La pequeña farmacia literaria (Elena Molini)

TÍTULO: La pequeña farmacia literaria
AUTOR: Elena Molini
EDITORIAL: Maeva

Sinopsis Editorial: 

Blu Rocchini vive en Florencia, en un piso compartido con otras tres jóvenes. Su sueño siempre ha sido trabajar en el mundo de los libros. Tras probar suerte en una editorial especializada y después en una gran cadena de librerías, toma una decisión: abrir su propia librería. 
Pero la vida no es fácil para una librera independiente, hasta que Blu tiene una idea: transformar los libros en «fármacos», con sus indicaciones terapéuticas y su posología, para sanar el alma de las personas. Nace así La Pequeña Farmacia Literaria, que no tarda en cosechar un enorme éxito. Pero no todo está resuelto para Blu, que pronto descubrirá que cumplir un sueño puede ser solo el principio de la historia.

Hoy os cuento mis impresiones sobre esta novela, cuyo título y su preciosa portada me llenaron el ojo en cuanto la vi y que gracias a Maeva, he podido leer hace unos días.

"Piccola farmacia letteraria"
Fotografía de Noncieromaistata

La verdad es que pensar en entrar en una librería y que te puedan aconsejar una lectura en base a cómo te sientes emocionalmente, tal cual un farmacéutico en su botica, me llamaba muchísimo la atención y tras investigar un poquito y descubrir que esa "piccola" farmacia literaria existe realmente y que su dueña es quien ha escrito el libro, estaba claro que tenía que leerlo, y la verdad es que además de gustarme me he divertido mucho.

La protagonista, Blu (como el color (en italiano)) Rocchini, tras pasar por una serie de trabajos no especialmente satisfactorios, decide abrir una pequeña librería en Florencia, donde vive compartiendo piso con tres buenas amigas (Rachele, Giulia y Carolina). A Blu, que será nuestra narradora, le encanta leer y recomendar libros, y claro, también le encantaría venderlos, pero las cosas no le van especialmente bien y necesita darle una vuelta a su librería o pronto tendrá que cerrar. 

Un día, un extraño (y atractivo cliente) entra en la librería y le sugiere a Blu una interesante idea para recomendar libros a sus clientes, y el germen de esa idea empieza a crecer en la cabeza de nuestra librera, mientras intenta localizar al anónimo cliente, que además le ha gustado mucho.

Etiquetas que se pueden encontrar en
la librería. Fotografía de bbc.com

Cuando Blu decide contarle a sus amigas el plan que tiene para su librería todas se emocionan y prometen ayudar en lo que sea necesario y poco a poco la vida de Blu y sobre todo la vida de su librería empiezan a tomar un rumbo muy distinto.

La verdad es que tengo que deciros que he disfrutado mucho con esta lectura, es una historia súper fresca con la que me lo he pasado fenomenal. Ya sé que esto es muy personal y lo que a uno le hace gracia a otro no le saca ni media sonrisa, pero yo sinceramente me he divertido mucho con Blu y sus amigas. Blu es muy espontánea y natural y además parece tener una capacidad muy particular de la que no quiero decir nada, por si es algo que vuelve a aparecer en otros libros (al menos uno más sé que hay).

Me ha encantado esta original forma de recomendar libros, que no es tan fácil como pueda parecer. Blu cuenta con la ayuda de sus amigas, sobre todo de Carolina graduada en Psicología y a quien le pide asesoramiento cuando le cuenta su idea de recomendar libros para "curar el alma" de los lectores.

Elena Molini. Fotografía de
blogs.ucv.es
Imaginar la posibilidad de encontrar entre las paredes de una librería ese libro en concreto que te puede ayudar en un momento dado es maravilloso. No hablo de que la lectura de un libro te cambie la vida, pero sí que te ayude a salir de un momento complicado inspirándote en la historia de los protagonistas de un libro. Evidentemente no va a ser la solución a todos tus problemas, pero piensa en cuántas veces la lectura te ha ayudado de alguna manera. A mí a veces, estando enferma, una buena historia me ha ayudado a olvidarme de mis males al atraparme en su narración y eso no está pagado. Yo no sé si esta historia es la historia real de Elena Molini, pero lo que está claro es que su librería existe realmente y es todo un éxito.

Otra cosa que he sacado de este libro que desborda amor por los libros, es un buen listado de títulos interesantes a los que he ido echando un ojo mientras leía. Cada uno de los quince capítulos en los que se divide el libro viene precedido de un pequeño texto correspondiente a una novela y al final del libro encontraremos las fichas de esas quince novelas, donde nos darán sus "Indicaciones terapéuticas", los "Efectos Secundarios" y su "Posología, modo y tiempo de administración". No me digáis que no es fantástico.

Esta pequeña novela es una historia de superación, de adaptarse a lo que la vida nos va poniendo por delante, de renovarse o morir, de sorprendernos ante las posibilidades que se van abriendo ante nosotros y si por el camino, además, podemos lograr hacer nuestros sueños realidad, mejor que mejor.

El único "pero" que le puedo poner a este libro tan "feel good", es ese final... ¡tan de repente! porque se me ha hecho una lectura cortísima, pero luego, al ver que hay un segundo libro he pensado que todavía nos queda Blu para un rato más, así que espero que esa nueva aventura no tarde en aparecer en las librerías españolas, pero mientras tanto desde aquí os recomiendo esta historia si estáis pasando un momento flojito porque seguramente os animará, si acabáis de salir de un libro demasiado profundo y contundente, porque os aliviará o simplemente si os apetece una lectura ligera, fresca, que os haga desconectar y sonreír mientras se habla de libros y se recomiendan de una forma diferente.

Así comienza "La pequeña farmacia literaria"...
A VECES EN la vida uno se siente perdido, acabado. Siente que se ha roto en mil pedazos, mira a su alrededor y no sabe por dónde empezar a recogerlos. Tratamos de reconstruir lo que se ha roto para que vuelva a ser lo más parecido posible a como era antes. Pero no conseguimos volver a unir esos trocitos. No encajan de ninguna manera. Y no lo hacen porque en realidad no nos pertenecen.

4 comentarios:

  1. Con ganas de ir a esta librería "farmacia" me has dejado. Tomo buenísima nota.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonita la idea de la farmacia literaria! Tomo nota del libro (que ya tenía medio fichado).

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii. Me encantaría que hubiera por aquí algo parecido. 😀
      Besiños

      Eliminar
  3. Hola. Pues lo acabo de terminar y no me ha gustado nada. La idea de que los libros son curativos es muy interesante (aunque todos los lectores empedernidos ya lo sabemos). Pero es una idea sobre la que pasa de puntillas. El meollo es la historia de las compañeras de piso, novietes ... Muy decepcionante

    ResponderEliminar