El silencio se mueve (Fernando Marías)

TITULO: El silencio se mueve
AUTOR: Fernando Marías
EDITORIAL: Grupo SM
ISBN: 978-84-675-4298-1
PAG: 445
PVP: 17,95 €


SINOPSIS:
Un hombre. Un extraño don. Los dibujos de una chica que desaparece sin desaparecer. Un mensaje por descifrar. Alguien debe desvelar el secreto. La información está a su alcance: un cómic del que solo hay un ejemplar, algunas páginas web, recortes de periódico, varios libros de aventuras… Este es el último libro de Fernando Marías. O eso dice él. Porque puede que sea un novela o puede que no.
Puede que lo aquí se cuenta sea real o el fruto de la imaginación del autor… o de la tuya. Quizá Fernando se haya inventado esta historia o quizá sea el resultado de una minuciosa investigación por su parte. Solo él lo sabe. Y tú si sabes buscar.
Lo que sí es cierto es que en esta novela (si es que lo es) hay una honda reflexión sobre el amor, la verdad, la culpa y la muerte.

Todavía no había tenido el placer de leer nada de Fernando Marías y siempre lo había considerado un autor de novela adulta, hasta que empecé a ver pululando por la blogosfera esta sencilla pero a la vez atrayente portada, con su nombre escrito en ella. Aunque sé que el libro está catalogado como juvenil una vez más me animé a leer algo del género y de nuevo salgo satisfecha de esta estupenda y original lectura. Está claro que este es un libro que a golpe de vista atrae. De los que se cogen en la librería si están bien a la vista, aunque sea por la curiosidad de saber quién lo ha escrito. De los que al hojearlo ya te harán parar a mirar con más calma, porque en una pasada rápida de hojas podrás apreciar que la historia está contada a través de distintos formatos. En ese sentido hay que decir que la edición es muy original.

La historia de esta novela está narrada en primera persona por Juan Pertierra, un hombre que tenía un extraño don, que parece haber perdido por intentar engañar al silencio y del cual se servía para resolver distintos casos y misterios.

Mi nombre es Juan Pertierra y me gusta decir que soy un estudioso del silencio. O más bien, lo era... ¿En qué consiste, o más bien consistía, mi trabajo? Todo está en mi página web, http://www.elsilenciosemueve.com/...
Mi padre, que de forma natural y misteriosa poseía este inexplicable don, me enseñó a desarrollarlo con la inteligencia y la sensibilidad. Aprendí a escuchar donde nadie escucha, a reconocer imágenes en la ausencia de sonidos, a saber lo que el silencio sabe y a ser capaz de atender y descifrar sus palabras; porque además de todo, porque sobre todo, habéis de saber que el silencio también habla

Cuando Liza y Lisa (las dos eles), sus vecinas del piso de arriba, acuden a solicitar su ayuda, está a punto de decir que no, pero el ver uno de los extraños dibujos que Lisa realiza cuando desaparece sin desaparecer, cuando parece encontrarse en un extraño trance, hace que no pueda negarse a ayudarlas. Juan reconoce en esos dibujos la Casa Vieja de su infancia, pero... ¿cómo es posible? Ni siquiera sabía quienes eran sus vecinas, ¿cuándo ha estado Lisa en la casa que aparece dibujada? Bueno pues la historia de este libro será la resolución de ese misterio que cuanto más avanza en su narración más interesante se pone, al igual que los dibujos, que a medida que vamos avanzando son más detallados y tétricos.

Una de las páginas del cómic
La historia en sí no es excesivamente complicada, pero te atrapa con esa forma de combinar distintos formatos a lo largo de la narración, por un lado tenemos los dibujos que va haciendo Lisa, y que de alguna manera están relacionados con Juan, encontramos también dentro del libro un cómic de 32 hojas en color (simulando la textura de los comics de los años 70), que sirve para que Joaquín Pertierra, le cuente  a su hijo Juan, su propia vida, encontraremos trozos de un guión que Juan y un amigo de toda la vida empezaron a escribir hace años y que nunca terminaron, páginas web que contienen información interesante y que están al alcance de cualquiera entrando en http://www.elsilenciosemueve.com/ y que os animo a visitar (más historias sobre el silencio, otro cómic dibujado por Joaquín Pertierra sobre Van Gogh, etc...), incluso encontraremos en el libro la voz que guía a Lisa cuando "desaparece".

Juan Pertierra debe volver a la casa de su infancia y seguir las pistas de esos dibujos que Lisa va trazando y quizás descubrir cosas que él no sabía. Juan y su padre siempre habían estado muy unidos, pero ¿acaso hay algo que él desconozca? ¿Es eso lo que Lisa trata de decirle? ¿A quién pertenece la voz que parece guiar a Lisa y a la vez cuidar de ella cuando "desaparece"? Gracias a los dibujos y a una vieja colección de novelas juveniles que fueron muy importantes para él cuando era un niño (obras de Jack London, Stevenson, Oscar Wilde, Conrad, étc.) Juan irán desentrañando los hechos de un pasado no tan lejano.

Fernando Marías
Me ha gustado mucho porque me ha parecido una novela juvenil muy madura, diferente y original si la comparamos con la mayoría de las temáticas que abundan en este género. Hay muchísimos trozos de texto que te apetecería subrayar mientras los lees. Es una historia con un ritmo constante, ameno, con algún momento de tensión fantásticamente narrado (por ejemplo el momento en que un intruso entra en la Casa Vieja) y que va ganando intensidad a medida que nos vamos acercando al final. Desde luego el lector joven, atento, curioso, que busque algo más que la "típica" historia disfrutará con este libro. Aquí encontrará suspense, un misterio que resolver, pero también una parte de nuestra Historia, la cara más triste que siempre deja la Guerra.  Una historia que pretende hacer reflexionar a un lector joven, que le haga preguntarse quién es, si conoce su historia, la historia de quienes le rodean. Estoy segura de que este libro desperatará la curiosidad de más de uno de esos lectores y le animará a buscar otras novelas quizás ya no tan juveniles que hablen de esa época histórica que aparece en la novela.

Es un libro que destila amor por la literatura, algo que ha acompañado al protagonista de este libro desde niño y que va salpicando la historia con pequeñas pistas que le servirán a Juan para darse cuenta de algunas cosas. Personalmente me ha gustado mucho el capítulo en que mientras se afeita delante de un espejo habla consigo mismo, como si fueran Jekyll y Hyde.

Una historia de amor, amistad, envidia, venganza y perdón, donde el pasado y el presente pasean de la mano. Un libro sobre la identidad de cada uno, que te atrapa, que te hace reflexionar, con un punto amargo pero donde la esperanza también tiene su espacio, narrado estupéndamente por un autor con el que sin duda repetiré, pero probablemente con una novela que no sea juvenil, así que si alguno de los que se pase por aquí ya lo ha tenido el gusto de catar al autor, se aceptan recomendaciones.

Podéis leer el primer capítulo del libro (unas 16 hojas) AQUI

Fotografías utilizadas:
- del libro: http://www.grupo-sm.com/FotosNewsletter/promo/cubierta.jpg
- del autor: http://www.fernandomarias.com/material/galeria/14.jpg