Las chicas de Chapel Croft (C. J. Tudor)

TÍTULO: Las chicas de Chapel Croft
AUTOR: C. J. Tudor
EDITORIAL: Plaza & Janés

Sinopsis Editorial: 

Una oscura historia se agita en Chapel Croft. A una larga lista de desapariciones y muertes se une la del sacerdote de la parroquia local, que se ahorcó en su propia iglesia hace solo unas semanas. 

Para sustituirlo, llega al pueblo Jack Brooks. Trae consigo una hija de catorce años y una conciencia atormentada, aunque confía en empezar aquí una nueva vida. Pero lo que encuentra es un lugar lleno de conspiraciones y secretos donde le espera un extraño regalo de bienvenida: un kit de exorcismo y un siniestro mensaje.

Cuanto más profundiza en la ciudad y llega a conocer a sus peculiares habitantes, más parecen surgir antiguas disputas, misterios y sospechas. Y cuando su hija Flo comienza a ver espectros de chicas ardiendo, resulta claro que los fantasmas de Chapel Croft se niegan a descansar en paz.

Pero descubrir la verdad puede ser letal en un pueblo con un pasado sangriento, donde todos tienen algo que esconder y nadie confía en los extraños.

El mes pasado os hablaba de la tercera novela de C. J. Tudor "La otra gente" y terminaba diciéndoos que seguía apostando por esta autora y que me apuntaba a leer "Las chicas de Chapel Croft", que en ese momento estaba apunto de publicarse. Pues bien, gracias a la editorial que me envió un ejemplar, hoy os cuento mi opinión sobre esta historia.

Chapel Croft es una pequeña iglesia en Sussex y el nuevo destino al que llega Jack Brooks con su hija Flo de casi quince años, para sustituir al sacerdote de la parroquia que ha muerto recientemente. Aunque es una sustitución temporal, también es una oportunidad para empezar de nuevo y olvidar la polémica de lo ocurrido en su último destino (Nottingham), pero la parroquia de Chapel Croft es pequeña, con una comunidad muy cerrada que no se entusiasma precisamente con su llegada, aún así Jack intentará acercarse a sus nuevos feligreses y hacer lo posible para que su hija se sienta cómoda lejos de Nottingham, de su vida hasta ese momento y de sus amigos.

A través de la voz de Jack y en primera persona, iremos conociendo cómo se van sintiendo en Chapel Croft, pero también habrá otro tipo de capítulos con un narrador en tercera persona. En unos tenemos a un personaje cuyo nombre no sabemos, pero que da mucho repelús, y en otros la autora nos hablará de los mártires de Chapel Croft quemados en la hoguera hace siglos, y de la no tan lejana en el tiempo, desaparición de dos adolescentes sin que nunca más se supiera de ellas. Chapel Croft es un lugar con muchos secretos y hay quien está dispuesto a que eso siga siendo así.

Como suele ocurrir en entornos tan cerrados, al que llega nuevo le cuesta mucho hacerse un hueco y serán pocos los que se acercarán a Jack, por otro lado Flo tampoco lo tiene fácil para encontrar gente de su edad y parece que ha congeniado con Wrigley,  el "rarito" del pueblo, algo que a Jack no parece hacerle mucha gracia, pero ya sabemos que los adolescentes a veces no tienden precisamente a hacer lo que se les pide y Flo no será un excepción.

C. J. Tudor
Fotografía de www.elmundo.es
La verdad es que son varias las tramas o misterios de esta historia y aunque reconozco que al principio me pareció algo lenta (la más lenta de las cuatro novelas de la autora), hacia la mitad coge otro ritmo y ya es difícil de soltar. Sí que me ha parecido una de las historias más siniestras de la autora, no solo por los acontecimientos de la trama, sino por el entorno en el que sucede. Todo me lo imaginaba oscuro, desde la casa a la que llegan Jack y Flo, hasta la propia iglesia y los secretos que esta guarda, el culto a sus mártires, por no hablar del carácter de algunos feligreses. Creo que la atmósfera creada alrededor de la historia está muy lograda.

En general los personajes me han parecido muy bien perfilados y complejos. Jack es un personaje que también guarda sus secretos y que me ha gustado mucho, además tiene un sentido del humor que le viene muy bien a la historia. Flo también me ha gustado, es fácil empatizar con su situación y entender a una adolescente que no tiene nada que hacer en un sitio como ese y que se agarra a la primera persona que le ofrece amistad. Hasta yo estaba algo "enfadada" con Jack por no confiar en el criterio de Flo. El resto de personajes que pivotan a su alrededor también me han resultado muy atractivos. No son pocos y casi todos tienen un peso en la historia.

Es cierto que a medida que avanzas, algunas cosas se ven venir, pero confieso sin problema que esa revelación final ni se me había pasado por la cabeza, y que me dejó totalmente así 😱😱, por lo que en ese sentido... genial. La autora sabe conservar la intriga hasta el final mientras cada pieza va encajando en su sitio y va cerrando todas las tramas que había abiertas a lo largo de la narración. No diría que es una historia de terror, al menos mientras la leía no he sentido miedo, pero creo que sí lo sentiría si fuera una película, porque es cierto que hay algunas escenas bastante espeluznantes y otras que se prestan a ser las típicas que te provocan un sobresalto. "Las chicas de Chapel Croft" es el resultado de añadir en una coctelera, apariciones, antiguos secretos, asesinatos, suicidios, desapariciones, celos y venganza y me ha gustado más de lo que esperaba sobre todo al principio, que como ya he comentado, me estaba pareciendo algo lenta, la verdad.

Sigo pensando que C. J. Tudor es una muy buena autora y le seguiré la pista como he hecho hasta el momento.

2 comentarios:

  1. Pues no he leído nada de la autora aún. Parece un buen libro para empezar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar