Non penses nun elefante rosa/No pienses en un elefante rosa (Antía Yáñez)

TÍTULO: Non penses nun elefante rosa
AUTOR: Antía Yáñez
EDITORIAL (gallego): Xerais

Sinopse Editorial: 

Aurora é nova, independente, ten traballo, amigas, vive soa na cidade, le novelas eróticas, sae cando quere e déitase con quen lle prace. Todo sería perfecto... se non fose porque na súa existencia case nada vai como debería.

A súa vida cambalea, a súa parella abandonouna, foxe das súas amigas para non ter que dar explicacións e prefire manterse afastada da familia. Un día, por casualidade, Aurora coñece a Brais, un neno de dez anos, curioso, impertinente, con pinta de superdotado pero de familia desestruturada, do que non é quen de librarse.

Cun extraordinario sentido do humor e abordando a fondo o tema da saúde mental, Antía Yañez relátanos a historia de Aurora, unha «millennial» autoesixente e perfeccionista que vive a súa vida coma unha voráxine que non é capaz de controlar.As páxinas de «Non penses nun elefante rosa» son divertidas, atrevidas, profundas, politicamente incorrectas e vertixinosas, e arrastrarán canda si moitas lectoras e lectores que lerán esta novela coma se visen unha serie sobre o tempo que vivimos.

EDITORIAL (castellano): 
Contraluz

Sinopsis Editorial: 

INTENTA NO PENSAR EN UN ELEFANTE ROSA 

Aurora es joven, tiene trabajo, un círculo de amigas, vive sola en la ciudad, sale cuando quiere y se encama con quien quiere. Es decir, aparentemente la típica vida de una joven urbanita feliz, si no fuera por que en su existencia nada va como debería ir: su compañero de vida y de hipoteca la ha dejado, casi ni habla con sus amigas para no tener que explicarles cosas a las que no tiene muchas ganas de enfrentarse, y a su familia prefiere tenerla lejos, no sea que le reprochen que haya perdido a tan buen chico.

De modo que ha decidido no coger vacaciones y trabajar en plena canícula de agosto en una ciudad medio desierta, en una oficina a medio gas y viviendo en un edificio medio vacío. Y por este solitario panorama corre Brais, ese niño superdotado que vive en la escalera y que no hay manera de quitarse de encima.

También están los rolletes que recoge los sábados por la noche de la barra de cualquier bar y que le dejan tan mal sabor de boca, y las novelas eróticas que la entretienen o, quien sabe, la salvan. Pero sobre todo está el elefante, ese elefante rosa en medio de la sala. Con un sentido del humor extraordinario y un conocimiento del TOC de primera mano, Antía Yáñez nos cuenta la historia de Aurora, una chica a la que el lector querrá acompañar y salvar, y la de Brais, un niño encantador de familia desestructurada y con unas ganas locas de vivir.

"Non penses nun elefante rosa" (Edit. Xerais)/”No pienses en un elefante rosa” (Edit. Contraluz) es mi primer acercamiento a la obra de Antía Yañez. Desde ya os digo que me encantará leer “Senlleiras” cuando tenga la oportunidad de hacerlo, porque aunque para mí esta no ha sido una novela de esas de cinco estrellas, tiene más que ver con cómo me he sentido respecto a Aurora, la protagonista , que con el libro en sí.

Y es que Aurora padece TOC, esa palabra que utiliza un montón de gente para tonterías varias y que tras leer este libro, lo mismo debería plantearse cambiar.

A simple vista la vida de Aurora parece bastante ideal, tiene amigas (a las que apenas ve y con las que apenas habla), un buen trabajo como funcionaria (donde tampoco se relaciona con casi nadie y mete horas a destajo), tiene su propio piso y vive sola (lo ha dejado con su novio hace poco) y sale de fiesta cuando quiere y se acuesta con quien le da la gana sin darle explicaciones a nadie, pero su obsesión por la limpieza y la desinfección constante derivada de un alto nivel de exigencia con ella misma, está haciendo mella en su salud mental y la está convirtiendo en una persona solitaria que mantienen una lucha diaria con sus propios pensamientos y prefiere alejarse de todos para no tener que dar explicaciones de cómo se siente realmente y es que hablar de los problemas mentales es casi un tabú, muchas veces para quien los sufre y también para quienes los rodean.

Acompañando a Aurora en esta historia y en sus problemas diarios tenemos a Brais, su vecino, un niño de 10 años, algo indiscreto y entrometido que, aunque ni ella misma se lo pueda creer, acabará siendo un gran apoyo y de mucha ayuda y añadirá a esta historia cierto misterio que se resolverá al final y un punto de humor que me parece algo importantísimo en esta novela, aunque la propia Aurora tiene algún que otro momento en el que te tienes que reír sí o sí, aún sabiendo que lo que le está pasando a ella no le hace ni pizca de gracia.

Antía Yañez
Fotografía de
  www.womenshealthmag.com
A mí la Brais me ha servido para equilibrar todo el nerviosismo que me ha hecho sentir Aurora y he pensado muchísimo en lo duro que tiene que ser vivir padeciendo un TOC tan tremendo como el de Aurora y también siendo el amigo o familiar de alguien que lo padece. Creo que es algo que la autora refleja muy bien, además de tratar temas tan importantes como el amor  a través de la familia y de las relaciones de pareja. También hay espacio para la denuncia social, reflejando las dificultades para encontrar una atención adecuada a este problema mental con la sanidad actual que tenemos y el gran problema de muchos pacientes que no se pueden tratar en condiciones y de forma privada por el alto coste que supone, también toca temas como el machismo y la inmigración…

Una novela muy actual, fresca, dura y divertida a la vez, que me ha gustado, pero que en algún momento reconozco que también me ha costado. En todo caso, una autora con la que repetiré seguro.

Yo he leído la novela en gallego, algo que para mí siempre ralentiza la lectura, porque además me he encontrado con vocabulario que desconocía, pero la podéis encontrar también publicada en castellano y catalán. Os animo a darle una oportunidad.

1 comentario:

  1. No pinta nada mal, pero por ahora no me voy a animar, que tengo mucho pendiente.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar