Tras la máscara de la inocencia (Javier Vallejo)

TÍTULO: Tras la máscara de la inocencia
AUTOR: Javier Vallejo
EDITORIAL: Erein

Sinopsis Editorial:



Tras varios meses separado de su familia por motivos laborales, Alex Gálvez regresa a casa de forma inesperada, con la intención de dar una grata sorpresa a Zaira y a los niños. Desafortunadamente, los acontecimientos no se desarrollan como esperaba, y el cálido recibimiento que le ofrece su esposa no tarda en convertirse en una acalorada discusión; es medianoche y Héctor y Alba no están en casa. Después de mutuas acusaciones y reproches, Alex acaba marchándose enardecido en busca de la pequeña.

La llegada del amanecer pone en marcha un nuevo día en Ribera de Bracón, y sus vecinos se topan con una dura realidad: Alba Gálvez ha desaparecido. Una vecina que paseaba a su perro por el parque de las Barbas, encuentra pertenencias de la niña y restos de sangre.

A partir de este descubrimiento los acontecimientos se precipitan: lo evidente se torna difuso; lo imposible se vuelve probable y lo descabellado da un paso decidido al frente. Entre desesperadas conjeturas, el caso avanza en una carrera contrarreloj para descubrir quién se esconde Tras la máscara de la inocencia

Este es el cuarto libro que leo de la editorial Erein. Los tres anteriores han sido las novelas de Noelia Lorenzo Pino y como disfruté tanto con ellas, me apetecía volver a probar con otra novela del mismo género publicada por la misma editorial, así que me animé a comprar "Tras la máscara de la inocencia".

La verdad es que me gustó la sinopsis y aunque me adentré en ella sin leer reseñas, sí me fijé que las pocas opiniones que había en Amazon eran todas cinco estrellas, así que más prometedor no podía ser y lo cierto es que ha cumplido de sobra con mis expectativas, aunque es cierto que tuve que hacer una paradita en la novela cuando me quedaban apenas 120 páginas para terminarla.

"Tras la máscara de la inocencia" es un libro en el que pasan muchísimas cosas y muy rápidamente. Todo transcurre en un lugar llamado Ribera de Bracón. No sé si habéis leído o visto "Monteperdido", pero yo todo el tiempo me he imaginado Ribera de Bracón como un sitio muy parecido, donde todo el mundo se conoce más o menos.

La trama arranca cuando Alex Gálvez regresa a su casa, tras solicitar un excedencia en su trabajo en Viena y se encuentra con que en su hogar solamente está Zaira, su esposa, pero no sabe dónde están sus hijos Héctor (de 19 años) y Alba (de 14), así que tras una discusión con Zaira, Alex sale en busca de su hija, sin embargo Alba no aparece, aunque sí algunas de sus cosas. Enseguida la policía empezará una investigación para averiguar que le ha ocurrido a la joven. A la vez que desaparece Alba, el mejor amigo de Alex, Noel tiene un terrible accidente de coche que lo mantendrá en coma. La policía espera que se recupere porque cabe la posibilidad de que haya visto a la persona que se ¿llevó/mató/secuestro? a Alba y a medida que los días pasan la preocupación por la desaparición de la niña va en aumento.

Mientras tanto las cosas no son fáciles para Alex, la policía sospecha de él, su mujer se ha marchado de casa y su hijo Héctor es un muchacho complicado, solitario, arisco y violento que arrastra con él la acusación de haber violado hace un par de años a su ex novia Marta, aunque él jura que no lo hizo, y ella, aunque acabó retirando la acusación, está convencida de que sí. Héctor además tiene mucha amistad con un muchacho llamado Álvaro y a veces se dedican a cosas realmente repugnantes. Creo que a pesar de ser una novela llena de muertos y desapariciones, el sótano de Álvaro es uno de los escenarios más desagradables del libro.

Javier Vallejo (Fotografía Editorial)
Sin entrar mucho más en la trama, os diré que un enigmático personaje tiene en jaque a Ribera de Bracón y a otro de los personajes principales, obligándole a hacer mil cosas que no desea hacer. El por qué no os lo puedo decir, pero lo que sí puedo decir es que es un libro que te vuelve loca mientras lees. Está lleno de sorpresas, de capítulos que te dejan con la miel en los labios, y hasta llegar al final es prácticamente imposible saber qué está pasando y quién está detrás de las desapariciones y muertes que van llenando las páginas. El autor va dosificando capítulo a capítulo la cantidad justa de información y misterio. Aunque la desaparición de Alba es, digamos, el caso "principal", parecen surgir de él ramificaciones con diferentes subtramas protagonizadas por un montón de personajes secundarios que tienen su propio peso en la historia.

Uno va haciendo cábalas continuamente y, continuamente el autor las va desmontando y al final te quedas con la boca abierta. Imaginaros cómo me quedé yo mientras leía y de repente me encuentro que me faltan 30 páginas (de ahí que tuviera que hacer la paradita lectora). Era imposible seguir leyendo sin saber qué ponía en esas hojas. Sabía que cada capítulo incluido en esas páginas, tenía información que necesitaban para hilar la historia, así que me puse en contacto con la Editorial y mientras me enviaban un nuevo ejemplar (que espero llegue pronto), el autor se ofreció muy amablemente a enviarme por correo electrónico el texto que me faltaba junto con el resto de la novela, así que aún sin tener todavía el ejemplar en papel, pude terminarla. Desde aquí de nuevo mil gracias Javier.

Quizás lo que más flojito me ha parecido es la actuación de los policías. Estaban más perdidos que yo, sin embargo el final me ha gustado mucho. Creo que es justo pero a la vez te deja una sensación de malestar. La verdad es que la novela me ha gustado y he disfrutado mucho con su lectura. Si sois amantes de las historias negras/policíacas, pasaréis un muy buen rato leyendo este libro, es muy ágil, tiene un ritmo que no decae en ningún momento y es una historia donde nada ni nadie es lo que parece. Quizás al principio puede parecer un pelín "liosa", pero de verdad que una vez que se pilla el tono y el ritmo de la narración es casi imposible de soltar. Consigue atraparte muy rápidamente y lo mejor de todo es que todo queda debidamente explicado.

Me quedo con ganas de más novelas negras editadas por Erein. Ya le pondré remedio.

AQUÍ podéis leer un fragmento de la novela.