Amigo imaginario (Stephen Chbosky)

TÍTULO: Amigo imaginario
AUTOR: Stephen Chbosky
EDITORIAL: Planeta de Libros

Sinopsis Editorial:



Kate Reese es una madre soltera que escapa de una relación de abuso para empezar desde cero en el pueblo Mill Grove, junto a su hijo de siete años, Christopher. Pero Mill Grove no resulta ser ese lugar seguro que cree: Christopher desaparece en un bosque cercano, donde hace cincuenta años tuvo lugar otra desaparición similar de un niño que nunca fue resuelta.

Seis días después de su desaparición, Christopher aparece, sin un rasguño, pero no es el mismo. Guarda un secreto: una voz en su interior le alerta de una tragedia que está a punto de ocurrir y que sacudirá todo el pueblo. La voz de este nuevo amigo también le dicta una misión: construir junto a sus amigos una casa en un árbol en el bosque, que le permitirá a este amigo escapar de la prisión donde lleva encerrado muchos años.

Sin saberlo, Christopher, Kate y resto de los habitantes de Mill Grove están destinados a jugar un papel en una batalla entre el bien y el mal que los llevará a luchar por sus propias vidas.

Qué ganas tenía yo de leer este libro. Dudaba si comprarlo o no. Es un libro enorme y no me acababa de decidir, pero hablando del tema con una amiga me dijo que aunque no lo había leído todavía, ella lo tenía en formato electrónico y si quería me lo prestaba. Tenía toda la pinta de ser una novela que me iba a enganchar y no iba a poder soltar, pero he estado a punto de dejarla abandonada en muchas ocasiones pero no sé muy bien por qué, continué leyendo.

En realidad la novela empieza muy bien. El autor enseguida nos presenta a Kate Reese y a su hijo Christopher de siete años. Los dos han salido huyendo de Jerry, la última pareja de Kate y de sus malos tratos. Ella está dispuesta a hacer lo que sea por su hijo y decide empezar de cero en otro lugar. Elige Mill Grove, porque le parece que está lo suficientemente lejos de Jerry y a simple vista parece un pueblito encantador para vivir.

En cuanto se instalan lo primero que hace Kate es buscar un trabajo porque su situación económica es peor que mala. También consigue un colegio para su hijo aunque él no está muy entusiasmado. Tiene un problema de dislexia que le dificulta mucho el aprendizaje, aunque su madre siempre está ahí para apoyarlo, animarlo y ayudarle en lo que sea. En el colegio, como siempre, encontrará buenos amigos y cómo no, también enemigos, pero algo le va a ocurrir a Christopher, que hará que tanto su rendimiento escolar como la suerte de su madre cambien radicalmente y es que de buenas a primeras el niño desaparece durante seis días y cuando ya no saben qué hacer para encontrarlo, aparece una noche saliendo del bosque y es recogido por uno de los personajes secundarios de esta historia, la joven Mary Katherine.

Aparentemente Christopher está bien, los resultados médicos son perfectos aunque el niño no recuerda nada, solamente que "el hombre amable" le ayudó a salir del bosque  y también sabe que existe "la mujer siseante". No tardarán mucho en darse cuenta de que tras aparecer Christopher todo les empieza a ir mejor. A su madre le toca la lotería y puede por fin saldar mil deudas pendientes y de repente, sus notas escolares son las mejores de clase, pasa de apenas poder leer, a devorar "El señor de los anillos" en un visto y no visto, así que es evidente que algo ocurrió durante esos seis días. Además desde que ha vuelto, está obsesionado con entrar cada vez que puede al bosque de la calle Mission donde es capaz de hablar con "El hombre amable", su amigo imaginario.

Cuando tropecé con esta novela en internet una de las cosas que me llamaron a atención fue que la comparaban un poco con "Stranger Things" y es cierto que tiene una parte en común y es la existencia de dos mundos, el real y otro del que Christopher puede entrar y salir. El problema es que cuanto más poder tiene en el mundo imaginario, más dolor siente en el mundo real.

Stephen Chbosky
Poco a poco veremos que algo maligno parece flotar en Mill Grove. Todo el mundo parece medio enfermo y enfadado, la paciencia brilla por su ausencia y la sensación de que la violencia va creciendo es palpable... Evidentemente el autor se centrará en las vivencias de una serie de personajes secundarios para mostrarnos hacia donde deriva todo lo que va ocurriendo (una profesora alcohólica, una niña de la que abusan, un niño cuya madre castiga como lo hacían con ella cuando era niña, o una joven extremadamente católica cuya familia espera mucho de ella...). La lucha entre el bien y el mal está servida y aunque Christopher contará con un pequeño grupo de apoyo (su madre, el alguacil de Mill Grove, sus amigos Especial Ed, Mike y Matt, (los M&M's) y el anciano Ambrose, un hombre que lleva cincuenta años lamentándose por la pérdida de alguien muy querido y sintiéndose responsable de esa pérdida) le espera una dura batalla.

Como podéis suponer, en un libro de más de ochocientas páginas, da tiempo a que pasen muchas cosas que lógicamente no voy a contaros, pero ya os digo que le sobran tranquilamente doscientas. En realidad han sido varias las cosas que al final han hecho que no conectara con esta historia.

Su extensión: A mí personalmente se me ha hecho una lectura eterna, creo que llega un momento en que es muy  muy repetitivo y solo estaba deseando terminarlo porque no me daba la sensación de avanzar en la historia.

La traducción: Evidentemente de esto no tiene culpa el autor y en realidad no tiene culpa nadie (¿mi amiga por  no avisarme?) Yo he leído la edición "latina" en lugar de la edición española y eso ha sido un handicap durante toda la lectura. Que conste que pude hojear el libro en una librería, y aunque vi diferencias respecto al que yo estaba leyendo, al ver que el nombre de la traductora era el mismo no me animé a comprarlo en papel. Cuando hablo con alguien cara a cara y utiliza modismos de su país, no me molesta en absoluto, pero cuando leo, eso es algo que me saca de la lectura continuamente. Hay muchísimas expresiones, formas de hablar y palabras que aunque aquí no utilizamos y la mayoría de las veces se comprenden, no dejan de "chirriar" mientras lees. Lo que no acabo de entender es lo que hacen si la traductora es la misma para las dos ediciones, ¿Cogen la versión traducida y un corrector la adapta a nuestro castellano? Ni idea.

El personaje principal: Lo mejor de Christopher es la relación que tiene con su madre, es una relación preciosa y realmente importante en la novela, pero para mí el problema es la edad del niño.  En todo momento he tenido la sensación de esta historia no podía estar protagonizada por niños de 7 años. Si me dices que tienen, 12 ó 13 entonces me lo podría creer y empatizar con los personajes, pero desde el principio no me parecía que niños tan pequeños pudieran  hablar y actuar como los personajes de esta novela. En su parte final es casi imposible imaginar a un niño de siete años haciendo lo que hace Christopher.

El componente religioso: Está muy presente y es una cosa con la que me cuesta lidiar. Es algo que me ha sobrado mucho sobre todo en la última parte de la novela. Hay un personaje en concreto, con una familia extremadamente católica sobre el que todo este tema pesa mucho y aunque le ocurren cosas de lo más "inquietantes", esa parte final, casi "monólogo" religioso... ¡uf! como que no.

Lo que más me ha gustado del libro es un giro que no vi venir ni por asomo y me dejó patidifusa, fue una sorpresa que ni remotamente imaginaba, pero de verdad una vez revelada esa sorpresa el libro se hace muy repetitivo y alarga hasta el infinito un final que tenía que haber llegado mucho antes.

"Amigo imaginario" es un libro que ciertamente tiene pasajes de terror, aunque a mí no me ha quitado el sueño en ningún momento, y es sin duda una claro homenaje a Stephen King, por el tipo de historia, por tener como protagonistas a unos niños, aunque en este caso muy jóvenes y, por poner un ejemplo, son varias las veces que aparece el número 217 a lo largo del libro (igual que 217 era la habitación del Hotel Overlook donde Danny Torrance no debía entrar). En realidad es un libro con bastante buena valoración en Goodreads, así que no lo descartaría después de leer esta reseña, quizás no era mi momento.

Personalmente no conocía al autor, o mejor dicho, no lo había leído. Sé que escribió "Las ventajas de ser un marginado" aunque ya os digo que ni lo he leído ni he visto la película, y sinceramente, aunque sé que nada tiene que ver con una historia de este tipo, en este momento no me apetece retomar al señor Chbosky ni literaria ni cinematográficamente hablando  ¡Qué le vamos a hacer!

AQUÍ podéis leer un fragmento de la novela.