Belleza roja (Arantza Portabales)

TÍTULO: Belleza Roja
AUTOR: Arantza Portabales
EDITORIAL: Lumen

Sinopsis:

Seis sospechosos cenan en el jardín de una lujosa casa de las afueras de Santiago de Compostela mientras el cadáver de Xiana Alén, de quince años, yace en el suelo anegado de sangre de su dormitorio, como si fuera una instalación artística: sus padres, su tía Lía Somoza -pintora de fama internacional-, una pareja de amigos y la anciana tía de las hermanas Somoza.

Todos los indicios apuntan a Lía, pero a los pocos días esta trata de suicidarse y es internada en un hospital. El comisario Santi Abad, con la ayuda de Ana Barroso -una policía joven, fuerte y temperamental con la que le irá uniendo una intensa y conflictiva relación-, deberá destapar los secretos mejor enterrados de los Alén Somoza, una de las familias más poderosas y adineradas de la alta sociedad gallega.

"Belleza roja" comienza presentándonos a la víctima de esta historia, Xiana Alén, una adolescente de quince años que aparece muerta en el suelo de su habitación rodeada de sangre, tanta que no hay ni un sólo centímetro libre en suelo de la habitación que no sea de color rojo.
La belleza es roja como un cuenco de cerezas. Mi primera profesora de pintura solía decir eso. Es lo primero que me viene a la cabeza. Rechazo el pensamiento porque resulta irracional. Pero no puedo apartar la vista del suelo de la habitación. Me asalta la imagen de un vestido blanco e inmaculado sobre un enorme círculo de gelatina de fresa que vi una vez en una exposición de arte moderno. Recuerdo el vestido. El brillo rojo de la gelatina. Recuerdo el olor salvaje de las fresas. Cuando volví a las dos semanas, la gelatina había comenzado ya su proceso de descomposición. Me pregunto cuándo empezará a pudrirse este suelo.

Alguien ha asesinado a Xiana y ha salido de la habitación sin que haya una sola huella manchando el suelo de sangre. Pero lo peor es que todo ha ocurrido durante la noche de San Juan, mientras sus padres Sara y Teo están en su jardín cenando junto a Inés y Fernando, unos vecinos amigos, Lía, la hermana gemela de Sara y Amalia, una mujer ya mayor, tía de Sara y Lía.

Será Lía, la tía de Xiana quien encuentre el cadáver de su sobrina y pocos días después será ella quien ingresará en el hospital tras haber intentado suicidarse. A partir de aquí el lector seguirá paso a paso la investigación que llevarán a cabo el comisario Diego Abad y la joven policía Ana Barroso para resolver el asesinato. Será Ana, quién se dará cuenta que el "escenario" del asesinato se parece mucho a una fotografía que muchos años atrás tomó la abuela de niña, una reconocida artista de Santiago de Compostela. Investigar el asesinato de Xiana será todo un reto para Santi y Ana. Para empezar ¿cómo pudo salir el asesino del cuarto de la niña sin manchar el suelo? Lo único que tienen claro es que el asesino solamente puede ser una de las seis personas que estaban en la casa en ese momento y a pesar de no ser un gran número de sospechosos, el caso no puede ser más complicado.

Si habéis leído Deje su mensaje después de la señal, la novela anterior de Arantza y pensabais que esta lectura podría ser similar, os llevaréis una gran y agradable sorpresa. Después de una lectura tan intimista y profunda, como "Deje su mensaje...", Arantza Portabales ha cambiado totalmente de registro (o quizás no tanto, si has leído "Sobrevivindo") y nos mete de lleno en una novela, que no me cabe la menor duda, es un homenaje a la Reina del crimen Agatha Christie, sobre todo cuando se desvela la identidad del "malo" de la novela, juntando a todos los sospechosos en la misma habitación mientras se van revelando los datos de la investigación hasta llegar al desenlace final.

La novela está narrada a dos voces, por un lado una voz en tercera persona nos llevará a lo largo de la investigación y también nos mostrará las conversaciones de Lía con el médico que la está tratando después de su intento de suicidio, y por otro lado también escucharemos la voz de Lía en primera persona y será quien nos desvele los detalles de su infancia, cómo fue vivir con su hermana gemela, cómo conoció al que fue el amor de su vida, cómo su hermana Sara se casó con Teo y después tuvieron a Xiana, cómo heredó de su madre que fue una escultora su vena artística, ya que Lía es una gran pintora y cómo Xiana también había heredado esos genes artísticos que la hacían tan brillante.

Arantza y Francisco Castro, responsable de las ediciones en gallego (Editorial Galaxia)
en la Edicion 2018  de A Festa dos Libros (Pontevedra)

Edición en gallego
"Beleza vermella"
La verdad es que he disfrutado de nuevo leyendo a esta autora que descubrí y conocí el año pasado en Pontevedra en "A Festa dos Libros". Me gustó mucho cómo nos habló de su novela entonces y estoy deseando encontrármela en la presentación de esta novela en algún momento. A pesar de ser libros tan diferentes, el lector podrá volver a disfrutar de su elegante estilo, de esa forma tan bonita que tiene de escribir y de su habilidad para dejarte al final de cada capítulo deseando leer el siguiente.

Me ha gustado mucho la trama de la novela y cómo nos va dosificando la información, pero creo que una de las cosas que más valoro, es que no nos haya engañado en lo que respecta al malo de la novela. Me refiero que hay un número de sospechosos "cerrado", todos tienen que ver con Xiana y uno de ellos es el culpable, la autora no se saca de la manga un final "engañoso" que nos deje a cuadros. Hace que el lector llegue a conocer bastante bien a todos los personajes, mientras vemos que tras lo que es aparentemente normal y corriente, se pueden esconder muchas sorpresas. Al final nada quedará al azar, todo tendrá su explicación, que creo es casi más importante que el "quién ha sido". Y me ha encantado el espacio que deja en la novela para hacerle un hueco a esta tierra que es la nuestra aunque no sea la que nos vio nacer.
Y cuando la gente le hablaba de lo parecida que es Irlanda a Galicia, del verdor de sus campos, de esos acantilados que parecían los de la Costa da Morte, ella sonreía, sin ganas de explicar que no hay amaneceres en el mundo como los de las Rías Baixas. Qué la sal del mar huele distinta en Galicia. Que la belleza no es más que un atardecer sentada en cabo Home. Que echaba de menos matar el cerdo, hacer chorizos, atar las viñas, plantar patatas, moler el maíz y amasar el pan. El pan. Se moría por el pan de verdad. Durante casi veinte años le preparo a su hijo bocadillos con pan de molde que parecía de plastilina.

Por ponerle un "pero" pequeñito, diría que la relación que se va creando entre los investigadores, no me ha importado demasiado, pero por lo demás me ha parecido una gran novela, una historia muy recomendable que seguro que hará disfrutar a todo lector amante del misterio.

Primeras páginas AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.