Mariela (Yolanda Guerrero)

TÍTULO: Mariela
AUTOR: Yolanda Guerrero
EDITORIAL: Ediciones B

Sinopsis Editorial:

Esta novela es la epopeya de una mujer valiente en un mundo que nunca volvería a ser el mismo. Es la historia de Mariela, una enfermera española que llega a París en 1918, durante los meses finales de la Primera Guerra Mundial.

Con su uniforme blanco como único escudo, Mariela recorrerá algunos de los escenarios clave de la historia del siglo XX, desde el horror de las trincheras hasta Berlín, Moscú y el frente ruso. También se enfrentará a la gran epidemia que asoló Europa durante unos años siniestros: la gripe española, la Bestia, que se cobró tantas víctimas como los ejércitos.

"Mariela" es la segunda novela de Yolanda Guerrero, aunque la primera que yo leo. Es una novela histórica que abarca aproximadamente un año y medio de intensa historia en la que a su protagonista le dará tiempo a vivir de todo, aunque antes de conocer a Mariela, conoceremos a su bisnieta Beatriz.

La novela comienza presentándonos a Beatriz Bona en la actualidad. Beatriz es una mujer que en muy poco espacio de tiempo ha perdido su trabajo como archivera comarcal, a su pareja y a su madre, pero antes de morir, su madre le confiesa que nunca llegó a vender la casa de su infancia y que ahora es para ella, así que aprovechando que se ha quedado sin trabajo le pide que vuelva al lugar de su origen, a los pies del Moncayo. De repente Beatriz se encuentra con que es propietaria de una casa en la Cañada de Moncayo, donde inesperadamente una pista le llevará a conocer la historia de las mujeres de su familia, empezando por la vida de su bisabuela María Veruela Bona "Mariela", una mujer con una gran historia que contar y que ya sabía, allá por 1919 que sería su bisnieta la encargada de traerla de vuelta del olvido.

Aunque en algún momento de la lectura (además de en la parte final) volveremos a la actualidad, una vez que nos metamos de lleno en la crónica de Mariela, empezaremos a conocerla y viviremos con ella su intensa historia, sus periplos por el mundo adelante, su gran conocimiento sobre las plantas únicas de la zona con las que elaborar el remedio para cada dolencia, su primera partida del hogar por culpa de la ignorancia de unos hombres que poco menos la tildaron de bruja, sus años en Madrid estudiando enfermería y su primer contacto con la pobreza y suciedad de sus calles, los primeros brotes de lo que se vendría a llamar "gripe española", su vuelta al hogar para curar a su padre y a prácticamente todo el pueblo cuando cae enfermo y una vez más su marcha de la Cañada, por culpa del miedo y la intolerancia del párroco y de unos lugareños adoctrinados por la iglesia más temerosos de Dios y preocupados por lo que encontrarán en el más allá que de estar agradecidos a Mariela por lo que ha hecho por ellos.

Evidentemente me estoy saltando detalles muy importantes que no voy a revelar, pero el tiempo que transcurre desde la segunda marcha de Mariela hasta su vuelta definitiva, será los meses más intensos de su vida. Viajará desde España a Francia, de allí a Bélgica, Alemania y finalmente hasta Rusia y en su camino  aprenderá, sufrirá, conocerá a multitud de personas que la ayudarán, que la odiarán y que la amarán. Algunos se perderán por el camino, pero entre todos ofrecerán al lector el retrato de una Europa asolada por el final de la Primera Guerra Mundial y los brotes de "gripe española" que tantas vidas se cobró a lo largo de los años.

Una de las cosas que más me ha sorprendido durante la lectura de esta novela ha sido la cantidad de personajes reales que aparecen en ella y que además no están ahí de adorno, sino que tienen su peso en la trama. Me ha parecido increíble la capacidad de la autora para lograr reunir en la novela tal cantidad de nombres y que además los haya convertido en personas importantes para Mariela.

Durante el tiempo en el transcurre la novela Mariela conocerá médicos, enfermeras, políticos, periodistas, escritores, pintores... un sin fin de personajes. Para muestra la siguiente fotografía:


Estos son "algunos" (y me quedo bien corta) de los personajes reales que aparecen en la novela y que se cruzan en la vida de Mariela siendo  más o menos importantes en su vida (de izquierda a derecha y de arriba a abajo:
Blaise Cendrars (escritor), Guillaume Apollinaris (poeta, novelista y ensayista), Mary Borden (novelista, poeta y enfermera), Mairi Lambert (enfermera), Julia Stimson (enfermera) Gertrude Stein  (escritora)y Alice Toklas (pareja de Gertrude), Lonny Hertha (enfermera), Joan Peset (médico y político), Elsie Knocker (enfermera), Eugenie Mijailovna Shajovska-ya (aviadora), Clara Zetkin (política luchadora por los derechos de la mujer), Rosa Luxemburgo (escritora, intelectual y teórica marxista), Alexandra Kollontai (política, comunista y revolucionaria), Ellen La Motte (enfermera y periodista), Paul Levi (político alemán) , Otto Dix (pintor), Stalin (político, dictador), Yakov Sverdlov (político revolucionario), Konkordia Samoilova (periodista y revolucionaria)
Por supuesto a algunos ya los conocía, pero a otros desde luego para nada, sobre todo a médicos y enfermeras, así que esta novela ha sido toda una lección de historia y si he tardado tanto en leerla ha sido por dos motivos, el primero porque cada nuevo nombre que aparecía en la trama me "obligaba" a buscarlo en internet para poder ponerle cara y leer sobre esa persona en cuestión y segundo porque viendo cómo iba a ser la novela, tan llena de datos y personajes, decidí tomármela con calma y alternarla (en este caso con otras tres novelas) para no saturarme de historia por más que el personaje de Mariela me estuviera pareciendo maravilloso. Creo que es un libro para degustar poco a poco, no para pretender leerlo en dos días porque podría llegar a "saturar". Os aseguro que haciéndolo como lo he hecho yo, disfrutaréis de la trama "inventada" y de los hechos reales que le tocan vivir a la protagonista de este libro.

Leer sobre la gripe "española" ha sido realmente interesante. Prácticamente no sabía nada sobre el tema, ni siquiera por qué tenía ese nombre (que vaya tela, por cierto), así que ha sido uno de los aspectos más instructivos del libro.

Pero por supuesto, si algo hay que destacar es a la propia Mariela. Una mujer adelantada a su tiempo cuya personalidad me ha encantado. Desde pequeña ya destacaba por su inteligencia y por ser una clara defensora de las mujeres (motivo por el cual casi debe escapar de La Cañada). Mariela es una mujer a la que le toca vivir demasiado en muy poco tiempo, además es un momento político complicado que todavía se vuelve más difícil cuando aparece la mortífera gripe, pero cuando llega a Madrid, tiene claro que debe ayudar a quienes menos recursos tienen porque la desigualdad es tremenda entre la población y a nadie parecen importarle los más desfavorecidos.

Yolanda Guerrero. Fotografía de dospassos.es
Esa será una de las luchas de Mariela, encontrar una solución para curar esa maldita gripe, a la que ella llama La Bestia (y con quien incluso llega a mantener una serie de conversaciones) y que llegue a todos y no solo a quienes lo puedan pagar.

Mariela no distingue entre hombres, mujeres o niños, entre ricos y pobres. Mariela solo ve personas y será así a lo largo de todo el libro, en todas las ciudades en las que viva y en el propio frente de batalla. Aprende de todas las personas que se cruzan en su vida y sobre todo de los libros, aunque antes de llegar a Madrid no había leído ninguno. Solo entonces es consciente de todo lo que se ha perdido.
Nunca vi tantos libros. En las tiendas, en las casas, en la escuela. Madrid es un libro. En él puedo leerme la vida mía y la vida de millones. Madrid es un libro abierto. A veces un drama, otras una pantomima, muchas tragicomedia, casi siempre un sainete. Y yo, ahora que los he probado, no sé ya vivir sin ellos, me he vuelto adicta como los chinos al opio: soy adicta a los libros.

A lo largo de su historia se encontrará con otras mujeres que piensan como ella, que quieren ser escuchadas, auténticas revolucionarias dispuestas a luchar contra lo que consideran injusto, mujeres que reclamaban a gritos los mismos derechos exclusivos de los hombres porque ninguna valía menos que cualquiera de ellos y que incluso arriesgaron sus vida en el empeño.
Hoy vota Madrid y acabo de pronunciar así una de las grandes mentiras de estos tiempos que nos ha tocado vivir. Hoy no vota Madrid, sino solo una mitad. La otra somos nosotras. A mí, que mientras aquí viva también soy Madrid, no me dejan decidir... [...] ¿Quién hablará por nosotras? ¿Quién pondrá nuestro voto en la urna? ¿Quién nos presta su voz? Basta ya, me lo digo a mí y se lo digo a todas. A todas las mujeres. ¿Por qué callamos? 

"Mariela" es una novela muy feminista y reivindicativa, un claro homenaje a todas las mujeres, pero sobre todo a esas enfermeras que ayudaron en uno de los momentos históricos más complicados de Europa, mujeres cuyo trabajo fueron dejando por escrito en diarios, o cartas hablando de la terrible epidemia que sin embargo los periódicos de la época ocultaron en gran medida, pero también es un homenaje a todas las víctimas que se cobró esa "Bestia", o al menos así lo interpreto yo. Es una historia muy bien escrita, la historia de una Europa enferma y en guerra a través de los ojos de muchas mujeres que si sois amantes de la novela histórica creo que os gustará mucho, a los que no... no sabría que deciros, la verdad. Sólo os puedo decir que a mí me ha gustado mucho y que hacía tiempo que no leía un libro con tanta calma y oye ¡me ha sentado fenomenal!

Primeras páginas AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.