Los Inmortales (Chloe Benjamin)

TÍTULO: Los Inmortales
AUTOR: Chloe Benjamin
EDITORIAL: Planeta

Sinopsis Editorial:

En 1969 en el Lower East Side de Nueva York se está corriendo la voz sobre la llegada de una mujer mística: una adivina viajera que asegura poder predecir la fecha de la muerte de las personas.
Los hermanos Gold, Simon, Klara, Daniel y Varya, son cuatro adolescentes que consiguen localizar a la adivina y saber qué les depara el futuro. Pero lo que los hermanos Gold no entienden es que este secreto conlleva un gran peso, que no todo el mundo es capaz de soportar…

¿Tenemos un destino predeterminado o podemos cambiarlo con nuestra voluntad y acciones?

"Los Inmortales" es una novela que llamó mi atención hace ya unos meses, pero todavía no estaba publicada en España, así que con tanto libro pendiente que sí estaba disponible, me olvidé un poco del asunto, hasta que volví a ver esta bonita portada entre las novedades de Planeta y hoy vengo a contaros qué me ha parecido.

¿Me ha gustado? Sí, sin duda, pero tengo que ser sincera, esperaba más de esta novela o quizás deba decir que no ha sido exactamente lo que esperaba. No sé por qué creí que la trama de esta historia giraría un poco más sobre el tema de la adivinación, las supersticiones y que la adivina de esta historia tendría más presencia en la novela. Es cierto que su papel es sumamente importante, pero  pensé que todavía lo sería mucho más.

Cuando me di cuenta de cómo estaba estructurado el libro, decidí dejarme llevar por la historia de estos cuatro hermanos que en el año 69, siendo unos niños deciden visitar a una mujer que, por lo que han oído, puede predecir con exactitud la fecha de la muerte de quién quiera saberlo. Los cuatro hermanos, Varya (13 años), Daniel (11), Klara (9) y Simon (7) con más o menos ganas se dirigen a la calle Hester y cuando salen de la casa de la adivina, en cierto modo, todo ha cambiado para ellos.

Todo esto ocurre en un breve prólogo al que le siguen las historias de los cuatro hermanos dando un poco la sensación de estar leyendo cuatro novelas breves, así iremos conociendo la vida de cada uno de ellos en el orden en que la adivina predijo sus muertes, desde la más temprana a la que más longeva.

Lo cierto es que el tema que trata esta novela es más que interesante y da para un entretenido debate.
"Si supieras la fecha exacta de tu muerte, ¿Cómo vivirías tu vida?"
Lo que está claro es que no todo el mundo estaría dispuesto a saber este importante dato ¿verdad? Pero ya no sólo eso, porque aún en el caso de querer saberlo, no es lo mismo que te lo digan siendo un niño, un adolescente o un adulto con la vida más o menos encauzada en una cierta dirección.

En esta historia todos reciben esa noticia siendo niños y a todos les afecta de una forma diferente y eso no solo tiene consecuencias para cada uno pasada casi una década de la visita a la "adivina", sino que las decisiones de algunos influyen en las de los otros, o al menos tienen consecuencias directas sobre ellos.

Como decía antes, la narración nos va llevando por las historias de los cuatro hermanos y quizás aquí es donde diría que encuentro más altibajos, más que nada porque no todas las historias me han parecido igual de interesantes, aunque sí es cierto que en todas las historias vemos una buena evolución de cada uno de los personajes.

Chloe Benjamin. Fotografía de The Guardian.com

Creo que las historias que más me han gustado han sido las de Simon y Klara. Diría que de los cuatro, Simon es el que se lanza de cabeza a vivir la vida como si no hubiera un mañana (y nunca mejor dicho). Podríamos considerarlo el más egoísta de los cuatro o el más valiente, según se mire. La decisión que él toma, con el apoyo de su hermana Klara, influye directamente sobre todo en la vida de otro de sus hermanos, pero cree que tiene todo el derecho del mundo a disfrutar de su tiempo y en mi opinión uno de los motivos por los que lo hace es porque él sabe las fechas en las que (en teoría)  morirán sus hermanos. Solamente hay que esperar a la primera fecha para saber si la mujer de la calle Hester acertó o era simplemente una charlatana. Para mí "lo peor" de la historia de Simon ha sido que enseguida he imaginado cómo moriría, sin embargo me ha resultado muy interesante leer sobre los inicios de una enfermedad que se llevó a tantas personas por delante cuando todavía no tenía ni siquiera un nombre.

Klara es después de Simon la que también se ha lanzado a perseguir sus sueños por más que su familia no lo acabara de ver con buenos ojos. Ella y Simon pondrán rumbo a San Francisco e intentarán cumplir sus deseos sin fijarse demasiado en el calendario. Klara siempre ha querido ser maga y no duda en dejar su hogar tras terminar sus estudios en el instituto, algo que comunica a sus hermanos tras la muerte de Saul, el padre de todos ellos, siendo este momento, sin ellos saberlo, el último en que estarán juntos los cuatro.

Daniel, es el que lleva una vida más monótona (por no decir aburrida) pero carga un poco sobre sus hombros el peso de haber sido el culpable de visitar a la adivina. Él animó a sus hermanos a ir hasta la calle Hester y ahora se siente responsable. Diría que es el personajes menos desarrollado, pero su muerte es la que más me ha hecho pensar en si realmente podía haber esquivado la fecha de su sentencia, y todavía sigo dándole vueltas.

En cuanto a Varya, creo que su historia es a la que más relleno le ha puesto la autora. No sé si era necesario tanto dato sobre su trabajo, pero lo que está claro es que yo no me esperaba encontrar a esas alturas del libro un secreto como el que ella lleva guardando tantos años. Varya es una persona muy particular en lo personal y en lo laboral ya que sufre un trastorno conocido como TOC (Trastorno obsesivo-compulsivo). Es la que más cerca se ha quedado de su madre Gertie tras quedarse viuda y a la que la vida parece que todavía le reservaba una gran sorpresa.

La verdad es que la novela es fácil de leer gracias al estilo sencillo que utiliza la autora y en general resulta interesante. Me ha gustado bastante cómo desarrolla las personalidades de los cuatro hermanos, todas diferentes y muy bien definidas, aunque es cierto que he conectado mucho más con dos de ellos.

Creo que solamente por el debate que puede generar una historia con esta premisa y el buen rato que se puede pasar argumentado sobre ello, ya vale la pena leer la novela. Y vosotros... ¿estaríais dispuestos a saber la fecha exacta de vuestra muerte? Quizás ahora no, pero ... ¿Y con más edad? ¿Aprovecharías la vida a tope sabiendo cuando llegará el final, o seríais precavidos al máximo para evitar que "la predicción" se cumpliera?

Puedes leer la primeras páginas de esta novela AQUÍ.