De ninguna parte (Julia Navarro)

TÍTULO: De ninguna parte
AUTOR: Julia Navarro
EDITORIAL: Plaza & Janés

Sinopsis Editorial: 

Abir Nasr es un adolescente que presencia, impotente, el asesinato de su familia durante una misión del ejército israelí en el sur de Líbano. Ante los cadáveres de su madre y hermana pequeña, jura que perseguirá a los culpables durante el resto de su vida.

Noche tras noche la amenaza de Abir irrumpe en el sueño de Jacob Baudin, uno de los soldados que ha participado en la acción mientras cumplía con el servicio militar obligatorio, enfrentándose al dilema de luchar contra enemigos que no ha elegido. Jacob, hijo de padres franceses, no deja de sentirse un emigrante en Israel e intenta reconciliarse con una identidad que le viene dada por su condición de judío.

Después de la tragedia, Abir es acogido por unos familiares en París, donde se siente atrapado entre dos mundos irreconciliables, el asfixiante núcleo familiar y la sociedad abierta que le ofrece libertad y que encarnan dos jóvenes: su prima Noura, que se rebela contra las imposiciones del integrismo religioso de su padre y Marion, una adolescente hermosa y vitalista, de la que se enamora de forma obsesiva.

"De ninguna parte" es un viaje a los confines de la conciencia de dos hombres que se ven obligados a vivir de acuerdo a unas identidades que no han escogido y de las que es difícil escapar, cuyas vidas se vuelven a cruzar años más tarde en Bruselas bajo el humo de las bombas con las que El Círculo, una organización islamista, siembra el terror en el corazón de Europa.

Pues aquí vengo, con lo último de Julia Navarro. Antes de nada diré que tenía muchas dudas sobre si leer o no su nueva novela, y es que sus dos última obras, "Tú no matarás", pero sobre todo "Historia de un canalla" no me entusiasmaron demasiado (sobre todo la del canalla ¡madre mía!) y teniendo en cuenta el volumen de los libros que suele escribir esta mujer, decidí esperar a leer las primeras impresiones de los lectores antes de lanzarme. A los pocos días de su publicación ya empecé a ver reseñas bastante buenas y al final me animé a leerla esperando coincidir con esos lectores, así que muchas gracias a Plaza & Janés por el envío.

La primera sorpresa fue ver que el volumen de este libro es bastante más pequeño de lo que nos tiene acostumbrados la señora Navarro y la segunda que a las pocas páginas de su lectura, ya sabía que como mínimo me iba a gustar más que las dos novelas antes mencionadas, aunque eso sí, no más que las dos que siguen siendo mis favoritas "Dime quién soy" y "Dispara, yo ya estoy muerto".

En esta novela, muy contemporánea, por cierto, la autora nos cuenta la historia de Abir y Jacob, cuyas vidas han quedado unidas para siempre desde que Jacob, participando en una misión del ejército israelí para atrapar a un terrorista relacionado con la familia de Abir Nsar, acaban matando a toda su familia. Solo se pudieron salvar Abir y su hermano pequeño Ismail. Este terrible hecho marcará la vida de ambos personajes. 

Para Ismail y Abir (que juró matar a los judíos implicados en el asesinato de su familia) todo cambia de la noche a la mañana y pronto comenzarán una vida en Francia, al lado de Jamal Adoum, un tío de su padre, un hombre que a pesar de vivir y trabajar en un país como Francia, conserva un pensamiento muy radical y sueña con que un día lleguen a conquistar Europa y todos los infieles acaben convertidos al islam.
Su tío no creía que tuviera que estarle agradecido a los infieles. Le habían permitido vivir entre ellos, sí, pero bien que se ganaba el pan. Nada le habían regalado, así que nada debía. Trabajaba duro y le pagaban. No le consideraban uno de ellos ni tampoco él quiso sentir que pertenecía a aquel lugar. Algún día Europa caería como fruta madura en las manos de los creyentes.

Aquella misión, también dejó secuelas en Jacob y desde entonces, cada noche escucha en sueños la palabras de Abir Nsar (¡Te encontraré! ¡Os mataré a todos y pagaréis por lo que habéis hecho…!) y está convencido de que un día sus amenazas se harán realidad. 

Julia Navarro
Fotografía de www.elcorreo.com
Esa semilla de odio que nació en Abir el día de la muerte de su familia, creció con los años y para orgullo de su tío acabó convertido en un soldado de Alá y formando parte de El Círculo, un grupo terrorista con planes para atentar en Europa. 

Cuando la televisión emite el comunicado de un terrorista encapuchado pidiendo la libertad de sus hermanos encarcelados en Guantánamo o por cada día que pase sin liberarlos morirá un "infiel", Jacob cree reconocer al dueño de esa voz que lleva años viviendo en su cabeza y pronto comenzará una lucha contra reloj para intentar evitar una masacre.

La verdad es que el nuevo trabajo de Julia Navarro engancha desde el primer capítulo. Tiene un ritmo muy fluido y casi te da la sensación de estar viendo una película.

Creo que ese viaje que hace llevándonos a conocer el pasado de los dos protagonistas de la historia para entender sus circunstancias actuales está muy logrado y a mí personalmente, me ha puesto los pelos de punta ver cómo se construye un terrorista, porque eso es exactamente lo que aquí nos muestra la autora. Cómo nace el fanatismo radical, cómo se puede cultivar el odio dejándolo crecer y os aseguro que a día de hoy es uno de los temas que más miedo me da. Solo pensar en la mínima posibilidad de que los sueños de un personaje como el tío de Abir se puedan hacer realidad me da pavor y también ha hecho que odie a un personaje como Abir, que actúa en nombre de los suyos, pero también aprovecha para llevar a cabo una venganza muy personal, hacia los judíos que mataron a su familia, hacia Marion, una chica que conoció mientras vivió en Francia y que se convirtió para él en una obsesión cuando lo rechazó sin contemplaciones, o hacia la vida que eligió vivir su prima Noura, alejada de las tradiciones musulmanas...

Con Jacob sin embargo, sí he conseguido empatizar. Entiendo su postura, entiendo que se negara a participar en misiones cuerpo a cuerpo y que optara por ser objetor de conciencia. Cuando la amenaza del encapuchado se emite en todos los canales de televisión Jacob, experto en inteligencia artificial es enviado a Bruselas para trabajar con los servicios de información de la OTAN y de la Unión Europea para intentar atrapar a los terroristas.

No es fácil leer sobre estos temas, el fanatismo radical es terrible y ese deseo de imponer a los demás tu fe me provoca un rechazo enorme, pensar en ser una mujer que debe obedecer en todo, sin poder de decisión, sin poder opinar... es que no puedo entenderlo, por eso en esta novela la figura de Noura también es tan importante. Su forma de actuar, cómo hace sentir eso a su padre y a su hermano... tremendo, de verdad. Esta historia es el espejo donde se reflejan las formas de vida de Oriente y Occidente y el choque entre culturas tan distintas. Una novela con un tema muy actual que invita a reflexionar sin duda.

"De ninguna parte", que es como se sienten los protagonistas de este libro, ha sido una novela con mucho ritmo que me ha gustado. Si soy sincera, diría que hasta se me ha quedado algo corta, me hubiera gustado algo más de profundidad en algunos temas y que en algún momento no fuera tan "peliculera", pero bueno me ha servido para reconciliarme con Julia Navarro, que además se ha guardado una sorpresa final que no supe intuir y que me ha gustado mucho.

Puedes apoyar a las librerías independientes comprando tu ejemplar de "De ninguna parte" con un 5% de descuento en Bookshop.org o en Xacolibro usando el código MERTXE5

2 comentarios:

  1. Me llama, pero no como para lanzarme a por él prontito. Vamos, que le va a dar tiempo a que salga en edición de bolsillo. El que quizás busque antes es el de Dispara, yo ya estoy muerto, que me has dejado con curiosidad.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar