Todo el bien y todo el mal (Care Santos)

TÍTULO: Todo el bien y todo el mal
AUTOR: Care Santos
EDITORIAL: Destino
EDICION: Círculo de Lectores

Sinopsis Editorial:

Reina tiene un marido, un exmarido, un amante, un hijo adolescente, un buen sueldo y un trabajo que le apasiona y al que se dedica en cuerpo y alma. A Reina le gusta su vida. Aparentemente lo tiene todo, o por lo menos eso piensa ella. Hasta que, durante uno de sus viajes de trabajo, de repente sucede algo en su casa que cambiará las cosas, y que le demostrará de la peor manera hasta qué punto es vulnerable.  
Así es como empieza para Reina un largo camino de regreso a casa, en el que lo peor que tendrá que afrontar no es la extenuante espera en un aeropuerto cerrado por una ola de frío siberiano, sino el vértigo que le provoca revisar su vida en busca de la verdad y tener que enfrentarse a ciertas preguntas incómodas: ¿Cuáles son las personas de verdad imprescindibles en nuestra vida? ¿Qué consecuencias tienen las malas decisiones? ¿Qué seríamos capaces de hacer en las circunstancias más terribles? ¿Conocemos realmente a nuestros hijos? ¿Nos conocemos lo suficiente a nosotros mismos?

"Todo el bien y todo el mal" ha sido la novela propuesta para el mes de Mayo en el Club de lectura de La Sala de Espera, un Club de Lectura virtual que tiene como fin animarte a leer como mínimo en el año 12 libros, aunque si el que se propone no te interesa, puedes, por supuesto, leer cualquier otro. En esta ocasión a mí me ha venido muy bien esta novela, porque la había comprado en la edición de Círculo de Lectores. Ahora que la he terminado me he enterado de que es la primera parte de una bilogía, así que a ver cuándo sale el segundo libro, porque el final de este te deja con la miel en los labios y creo que esa es la única pega que le pongo.

Reina, es una mujer fuerte, se ha hecho a sí misma y ha tenido éxito. Tiene un buen trabajo, un muy buen sueldo y cree que lo puede controlar todo, tanto en el terreno laboral como personal, vamos que parece el típico hombre de negocios de éxito, pero en mujer. Durante uno de sus viajes laborales (en Bucarest), para la selección de un alto ejecutivo para una empresa farmacéutica de gran renombre y al que se ha llevado como acompañante a su amante, recibe una llamada desde su casa comunicándole que su hijo de diecisiete años ha intentado suicidarse. De repente ese mundo que tan controlado creía Reina, empieza a desmoronarse, pero no duda en dejar plantada a la empresa que la ha contratado para volver al lado de su hijo inmediatamente. Sin embargo no será tan fácil. "La bestia del Este", una ola de frío siberiano que afecta Europa desde hace varios días mantiene los aeropuertos, vías y carreteras completamente cerradas y no hay forma humana de poder volver a su casa, así que desde el propio aeropuerto empieza a gestionar la situación a través de llamadas, a su marido, a su ex marido, al colegio de su hijo, a los amigos... Está convencida que aún estando lejos podrá ir solucionando "el problema", pero poco a poco se dará cuenta de que está bastante equivocada y a través de diferentes flashbacks sin un orden en concreto se nos irá desvelando datos que nos ayudarán a componer los misterios de la familia de Reina, desde sus abuelos hasta el momento actual.

"Todo el bien y el todo mal" transcurre realmente durante las horas en las que Reina está atrapada en el aeropuerto de Rumanía, pero el lector hará un viaje con ella a lo largo de toda su existencia y es que tantas horas muertas harán que reflexione sobre su vida, sobre la muerte de su padre, la enfermedad de su madre, su boda con Félix, su primer marido y su primer amor, sobre el fracaso de ese matrimonio, sobre el nacimiento de Alberto, su hijo, sobre cómo conoció a Samuel, su segundo marido, en fin... poco a poco nos adentraremos en esta intimista historia mientras Reina intenta responder a la pregunta más importante ¿Qué ha ido tan mal en la vida de su hijo para querer morir? ¿Cómo es posible que ella no se diera cuenta de que algo no iba bien? Su deber cómo madre es cuidar a su hijo y está segura de conocerlo bien, entonces... ¿qué ha podido pasar?

Care Santos
La verdad es que no me parezco en nada a la Reina de esta historia, pero sí me he sentido identificada cuando ella siente que conoce a su hijo, pero ¿eso es así? ¿los conocemos tanto como decimos? Pues sinceramente supongo que no y solamente hay que retroceder en el tiempo y recordarnos a nosotros mismos cuando teníamos esas edades para recordar qué nos guardábamos y qué no. Y con esto no quiero decir que no conocerlos al cien por cien suponga que vayan a hacer lo que Alberto, pero me ha dejado una sensación por dentro que no sé explicar, sobre todo porque Reina vive con su hijo y yo al mío no lo tengo delante más que en vacaciones, así que ahí lo dejo. También me ha transmitido muy bien la impotencia de no poder hacer nada para llegar antes a casa, esa sensación de que los minutos parecen horas cuando lo que te apetece es poder estar con los tuyos.

Lo cierto es que me ha gustado que hable sin tapujos de un tema como el suicidio juvenil, que parece que si no se nombra no ocurre. Además tal y como nos muestra esta historia, algo así no tiene por qué ocurrir dentro de un hogar desestructurado. Alberto parece tener una vida ideal, tiene una familia que le quiere, estudia lo que le gusta, tiene buenos amigos, entonces... ¿qué ha fallado? Evidentemente algo así siempre hace daño a la familia, pero cuando es tan inesperado todavía es más doloroso.

"Todo el bien y todo el mal" es una reflexión sobre la familia, sobre la maternidad sin duda, pero también lo es sobre la paternidad, en este caso dos paternidades y muy diferentes (no se puede decir más para no estropear el misterio), y como dice el título del libro es una reflexión sobre el bien y sobre el mal que trae a colación un personaje llamado Ulf Everink que cuando apareció en la historia me produjo mucho rechazo. Por momentos parece acosar a Reina, pero tras conocer lo que tiene que contar, ya no lo puedes ver con los mismos ojos. Será él, tras una conversación sobre el bien y el mal, quién le obligue a preguntarse a Reina en qué lado está posicionada.

Me ha gustado muchísimo este libro que sin duda estará entre mis mejores lecturas de este año. Me ha gustado la prosa elegante y reflexiva, el ritmo de la narración, la alternancia entre el pasado y el presente que sin llevar un orden en concreto no impide seguir perfectamente el hilo de la historia. Es una novela llena de sentimientos y emociones, de sorpresas, de personajes profundos muy reales que calan en el lector, con virtudes y defectos, claros y sombras, una historia de amor entre  madre e hijo, entre padres e hijo, amor de pareja, infidelidad y traición. Una novela con banda sonora y si no ya veréis lo que os cuesta sacar de la cabeza la melodía del bolero "Historia de un amor"

Es la historia de un amor
Como no hay otro igual
Que me hizo comprender
Todo el bien, todo el mal 
Que le dio luz a mi vida
Apagándola después 
¡Ay! qué vida tan obscura
Sin tu amor no viviré

Por último diré que aunque es una novela con un adolescente que tiene mucho peso en la historia, no diría que es una novela juvenil, creo más bien que es para leerla después de esa etapa, pero bueno, eso es una opinión muy particular y cada uno que haga lo que quiera.

Sé que Care Santos tiene una legión de seguidores, pero yo no me hallaba entre ellos, la verdad. Solamente había leído allá por 2007 una novela suya, "La muerte de Venus" y aunque no me disgustó tampoco me emocionó especialmente. Tengo otro par de novelas suyas que encontré en muy buen estado de segunda mano pendientes de lectura, pero hasta ahora no había vuelto a leer nada suyo, así que esta, me pareció la ocasión ideal para hacerlo. Eso sí, ahora toca esperar a  la publicación de la segunda entrega. Mientras tanto os dejo el Booktrailer del libro




Como siempre os dejo el enlace para leer las primeras páginas de esta novela AQUÍ