Loba negra (Juan Gómez-Jurado)

TÍTULO: Loba negra
AUTOR: Juan Gómez-Jurado
EDITORIAL: Ediciones B

Sinopsis Editorial:



SEGUIR VIVA
Antonia Scott no tiene miedo a nada. Solo a sí misma. 

NUNCA FUE
Pero hay alguien más peligroso que ella. Alguien que podría vencerla.

TAN DIFÍCIL
La Loba negra está cada vez más cerca. Y Antonia, por primera vez, está asustada.

Bueno, vamos a ver qué reseña sale de aquí, porque si nos ceñimos a lo que el autor está cansado de pedirnos a todos los que leímos "Reina Roja" y ahora "Loba Negra", lo que tendría que hacer es guardar silencio o mejor dicho no escribir nada.

El final de "Reina Roja" nos dejó a los fieles lectores de Gómez-Jurado con la boca abierta y con las ganas de leer una nueva novela protagonizada por Antonia y Jon. Hemos tenido que esperar un año para saber más de estos personajes y de nuevo nos ha dejado noqueados por una nueva sorpresa que se esconde en sus páginas y por ese final que hará que la espera de nuevo (y esperemos que "solo" vuelva a ser de un año) se haga muyyyyy larga.

Antes de nada, diré que sería una pena que os adentrarais en "Loba negra" sin haber leído previamente "Reina Roja", así que si todavía no lo habéis hecho, dejad de leer esta reseña, poneros a ello y luego volvéis por aquí... ¿Ya?

En serio... leer "Reina Roja" es importante porque es donde Gómez-Jurado nos presenta a los dos protagonistas y sus peculiaridades, donde establecen esa conexión que al principio no parecía posible y que en "Loba Negra", no solo vemos que han logrado, sino que han afianzado, sobre todo Jon, que sin duda y a pesar de las muchas habilidades de Antonia y su interesante personalidad, sigue siendo mi favorito.

Juan Gómez-Jurado. Fotografía de Elpais.com
Dicho esto, y no pudiendo hablaros de la trama de esta historia, si puedo decir que aunque me ha gustado y lo he disfrutado mucho, no creo que sea mejor libro que "Reina Roja", pero me da la sensación de que el siguiente puede ser una historia muy pero que muy potente, aunque de momento habrá que esperar para saberlo.

Por otro lado, aunque sí he notado una evolución en los personajes principales, esperaba quizás "algo más" y teniendo en cuenta el final de "Reina Roja", yo imaginaba que la historia, además de adentrarnos en una nueva trama, iría por otros derroteros donde tendría presencia otro personaje (innombrable) y no ha sido así... por ahora. Por supuesto no contaba con esa sorpresa que comentaba antes y que me dejó con los ojos como platos, pero sí acerté y con bastante anticipación otra cosa que una vez más debo callar, pero bueno que como no puedo decir nada por aquí, ya me he desahogado en el mail que le he mandado a Juan.

Lo cierto es que "Loba Negra" es una novela tan ágil como su predecesora, donde el protagonismo de las mujeres supera con creces al de los hombres, solo hay que fijarse en el título de las cuatro partes en que se divide el libro (Antonia, Loba, Lola y Jon). Unas mujeres muy diferentes entre sí, pero perfectamente dibujadas, fuertes, inteligentes y resolutivas. Quizás he encontrado en esta novela una Antonia más "humana" y eso es gracias a Jon, que tiene más paciencia que el santo Job y aguanta lo que no está escrito. Sin él estas novelas no funcionarían del mismo modo, eso lo tengo clarísimo. Es un libro con muchos toques de humor que mientras leía, me daba la sensación de escuchar con la propia voz del autor. No lo puedo evitar, no sé si es por haberlo escuchado muchas veces ya en directo o en alguno de los muchos programas en los que colabora.

Al igual que "Reina Roja", "Loba Negra" es una novela con una gran banda sonora que en este caso no solo tiene como protagonista a Sabina, ¡que va! La de canciones que he ido marcando y las que se me habrán pasado, desde Radio Futura, Alaska, Los Secretos o Frozen (sí, he dicho Frozen). Es una historia con guiños a los libros, al cine, a la actualidad y seguramente a más cosas que no he captado. Una lectura que hará las delicias de muchos lectores, de las que atrapan desde el principio, llena de acción (¿quizás un poco menos que "Reina Roja"?), intriga, ritmo, sorpresas con la que he disfrutado mucho y que no he podido dejar de imaginar como una película, sobre todo en las descripciones de algunas escenas. No sé si está hecho a propósito, pero ha habido algunos momentos en los que me he acordado de las pelis de Sherlock Holmes de Guy Ritchie. Esas escenas que van con la cámara ralentizada mientras Holmes explica cada "castaña" que va repartiendo.

También con esta novela, la colección de palabras imposibles sigue creciendo y de verdad que es algo que me trae loca, no solo porque conozca esas palabras, algunas impronunciables, sino porque en algunos casos no sabía que existía ni que el propio idioma en que están escritas.

En fin, que me ha parecido un libro estupendo, imprescindible para los lectores que se enamoraron de Antonia Scott y de Jon Gutiérrez y ya me muero por saber el color del título del próximo libro ¿blanco quizás?... 🤔 habrá que esperar. Mientras tanto y si has llegado hasta aquí y todavía no conoces al autor (literariamente hablando), no dejes de leer "El paciente", "Cicatriz", "Reina Roja"... o cualquiera de los que ha publicado hasta el momento. ¡Qué te voy a decir yo que los he leído todos!
En fin, nos vemos en Diciembre en Bueu, a ver qué nos puede contar, si es que puede contar algo.


Cuanto más sola está una persona, más solitaria se vuelve. La soledad va creciendo a su alrededor, como el moho. Un escudo que inhibe aquello que podría destruirla, y que tanto desea. La soledad es acumulativa, se extiende y se perpetúa por sí sola. Una vez que ese moho se incrusta, cuesta una vida arrancarlo.
Como siempre AQUÍ podéis leer un fragmento de la novela, pero en este caso, te animo a que lo compres, si no en papel porque es más caro, en ebook, ya que se agradece mucho el esfuerzo de Juan para que su obra tenga un precio razonable y creo que pagar 4,74€ por una novedad es un precio más que justo. Puedes comprarlo AQUÍ.