La Nena (Carmen Mola)

TÍTULO: La nena
AUTOR: Carmen Mola
EDITORIAL: Alfaguara

Sinopsis Editorial: 



«Nadie regresa del infierno indemne.»

Es la noche del fin de año chino, empieza el año del cerdo. Chesca, al mando de la Brigada de Análisis de Casos desde hace un año, ha quedado con Ángel Zárate, pero en el último momento este le da plantón. Aun así, ella sale a divertirse, conoce a un hombre y pasa la noche con él. A la mañana siguiente, tres hombres rodean su cama, a la espera de unirse al festín. Y un repulsivo olor a cerdo impregna la estancia

Después de un día entero sin dar señales, los compañeros de la BAC empiezan a buscar a su compañera. Cuentan con una ayuda inestimable: Elena Blanco, que aunque dejó la policía tras la debacle que supuso el caso de la Red Púrpura, no puede dar la espalda a una amiga. Pronto se darán cuenta de que tras la desaparición de Chesca se esconden secretos inconfesables.

Empezaré confesando que aunque odio dejar las series o trilogías a medias, me planteé no leer esta novela, pero al final me pudo más la curiosidad y también las ganas de comprar libros tras el confinamiento, que todavía no se han calmado.

El caso es que cuando leí "La novia gitana" me lo pasé pipa. Fue un libro que, como este, prácticamente devoré, así que cuando se publicó "La red púrpura" dejé todo de lado para ponerme con él, pero me llevé un buen chasco porque aunque me duró también muy poco, no me gustó ni la mitad. Me pareció que a Elena, la protagonista, se le había ido la pinza totalmente, peeeero, con esta nueva historia la perdono 😁

Ya había comentado cuando terminé de leer "La red púrpura" que para mí la historia que había empezado con la "La novia gitana" quedaba ya más o menos cerrada, así que no sabía qué esperar de este tercer libro. Creo sinceramente que se puede leer sin haber leído previamente las otras dos novelas, pero eso ya va en los gustos de cada uno.

En "La nena" nos encontramos con todos los personajes que ya conocemos y que forman parte de  la Brigada de Análisis de Casos, y también con Elena Blanco, que tras el caso de "La red púrpura", decidió abandonar la BAC. También se incorpora al equipo la sobrina del comisario Rentero, Reyes, un personaje peculiar que me ha gustado bastante. Reyes en su primer día en la comisaría ha quedado con Chesca, pero esta no aparece. A todos les extraña un poco, pero las alarmas no saltan del todo hasta que se dan cuenta de que tampoco ha comparecido en el juzgado donde debía prestar declaración por un caso que ella había llevado.

Todos conocen a Chesca y saben que no es su estilo "desaparecer" sin avisar, así que todo el equipo se pone en marchar para averiguar su paradero, incluida Elena Blanco. Por lo poco que han podido averiguar, saben que durante la celebración del fin de año chico, salió a dar una vuelta y que no volvió a su casa. En este sentido el lector irá por delante de la BAC porque nosotros sí sabemos qué le ha pasado a Chesca y donde está, sin embargo a la par que ellos iremos descubriendo la historia de una mujer que en el fondo nadie conocía tan bien como pensaban y todo lo que van averiguando les va inquietando cada vez más... y con razón.

Bien, no quiero contar nada más sobre la búsqueda de Chesca, sobre los motivos de su desaparición o sobre su historia personal porque sería una pena desvelar más de lo necesario, pero os aviso que la novela es muy dura y no apta para algún estómago sensiblero. Una vez más esto me hace pensar cómo es posible disfrutar tanto de una lectura como esta, pero no lo puedo evitar, enseguida me atrapó y si no lo leí de tirón es porque lo empecé ya avanzada la tarde.

Además de ser duro todo lo que va ocurriendo con Chesca, me ha parecido terrible el personaje de la "Nena". No ella como personaje, sino donde la colocó el terrible destino y cómo se "adaptó" porque para ella esa forma de vivir era "lo normal".

A mí la novela me ha parecido tremenda, original, adictiva. Tiene un ritmo que no decae ni por un segundo, y aun teniendo escenas que son durísimas tampoco se para en ellas durante 10 páginas (¡menos mal!), aunque llega y sobra para no querer presenciar nada así en la vida. Creo que es un libro que aunque empieza de forma fenomenal, va mejorando a medida que avanzamos en su lectura. Es de estas historias que hacen que no te queden uñas en los dedos (si eres de mordértelas, vaya) y por poner un "pero" diría que la decisión que toma Chesca la noche del fin de año chino, teniendo en cuenta el tipo de mujer que es, su profesión, no sé... mil cosas, me pareció demasiado "rápida", decisiones sin pensar, que al final cambian la vida... y no digo más.

Si os gustaron las dos primeras novelas, evidentemente no os podéis perder esta (si es que aún no la habéis leído) y si os pasó como a mí y no os convenció "La red púrpura", os animo también muchísimo a leer el libro, que yo casi diría es el mejor de los tres.




No sé si la autora tiene intención de continuar con esta serie, pero después de leer este tercer libro sin duda leería el siguiente en el que cómo mínimo debería haber cuatro moscas en portada.

Puedes leer un fragmento de "La Nena" AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario