La casa de la isla (Sarah Blake)

TÍTULO: La casa de la isla
AUTOR: Sarah Blake
EDITORIAL: Espasa


Sinopsis Editorial: 

«No.» Una palabra sencilla, pronunciada en un porche en el verano de 1936. Un «no» que perseguirá a Kitty Milton y a su familia el resto de su vida.

Kitty y su esposo Ogden pertenecen a los Milton, una poderosa estirpe de Nueva York que pasa los veranos en su mansión de la isla de Crockett, su paraíso particular. En ese rincón privilegiado se suceden año tras año las fiestas a la luz de la luna, las historias de amor y las confidencias entre hermanos. Pero también es el escenario de una tragedia y de un amor imposible silenciados durante décadas.

Hasta que en una calurosa noche de 1959 los secretos del pasado salen a la luz y alteran el idílico entorno familiar de los Milton para siempre.

Moviéndose a través de tres generaciones, La casa de la isla es un relato fascinante de secretos ocultos, decisiones irreparables e historias de amor perdurable.

Una mansión en una isla maravillosa.
Tres generaciones de una familia privilegiada.
Un secreto silenciado durante décadas.

Esto es lo que la fajilla de la novela nos dice que encontraremos dentro de esta novela y efectivamente no nos está engañando. El “problema” (y lo digo entre comillas porque para unos lo será y para otros, como es mi caso, no) es que muchos lectores imaginarán una historia que te mantendrá pegado a las páginas mientras devoras hojas sin parar esperando la revelación de ese “secreto” y esta novela hay que leerla justamente al revés, poco a poco. Es un libro al que hay que dedicarle tiempo, no se puede leer a salto de mata porque será complicado reconectar con la historia cada vez que lo vuelvas a retomar.

“La casa de la isla” es una buena historia, pero confieso que me ha costado un poco entrar en ella. En cuanto empecé a leerla me gustó el estilo de la autora, su prosa me ha parecido elegante, de ritmo más bien pausado, quizás algo descriptivo de más en algún momento, pero por otro lado eso hace que te imagines perfectamente tanto el entorno de esa idílica isla como a los protagonistas de la historia.

De hecho creo que lo mejor de la novela, es la caracterización de los personajes. Están muy bien desarrollados, tanto los principales como los secundarios, llenos de matices que los hace muy reales, aunque también es cierto que no me he identificado con ninguno de ellos y en este sentido sí que hubiera agradecido un árbol genealógico porque nos moveremos entre tres generaciones de Milton en diferentes épocas y en algún momento resultó algo confuso, sobre todo cuando se repiten nombres de generación en generación.

La novela divida en tres partes (La anacoreta,  A capela y La isla) nos contará la historia de los Milton, fundadores de un importante banco de inversión que supervisó el final de la Gran Depresión y tuvo un importante papel en el Plan Marshall.

Sarah Blake. Fotografía de rjjulia.com
En la primera parte se alternarán los capítulos que transcurren en la década de los años treinta, cuando Ogden Milton, que lleva un tiempo haciendo negocios en una Alemania cada vez más dominada por el nazismo, le regala a su esposa Kitty la bonita isla de Crockett. Cree que para ellos será una forma de comenzar de nuevo tras una terrible tragedia ocurrida en la familia  mientras él estaba ausente en un viaje, precisamente por Alemania, y que ha tenido a Kitty un poco desconectada del mundo. En esta primera parte también conoceremos a Evie, nieta de Kitty y Ogden, que ya en la actualidad y tras la muerte de su madre debe decidir junto a sus primos qué hacer con la isla. Ya no están en los años treinta y los Milton de la actualidad no están en la misma situación económica que los Milton de los años treinta.

En la segunda parte seguimos encontrando a Evie, pero esta vez los capítulos de ella se alternarán con los de los Milton hijos en la década de los cincuenta, a quienes acompañarán unos secundarios tan importantes como ellos y que formarán parte de ese "secreto" que no se nos revelará hasta la tercera y última parte de la novela y para mí la más importante e interesante. Será la tercera parte de esta historia la que nos lleve directamente a la isla en dos momentos diferentes, en la actualidad acompañando a Evie y a su prima Min y también a la noche de 1959 que marcaría un antes y un después para todos los personajes presentes en la casa aquella noche.

Es cierto que mientras uno lee está deseando saber qué ocurrió en la isla que es tan importante para todos, y te vas haciendo muchas preguntas. ¿Por qué Evie desconoce tantas cosas sobre su madre? ¿Por qué sus primos parecen saber algo más que ella pero no acaban de concretar qué? ¿Por qué para Evie es importante conservar la isla y para algunos de sus primos no?

El caso es que a medida que vas leyendo uno puede ir imaginando más o menos por dónde van a ir los tiros, aunque no todo es tan sencillo de adivinar. Aún así, diría que lo más importante del libro no es descubrir el secreto que guardan, diría más bien que es una novela que habla de la influencia del pasado en el presente, de cómo esos primeros Milton de clase alta estaban llenos de prejuicios (eran los famosos wasp (White, Anglo-Saxon and Protestan) y no se mezclaban con quienes no eran como ellos, nos cuenta cómo todo eso fue cambiando y cómo esos cambios les afectaron directamente, algo muy evidente que podemos ver en los Milton de la actualidad, pero no puedo decir mucho más sin entrar en spoilers.

Es una novela multigeneracional muy bien escrita, a la que sinceramente también siento que le sobran algunos capítulos, sobre todo protagonizados por la Evie de la actualidad que me han resultado algo lentos, pero en general tengo que decir que ha sido una buena historia que toca temas muy interesantes como los privilegios de las clases sociales, la tensión racial, el antisemitismo o el sentimiento de culpa por decisiones tomadas que quizás no fueron las adecuadas.

Es una novela para leer despacio, con paciencia y creo que disfrutarán de ella quienes busquen una buena prosa sin importarles el ritmo de la lectura.

Puedes leer un fragmento de "La casa de la isla" AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario