La niña de ninguna parte (Christian White)

TÍTULO: La niña de ninguna parte
AUTOR: Christian White
EDITORIAL: AdN

Sinopsis:

Kim Leamy es profesora de fotografía en Melbourne. Durante una pausa entre clase y clase se le acerca un desconocido que está buscando a una niña pequeña desaparecida de su casa veintiocho años atrás. Cree que Kim es esa niña. Al principio Kim no da importancia al encuentro, pero, cuando empieza a rascar la superficie de su historia familiar en Australia, se encuentra con preguntas sin respuesta. Para descubrir la verdad deberá viajar a la ciudad natal de Sammy, Manson, en Kentucky, y bucear en un oscuro pasado. A medida que se va despejando el misterio de la desaparición de Sammy y los secretos de Manson salen a la luz, esta soberbia novela avanza hacia un final electrizante.

Este año estoy conociendo nuevos autores gracias a sus primeras novelas y sinceramente me estoy llevando muchas y agradables sorpresas. "La niña de ninguna parte" es una de esas primeras novelas. En este caso del australiano Christian White y sinceramente me apunto a la segunda cuando le apetezca publicarla. Me ha mantenido muy intrigada durante toda la narración y he disfrutado mucho de su lectura.

La novela nos presenta una historia de la que desde luego no quisiera ser la protagonista y es que ponerse en la piel de Kim Leamy es realmente angustioso. Ella es profesora de fotografía en Melbourne. Su  madre ha muerto hace un tiempo, pero todavía le quedan su padre y su hermana pequeña. Un día, durante un descanso entre clase y clase, un desconocido se le acerca para decirle que está convencido de que su nombre no es Kimberly, sino Sammy Went, una niña que desapareció de su hogar en Kentucky hace veintiocho años, cuando tan solo tenía dos añitos.

Es evidente que la primera reacción a esa noticia es pensar que es un error. No es posible que eso sea cierto. Su madre no era una ladrona de bebés, así que ese hombre tendrá que seguir buscando a esa tal Sammy, pero... ¿por qué le ha quedado esa sensación tan rara en el cuerpo? ¿qué pierde Kim por investigar un poquito por internet sobre la desaparición de esa niña?

LA POLICÍA BUSCA A UNA NIÑA
DESAPARECIDA

La búsqueda de una niña de dos años
desaparecida en las inmediaciones de 
Manson continuó el viernes con 
voluntarios y agentes del orden.
Sammy Went, de Manson, desapareció
de su casa el martes por la tarde y su
búsqueda en la ciudad y los alrededores no 
ha dado ningún resultado.

En internet encuentra la fotografía de la niña que el desconocido le enseñó junto con la de los angustiados padres y automáticamente busca en ellos sus propios rasgos, pero en el fondo le aterra seguir indagando y encontrar información que podría poner su mundo patas arriba. Quizás lo más fácil sea pedirle a su hermana el álbum de fotos familiar y ver si hay fotografías de ella recién nacida o anteriores a los dos años y contarle tanto a ella como a su padre todo lo que ese desconocido piensa, pero ¿por qué no reaccionan como ella espera?

Christian White
"La niña de ninguna parte" es la historia de Sammy Went y también la de Kim Leamy y de hecho la narración se moverá en dos planos temporales titulados "Ahora" y "Entonces" y nos trasladarán a Melbourne y Kentucky para ir desvelando poco a poco una historia que tiene mucha más miga de lo que parecía al principio y que nos va llevando por un camino que finalmente toma un giro sorprendente.

Lo que ocurre en el presente de Kim es muy interesante. Ponerse en su piel es difícil y el autor ha hecho un gran trabajo perfilando este personaje, que tiene mucho más valor y arrojo del que inicialmente parecía. Sin embargo, la historia del pasado, desde el mismo momento en que conocemos a la familia Went me ha gustado muchísimo. Nada hacía suponer que la desaparición de la pequeña Sammy podía destapar cosas que más de uno hubiera deseado que quedaran tapadas. Tanto Molly, la madre de Sammy, como Jack, el padre, me han parecido personajes muy interesantes que chocan mucho con el tipo de padres que desde luego ha tenido Kim en Australia, donde ha disfrutado de una familia unida y donde ha recibido todo el amor y cariño que le podían dar, mientras que la familia Went es una familia desestructurada que se está rompiendo poco a poco por culpa de los secretos que oculta el padre y  del fanatismo fundamentalista de la madre que vive para adorar a la Iglesia de la Luz Interior.

"La niña de ninguna parte" nos narra las consecuencias que tuvo para la familia Went la desaparición de Sammy y por supuesto también las consecuencias que tiene sobre Kim una noticia como la que le da ese desconocido. Me ha gustado mucho todo el desarrollo de la trama, la lucha interna de Kim mientras intenta descubrir quién es en realidad. Incluso destacaría todo lo que tiene que ver con la Iglesia de la Luz Interior, cuyos miembros manipulan serpientes venenosas como parte de su culto. Es un tema que nunca deja de sorprenderme. Cómo alguien puede ir dejando de lado a su propia familia y ser captado (casi abducido) de esa forma tan radical por una "secta" de este tipo.

También me ha gustado cómo está contado, esa alternancia entre presente y pasado y ese suspense que no decae en ningún momento, además es una novela fácil de leer, quizás no sea muy brillante literariamente, pero a mí me ha parecido una lectura muy amena y recomendable.

Y por último, cuando he leído esto que dice Kim sobre sí misma, he pensado... tú y yo podríamos ser amigas ¡ja,ja!

Siempre he sido una gran lectora y el terror es mi género favorito. [...] Soy solitaria por naturaleza, me siento mucho más cómoda sola, en casa leyendo un libro o paseando por los pasillos de un supermercado ...