mejores amigos que Agatha ha hecho desde que vive en los Cotswolds. Un tipo simpático que no hace más que perder novias en cuanto se las presenta a sus padres, que son para echarles de comer aparte, y que provocan situaciones divertidas para el lector pero hacen que las "novias" pasen los momentos más incómodos de sus micro-relaciones con Wong. El caso es que él adora a sus padres y no acaba de entender por qué se queda continuamente sin novia. Agatha sí, pero no se atreve a decírselo claramente.

Otro personaje encantador y muy cariñoso con Agatha, es la señora Bloxby, la esposa del vicario, una entrañable mujer que no duda en ofrecer su ayuda y compañía a Agatha cuando sospecha que puede estar pasando un mal momento. Creo que hasta la propia Agatha está sorprendida de esta inesperada amistad.

M. C. Beaton. Foto de su Facebook 
La verdad es que a mí me encanta la serie y espero que Círculo siga editando estos libros (SIN SALTARSE NI UNO MÁS) Al ser novelas tan cortitas te las lees muy rápido. Te recuerdan a las novelas de Agatha Christie, quizás son incluso más ligeras, pero tiene un sentido del humor que me hacen leer desde el principio con una sonrisa en la cara y sí, de vez en cuando también he soltado alguna carcajada. Yo hasta las incluiría en este género que llamamos "feelgood" porque aunque tienen ese toque de intriga, realmente hacen que te sientas bien leyendo. Además a mí me sirven para desconectar de lecturas más largas o pesadas, y aunque tarde un poco en salir la próxima entrega no me suelo olvidar de en qué punto dejé la historia. Es cierto que pueden ser novelas algo predecibles, pero vamos que una ya sabe a qué tipo de libro se enfrenta cuando decide leer a Agatha Raisin y yo de momento me apunto a continuar haciéndolo.

Una historia amena, ligera, fácil de leer y que te traslada a ese tranquilo ambiente rural de los Cotswols (si obviamos los asesinatos, claro). No es difícil imaginarse dando un paseo por Carsely entre sus bonitos "cottages" o tomándose una copa en el Red Lion, el pub local. En fin, deseando ya saber qué ocurrirá en "Agatha Raisin y el mago de Evesham"

martes, 16 de octubre de 2018

La isla de las últimas voces (Mikel Santiago)

TÍTULO: La isla de las últimas voces
AUTOR: Mikel Santiago
EDITORIAL: Ediciones B

Sinopsis Editorial:

Una isla perdida en el mar del Norte.
El temporal se cierne sobre St. Kilda y casi todos han huido en el último ferry. No quedan en la isla más de cincuenta personas, entre ellos Carmen, una mujer española que trabaja en el pequeño hotel local, y un puñado de pescadores. Serán ellos quienes encuentren un misterioso contenedor metálico junto a los acantilados.

Una extraña caja traída por las olas.
A través de unos personajes llenos de matices y secretos, atrapados en el corazón de la tormenta, Mikel Santiago nos plantea la pregunta que sobrevuela cada página de la novela...

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para sobrevivir?

“La isla de las últimas voces” es la tercera novela que leo de Mikel Santiago. Creo que me solamente me falta por leer la anterior a esta, que si no recuerdo mal salió el año pasado y se titula “El extraño verano de Tom Harvey”. Tanto la primera como la segunda novela del autor me gustaron, aunque yo no llegué a entusiasmarme con ninguna de ellas tanto como esperaba tras leer reseñas muy positivas de ambas, la verdad. Me gustaron, como tantas otras y ya, y, claro habiendo tanto donde elegir, me salté la tercera, pero no sé, esta me parecía muy interesante, la verdad. A mí dame una isla y un temporal y ya me monto yo sola una novela, así que decidí hacer un viajecito literario a St. Kilda.

¿Y cuál ha sido mi sensación? Pues reconozco que me ha gustado más que las anteriores y que sus más de 500 páginas apenas me duraron un par de días, pero "algo" me ha faltado para que la lectura fuera redonda.

La historia comienza cuando un avión que transporta un extraño contenedor, cuyo contenido desconocen la mayoría de las personas que viajan en el avión, se estrella en el mar. Sólo sobrevive al accidente una persona y ... la caja, aunque aparecerán por separado en St. Kilda.

Mientras tanto en la isla se preparan para una tormenta que amenaza con ser de las más fuertes que se recuerdan. Se acerca la Navidad y la mayoría de los habitantes de St. Kilda han cogido el ferry para pasar las fiestas con amigos o con familiares, así que no son muchas las personas que se quedan esperando el temporal. Entre ellas está Carmen, una mujer española, que quizás buscando su lugar y por qué no, soledad, fue la única que se presentó para el puesto de trabajo que ofrecían en el único hotel que hay en la isla, regentado por Amelia, una mujer viuda, algo mayor, que empieza a estar un poquito achacosa.

Cuando dos barcos pesqueros encuentran a flote el famoso contenedor, deciden llevarlo hasta el puerto de St. Kilda y el conflicto surgirá cuando una parte de los habitantes de la isla están a favor de informar del hallazgo a quien proceda y otra parte están a favor de quedarse con lo que sea que haya en su interior.

Mientras no se ponen de acuerdo la tormenta va empeorando y el único superviviente del avión va a parar al peor lugar al que podía llegar (y no digo más). Sin embargo, algo más parece estar ocurriendo en la isla que afecta a sus habitantes, unos parecen dormir más plácidamente de lo que han dormido en años, otros sueñan y escuchan voces que les recuerdan aquello que nunca han contado, los secretos que cada uno ha ocultado durante mucho tiempo, unos más graves que otros y poco a poco el lector irá escarbando en el interior de todos ellos porque el que más y el que menos tiene secretos o culpas que expiar.

La novela se divide en nueve partes y cada una de ellas en capítulos más bien cortitos que invitan a leer sin parar, la verdad. Cada capítulo lleva el nombre de un personaje y avanzaremos en la historia a través de ellos. Me ha gustado mucho que uno de los personajes más importantes en la trama de la novela nos hable en primera persona, creo que así empatizamos más con él y con todo lo que le está ocurriendo. Además es un personaje que me ha gustado bastante, el típico protagonista de una película de acción, un tipo duro, reservado, enigmático y misterioso y lógicamente dueño de algunas de las mejores escenas de acción de la novela y es justo decir que también de algún que otro momento más "simpático".

Una de las mejores cosas de esta historia, creo que es la ambientación y la descripción del entorno. A mí, que me encantan los sitios aislados, me apetecería mucho ir a un lugar como St. Kilda, y a la vez consigue que me lo piense al lograr transmitir esa sensación de estar atrapados que están sintiendo algunos de los personajes, ya que es del todo imposible que el ferry pueda acercarse al puerto debido al mal tiempo. Conmigo además, también ha logrado hacer real la sensación de frío gélido y que la humedad y el viento que trae consigo la terrible tormenta que se cierne sobre St. Kilda traspasen las páginas.

Bien podría ser la Theresa de la novela.
Fotografía de Entropy.
Como os decía, el libro me ha gustado bastante y si no ha sido una lectura redonda creo que se ha debido a un par de cosas:

- Una, que a que a medida que leía, algunas partes me han traído recuerdos de libros ya leídos e incluso escenas de algunas películas. Un poquito de "It" por aquí, ese no saber qué “eso” que esconde la caja y no poder ponerle nombre ... un poquito de "El resplandor" por allí, por la sensación de estar aislados en la isla (además aquí también tenemos un hotel)... esa fanática religiosa que me ha recordado a una que aparece en Silent Hill, esa forma de los personajes de conectar con recuerdos y con esas “voces” que también he leído y visto ya en muchas ocasiones, en fin... que ha sido como leer un historia hecha con fragmentos de historias ya conocidas, lo que tampoco es que sea malo, pero sí menos original.

- Dos, el final no me ha acabado de convencer. Me han faltado explicaciones, porque lo confieso, yo quería saber más. Después de despacharme las más de quinientas páginas, quería saber bastante más, pero... ¡es lo que hay!

En todo caso me ha entretenido mucho y desde luego a los fans del autor creo que les gustará bastante y a los que todavía no conocen a Mikel Santiago, les animo a que prueban con esta historia, o por qué no con cualquiera de las anteriores. Mikel Santiago escribe con una prosa sencilla, hay gran cantidad de diálogos que otorgan ritmo a la narración y además todas sus novelas son autoconclusivas y eso para mí es un punto a su favor.

Puedes leer la primeras páginas de esta novela AQUI.

jueves, 11 de octubre de 2018

Berta y las estrellas (Juan Vilches)

TÍTULO: Berta y las estrellas
AUTOR: Juan Vilches
EDITORIAL: Ediciones B

Sinopsis Editorial:

1969. A sus veinte años, Berta solo piensa en vestir a la moda, escuchar los últimos éxitos pop y ahorrar la mayor parte de su sueldo como secretaria de la Agencia Española de Investigación Espacial para casarse cuanto antes con su novio de toda la vida: no soporta más a su estrafalaria familia. Sin embargo, el futuro tiene planes muy distintos para ella...

Cuando sus jefes le piden que forme parte del proyecto para construir y lanzar el primer satélite español, cree que se trata de una broma.

Basándose en una casi increíble historia real, llena de intrigas y enredos, Juan Vilches retrata con un sutil sentido del humor una España en pleno cambio.

¿No os ha pasado nunca que os apetece leer algo de un autor con el que todavía no os habéis estrenado y vais apuntando, en esa lista interminable que todos tenemos, varios títulos de ese autor y por el motivo que sea al final nunca os hacéis con ninguno de sus libros y para cuando os dais cuenta ya ha publicado una nueva novela? Pues esto es lo que me ha pasado a mí con Juan Vilches. Tengo en esa lista apuntados hace años “Te prometo un imperio” y “Largo invierno en París” y por una razón u otra nunca han llegado hasta mis estanterías, así que cuando vi que había sacado otra novela decidí empezar por ella y no añadir otro título a mi lista de deseos literarios. Y sinceramente ¡Qué contenta estoy de que esta novela se haya cruzado en mi camino! Ya sé que todavía falta un poco para terminar el año y aún puedo leer alguna más, pero creo que va a ser la novela más divertida de mis lecturas de este 2018. Me lo he pasado estupendamente leyendo la historia de esta inteligente y luchadora mujer y la de su singular familia. Anda que ¡vaya elenco!

Berta Hornillos lleva décadas como directora general de la Agencia Española de Investigación Espacial, pero ha llegado el momento de su jubilación y justo cuando está a punto de empezar su discurso de despedida delante de sus compañeros y empleados recibe una llamada telefónica en la que le dan una noticia que no parece tener demasiado sentido para nadie salvo para ella, lo que le hace recordar cómo empezó toda su historia en el centro espacial.

En el año sesenta y nueve, Berta trabajaba en el que era el Centro Español de Investigación Aaeronáutica en Torrejón de Ardoz. Su trabajo consistía básicamente en no hacer absolutamente nada (bueno tomaba mucho el sol en la terraza del edificio) y así estaba de lo más tranquila, soñando con casarse con Alvarito, su novio de toda la vida para largarse de la casa de locos donde vivía, aunque al muchacho le entraban picores cada vez que Berta sacaba a relucir el tema "boda". El caso es que un día la “invitan” a una reunión en el despacho del director junto con Víctor Téllez un profesor que compagina su trabajo en el Centro de Aeronáutica con su Cátedra en la Escuela Superior de Ingenieros Aeronáuticos, y después de informarles que el Centro Español de Investigación Aeronáutica pasa a ser (de repente) la Agencia Española de Investigación Espacial, les comunican que en el plazo de tres años deben construir un satélite y lanzarlo al espacio. Por supuesto la construcción del satélite lleva también adjunta la construcción de un cohete y una estación de seguimiento en tierra. ¿Y quién va a dirigir el proyecto? ¡Efectivamente! Víctor y ¿quién será su ayudante a la hora de traducir los textos en inglés? ¡Pues sí! ¡Berta!


Juan Vilches. Fotografía Wikipedia.
La noticia no les gusta a ninguno de los dos. A Víctor porque es totalmente imposible que el proyecto vea la luz en un plazo tan corto de tiempo y a Berta, porque ella vivía estupendamente con el trabajo tan relajado que tenía, pero el director del centro cree que ahora que España se ha convertido en pocos años en la novena potencia industrial del mundo apenas le falta dos pruebas para poder codearse de igual a igual con rusos y americanos: una bomba atómica, de la que ya se está encargando la Junta de Energía y el lanzamiento de un satélite español.

A partir de aquí empieza toda una aventura que en lo personal dejará sorprendida a la propia Berta, un personaje maravilloso que veremos crecer y evolucionar a lo largo de la novela. Ella demostrará ser un mujer muy inteligente (mucho más de lo que ella misma creía), que desde el minuto uno pone en su sitio a todos los hombres que participan en el proyecto y ya os podéis hacer una idea, por la época en que se desarrolla la historia, de cuántas mujeres había en comparación con hombres en ese Proyecto. El lector empatizará con ella desde el minuto uno y casi llegaremos a sentirnos un miembro más de su alocada y rocambolesca familia:

- Mariano, su padre, es un hombre que más que trabajar, deambula por el Centro Aeronáutico dejando que el tiempo pase sin más.
- Ramona, su madre, es la típica sufridora y doña lamentos, siempre controlando a Berta, y deseando ver como se convierte en una mujer “decente” el día que vestida de blanco abandone el hogar. A la pobre Berta le ha tocado soportar lo que no soportó su hermana mayor…
- … Zita/Lucy, que con dieciséis años se quedó embarazada de un militar americano con el que se largó dejando a su retoño a cargo de su familia.
- Jimmy, el “tiznao”, es el americano. Negro para más datos. La pareja de su hermana y un armario de hombre que no habla ni jota de español.
- Y Benjamin, es el retoño de Zita y Jimmy, una joyita, que pretende convertirse en un “pantera negra” y que en cuanto sale de un lío ya tiene planeado el siguiente.
- También vive con la familia, la abuela Primitiva, la madre de su padre, una señora de armas tomar y de vocabulario, vamos a decir, poco refinado.

- Mención especial, merece también Lola, amiga y confidente de Berta, con la que también me lo he pasado estupendamente.

El caso es que entre los problemas laborales, que son muchos, porque viendo la inviabilidad del proyecto por falta de experiencia en el sector y de personal especializado, Téllez opta por intentar cumplir con los plazos a base de muchos y variados chanchullos que lo tienen en un sin vivir y los líos familiares en casa de Berta, sobre todo después del retorno de la “hija perdida” se van formando una serie de situaciones de lo más ocurrentes y divertidas que harán que las páginas pasen solas y que uno no deje de imaginar esta historia como si fuera una película a todo color.

"Berta y las estrellas", es una novela muy simpática, atrevida y descarada. A través de sus páginas uno capta la crítica sin tapujos a los trapos sucios que se mueven en las altas esferas pertenecientes al Estado. Presupuestos inflados, chantajes, desvío de dinero… algo que a la mayoría de los que están implicados (tanto en la vida real como en la ficticia) ni les despeina y que sin embargo genera un nerviosismo divertidísimo en alguno de los personajes de este libro.

Ya sé que las novelas que a uno le resultan divertidas son difíciles de recomendar. Lo que a uno le parece divertido a otro puede no hacerle ni sonreír, pero yo no puedo más que recomendar la lectura de "Berta y las Estrellas" si os apetece pasar un par de días entretenidos con una historia amena, ágil, diferente, irónica y muy fresca. Creo que no os arrepentiréis.

Puedes leer la primeras páginas de esta novela AQUI.

martes, 9 de octubre de 2018

No sé (Barbara Abel)

TÍTULO: No sé
AUTOR: Barbara Abel
EDITORIAL: Círculo de Lectores

Sinopsis Editorial:

(Esta vez en lugar de escribir la sinopsis del libro, os voy a copiar el texto que viene en la contraportada porque cuenta menos y hará que disfrutéis más de la lectura si es que os animáis a leerla).

Una pareja con una vida respetable sobre la cual se ciernen nubes amenazadoras, fruto de una infidelidad tan inesperada como inaceptable. Un hombre con un pasado sombrío, cuyo objetivo es seguir adelante, construyendo un muro que le impida volver a mirar atrás. Una joven en continua lucha interna por la necesidad de ser aceptada por la sociedad, un anhelo que, intuye, jamás se hará realidad. Solo una tarde y un evento inesperado hará que todos estos caminos confluyan en una pesadilla inenarrable. Y la solución al enigma está en boca de una niña, aunque de ella solo salen, una y otra vez, las mismas palabras: "No sé".

Antes de nada diré que aunque “No sé” es una novela que en principio ha salido publicada como "exclusiva" en Círculo de Lectores, se puede encontrar también en formato eléctronio en Amazon (lo digo por si a alguien le apetece leerla y no es socio de Círculo).

Sinceramente es rara la ocasión en que no compro una novela "negra" en Círculo de Lectores, así que tengo muchas que todavía están esperando su turno y no tenía muy claro cuando iba a leer esta, pero ha tenido suerte y solamente ha tenido que esperar cuatro meses en la estantería y yo me alegro mucho de haberla elegido porque me ha atrapado enseguida y casi me la leo de tirón. Además cuando os enseñé en Instagram y demás redes sociales que la estaba leyendo, he podido comprobar por los comentarios, que quienes ya la habían leído habían tenido más o menos las mismas sensaciones que yo. "No sé" es una novela que atrapa y no da respiro hasta el final y ya sabéis que eso me gusta mucho, aunque también voy a reconocer que son las novelas que acabo olvidando más rápido. Al final solo recuerdo la sensación que me dejó, que al menos es algo.

En "No sé" nos vamos a encontrar con un grupo de personajes, no muy amplio, y os digo desde ya que ninguno me ha caído bien, ni los adultos, ni la preciosa niña protagonista de esta historia.

Por un lado tenemos a Camille y Patrick Verdier, los padres de Emma, una niña de cinco años con una personalidad muy particular  a pesar de lo joven que es (¿Por qué darán tanto repelús los niños pequeños en algunas novelas?) y a la que no se le escapa nada, algo que lamentará mucho su madre Camille, que inesperadamente se ha enamorado de otro hombre y mantiene con él una apasionada y furtiva relación que en un descuido Emma descubre. Pero no pasa nada ¿verdad? Emma es muy pequeña, no se ha podido dar cuenta de lo que ha visto, o al menos eso es lo que su madre quiere creer.

Por otro lado tenemos a Étienne Gilmont, padre de Mylène Gilmont, profesora de Emma, una mujer de 26 años también muy especial, que no acaba de encajar en ningún sitio, no se siente aceptada ni por sus compañeros de trabajo, ni por sus alumnos y ni por ella misma, la verdad. Mylène fue abandonada por su madre cuando era muy pequeña (algo que nunca ha superado) y ha sido su padre el encargado de criarla y de vivir con ella una complicada adolescencia.

En menos de veinticuatro horas, las vidas de todos estos personajes acabarán dando un giro de 180 grados, cuando tras una excursión escolar, Emma se pierda en el bosque y tras salir en su busca también acabe perdida Mylène.

Ya sé que a priori no parece un argumento muy impactante, pero es que todos estos personajes son mucho más profundos de lo que en principio puedan parecer y las circunstancias que les van afectando sacan a la luz las miserias y lo peor de cada uno de ellos, algo que la autora se encarga de mostrarnos poco a poco y ya veréis si lo leéis que al final tampoco seréis capaces de empatizar con ninguno (o con casi ninguno). Cuando crees estar del lado de alguno de los personajes acabas descubriendo algo que te hace cambiar de idea.

Barbara Abel consigue que la tensión vaya en aumento a medida que avanzamos en la lectura y el tiempo se va acabando para uno de estos personajes porque el lector es el único que sí sabe qué está pasando. Sientes rabia, quieres traspasar las páginas del libro y zarandear a alguno de ellos para que la policía pueda avanzar, y a la vez te vas quedando con la boca abierta al ir descubriendo más detalles sobre sus vidas y su forma de ser. Yo con uno en particular me he quedado "muerta". Lees y ya no sabes si lo que cuentan es cierto o no, no sabes si están escondiendo información o si realmente ignoran algunas cosas.

"No sé" es un thriller psicológico en toda regla, y de ritmo muy veloz y angustioso por momentos que pensé que sería uno más entre tantos, pero que me ha parecido algo diferente, no sé si por la presencia de una niña tan pequeña y tan "especial", o porque el perfil psicológico de algunos de estos personajes que son tan de "andar por casa" sea tan horrible. Personajes que aparentan una cosa y a medida que vamos introduciéndonos en la novela van perdiendo las máscaras con las que los conocimos para mostrar una imagen que no esperamos. Una historia perversa donde los propios personajes empiezan a dudar entre ellos, una narración llena de sorpresas con un final que no esperaba y un epílogo que entiendo perfectamente (creo que yo hubiera hecho lo mismo) y que nos viene a mostrar la semejanza entre la vida de dos los personajes de esta historia.

jueves, 4 de octubre de 2018

"Después" y "Pronto" (Morris Gleitzman)

TÍTULO: Pronto
AUTOR: Morris Gleitzman
EDITORIAL: Kailas

Sinopsis Editorial:

Una vez los nazis arrasaron Europa.
Entonces Felix y Zelda decidieron actuar.
Ahora Felix se enfrenta a su pasado.
Después Felix luchará por un futuro mejor. Pronto vivirá en paz. O no. Polonia, 1945

Después de que los nazis se llevaran a mis padres me puse muy triste. Después de que mataran a mi mejor amiga Zelda me enfadé mucho. Después de unirme a los partisanos y ayudar a derrotar a los nazis tenía esperanza. Pronto, pensé, estaremos a salvo. Me equivoqué.

“Pronto”
es una novela que no esperaba. De hecho la encontré por pura casualidad y sinceramente dudé si comprarla o no y os cuento por qué.

Allá por 2010 se cruzaron en mi camino dos novelas de Morris Gleitzman, tituladas “Una vez” y “Entonces” que en teoría, eran los dos primeros libros de una trilogía que se completó más tarde con la publicación de “Ahora”. No os voy a hablar mucho de estos tres libros porque están reseñados en el blog y podéis ir a las reseñas con el enlace que hay debajo de los libros.




Sí os diré que en general me gustaron mucho, sobre todo el segundo libro. También que en el tercero el autor optó por presentarnos a Félix, el protagonista de estas historias como un prestigioso médico de 80 años y no como el niño de 10 que era al final de la segunda entrega. Eso me sorprendió y no me emocionó demasiado, lo confieso, porque yo esperaba que la tercera entrega empezara donde había terminado la segunda, pero aún así el libro me gustó y la valoración de la trilogía en general fue muy buena, así que para nada esperaba que unos años más tarde el autor decidiera convertir la trilogía en tetralogía publicando “Después”.

Este cuarto libro nos lleva de nuevo hacia atrás en el tiempo y que comienza donde yo esperaba que comenzara la tercera entrega, con un Félix niño de nuevo, disipando así las dudas que nos habían quedado. "Después" es una breve pero intensa historia donde Félix demuestra la persona tan maravillosa que es, con esos toques todavía infantiles, pero a la vez mucho más maduros de lo que en otras circunstancias sería un niño de su edad y eso es algo que se va reflejando en cada entrega de esta serie. O maduras en tiempo de guerra o no sobrevives.

En “Después”, Félix empezará a tomarse muy en serio su deseo de ser médico, de curar, de ayudar a los demás y en esta novela es donde mejor queda reflejado. Está dispuesto a aprender y a utilizar lo que sabe para ayudar a todo el que pueda. Es quizás de los cuatro libros el que menos me ha emocionado, pero aún así, es tanta la simpatía que despierta Félix, que la lectura dura un visto y no visto.

Y terminado “Después” ¿Quién esperaba que hubiera un quinto libro? Pues yo no, la verdad. De trilogía, pasó a tetralogía y ahora resulta que de momento (ya no me fío un pelo) es una pentalogía, que además está claro que me persigue, porque sinceramente no son unos libros que haya visto mucho en redes sociales y si he tropezado con la quinta entrega ya os he dicho que ha sido por pura casualidad y estuve a punto de no comprarlo, pero… ¿cómo iba a dejar colgado al pobre Félix? Tenía que saber qué había sido de él ¿Volvería a encontrármelo como niño o como adulto?

Pues de nuevo encontramos a un Félix niño, acompañado de Gabriek, a quien conocimos en la segunda entrega de la serie y es que la unión hace la fuerza y mientras cumplan las reglas que Gabriek ha establecido, seguro que todo les irá bien, pero a veces las cosas son taaan complicadas. Aunque la guerra ha terminado, algunas personas siguen matando a otras y Félix no lo entiende. En esta quinta entrega Félix se mete en un pequeño lío que no quiere contarle a Gabriek, pero la cosa se complica cuando entra en escena un pequeño bebé al que es incapaz de abandonar. Y una vez más y sin darme cuenta (y ya van cinco veces) llegué al final de esta historia de tirón y con lagrimones en los ojos. La verdad es que "Pronto" me ha gustado mucho, bastante más que la cuarta, lo confieso y cada libro que leo protagonizado por Félix, más cariño le cojo al protagonista

Lo que tengo muy claro es que todas estas novelas, que como dice su autor, están pensadas para leerlas de forma independiente, son muy emocionantes. Gleitzman es delicado a la hora de describir las escenas más duras y equilibra sus historias con momentos tiernos y simpáticos que evidentemente y aún en tiempo de guerra y sobre todo entre niños también se dan ¡gracias a Dios! Alegría, dolor, tristeza, aprendizaje, supervivencia, cariño, empatía, amor. Muchas emociones destilan estos libros y sí, ya lo digo desde ahora, me apunto a cada nueva entrega de esta serie que el autor quiera escribir. Para qué negarlo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails