La sal de las lágrimas (Guillermo Moldes Rodal)

TÍTULO: La sal de las lágrimas
AUTOR: Guillermo Moldes Rodal
EDITORIAL: Autopublicado

Sinopsis Editorial: 


Cangas do Morrazo primeros años del siglo XXI. En los acantilados de Cabo Home, un adolescente se precipita al vacío sin que sus cuatro acompañantes puedan hacer nada por salvarlo. La investigación se archiva a pesar de que los indicios arrojan dudas razonables que hacen sospechar que la caída no fue accidental. Una década más tarde, una sucesión de asesinatos y extrañas desapariciones en el mismo escenario, provocan que el inspector Juanjo Estrada y su ayudante Mónica Rodas, intervengan para intentar esclarecer un caso que se complica cada día más, con claras conexiones con el pasado. ¿Qué le ocurrió a Pablo Garrido? ¿Quién mató a Mario Vidal? La respuesta a estos y otros interrogantes se encuentra en las páginas de esta trepidante novela policíaca.


Ya han pasado tres años desde la lectura conjunta de El Enigma del Platero, la primera novela de Guillermo Moldes que dio pie a organizar una pequeña quedada con comida posterior (autor incluido) aprovechando que una asociación de Cangas de animación sociocultural y turística (A Illa dos Ratos) organizaba una Ruta llamada "A defensa da vila" que nos venía al pelo tras la lectura del libro y que nos llevó por las calles de la villa mientras recordábamos lo leído.

Ya por aquel entonces Guillermo nos contó que tenía entre manos una nueva historia y por fin ha visto la luz "La sal de las lágrimas", eso sí, con un cambio de registro total, porque si bien la novela sigue transcurriendo en Cangas, ha pasado del género histórico al policíaco que es uno de los que más disfruta como lector y ya os digo que si "El enigma del Platero" me gustó, este me ha gustado mucho más, así que espero que sea el primer caso protagonizado por el inspector Estrada y su ayudante Mónica Rodas. Hay que conseguir que Cangas se convierta en un digno escenario de novela negra al nivel de los ya archiconocidos Fjällbacka, Cophenhague, Gotland o Ystad... por poner algún ejemplo.

"La sal de las lágrimas" comienza con el asesinato de Mario Vidal en Vigo. Los motivos los desconocemos, aunque a la víctima digamos que no le pilla tan de sorpresa. Hacía tiempo que su vida iba cuesta abajo a toda velocidad y su muerte parece poner fin a una década de remordimiento y culpa, pero... ¿por qué?

El autor orgulloso con su "criatura" en su librería
de Pontevedra "Cinania Libros"
Casi al mismo tiempo en los acantilados de Cabo Home (un lugar visitado cada año por más y más personas), Ángel "el paragüero" ha caído al mar y rápidamente comienza un operativo de búsqueda para intentar encontrarlo antes de que el océano se lo lleve mar adentro como hace unos años ocurrió con ¿su hijo? Pablo. María "la mercera", madre de Pablo se derrumba con la noticia. Ella y Ángel estuvieron a punto de casarse y aunque nunca lo hicieron los sentimientos de ambos jamás desaparecieron. ¿Qué probabilidades hay de que sea una casualidad que Pablo y Ángel desaparezcan de la misma forma? ¿Y de que la muerte de Mario tenga quizás algo que ver con lo ocurrió en el pasado y con lo que está ocurriendo ahora?

El caso parece complicarse por momentos y el comisario de Cangas, decide solicitar refuerzos a la comisaría de Vigo. Desde allí llegarán a Cangas, el inspector Juanjo Estrada y su sagaz ayudante Mónica Rodas. Pronto comenzarán a entrevistarse con las personas relacionadas con las víctimas de estas muertes, mientras el número de cadáveres crece por momentos y antes de que te des cuenta estás sumergido en una historia que te atrapa mientras intentas averiguar quién está detrás de todo esto y sobre todo por qué.

La verdad es que me lo he pasado fenomenal leyendo, que es algo que buscaba Guillermo cuando escribió esta novela (entretener al lector desde la página uno), así que por ese lado estupendo. Por otro lado he vuelto a disfrutar de los escenarios e incluso he conocido algún lugar del que no sabía nada. Es cierto que si no conoces Cangas no "vivirás" esta lectura como lo he hecho yo, lógico por otro lado, pero creo que Guillermo conseguirá que te apetezca visitarnos. Además cada uno de los cuarenta y tres capítulos en los que se divide el libro lleva en el título un rincón del Morrazo y alrededores y antes del comienzo de cada uno de ellos, el autor te dará una breve pincelada sobre esos títulos en concreto. Toda una guía turística para el lector que desconozca estos lares.

Sobre la trama decir que aunque ha habido alguna cosilla que imaginaba, también debo decir que alguna me ha sorprendido gratamente porque no me lo esperaba y eso se agradece mucho. En cuanto a los personajes principales sin ahondar profundamente en ellos, nos ofrece la información suficiente para entender su situación en el momento presente y sí, quizás esperaba saber algo más de los investigadores, pero creo que si van a formar un tándem en novelas posteriores, puede ser un hilo muy interesante del que seguir tirando. De momento sabemos que Estrada es un inspector de la vieja escuela, que no está en su mejor momento de forma física, separado de su segunda mujer y que siempre lleva en su maletín de hebillas una libreta y un bolígrafo para tomar notas. Un policía de la vieja escuela, mientras que Mónica es todo lo contrario, bella, dinámica, una mujer con carácter aficionada a coleccionar anécdotas y pequeñas curiosidades de la Historia, que le gusta intercalar en una conversación en cuanto tiene la oportunidad.

La novela además de ser adictiva, es muy ágil y amena de leer. El estilo de Guillermo es sencillo y coloquial y en todo momento sientes que estás ante personajes que siendo ficticios podrían ser reales sin problema.

Presentación y firma de ejemplares en Cangas (7 Agosto 2020) Fotografía María Moldes Rodal

Pocos peros tengo, la verdad, quizás diría que a veces, sobre todo en diálogos entre personajes que viven en Cangas y conocen el entorno, matiza demasiado u ofrece demasiada información sobre cosas o lugares que entiendo conocen de sobra, aunque es cierto que sirve para dar más información al lector.

No sé si me explico. Por ejemplo en una conversación entre dos personajes vecinos de la villa, uno le dice a la otra...
"Era verano y paseábamos en bicicleta por Cabo Home, por la zona de los altos acantilados, contra los que rompía el mar. La zona, sin viviendas en los alrededores, era un paraíso natural desde el que se divisaban claramente, muy cerca, las islas Cíes, la entrada majestuosa que ofrecía la bocana de la ría de Vigo".
Bien, todo esto es cierto y desde luego invita a imaginar el entorno, pero entre dos vecinos de Cangas matizar eso no me resulta demasiado natural, aunque supongo que es algo que al lector foráneo le vendrá de perlas, pero bueno, lo comento solo como curiosidad.

Como os decía "La sal de las lágrimas" ha sido una novela que me ha gustado, muy entretenida,  con sorpresas y un ritmo constante, que me ha llevado de paseo por calles, parroquias, playas, bares, restaurantes, iglesias... de Cangas y casi me ha convertido una personaje/vecino más y que os recomiendo si os gusta la novela policial y tenéis curiosidad por conocer un "pueblo encantador" (como dice el himno de esta villa). Creo que Guillermo ha mejorado como escritor y espero y deseo que siga escribiendo historias en este marco incomparable que siempre nos servirán de excusa para visitar sus escenarios y tomarnos algo después.

Si mi reseña os ha despertado la curiosidad por leer esta novela, imagino que lo mejor es que os pongáis en contacto con Guillermo a través de sus redes sociales. La novela es una autoedición que gracias al apoyo de un montón de mecenas/lectores y la exitosa campaña de crowfunding se publicó antes de lo esperado.

Para contactar con Guillermo en Instagram, pinchad AQUÍ, para contactar por Facebook AQUÍ

Costa da Vela - Cabo de Home. Fotografía de JOSÉ JESÚS SABARÍS RICO

Esta novela me sirve para el #RetoBookViajero🌍
Tip Nº 1 "Fotografía de un libro en un monumento de tu ciudad"
(Escultura "A volta do mar" situada en la Alameda vieja de Cangas de Morrazo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario