Yo nunca (Eduardo Soto-Trillo)

TÍTULO: Yo nunca
AUTOR: Eduardo Soto-Trillo
EDITORIAL: Ediciones B

Sinopsis Editorial:

Luis es un eterno opositor a judicatura que decide aislarse en ese entorno rural para preparar el examen definitivo. Allí conocerá a Carmen, una mujer madura que trabaja como fisioterapeuta, y a Laura, una joven dedicada a restaurar las pinturas de la ermita.

Pero las cosas no siempre son lo que parecen, y el lector se verá pronto arrastrado a una oscura espiral en la que todos guardan secretos sobre su pasado.  

“Yo nunca” fue una novela que me llamó la atención cuando (en su momento) vi las novedades editoriales de Ediciones B, pero que dejé pasar. Sin embargo y por sorpresa, este verano, Fernando, mi librero favorito organizó en Bueu una presentación de la misma y al final me animé a comprar el libro y a escuchar a su autor hablando sobre cómo surgió esta historia.

Sinceramente pienso que cuando empiezas una novela, tras haber escuchado a su autor hablando de ella, la comienzas ya desde otra perspectiva. Ya no vas a ciegas al cien por cien, ya sabes qué tipo de libro vas a leer y mientras avanzas vas recordando los detalles que el autor te fue contando. En la presentación de la que ya os hablé un poquito por Facebook, había bastante gente que ya había leído el libro y que no dejó de felicitar al autor durante el turno de preguntas. Yo solamente había leído los dos primeros capítulos que son los que Amazon dejaba descargar como muestra y en tan pocas páginas, me pareció que no sería una novela difícil de leer gracias al estilo del autor, y en la que además reconocía perfectamente ese ambiente gallego de las aldeas, esa forma de ser de las gentes de los pueblos pequeños cuando alguien es el “nuevo” entre los aldeanos, ya sea por llevar años fuera, como el protagonista de la novela, o por no ser directamente gallego.

Lo cierto es que la presentación me animó mucho a continuar con la lectura y eso hice. La novela no es de esas que enganchan y te arrastran a leer compulsivamente, la verdad, aunque es cierto que se lee fácil, lo que ya no es tan fácil es empatizar con su protagonista, un tipo que desde luego no me ha gustado nada por su forma de pensar y actuar en algunos momentos.

Luis lleva años intentando aprobar las oposiciones a judicatura y tras pasar (¡por fin!) el primer examen, debe preparar otro, que será el definitivo. Además debe aprobarlo porque seguramente esta será la última convocatoria. Para concentrarse y que nada le distraiga, decide viajar a Galicia, al valle de Olas, en Ramil, el hogar de su difunta madre y donde ahora solamente vive su tía Cristina con quien no tiene una gran relación precisamente. En todo caso, eso a él no le preocupa. Tiene muy claro a qué ha ido a Ramil y cómo organizar su tiempo para sacar el máximo provecho a sus estudios, pero claro, una cosa es lo que él piensa y otra lo que ocurre cuando llega a Ramil. Enseguida se encuentra con gente que lleva poco tiempo en el pueblo y empieza a “socializar”, especialmente con Carmen, la fisioterapeuta de Ramil de quien se enamora en un visto y no visto, pero también con Laura la restauradora de la ermita, o Pablo, que es quien se encarga del bar del pueblo.

El caso es que el comportamiento de algunos de estos personajes y ciertos sucesos que ocurren en el pueblo van interrumpiendo sus planes de estudio, sin acabar de entender qué está pasando realmente en Ramil, sin embargo yo, al llegar al capítulo 5 ya imaginé qué estaba pasando en el pueblo. Solamente tenía una duda con uno de los personajes, que no acababa de saber dónde situarlo.

Una de las cosas que comentaba Eduardo en la presentación de su primera novela, que no de su primer libro, ya que es autor de tres ensayos sobre su experiencia en diferentes países en conflicto, es que es complicado contar una historia sin que el lector adivine qué está pasando realmente. Decía que los lectores de novela negra y thrillers en general están muy entrenados y evitar que las tramas sean previsibles es muy difícil y quizás si no hubiera asistido a la presentación y no le hubiera escuchado contarnos cómo surgió esta historia (y que conste que no se hizo ni un solo spoiler) a lo mejor no me hubiera resultado tan obvio lo que estaba ocurriendo en Ramil, pero lo cierto es que para mí lo fue y para mi marido que se lo leyó después, también.

"Yo nunca" es un "thriller psicológico" muy bien ambientado en el que cuesta un poco entrar a pesar del estilo sencillo del autor y con un ritmo un tanto desigual, en el que nada ni nadie es lo que parece y cuya trama, en algunos momentos confusa, le ha servido al autor para denunciar de algún modo temas como el maltrato animal o los incendios forestales, pero sobre todo es un libro que nació por su interés en un caso muy concreto, el de Noelia Mingo, una médico que en el año 2003 atacó en Madrid a varios de sus compañeros, matando a tres de ellos. La investigación de este caso le llevó a investigar sobre la diferencia entre la psicopatía y la psicosis y así surgió esta historia de ficción con una base muy real.

Podéis leer las primeras páginas pinchando AQUÍ a ver si os parece interesante continuar con su lectura.