La octava vida (para Brilka) - Nino Haratischwili

TITULO: La octava vida (para Brilka)
AUTOR: Nino Haratischwili
EDITORIAL: Alfaguara

Sinopsis Editorial: 

Georgia, 1917. Stasia, la hija de un exquisito fabricante de chocolate, sueña con ser bailarina en la Ópera de París pero, recién cumplidos los diecisiete años, se enamora de Simon Iachi, oficial de la Guardia Blanca. La revolución que estalla en octubre obliga a los enamorados a contraer precipitadamente matrimonio.

Alemania, 2006. La biznieta de Stasia, Niza, lleva varios años viviendo en Berlín y huyendo de la dolorosa carga del pasado familiar. Cuando Brilka, su sobrina de doce años, aprovecha un viaje a Europa para fugarse de casa, Niza deberá encontrarla para llevarla de vuelta al hogar. Es entonces cuando decide enfrentarse al pasado (el suyo, el de su familia) y escribir, para ella y para Brilka, la historia de las seis generaciones que las precedieron.

De Londres a Berlín, de Viena a Tiflis, de San Petersburgo a Moscú, el apasionante destino de los miembros de esta familia georgiana se entremezcla con el de la convulsa historia del siglo XX. El resultado es una de las novelas más potentes y memorables de los últimos años.

Segundo tochazo que leo este año. Tras leer el de Ken Follett me animé con “La octava vida” aprovechado que El Club De La Pecera organizaba una lectura conjunta, aunque no me uní a ella porque sabía que no iba a poder seguir el mismo ritmo, pero el libro llevaba en casa casi dos años y decidí que era su momento.

“La octava vida” es un novelón en toda regla, es una completa y compleja saga familiar que nos sitúa en Tiflis (Georgia) y que nos llevará a lo largo de casi un siglo (1917-2006) por los acontecimientos históricos más importantes ocurridos en Europa (dos Guerras Mundiales, la revolución Rusa, la Guerra Fría, revueltas varias, etc.…) y las consecuencias de todos ellos sobre los personajes protagonistas del libro (injusticias, atropellos, torturas, traiciones...).

En esta novela, Niza, su narradora, le irá contando la historia de la familia a su sobrina Brilka, empezando por las vidas de Stasia, bisabuela de Niza, y su hermana Christine, hasta llegar a la vida de la propia Brilka. Ella es la octava vida y su historia todavía tendrá que escribirse, pero hasta llegar al presente de Brilka, es tremendo ser testigo de la cantidad de cosas que les ocurren a los miembros de esta familia, sobre todo a las mujeres y eso por momentos llega a ahogar un poco. Me ha parecido que todo lo malo que podía ir sucediendo les sucedía a ellas, pero imagino que la autora quería mostrar el tipo de cosas que se llegaron a hacer en determinados momentos de la historia (y que hasta no hace mucho todavía se hacían).

Nino Haratischwili
Fotografía  Facebook autora
Lo mejor del libro son sin dudas dos cosas, personajes y contexto histórico. Los personajes están tan bien perfilados que enseguida los sentirás reales como la vida misma y es que de hecho algunos de ellos se cruzarán con otros que bien reales fueron. Todos lucharán por encontrar su lugar en el momento que les ha tocado vivir, aunque eso a veces tenga tremendas consecuencias.

Que estén muy bien retratados no significa que todos me hayan gustado (hablo de sus personalidades). No he podido con Kostia por ejemplo, que desde que se hace adulto no lo he tragado, Elene me ha parecido insufrible y Fred directamente me sobraba, creo que solo existe para complicar la existencia de los demás. Sin embargo Stasia me ha encantado, Christine también pero creo que el personaje por el que más cariño he sentido es Kitty. En cuanto al contexto histórico sinceramente es perfecto, aunque reconozco, que a veces tantos detalles relativos a la política se me hicieron algo pesados.

Otra cosa que me ha gustado es el toque de ¿realismo mágico? que le da a la novela cada tacita de chocolate elaborada con una receta secreta que va pasando de generación en generación y que dependiendo en la cantidad que se tome acaba teniendo consecuencias entre quienes lo prueban.

En fin, creo que “La octava vida” es una gran novela (en todos los aspectos), y servirá al lector para dar un repaso a la historia de Europa a largo de todo un siglo. Es una buena historia, con buenos personajes y por supuesto buena literatura y un libro para saborear con calma, aunque también tengo que decir que llegó un momento en el que llevaba demasiados días dentro de la misma historia y estaba ya algo cansada de tanto “ruso” y aunque alterné su lectura con otras historias más amables, estaba deseando terminarla. 

Para leer el comienzo de "La octava vida" pincha AQUÍ

1 comentario:

  1. Además de lo que dices, que lo comparto, creo que te hace comprender Georgia. Leer la novela te hace mirar y reconocer lo que hay más allá de la superficie

    ResponderEliminar