Objetos perdidos (Helen Paris)

TÍTULO: Objetos perdidos
AUTOR: Helen Paris
EDITORIAL: Maeva

Sinopsis Editorial: 

Un bolso perdido. Una mujer sin rumbo. Una historia de esperanza, perdón y bondad.

Quien no busca nada, no encuentra nada.

Desde que su vida cambió de la noche a la mañana, Dot Watson se ha apartado del mundo. Pasa los días encerrada, trabajando en la oficina de objetos perdidos del metro de Londres. Allí se dedica en cuerpo y alma a su labor de guardiana de objetos extraviados, y su mayor alegría es poder devolver alguno a su dueño. Y es que detrás de su fachada espinosa late un corazón muy grande. Contra todo pronóstico, también logra encontrar algo que no esperaba: a sí misma y su vida real.

Hoy os vengo a contar mis impresiones sobre "Objetos perdidos" (La oficina de los sueños extraviados), una novela que primero me conquistó a golpe de vista desde su colorida portada y después a través de la historia de Dot, una mujer maravillosa que trabaja en la oficina de objetos perdidos del metro de Londres, guardiana de las miles de cosas que diariamente la gente olvida sin darse cuenta en los diferentes medios de transporte en los que se mueve.

He dejado grabado el inicio de la novela AQUÍ

Si alguien sirve para este trabajo es Dot, que trata con mimo y cariño todo lo que llega a sus manos. Ella etiqueta cada cosa intentando ser lo más precisa posible en la descripción de los objetos a la espera de que en algún momento regresen a las manos de sus dueños, y aunque a veces pasa, la mayoría de las veces no y de eso da fe el gran almacén en el que descansan miles de objetos. Esta particular Oficina, acaba convertida en un personaje más de la historia, donde Dot, en un momento dado, pasará más tiempo del que imagina.
La propia oficina de Objetos Perdidos está en cierto modo sumida en el pasado, como un museo, un depósito de recuerdos, una biblioteca de la pérdida. Creo que por eso aquí siempre me he sentido como en casa.

La oficina de Objetos Perdidos es un lugar por el que pasan muchos trabajadores que no permanecen allí demasiado tiempo, sin embargo Dot lleva trabajando en ella más de diez años. Ella siente que es su lugar porque entiende lo que es la pérdida, aunque en su caso, no siempre se trata de cosas materiales.

... sé lo que es la pérdida. Conozco su forma, sus puntos débiles, sus ángulos y sus afiladas aristas. He sentido cada una de sus coordenadas.

Etiquetas de Objetos Perdidos
que preceden a cada capítulo

Y es que en esta novela, además de ver cómo se trabaja en un sitio como La Oficina de Objetos Perdidos, también veremos cómo se lidia con las pérdidas personales, en concreto con las de Dot. 

Poco a poco iremos conociendo la historia de su familia, veremos cómo es su relación con su hermana Philippa (qué mal me ha caído, ¡madre mía!), como fue la relación entre sus padres, nos hablará de la muerte de su padre y de la demencia de su madre a la que han tenido que ingresar en una residencia, de cómo ha influido todo ello en la persona que es Dot en el presente, de los cambios que se están produciendo en su trabajo y también conoceremos la historia de un bolso muy particular, perdido por un anciano caballero llamado John Appleby, que lo está intentando recuperar, no tanto por el valor del bolso, sino por los recuerdos que le trae de su mujer ya fallecida, así que Dot pondrá mucho empeño y atención en cada cosa que llegue a la oficina, deseando poder darle una alegría al señor Appleby.

La vida nos da mucho. Oportunidades, emociones y esperanza. Pero la pérdida se entreteje a todo ello. Si intenta retirar ese hilo, todo se deshace. La pérdida es el precio que pagamos por el amor.

Helen Paris Fotografía de
www.reeneheaton.co.uk
Lo que significa ese objeto para el anciano, remueve por dentro a Dot y poco a poco sabremos cómo lidia con sus pérdidas emocionales. Qué pasó con todos los planes que tenía, por qué (por ejemplo) olvidó su sueño de viajar y ahora solamente hace a través de las guías de viaje que la gente pierde. 

A través de una narración pausada, a veces melancólica, conoceremos a un personaje maravillosamente retratado, una mujer buena, vulnerable, de gran corazón que todavía está aprendiendo a no culparse por algunas de las cosas que han pasado en su vida y mientras asume sus pérdidas y pasa su duelo, se refugia en su rutina laboral y se vuelca cada día  guardando con cariño las cosas que la gente pierde, deseando que un día vuelvan con sus dueños.

Hay momentos en que la narración es francamente emotiva y conmovedora, no solo por lo que vamos descubriendo del pasado, sino también por lo que le toca vivir en el presente. 

Si estás buscando una lectura para devorar sin parar, ya te digo que esta no es tu historia. "Objetos perdidos" es una historia muy original por el escenario en el que se desarrolla una gran parte de su trama, muy bien escrita, con muchas capas que se van desvelando poco a poco y en la que al final entenderemos las acciones de los personajes (aunque por ejemplo en mi caso, llegó tarde para que Philippa consiguiera caerme bien).Es una novela que nos habla de las pérdidas, las materiales y las personales, del duelo, de la culpa, de apreciar lo que tenemos y a quienes tenemos a nuestro lado mientras están ahí. Una historia muy bonita para leerla con tranquilidad.
Uno puede perder cosas de distintas maneras. Uno puede ir de aquí para allá, haciendo su vida, explorando nuevas posibilidades apasionantes. Puede trasladarse a la costa, por ejemplo. Y, sí, quizá uno pueda perder una bolsa en el camino. Por otro lado, uno puede quedarse inmóvil, mantenerlo todo bien sujeto en su sitio con imperdibles y arriesgarse a perder mucho más.

1 comentario:

  1. Este tipo de historias suelo disfrutarlas mucho, así que tomo buena nota, que no la conocía.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar