Golpes de Luz (Ledicia Costas)

TÍTULO: Golpes de luz
AUTOR: Ledicia Costas
EDITORIAL: Xerais

Sinopsis Editorial Gallego: 

Xulia é xornalista e acaba de separarse, polo que regresa a Galicia co seu fillo Sebas. O rapaz ten dez anos e está convencido de que a avoa Luz é o deus Thor porque nunca se separa do seu martelo. Malia que agoche polvoróns nas medias, beba Sansón ata ver dobre e diga mentiras sen parar, Sebas adora a súa avoa. Xulia non opina o mesmo. Para ela, volver á casa familiar supón enfrontarse a un pasado cheo de segredos que precisa desvelar. O narcotráfico na Galicia dos anos noventa, o mundo dos coidados e a procura da verdade envolven este melodrama, salvaxe e tenro, habitado por uns personaxes inesquecibles.

EDITORIAL: Destino 

Sinopsis Editorial Castellano: 

Julia es periodista, acaba de separarse y decide dejar atrás Madrid y regresar a su pueblo, en Galicia, con su hijo Sebas, para cambiar de aires y cuidar de su madre. El niño tiene diez años y está convencido de que su abuela Luz es el dios Thor, porque nunca se separa de su martillo. Aunque esconda polvorones en las medias, beba Sansón hasta ver doble y diga mentiras sin parar, Sebas adora a su abuela. Es una diosa, y ha convertido su jardín en un templo. Pero para Julia volver a la casa familiar supone enfrentarse a un pasado lleno de secretos que necesita desvelar y a la desaparición de su padre, que hace más de treinta años se fue sin despedirse.


Me ha gustado mucho la última novela de Ledicia Costas, una historia narrada por tres voces muy distintas, la de voz de la abuela Luz, la voz de su hija Xulia y la voz del su nieto Sebas. Yo tengo el libro en gallego, aunque empecé a leerlo en castellano porque antes de comprarlo me había bajado la muestra de Amazon, pero en cuanto empezó a hablar la abuela Luz tuve claro que tenía que comprarlo en gallego. Su voz lo pide (más que la Julia/Xulia o Sebas). Evidentemente si no lees en gallego, lo vas a disfrutar igual en castellano, aunque la abuela Luz seguirá soltando sus cositas en gallego sin reparo, algo que hace la historia todavía más real.

Es una novela que aunque te hará sonreír en muchos momentos toca temas delicados y actuales (enfermedad metal, separación de pareja, cambio de hogar, bullying escolar…) y otros que aún perduran en el recuerdo de muchas familias gallegas (amenazas, narcotráfico, la muerte de muchísimos jóvenes debido a las drogas…) y lo hace de un modo muy franco y natural, como sus personajes. 

Quizás me ha costado creerme la voz de Sebas porque no imagino a mis sobrinos de la misma edad (10 años) hablando como él y sus amigos, pero por lo demás me ha gustado todo de este libro, el ritmo de la lectura, muy ágil gracias a la corta extensión de sus capítulos y ese cambio continuo en la voz narradora, ese misterio que se mantiene casi hasta las últimas páginas y que es algo que carcome a Xulia desde hace treinta años ¿por qué se marchó su padre? ¿Por qué nunca le escribió y se preocupó de su única hija?

Quizás llega un punto en que no es difícil adivinar ese misterio, o al menos para mí no lo fue, pero en todo caso no hizo que perdiera el interés en ningún momento y el final también me ha gustado mucho, así que encantada de haber terminado el 2021 con esta bonita novela y deseando leer lo próximo que Ledicia nos quiera contar.

Por cierto, me gustaría comentar también las dos bonitas ediciones que tiene esta novela, tanto en gallego como en castellano, peeero, si tengo que elegir, me quedo con la gallega, que además creo que representa mejor la historia.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario