"Después" y "Pronto" (Morris Gleitzman)

TÍTULO: Pronto
AUTOR: Morris Gleitzman
EDITORIAL: Kailas

Sinopsis Editorial:

Una vez los nazis arrasaron Europa.
Entonces Felix y Zelda decidieron actuar.
Ahora Felix se enfrenta a su pasado.
Después Felix luchará por un futuro mejor. Pronto vivirá en paz. O no. Polonia, 1945

Después de que los nazis se llevaran a mis padres me puse muy triste. Después de que mataran a mi mejor amiga Zelda me enfadé mucho. Después de unirme a los partisanos y ayudar a derrotar a los nazis tenía esperanza. Pronto, pensé, estaremos a salvo. Me equivoqué.

“Pronto”
es una novela que no esperaba. De hecho la encontré por pura casualidad y sinceramente dudé si comprarla o no y os cuento por qué.

Allá por 2010 se cruzaron en mi camino dos novelas de Morris Gleitzman, tituladas “Una vez” y “Entonces” que en teoría, eran los dos primeros libros de una trilogía que se completó más tarde con la publicación de “Ahora”. No os voy a hablar mucho de estos tres libros porque están reseñados en el blog y podéis ir a las reseñas con el enlace que hay debajo de los libros.




Sí os diré que en general me gustaron mucho, sobre todo el segundo libro. También que en el tercero el autor optó por presentarnos a Félix, el protagonista de estas historias como un prestigioso médico de 80 años y no como el niño de 10 que era al final de la segunda entrega. Eso me sorprendió y no me emocionó demasiado, lo confieso, porque yo esperaba que la tercera entrega empezara donde había terminado la segunda, pero aún así el libro me gustó y la valoración de la trilogía en general fue muy buena, así que para nada esperaba que unos años más tarde el autor decidiera convertir la trilogía en tetralogía publicando “Después”.

Este cuarto libro nos lleva de nuevo hacia atrás en el tiempo y que comienza donde yo esperaba que comenzara la tercera entrega, con un Félix niño de nuevo, disipando así las dudas que nos habían quedado. "Después" es una breve pero intensa historia donde Félix demuestra la persona tan maravillosa que es, con esos toques todavía infantiles, pero a la vez mucho más maduros de lo que en otras circunstancias sería un niño de su edad y eso es algo que se va reflejando en cada entrega de esta serie. O maduras en tiempo de guerra o no sobrevives.

En “Después”, Félix empezará a tomarse muy en serio su deseo de ser médico, de curar, de ayudar a los demás y en esta novela es donde mejor queda reflejado. Está dispuesto a aprender y a utilizar lo que sabe para ayudar a todo el que pueda. Es quizás de los cuatro libros el que menos me ha emocionado, pero aún así, es tanta la simpatía que despierta Félix, que la lectura dura un visto y no visto.

Y terminado “Después” ¿Quién esperaba que hubiera un quinto libro? Pues yo no, la verdad. De trilogía, pasó a tetralogía y ahora resulta que de momento (ya no me fío un pelo) es una pentalogía, que además está claro que me persigue, porque sinceramente no son unos libros que haya visto mucho en redes sociales y si he tropezado con la quinta entrega ya os he dicho que ha sido por pura casualidad y estuve a punto de no comprarlo, pero… ¿cómo iba a dejar colgado al pobre Félix? Tenía que saber qué había sido de él ¿Volvería a encontrármelo como niño o como adulto?

Pues de nuevo encontramos a un Félix niño, acompañado de Gabriek, a quien conocimos en la segunda entrega de la serie y es que la unión hace la fuerza y mientras cumplan las reglas que Gabriek ha establecido, seguro que todo les irá bien, pero a veces las cosas son taaan complicadas. Aunque la guerra ha terminado, algunas personas siguen matando a otras y Félix no lo entiende. En esta quinta entrega Félix se mete en un pequeño lío que no quiere contarle a Gabriek, pero la cosa se complica cuando entra en escena un pequeño bebé al que es incapaz de abandonar. Y una vez más y sin darme cuenta (y ya van cinco veces) llegué al final de esta historia de tirón y con lagrimones en los ojos. La verdad es que "Pronto" me ha gustado mucho, bastante más que la cuarta, lo confieso y cada libro que leo protagonizado por Félix, más cariño le cojo al protagonista

Lo que tengo muy claro es que todas estas novelas, que como dice su autor, están pensadas para leerlas de forma independiente, son muy emocionantes. Gleitzman es delicado a la hora de describir las escenas más duras y equilibra sus historias con momentos tiernos y simpáticos que evidentemente y aún en tiempo de guerra y sobre todo entre niños también se dan ¡gracias a Dios! Alegría, dolor, tristeza, aprendizaje, supervivencia, cariño, empatía, amor. Muchas emociones destilan estos libros y sí, ya lo digo desde ahora, me apunto a cada nueva entrega de esta serie que el autor quiera escribir. Para qué negarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario