miércoles, 30 de marzo de 2011

La habitación (Emma Donoghue)

TITULO ORIGINAL: Room
TRADUCCIÓN: Eugenia Vázquez Nacarino
AUTOR: Emma Donoghue
EDITORIAL: Alfaguara
ISBN: 978-84-204-0661-9
PAG: 379
PRECIO: 21€

CONTRAPORTADA:
Para Jack, un niño de cinco años, la Habitación es el mundo entero, el lugar donde nació, donde come, juega y aprende. Por la noche, Mamá lo pone a dormir en el Armario, por si viene el Viejo Nick… Para su madre, la Habitación es el cubículo donde lleva siete años encerrada. Con gran tesón e ingenio, ha creado en ese reducido espacio una vida para su hijo, y su amor por él es lo único que le permite soportar lo insoportable. Pero la curiosidad de uno crece a la par que la desesperación de la otra. Sólo queda urdir la huido, un plan más arriesgado de lo que ambos puedan imaginar.


Tomando como referencia los casos tan dramáticos y archiconocidos de Natascha Kampusch y Elizabeth Fritzl, Emma Donoghue escribe una dura y terrible historia, en la que una mujer es secuestrada a los diecinueve años y durante siete es retenida en una ridícula habitación de 3x3 m2, donde la única ventana al mundo exterior es una pequeña claraboya a la que no pueden llegar. Durante ese tiempo da a luz al hijo de su secuestrador, un niño que se convierte en su tabla de salvación y en la única razón para que desee seguir viva.

Esta sobrecogedora historia está contada a través de la voz de ese niño que ahora tiene cinco años. Aunque el libro se divide en cinco capítulos (Regalos, Desmentir, Morir, Después y Vivir) hay dos partes bien diferenciadas. Una mitad nos muestra cómo es el día a día dentro de ese cuartucho. La rutina absolutamente mecánica en la que se mueven, desde que se levantan hasta que llegan las 9 de la noche, que es cuando Jack debe meterse a dormir en el armario antes de que llegue “el viejo Nick” (que es como llaman a su secuestrador). Donde vemos el esfuerzo diario que supone para la madre construir un entorno que sea agradable para Jack y hacer de él un niño feliz, bien educado y sano, pero inevitablemente Jack está creciendo, cada vez es más complicado maquillar una vida como la que llevan y contestar a todas su preguntas. La única solución para tener una esperanza de futuro es huir de ese lugar e intentar recuperar su vida fuera de esas paredes.

Por supuesto, la otra mitad del libro nos mostrará qué ocurre cuando consiguen salir de la habitación. Lo que aparentemente debería ser una alegría se convierte para Jack en una pesadilla y se siente engañado por muchas de las cosas que su madre le fue contando. Sueña con volver a "la habitación” y recuperar sus cosas y su espacio. El choque con la realidad será duro para ambos. Para Jack porque se mueve en un mundo absolutamente desconocido y para su madre porque ha pasado mucho tiempo y el mundo que ella conocía también ha cambiado demasiado.

Para Jack esa habitación donde apenas se podía mover era su único mundo y representa su seguridad. Está acostumbrado a seguir un horario de comidas, de ejercicio, de lecturas. Para él todo lo que ve a través de la televisión es mentira (“los perros son tele”, “los gatos y las rocas son tele”, “el helado es tele”...) y el choque con el mundo real será enorme. No sabe relacionarse con otras personas (ahora tiene familiares), es incapaz de separarse de su madre (sigue tomando pecho), tropieza continuamente con las cosas, porque no tiene percepción espacial y su vista no está acostumbrada a mirar a lo lejos. La sensación de que Jack es un niño mayor de lo que parece gracias a las materias que su madre le enseña, desaparece al llegar al exterior, donde se comporta muchas veces como un bebé, al que confieso ha habido momentos que me daban ganas de darle un sopapo. Lo siento, pero es así.

Emma Donoghue
El libro me ha gustado mucho, pero hay un par de cosas que no me han acabado de convencer y que para mí no lo hacen redondo del todo. Me resulta muy complicado pensar que un niño de cinco años pueda hablar de esa manera. Entiendo que las circunstancias hacen de él un niño especial, que su madre le ha enseñado todo lo que ha estado en su mano y así como en muchas otras facetas reacciona casi como un bebé, es realmente sobresaliente a la hora de hablar y hacer operaciones matemáticas.

Otra cosa muy poco creíble, ha sido la forma en que consiguen salir de “la habitación. Me ha resultado todo muy precipitado. En este caso no me creo la actuación ni de la madre, ni del niño, pero sobre todo la del viejo “Nick”, aunque de alguna manera había que salir de allí, para continuar con la segunda parte del libro.

Me hubiera gustado, por ejemplo, que se profundizara más en el personaje del secuestrador, incluso en la madre del niño (que por cierto, no lo había dicho, pero no sabemos su nombre en ningún momento. De hecho ni el niño sabe que su madre tiene otro nombre que no sea "mamá" hasta que salen fuera). Creo que al elegir contar la historia a través de Jack, todo eso queda eliminado.

Cuando el Viejo Nick hace crujir la Cama, escucho y cuento de cinco en cinco con los dedos: hoy son doscientos diecisiete crujidos. Siempre tengo que contar hasta que hace el gemido y para. No sé qué pasaría si dejara de contar, porque siempre cuento.
¿Y las noches en que estoy dormido?
No sé, a lo mejor cuenta Mamá.
Después de doscientos diecisiete todo queda en silencio.

A pesar de mis "peros" le voy a dar cuatro gusanitos, porque durante la primera parte del libro ha conseguido llevarme dentro de esa "habitación" y vivir con ellos su rutina y monotonía. Está claro que es un libro duro, no nos vamos a engañar, que a pesar de estar narrado por un niño, está muy bien escrito, que como te enganche se lee de una sentada, que durante su lectura me daba la sensación de estar conteniendo la respiración y entre capítulo y capítulo tenía que tomar aire, pero sobre todo es un libro que pone de manifiesto la increíble capacidad que tiene el ser humano para sobrevivir en la peor de las situaciones. Lo leía y pensaba “yo no hubiera sido capaz de sobrevivir de esa manera", pero... ¿Es eso verdad? Afortunadamente la vida nunca me ha puesto en una situación ni remotamente parecida, así que ¿Quién sabe de lo que seríamos capaces por sobrevivir y más aún cuando un hijo depende de nosotros para ello?
(Novela cortesía de Alfaguara)
Fotografías utilizadas:
- del libro: http://www.alfaguara.com/uploads/imagenes/libro/portada/201011/portada-habitacion.jpg
- de la autora: http://www.ctv.ca/servlet/an/local/CTVNews/20100907/100907_booker_prize/20100907/?hub=CP24Entertainment

42 comentarios:

  1. Muchas, muchas ganas le tengo a este libro. La de veces que lo he tenido en las manos ... Caerá seguro, pinta bien.

    bsos!

    ResponderEliminar
  2. No me sonaba de nada, pero puede que me anime a leerlo a pesar de que seguramente también me entrarán ganas de darle un sopapo al niño en alguna ocasión, jaja.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía qué duro tiene que ser este libro. No sé si me animaré a leerlo...

    ResponderEliminar
  4. No había leído ninguna opinión sobre este libro aunque el argumento me había llamado la atención bastante, después de tu reseña lo leeré seguro porque me ha parecido una historia muy interesante a pesar de los "peros". Besos!

    ResponderEliminar
  5. No conocía el libro, me parece muy interesante. Aunque que el niño sepa contar hasta el 200 y pico es un poco raro xD
    Aunque esa parte como tu dices no cuadre tiene buena pinta, tal vez algún día me anime ^^
    Gracias por la reseña!
    Bss!

    ResponderEliminar
  6. No conocía este libro, pero tenía la piel erizada sólo leyendo tu reseña. ¡Qué historia tan dura!, ¿no? No sé si me apetece leerlo visto el argumento. Gracias de todos modos por tu recomendación.

    ResponderEliminar
  7. No conocía esta novela pero sólo leyendo el argumento y tu opinión ya me he quedado sobrecogida.
    Tiene que ser un libro duro de leer pese a las cosas que no te han gustado de el y que seguramente si lo leo yo tampoco me creeré.
    Pero bueno, que me lo apunto.
    Un saludo
    Dácil

    ResponderEliminar
  8. Ostras....ya te dije yo que este libro no es para mi...aunque ya lo cogeré...algún día
    besines

    ResponderEliminar
  9. Pues te voy a decir que me dan muchas ganas de leerlo, pero no es el momento adecuado,asi que lo dejaré para más adelante....

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo en casa, esperando. Me alegra saber que te ha gustado a pesar de esos dos "peros". Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues me apetece leerlo. A ver si lo encuentro...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Espero que, por lo menos en la ficción, al salir encuentren una mejor acogida que la de Natasha K. a la que se hartaron de criticar en su primera aparición televisiva.

    Que si estaba muy tranquila, que si por qué salía en la tele.

    Hasta oí a un supuesto "experto" en televisión, decir que "si él hubiera estado tantos años...".

    Espera, espera, pero ¿has estado? ¿conoces a alguien que haya estado? ¿te puedes imaginar ni siquiera lo que es eso? Pues cállate, "experto".

    Muchas críticas a la víctima, pero del secuestrador apensas se habló y solo alguna voz aislada se preguntó por la investigación policial que fue incapaz de dar con ella en tantos años.

    ResponderEliminar
  13. Vi este libro el otro día que fui a la Fnac y cuando leí la contraportada se me hizo un libro duro, más ahora leyendo tu reseña pero, por el momento, lo dejo pasar porque creo que me terminaría agobiando más de lo que ya lo estoy.
    De todos modos, estoy de acuerdo contigo en la capacidad que tiene el ser humano de sobrevivir, más (supongo, porque no soy madre) cuando la vida de tu hijo esta en juego.
    Musus.

    ResponderEliminar
  14. Uffffff... es el típico libro que no me leo ni mueta. Es una reinvención de los libros de terror. Creo que éste da hasta más miedo. Y no leo/no veo pelis de terror porque con un poco de éste ya es demasiado...

    ResponderEliminar
  15. No conocía este libro, pero parece muy interesante. Lo apunto para mi lista, aunque éste creo que caerá tarde, porque ahora mismo necesito otro tipo de lectura, y creo que me agobiaría un poco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Tiene que ser sobrecogedor esta historia que recuerda como dices al monstruo que hace poco metieron en la cárcel por secuestrar en el cuartucho de debajo de su casa a su propia hija.
    Los de los 200 crujiditos me parece excesivo, je,je

    ResponderEliminar
  17. Claro, Booki, esos peros a los que te refieres, a mi me echan totalmente para atrás, a pesar de los 4 gusanitos. Porque este tipo de historias tan extrañas, no me interesan mucho si no son totalmente reales. Si están basadas en hechos reales, pero con la imaginación de la autora, los peros de los que hablas, a mí no se me quitarían de la cabeza. Porque dónde está el aprendizaje entonces de la historia. Otra cosa es que ella hubiese entablado una estrecha relación de colaboradora con esa madre e hijo.
    A sí que no, entiendo que es comercial y atrayente, pero has sido muy sutil con "los peros"
    Un abrazo querida.

    ResponderEliminar
  18. Ay, no sé, no sé... La historia es tan parecida a la real... En estos momentos no estoy para este tipo de historias, pero los cuatro gusanitos son un punto a favor.

    Chaoo!!

    ResponderEliminar
  19. Yo sí estoy convencida a leerla, me gusta mucho como pintas el libro en la reseña. Así que cuando lo consiga te diré.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. No lo conocía, parece una historia muy interesante... aunque debe ser bastante dure! Apuntado queda!

    ResponderEliminar
  21. Hola!!
    Parece ser un libro muy intenso, me gustará leerlo cuando tenga la oportunidad.

    Saludos!

    p.s La portada de la versión en inglés me gusta más que la de Alfaguara.

    ResponderEliminar
  22. Tiene pinta de ser muy duro, no sé si lo pasaría demasiado mal leyéndolo, pero aun así tu magnífica reseña me ha picado la curiosidad y me han entrado ganas de leerlo. Gracias por descubrírnoslo, al menos yo no lo conocía y me ha parecido muy interesante. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  23. Rosalía: Yo lo conocí hace poquito, pero enseguida me interesó el argumento y la verdad es que aunque es una novela difícil, me ha gustado.

    Espe: De verdad que el niño a veces me sacaba de quicio, aunque podía entenderlo, pero era superior a mí.

    Laky: Desde luego no es un libro si está uno de bajón, pero quién sabe. No lo olvides, por si acaso.

    Tatty: Es que hay poquitas opiniones. Yo apenas he podido comparar mi opinión con alguna otra, pero bueno, poquito a poco ya irán saliendo algunas más. A ver si te sumas a ellas.

    Crónicas: Pues ni te imaginas cómo lee. Date cuenta que con algo tenía que llenar la madre su tiempo y le enseñó todo lo que pudo mientras estuvieron allí dentro.

    ResponderEliminar
  24. Inmaculada: Bueno, todo depende de la sensibilidad de cada uno. Entiendo que es una historia que no agradará a todo el mundo. Para leer o ver estas cosas, si me apuras tenemos los telediarios, donde día sí, día también nos encontramos con cosas como esta (desgraciadamente).

    Dácil: Bueno, si lo lees, compararemos opiniones. Quizás a otro lector le parezcan más creíbles mis “peros”.

    Sonia: Tú misma. Es un buen libro, pero desde luego no una historia agradable.

    Carmina: Seguro que acabas encontrándolo en tu biblio cuando te apetezca.

    Marina: ¡Qué bien! A ver qué opinas. Ya tengo ganas de leer tu reseña.

    Mithamard: Suerte en tu búsqueda.

    ResponderEliminar
  25. Loque: Pues me temo que en el libro también hay episodio televisivo ¡cómo no! Y no es para nada agradable y tampoco es que se hable demasiado del secuestrador. Si te animas podrás comprobar como ficción y realidad en este caso se parecen bastante.

    Mafaldas: Sí, la protagonista de esta novela sobrevive simplemente por sacar adelante a ese niño y créeme antes de que él llegara lo pasó muy mal, no te puedo contar más.

    Ana: ¡ja,ja! A mí es que me gustan las historias de terror, y ésta desde luego no sé si entra dentro del género, pero para la protagonista lo fue de principio a fin.

    Margari: Bueno, pues apúntalo y cuando creas que puedes leer más relajada hazlo. Es un buen libro desde luego

    Anda Carlos que no me he reído con tu comentario. Seguro a la madre del niño también le parece excesivo 200, 100 ó 10. La situación era horrible, además nunca sabían si el viejo Nick aparecería o no, vivián en una incertidumbre diaria.

    ResponderEliminar
  26. Icíar: Pues yo creo que la autora no habló con ninguna víctima, pero no me hagas mucho caso, no estoy segura. No sé si realmente si se diera un caso así un crío tan pequeño podría hablar como éste, pero me cuesta mucho imaginarlo y en cuanto a su “liberación” eso sí que es un poco peliculero e increíble, pero sigo diciendo que en el fondo vale la pena.

    M.: Insisto, cada historia tiene su momento de lectura. Resérvala para otra ocasión más propicia porque el libro vale la pena.

    Tabuyo: Así me gusta, que te fíes de mí ¡ja,ja! Si no opinas igual, por favor cuéntamelo igualmente.

    Saramaga: Pues sí, es duro, pero no todo van a ser historias color de rosa en literatura.

    Marieru: A mí me gusta esta portada, pero la que tu comentas es muy bonita también. Espero que te guste si te animas a leerlo y bienvenida por estos lares. Un besín.

    Goizeder: Bueno tiene momentos de los de coger aire para seguir leyendo, no te voy a engañar, pero para mí ha valido la pena, a pesar de mis “peros”.

    Un abrazo a tod@s y gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  27. No es el tipo de libro que me guste su temática.
    Gracias por la reseña porque así puedo decidir si lo leo o no.
    Aunque esta vez tengo claro que no.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Yo sinceramente este tipo de historias con verlas en las noticias tengo suficiente. Me resulta muy duro estar leyendo un libro así.

    ResponderEliminar
  29. Me ha recordado un poco a "Flores en el ático", claro que desde un punto de vista más infantil.. aún así la temática tan dura.. me ha dejado un poco choff.. me pensaré si llo leo
    Un beso
    Bea

    ResponderEliminar
  30. Había oído hablar del libro y me llamaba la atención su argumento (de hecho tenía ganas de leer tu reseña). Es posible que algún día lo intente a pesar de su dureza.

    ResponderEliminar
  31. Hola!
    Recién descubro tu blog, recién te sigo y Dios, lo que encuentro.
    A mí estos libros que tratan temáticas tan estremecedoras, me causan dos efectos: me atraen como imanes y al leerlos me dejan totalmente impactada.
    De este libro en particular no había oído nada, pero sólo con leer la sinopsis me ha llamado. Tu reseña me ha hecho desearlo aún más. Lástima que parece no estar disponible por el momento en México, que si así fuera, seguro iría por él de inmediato.
    Muy buena reseña!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  32. Está claro que este tipo de libros, estos argumentos tan duros, son los típicos que o te atraen muchísimo o te echan para atrás. A mí, y espero no pareceros muy truculenta, me atraen mucho normalmente, pero entiendo que no es lectura del gusto de todo el mundo.

    ResponderEliminar
  33. Tengo muchas ganas de leer este libro. El argumento me llamó la atención desde el principio.
    Seguro que me animo.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  34. Le tengo muchísimas ganas a este libro.
    Gracias por la reseña =)

    ResponderEliminar
  35. Me llamaba la atención este libro y a pesar de su dureza creo que terminaré leyéndolo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Espero que os guste la novela. A pesar del tema, es una lectura muy interesante.
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Estoy leyendo este libro ahora y la verdad es que me parece alucinante. Es verdad que a mí tampoco me cuadra mucho que el niño tenga 5 años, pero en cuanto sale sí que aparenta más su edad.
    A ver qué tal termina.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Natalia, supongo que cuando dices alucinante es porque te está gustando mucho a pesar del tema que trata. Me alegro.
    He leído alguna opinión no tan favorable, pero yo sigo pensando que es una gran novela. ¿Te imaginas pasar por algo así? Yo me hubiera vuelto loca de remate.

    ResponderEliminar
  39. Hola Booki! Estoy más o menos por la mitad del libro y no sé si voy a poder calmarme para seguir leyendo, madre mía, qué mal lo estoy pasando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña guapa, la situación no es para menos. ¿No te ha dado la impresión de estar allí dentro con ellos?

      Eliminar
  40. Ay sí, qué angustia!!
    Ya he pasado "el momento crítico", y ahora mis constantes han vuelto a valores normales. Pero vamos, que puffffff, no tengo palabras.

    ResponderEliminar
  41. No te dije que ya lo terminé y me ha gustado mucho.
    Pensé que lo de la segunda parte sería un poco "menos", porque oye, estando fuera ya, como que no tiene miga la cosa, pero todo lo contrario.
    En fin, y además pensando que ese caso concreto no es cierto, pero tantos otros sí.

    Estoy escribiendo una reseñita en inglés, y mañana o pasado ya la escribiré para el blog :))
    (es que mis redacciones en inglés son reseñas, así siempre tengo algo sobre lo que escribir, jejeje)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails