Después de muchos inviernos (Marian Izaguirre)

TÍTULO: Después de muchos inviernos
AUTOR: Marian Izaguirre
EDITORIAL: Lumen

Sinopsis Editorial:


Un misterioso asesinato sacude Madrid a mediados de los años sesenta: una mujer aparece muerta en un lujoso domicilio del barrio de Salamanca. Los orígenes del crimen se remontan a un encuentro anterior, cuando en 1959, en una playa cercana a Bilbao, la joven Henar Aranguren, que viste de Balenciaga y prepara su puesta de largo, se enamora perdidamente de Martín, hijo único de una familia de clase obrera y aspirante a escritor, que todas las tardes se acerca al muelle para pescar. 

Arrastrados por un amor imposible al que no son capaces de renunciar, Henar y Martín huyen a Madrid para juntos cumplir sus sueños: él, ser un escritor de éxito, y ella, convertirse en la modista más importante de una nueva época. Pero la pobreza, la ambición y el duro juicio de una sociedad conservadora empezarán a abrir grietas insalvables en la pareja.

Tres décadas de la historia de España y un permanente suspense recorren esta novela que también explora las corrientes subterráneas del amor, el arte de la costura en el vestuario de cine y la emancipación femenina.

"Después de muchos inviernos" es la tercera novela que leo de Marian Izaguirre. Conocí a la autora con "La vida cuando era nuestra" que fue una historia que me encantó y donde descubrí su impecable estilo que hizo que su lectura fuera una delicia. Mas tarde leí "Los pasos que nos separan" con la que también disfruté aunque ya no tanto como la primera vez, y ahora vuelvo a su prosa con su último libro. Aunque mi favorito sigue siendo el primero, reconozco que esta novela también me ha gustado mucho.

Que nadie se llame a engaño porque en la sinopsis ponga que en la novela ocurre un asesinato. Es cierto que es así, pero este no es un libro policíaco ni vamos a asistir a ninguna investigación criminal. A partir de esa muerte, de cuya víctima no sabemos el nombre, nos adentraremos en la vida de Henar y Martín y durante tres décadas seremos testigos de todo lo que les va ocurriendo, veremos si aquellos planes que tenían siendo tan jóvenes y que pusieron en marchar al dejar su Bilbao natal se cumplen. Ella con diecisiete años y él con poco más de veinte y sus sueños de ser escritor toman las riendas de sus vidas sin el apoyo de sus familias y se marchan a Madrid donde creen que tendrán más posibilidades de lograr sus sueños y serán las voces de ambos los que nos contarán su historia aunque no siempre coincidirán en lo que nos cuentan.

Henar pertenece a un familia de clase social superior a la de Martín, pero al ser menor de edad y teniendo en cuenta la época en la que llegan a Madrid, donde no pueden compartir vivienda si no están casados, no les queda más remedio que comenzar su vida juntos en una corrala en la que pasarán un tiempo y donde se conocerán íntimamente. También harán amistad con algunos de los vecinos, pero más tarde acabarán viviendo en la casa de Cecilia, una actriz famosa y tía de Henar. Gracias a esos dos escenarios el lector se hace una idea del contraste entre el Madrid más humilde y el más glamuroso y moderno, y de una época profundamente machista, donde como siempre la opinión de las mujeres no tenía demasiado valor, pero a la vez es un momento de ciertos cambios donde la mujer lucha por su libertad para hacer lo que desea.

Fotografía del Twitter de la autora. Entrevista Cadena Ser
Como comentaba antes, a través de sus voces en primera persona, aunque no de forma lineal y también con un narrador en tercera, iremos saltando décadas hacia adelante y hacia atrás y veremos qué les depara el destino. Para situarnos, cada capítulo tiene un pequeño título con el año en que se desarrolla lo que nos van a contar, y así como si fuera un puzzle, la autora nos va dando las piezas que forman la vida de Martín y Henar.

Conoceremos las dos versiones de esta historia, cómo entiende cada uno de ellos lo que les ha ido ocurriendo. Veremos cómo Henar comienza casi por casualidad a trabajar diseñando el vestuario de algunas películas y cómo los sueños de convertirse en escritor de Martín cada vez se van alejando más, por mucho que se deje caer cada tarde por el Café Gijón y se codee con los escritores del momento.

También seremos conscientes de que algunas grietas comienzan a abrirse entre la pareja, sobre todo por cosas que no se dicen (y yo no acababa de entender por qué), y poco a poco sus vidas parecen ir tomando sin querer, rumbos opuestos. Se quieren pero es como si no fueran capaces de hacer coincidir sus vidas.
Aparentemente es cierto que resulta más fácil señalar el comienzo exacto de las cosas que su final. Pero la vida no está organizada así; en nuestra memoria los acontecimientos se mezclan, se confunden, y lo que parecía el principio ya no lo es. Los detalles secundarios lo alborotan todo.
Una de las cosas que más me ha gustado de este libro es todo lo relacionado con el mundo del cine en lo que a temas de vestuario se refiere. Es algo de lo que nunca me preocupo, y supongo que jamás me había parado a pensar en el valor y el trabajo que hay tras la confección del vestuario adecuado para cada historia, sobre todo si las películas son de época, visitar museos, documentarse mediante libros, el diseño, los tejidos... me ha parecido fascinante. También me han encantado todas las referencias literarias que aparecen, los autores que se publicaban, los que no se podían publicar por la censura, el miedo a dar a conocer a autores extranjeros o formatos distintos a la novela, como los cuentos, por miedo a que no se vendieran, el contraste entre las ideas nuevas y frescas de Martín y el conservador carácter de Maximiliano, un editor que teme equivocarse y no vender ni un libro. Increíble los nombres que descarta el amigo "Maxi".

Por supuesto los dos personajes principales de la novela son espléndidos y están magníficamente construidos. En ambos vamos viendo una evolución y un crecimiento tremendo. No siempre he empatizado con Henar pero reconozco que me ha encantado el tipo de mujer que resulta ser, no por haber nacido en buena cuna deja de tener ambición. Es una luchadora y poco a poco va teniendo claro a dónde quiere llegar, pero también sabe qué es lo que no quiere en su vida (y en eso tiene mucho que ver un episodio relacionado con su padre). Con Martín me ha pasado un poco lo mismo, una parte de él no me gustaba, pero otra me gustaba muchísimo. Ha habido momentos en los que me sentía más conectada con uno, luego con otro y luego volvía a cambiar de opinión. También merecen mención especial Cecilia, la tía de Henar, Stéfano, su amante o Luca, que no os digo quién es.

Me ha gustado esta novela `porque hace viajar a sus personajes y al lector por diferentes ciudades como Bilbao, Madrid, Buenos Aires, Los Ángeles o Creta y sobre todo las descripciones y ambientaciones de algunos de esos lugares, especialmente Creta. Es muy fácil situarse en esa casa encalada e imaginar ese mar tan azul y entender por qué es un sitio tan especial.

"Después de muchos inviernos" es una novela que se lee con placer gracias al buen hacer de su autora. Una historia en la que nos habla de amor, de distintos tipos de amor, de ambición, de infidelidad, de amistad... de la vida misma y aunque me hubiera gustado un final "algo" diferente, reconozco que he disfrutado mucho de su lectura. Gracias Marian.

AQUÍ podéis leer un fragmento de esta novela.