Las flores perdidas de Alice Hart (Holly Ringland)

TÍTULO: Las flores perdidas de Alice Hart
AUTOR: Holly Ringland
EDITORIAL: Salamandra


Sinopsis Editorial:


Alice Hart, de nueve años, se despierta en el hospital tras un incendio que ha arrasado su casa, le ha arrebatado a sus padres y la ha dejado muda. Su único familiar es la abuela paterna, June, que dirige una plantación de flores en la que acoge a mujeres que atraviesan circunstancias complicadas. En el ambiente sosegado y luminoso de la granja, la chica recupera poco a poco la voz y la confianza en sí misma mientras se va haciendo mayor y aprende el lenguaje de las flores autóctonas y los sentimientos que éstas expresan, un tiempo feliz cuya placidez se verá truncada tras una traición y una pérdida irreparables. Así, a los veintiséis años, Alice decide escapar sin dejar rastro y refugiarse en un rincón del desierto central; sin embargo, en este paisaje tan espectacular que parece de otro mundo, y sin la protección de las flores, se sentirá vulnerable, a merced del amor de un hombre carismático y de un pasado que no deja de acecharla.

"Las flores perdidas de Alice Hart" fue uno de mis regalos en mi último cumpleaños. Cuando se publicó me llamó la atención y por supuesto lo añadí a mi lista infinita de "libros pendientes", sin embargo cuando decidí leerlo, no volví a releer su sinopsis, así que no recordaba muy bien qué me iba a encontrar, eso sí en cuanto leí la primera frase de la novela...
En la casa de madera del final del camino, Alice Hart, de nueve años, imaginaba sentada a su pupitre, junto a la ventana, diferentes formas de prenderle fuego a su padre.
... me quedé helada y durante los primeros cinco capítulos es imposible leer sin tener el corazón encogido.

Es evidente que con este comienzo uno ya sabe qué se va a encontrar, al menos en las primeras páginas de la novela: un maltratador. Un maldito y asqueroso maltratador. Efectivamente cuando conocemos a Alice, la niña tiene nueve años, vive con sus padres Clem y Agnes, y el único mundo que conoce es el de su casa. Alice no va a la escuela y lo que ha aprendido es gracias a Agnes, su madre y una escuela a distancia. Alice y su madre viven en una constante tensión, sobre todo Agnes que no sólo tiene que lidiar con lo que ella recibe sino que debe vigilar a Alice constantemente. Hay un capítulo que narra un momento en la playa que, sin entrar en detalles, diré que me dejó con la piel de gallina.

Holly Ringland. Fotografía Twitter 
En fin... que la niña tonta no es, y nunca sabe de qué humor estará su padre, así que disfruta de su madre cada minuto que pueden estar solas, pero es curiosa y en un momento dado su curiosidad hará que todo su mundo cambie.

Podríamos decir que la novela se divide en tres partes o etapas distintas de la vida de Alice. La primera etapa cubre hasta los diez años de la niña, desde pequeñita hasta lo que ocurre en su casa y se tiene que marchar con su abuela June, la madre de su padre, a quien jamás había visto.

Cuando June llega para recoger a su nieta, todo el pasado vuelve de repente, los recuerdos de su hijo, la forma en que se marchó con Agnes de Thornfield, la granja donde de dedican al cultivo y venta de flores autóctonas australianas, un lugar donde todas las mujeres que allí llegan son acogidas hasta que ellas mismas deciden su destino.


Thornfield había sido siempre un sitio donde flores y mujeres podían florecer. A las mujeres que llegaban allí se les ofrecía la oportunidad de superar lo que fuese que les hubiera impedido avanzar en la vida. Cuando Clem se marchó, June se entregó en cuerpo y alma a la tarea de convertir Thornfield en un lugar floreciente, un refugio donde reinaran la belleza y la paz.

En la segunda parte, encontramos una Alice que está a punto de cumplir dieciocho años. Ya lleva viviendo en Thornfield casi una década. Esta es la parte más breve de la novela, pero muy importante en la vida de Alice, ya que le ocurre algo totalmente inesperado, que vuelve a dar un giro en su vida.

De nuevo pasan los años y en la tercera parte de la novela, ya encontramos a una Alice con veintiséis años cuya vida gira en torno a la granja de flores, donde ella es una experta en "floriografía" (no tenía ni idea de que existiese este término), es decir experta en el antiguo lenguaje de las flores. Parece que su futuro está bastante claro, hasta que una vez más y por pura casualidad descubre algo que hace que la estabilidad que había logrado al lado de su abuela y el resto de las Flores (cada una de las mujeres que allí trabaja) se desmorone.

"El secreto de las flores" como veis, nos narra la vida de Alice a lo largo de casi veinte años. Por supuesto serán muchos los personajes que se cruzan en su camino, personajes muy importantes que no siempre han estado acertados a la hora de tomar decisiones que afectaban a la, primero, niña y más tarde joven Alice. Hablo sobre todo de June, su abuela. Entiendo su decisión con respecto a Clem, creo que ahí sí estuvo acertada e hizo lo correcto, pero en lo respecta a Alice, pienso que desde el principio se equivoca. No os puedo aclarar mucho esto sin desvelar algún detalle importante, pero me parece que a June le se presenta la oportunidad de empezar de cero con su nieta y que no haya secretos entre ellas y no la aprovecha.

Es cierto que cuando Alice llega a Thornfield es una niña y hay que buscar el momento adecuado para ir desvelando secretos familiares, pero June lo deja estar, nunca es el momento y por más que la niña pregunta y que Candy o Twing (otras de las Flores de Thornfield) le animan a abrirse a Alice, no lo hace y lo que es peor, siempre da la sensación de dirigirla. Thornfield siempre ha pertenecido a la familia y así seguirá siendo, no porque Alice lo quiera, sino porque June ya lo ha decidido por ella.

Por otro lado, cuando empecé la novela, enseguida empaticé con la niña. ¡Cómo no hacerlo en su situación! pero a medida que iba creciendo iba perdiendo esa conexión con ella y ya no digamos en el tramo final. Me hubiera gustado seguir conectada con el personaje a lo largo de toda la narración, pero no lo he logrado y creo que ha sido porque como lectora yo ya sabía qué secretos guardaba June, ya conocía el origen de su familia y el de Thornfield, pero Alice no. De todas formas enseguida se ve venir en qué lío se va a meter Alice al llegar a Kililpitjara, su nuevo destino, y sinceramente era incapaz de creérmelo.

Por supuesto sí ha habido personajes, aunque sean secundarios, que me han gustado mucho como las ya mencionadas Candy y Twig o incluso Sally, que tiene un importante papel en la novela, que no es difícil de intuir.

A pesar de lo que he dicho tanto de Alice como de June, la novela sí me ha gustado, pero viendo por dónde iba a ir la historia, simplemente esperaba conectar más con ellas, o al menos con alguna de las dos, pero aún así es un libro que me ha gustado mucho y recomiendo su lectura. La historia, es dramática por momentos, pero también se vislumbra la esperanza al final del túnel y además creo que está muy bien escrita.

Otra cosa que me ha gustado mucho es lo bien ambientada que está. Yo no soy amiga del sol y el calor y ha habido momentos en que me imaginaba sudando a mares en esas tierras australianas, gracias a las descripciones de la autora, la verdad, pero supongo que lo más bonito de todo ha sido ese "lenguaje de las flores" que tanto peso tiene en la historia de estas mujeres. Esos preciosos inicios de capítulo con el dibujo de diferentes flores y explicando el significado de cada una de ellas (como la que veis en la fotografía) que es muy representativa del país. Hay que sacarse el sombrero ante la edición de esta novela, la verdad.

Fotografía de Rgbstock

GUISANTE DEL DESIERTO DE STURT
Significado: Sé valiente, no te rindas
Swainsona formosa / Australia Central

El guisante del desierto de Sturt (malukuru en pitjantjatjara) es famoso por sus características flores de color rojo sangre con forma de hojas, cada una con un centro negro bulboso que recuerda un ojo de canguro. En su hábitat natural es espectacular, pues forma un auténtico mar de color rojo. Poliniza por medio de las aves y prospera en regiones áridas, pero tiene unas raíces muy delicadas, lo que dificulta su propagación.
"Las flores perdidas de Alice Hart" es una novela que esconde una historia dura, que habla de las consecuencias de una tragedia, una historia familiar en la que caben los errores, los secretos, pero también la comprensión y el perdón. Es una novela que no se hace pesada en ningún momento, que tiene un muy buen ritmo de lectura y que personalmente me ha gustado, aunque es cierto que tal como comenzó, creí que sería una lectura con la que conectaría mucho más. Aún así, es un buen libro y me encantará volver a leer alto de esta autora.
El pasado siempre se las ingenia para echar nuevos brotes. Si no las tratas como es debido, esas historias encontrarán por sí mismas la manera de hacerse presentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario