Tierra sin hombres (Inma Chacón)

TÍTULO: Tierra sin hombres
AUTOR: Inma Chacón
EDITORIAL: Planeta

Sinopsis Editorial:



Las hermanas Elisa y Sabela crecen en una pequeña aldea cercana a Ferrol, donde su madre, Rosalía, una leiteira pobre, las cría sin la ayuda de su marido. Mateo, que emigró a América para iniciar un negocio que nunca concluyó, solo le dejó a su hermano Manuel, sordo de nacimiento, que con su bondad temerosa y sencilla la ayuda a sacar a sus hijas adelante. Cuando Rosalía comienza a planear la boda de su hija Elisa con Eloy, el único bachiller del pueblo, no cuenta con que Sabela se ha enamorado de él y que el guapo minero Martín tiene otros planes para Elisa.

Tierra sin hombres es una novela de personajes y de intrigas familiares que se enmarca en la Galicia de finales del siglo XIX y principios del XX, en una aldea cargada de supersticiones y de habladurías, lluviosa, pobre; una tierra de viudas de vivos, donde las mujeres ven como sus hombres han de emigrar en busca de una vida mejor, un sueño que a veces se cumple y otras se vuelve contra todos.

"Tierra sin hombres" es otra de esas novelas que ya llevaba un tiempo en casa (tres años) esperando a ser leída. Limpiando el polvo de las estanterías, me paré al llegar a "Tiempo de arena" de la misma autora y al hojearlo de nuevo pensé por qué teniendo en casa más libros de esta autora y habiendo disfrutado tanto con esa novela no había vuelto a leer nada más escrito por ella, así que le puse remedio y me alegro mucho de haberlo hecho, porque ha sido una novela que me ha gustado y lo mejor es que aún tengo otra lectura pendiente de esta autora "Mientras pueda pensarte".

La novela comienza en un entierro donde la autora nos presentará a las protagonistas principales de esta historia, Rosalía y sus dos hijas Elisa y Sabela. Desde este punto de partida y durante toda la novela iremos hacia atrás en el tiempo para conocer la  historia de estas tres mujeres, empezando por la de Rosalía, a leiteira. Antes de nada hay que tener en cuenta que la novela transcurre entre finales del siglo XIX y principios del XX en un pequeño pueblo llamado Santa Comba. Por aquella época muchas fueron las mujeres llamadas "viudas de vivos", porque aunque sus maridos no hubieran muerto, muchos de ellos se habían marchado buscando fortuna para sus familias dejando todo el peso de la casa en manos las mujeres. De ellas dependía sobrevivir porque los maridos a veces volvían, pero otras... no. Mateo, el marido de Rosalía, soñaba con montar una tienda en Ferrol con cosas traídas en sus viajes a América, pero en uno de esos viajes su barco se va a pique y a Rosalía de su marido, solo le queda su cuñado Manuel un hombre sordo, que le ayudará en el duro trabajo de salir adelante, aunque también serán la comidilla del pueblo. Nadie puede creer que entre ellos no haya nada, ahora que Rosalía está viuda de verdad.

El caso es que Rosalía decide abrir esa tienda que soñó Mateo y vender en ella todo lo que su marido fue trayendo en sus viajes y de paso organizar el futuro de sus hijas. Para Elisa ya ha elegido pretendiente, Eloy, el primer bachiller del lugar y a la pequeña le corresponderá quedarse con la casa, las tierras y el ganado. El problema es que no ha tenido en cuenta la opinión de sus hijas y a veces las cosas no salen como uno tiene planeado, sobre todo si aparecen en escena personajes que no estaban previstos y que llegan para desbaratar sus planes.

Inma Chacón. Fotografía de Lainformacion.com
La verdad es que la novela está plagada de secretos que se irán desvelando poco a poco, de las consecuencias terribles de no tener en cuenta la opinión ni los deseos de los demás, de malos entendidos que dan lugar a actos sin sentido que marcarán la vida de estas mujeres y de los hombres que las rodean.

Pero tres son, sobre todo, las cosas que más me han gustado de este libro.

Primero, su ambientación. En todo momento me he sentido en la Galicia profunda y rural de finales del siglo XIX, un ambiente cerrado donde los "extranjeros" no son precisamente bienvenidos, donde los rumores y habladurías están a la orden del día y donde nadie puede dar un paso sin que otros lo sepan. Santa Comba está envuelta en una atmósfera gris, densa y oscura de niebla, bruma y humedad y rodeada de bosques y acantilados.

Segundo, las mujeres protagonistas. Aunque han sido personajes con los que yo no me identifico para nada, me han gustado mucho sus diferentes personalidades y su evolución a lo largo de la novela. Las tres son mujeres fuertes y duras ¡qué remedio!, alguna incluso más de lo que ella misma cree, pero las tres me han gustado mucho. Rosalía es una mujer de su época, le tocó vivir una vida complicada y decidió buscar un futuro mejor a través de sus hijas, un error que en aquella época no solo cometió ella. Elisa, aunque es una mujer que sabe lo que quiere, también sabe que como hermana mayor debe obedecer a su madre en lo que decida para ella y por último está Sabela, un personaje extraño. Sabe que muchos la miran con recelo. Cuando nació no derramó ni una lágrima y para una aldea tan cerrada y donde las tradiciones pesan tanto, eso es signo de "bruxería", pero Sabela, a pesar de ser arisca y bastante cerrada es también muy inteligente. Que conste que también  me han gustado los hombres de la novela, pero a esos, dejaré que los descubráis si os animáis a leer el libro.

Y tercero, me ha vuelto a encantar el estilo de Inma Chacón, creo que escribe con una prosa muy muy cuidada, elegante, a veces dolorosa que te va envolviendo a lo largo de la lectura.

Así comienza "Tierra sin hombres".
El aguacero descargó sobre el camposanto como si quisiera cobrarse una deuda. Los goterones rebotaban sin interrupción sobre los paraguas que rodeaban el ataúd, resignado a recibir el diluvio soportando el sonido constante de la lluvia al estrellarse contra la tapa. Mientras, los deudos permanecían con la mirada clavada en el hoyo. Ni una sola corona de flores, ni una lágrima, ni un ramo descuidado, ni un suspiro, ni un rezo, ni un gesto de desolación. Sólo el ruido del agua. Y, a lo lejos, el mar, embravecido y triunfante, levantado sobre sí mismo para que todos supieran que también él había acudido al entierro.
Os dejo el precioso booktrailer del libro que he descubierto cuando estaba escribiendo la reseña.