1795 (Niklas Natt Och Dag)

TÍTULO: 1795
AUTOR: Niklas Natt Och Dag
EDITORIAL: Salamandra

Sinopsis Editorial: 

En la última entrega de la aclamada trilogía de Niklas Natt och Dag, el mal acecha por los sinuosos callejones de Estocolmo, encarnado en la figura del turbio y vengativo Tycho Ceton, que prepara un asombroso y perverso plan para sumir a la capital sueca en los abismos infernales.

Dos lúcidos investigadores intentan atrapar al siniestro Ceton desde hace más de un año: aunque Emil Winge dedica todos sus esfuerzos a resolver el caso, los fantasmas del pasado lo acechan, las autoridades tienen asuntos más importantes que atender y su fiel escudero, Mickel Cardell, está ocupado en la búsqueda de Anna Stina Knapp, desaparecida tras la muerte de sus mellizos.

Entretanto, el infierno se cierne de un modo inexorable...

A ver por dónde empiezo a hablaros de este libro... quizás deba comenzar por recordaros que la primera entrega de la trilogía, "1793", me pareció espectacular (podéis leer la reseña AQUÍ), y su segunda parte, "1794" más o menos igual (también tenéis la reseña en el blog, AQUÍ), así que estaba deseando leer el final de esta historia, pero un año ha sido una larga espera y no ha jugado a su favor.

Quería finalizar la trilogía valorándola por todo lo alto con cinco estrellas como cinco soles, pero no va a poder ser, aunque la valoración general por mi parte de los tres libros, sería un notable, sobre todo ahora, que ya están todos publicados y no tenéis que esperar para leerlos.

Esperar a que se publique la continuación de una serie que te está gustando siempre da rabia, no tanto por la espera, que también, sino porque, al menos a mí, los detalles se me van difuminando y ese ha sido mi primer problema con el libro. 

Aunque recordaba perfectamente cómo había terminado el segundo libro, y este comienza con un corto prefacio que arranca exactamente en ese punto, me estaba costando bastante meterme en la historia. Me acordaba de los personaje principales, pero iban surgiendo nombres (suequísimos, lógicamente) que no recordaba muy bien quienes eran y me estaban lastrando la lectura, así que decidí parar y leer de nuevo la última parte del segundo libro.

Niklas Natt Och Dag
Fotografía de www.elmundo.es
Debo admitir que eso refrescó mi memoria y me ayudó a recordar a los personajes y algunos hechos que ya se habían borrado de mi cabeza, lo que me permitió continuar la lectura con más fluidez, aún así, mi sensación general tras terminarlo es que la trilogía bien podía haber sido una bilogía. Es como si la historia de "1794" hubiera resultado demasiado larga para un solo libro y necesitaba este para terminarla, pero añadiendo cosas que para mí lo que han hecho es estirar la historia demasiado. De todos modos, reconozco que aunque he tardado en conectar con la novela, al final estaba deseando saber cómo iban a terminar estos personajes y me ha gustado, pero desde luego no de la misma forma que su predecesoras.

"1795" se estructura de forma parecida a los libros anteriores, además del prefacio ya comentado, la novela se divide en cuatro partes y un epílogo final. Las tres primeras partes transcurren durante la primavera y verano de 1795:

- En la primera parte Emil Winget y Mickel Cardell emprenderán una búsqueda por separado tras los hechos ocurridos al final de segundo libro,  el primero intentará encontrar a Tycho Ceton, personaje odioso donde los haya y fundador del orfanato que ardió hasta sus cimientos, y el segundo, a Anna Stina, ese personaje con tan mala suerte en la vida que ya conocimos en la primera entrega y que ha sufrido una terrible pérdida de la que Cardell se siente absolutamente responsable.

- En la segunda parte, será Tycho Ceton el protagonista y el lector descubrirá qué ha sido de él desde el incendio, donde se estaba escondiendo y qué estaba planeando mientras Winget intentaba encontrar su rastro.

- En la tercera parte, lógicamente, veremos qué ocurrió con Anna y de su mano nos encontraremos con un pequeñajo de apenas 11 ó 12 años, que me ha gustado especialmente y que tan importante será para Anna durante un tiempo.

Por supuesto en la cuarta parte de la novela es donde todo acabará confluyendo y donde se resolverá el final de la historia.

Para mí, una de las cosas más importantes de las tres novelas es la propia ciudad. Es algo que desde el primer libro destaca sobremanera y en esta entrega ocurre lo mismo. Tienes la misma sensación de suciedad, de asfixia, de inmundicia que rodea a los personajes y que por momentos resulta absolutamente desagradable. Durante la lectura hay muchas escenas en las que uno agradecería menos precisión, pero en mi caso, al menos, ha habido una escena en concreto en la que se ve implicada Anna, que de verdad, me ha revuelto completamente el estómago y que ha sido... ¡uf! repugnante.

Está claro que la ambientación es uno de los puntos fuerte del autor y la utiliza para transportar al lector al centro de la historia, sin embargo y después de dos novelas, esto no resulta novedoso, aunque siga siendo admirable.

Por otro lado, el lector también sabe ya como es Tycho Ceton y aunque aquí conoceremos algo más de su pasado, todo lo que hace, digamos, para intentar volver al "status" que cree que le corresponde, me ha resultado un poco rellena páginas, aunque hay que reconocer que cuando aparece en escena, el libro va tomando ya otro ritmo.

El final me ha resultado un tanto desolador, pero es que la vida en general en la Suecia de las tres novelas es desmoralizadora y deprimente, realmente no tienes que sensación de que nadie salga ganando en una época como la de estos libros. Salvo que sean ricos, el resto de las personas malamente sobreviven en las calles de una ciudad sucia y descuidada en la que o te mueres hambre, o de frío o te asas de calor.

Cuando acabas este libro y también los anteriores, tienes ganas de aire y agua fresca, es como salir de un túnel oscuro, donde la miseria, la tristeza, la culpa, el abuso de los ricos sobre los pobres campan a sus anchas y por más que desees que los personajes tengan suerte, uno no sabe muy bien qué puede significar eso en esa época.

En general os diría que leáis la trilogía porque en su conjunto vale mucho la pena. Leer esta novela sin haber leído las anteriores creo que resultará confuso y realmente no entenderás los motivos de esa búsqueda que emprenden los personajes protagonistas, además la historia de Anna hay que conocerla también desde el primer libro. Para mí ha sido una pena que no me haya enganchado tanto como los anteriores, y durante un momento pensé que no iba a entrar en la historia, así que me alegro de que al final no haya sido así.

8 comentarios:

  1. Soy de las que esperaron a que se publicara toda la trilogía para leerla, así que tu reseña me ha resultado muy útil. De momento aún no me apetece, pero tendré en cuenta lo que dices para tratar de leer los tres libros lo más seguidos posible, cuando finalmente me anime. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos primeros son muy buenos, y claro, eso le puso el listón muy alto a este último, que se queda bastante lejos de ellos, pero aún así, seguro que al leerlos seguidos mi sensación de estar algo perdida no la tendrás así que espero que disfrutes de la lectura. Un besiño.

      Eliminar
  2. Solo he leído el primero, que me gustó mucho, pese a esa sociedad tan deprimente, como bien señalas, que muestra. El segundo lo tengo en el kindle esperando y ver que éste no has llegado a disfrutarlo tanto hace que vaya a seguir esperando. No voy a dejar de leerlo pero creo que cuando lo haga, intentaré leer los dos seguidos, que luego no me acuerdo de nada.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Creo que lo mejor en este caso es leer los dos últimos seguidos. A mí también me pasa que se me olvidan muchos detalles y me da mucha rabia, la verdad. En otras ocasiones he esperado a tener las trilogías completas para leer los libros, pero también me ha ocurrido que luego el primero no me ha gustado. En fin... nunca sabes muy bien cual es la mejor opción. 🤷‍♀️ Un besiño guapa.

      Eliminar
  3. Yo empecé a leer el primero y lo deje porque no me gustaba como estaba narrado. Lo siento, pero me parecía aburrido ese narrador testigo que parece que te está contando un partido de fútbol. Ya sé que soy una excepción pero es así. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que no es para ti y me parece muy respetable. Yo a veces voy también contracorriente de la mayoría y es que los gustos son muy personales y como digo muy respetables. A mí el primero y el segundo me encantaron y este me ha decepcionado 🤷‍♀️

      Eliminar