Las tinieblas y el alba (Ken Follett)

TITULO: Las tinieblas y el alba
AUTOR: Ken Follett
EDITORIAL: Plaza & Janés

Sinopsis Editorial: 

Año 997, finales de la Edad Oscura. Inglaterra se enfrenta a los ataques de los galeses por el oeste y de los vikingos por el este. La vida es difícil y aquellos que ostentan algo de poder lo ejercen con puño de hierro y, a menudo, en conflicto con el propio rey.

En estos tiempos turbulentos, tres vidas se entrecruzan: el joven constructor de barcos Edgar, a punto de fugarse con la mujer a la que ama, comprende que su futuro será muy diferente a lo que había imaginado cuando su hogar es arrasado por los vikingos; Ragna, la rebelde hija de un noble normando, acompaña a su marido a una nueva tierra al otro lado del mar solo para descubrir que las costumbres allí son peligrosamente distintas; y Aldred, un monje idealista, sueña con transformar su humilde abadía en un centro de saber admirado en toda Europa. Los tres se verán abocados a un enfrentamiento con el despiadado obispo Wynstan, decidido a aumentar su poder a cualquier precio. 

Con Ken Follett estrené 2021 y no podía haberlo hecho de mejor forma. Es un autor que me gusta siempre, y además este es un libro que aunque solo llevaba en las estanterías algo más de tres meses, ya era parte de esos "pendientes" que este año tienen que bajar sí o sí.

El caso que es que aunque lo compré el mismo día que salió, eso de "la precuela de Los pilares de la tierra" no me atraía especialmente. ¿De verdad era necesaria una precuela?, pero la verdad es que me daba igual, es empezar a leer un libro de Ken Follett y quedarme enganchada, así que ha sido sumamente interesante conocer como nació el famoso pueblo de Kingsbrige que conocimos hace antes años cuando se publicó "Los pilares de la tierra" y ya os digo que por mí puede seguir tirando de este hilo, porque me lo voy a leer.

Desde luego la época en la que transcurre esta historia es sumamente oscura y también violenta. De hecho estamos ante el final de la Edad Oscura y el comienzo de la Edad Media. Inglaterra vive enfrentada con sus vecinos galeses y por otro lado recibe los constantes ataques de vikingos que llegan, arrasan con todo, matan, violan y roban a placer y justo así arranca esta historia, con el ataque vikingo al pequeño pueblo de Combe, hogar de Edgar, un modesto constructor de barcos y uno de los principales protagonistas de esta novela, cuyos planes de futuro cambian radicalmente después de este ataque.

Por otro lado, tenemos a Ragna, hija de un noble normando, que esquivando los planes de matrimonio que su madre tiene planeados para ella, se casa con un inglés del que se ha enamorado completamente dejando atrás su país, para encontrar que en la patria de su marido, las cosas no son exactamente como ella espera.

Ken Follett, fotografía Twitter autor
Por último, tenemos al simpático Aldred, un monje con grandes planes para su abadía y que tendrá que luchar continuamente con las zancadillas que el malvado obispo Wynstan y sus hermanos le ponen por delante constantemente.

Lo cierto es que la estructura de la narración y este tipo de personajes, son los habituales en las novelas de Ken Follett, uno sabe prácticamente cómo acabarán los protagonistas del libro, aunque siempre nos queda el misterio de saber todo que sufrirán por el camino y en esta historia eso no podía ser diferente.

Las historias de Edgar y Ragna van transcurriendo paralelamente y digamos que Aldred es el personaje de unión entre ambos, al menos al comienzo del libro, luego lógicamente todos los personajes acaban compartiendo escenario.

Personalmente me han encantado los tres a partes iguales, pero quizás Ragna, por la época que es, destaca un poco más. A pesar de su noble cuna, es cercana a todos los que la rodean y además una mujer bastante justa y cuando su esposo no está no le importa tomar las riendas en su nombre, aún así también le tocará sufrir lo suyo. 

De Edgar hay que destacar su fortaleza, esa aptitud para buscar soluciones a todo, es muy hábil construyendo todo lo que se propone y utilizará esa habilidad para mejorar su forma de vida y la de los que le rodean. Es un hombre bueno, que sufre con el padecimiento de los demás y eso hará que tome decisiones muy arriesgadas.  En cuanto a Aldred, me ha resultado un personaje muy divertido e ingenioso y no dudará en denunciar cada vez que pueda todas las cosas que el considera inadecuadas en aquellos que "en teoría" han ofrecido su vida al servicio de Dios. Por supuesto igualmente bien caracterizados están  el obispo Wynstan y sus hermanos, tanto que me han resultado repulsivos en algún momento, aunque entiendo que eran otros tiempos y algunos de sus actos estaban más que normalizados.

Lo cierto es que Follett consigue que sientas impotencia en muchos momentos ante los altibajos que van sufriendo tus personajes favoritos. Cuando piensas que por fin van a lograr algo... ¡zas! Follett se saca de la manga otra vuelta de tuerca que nos lleva al punto de partida.

Si los personajes están bien logrados, qué os voy a decir de la ambientación y de todos los escenarios por los que transcurre la novela. Follett consigue trasladarnos tan fielmente a esta época que durante toda la lectura agradeces haber nacido en la que te ha tocado a ti. Como dice el autor al final del libro "La Edad Oscura dejó pocas pistas", casi no hay texto escrito de aquella época y apenas algunos dibujos y las edificaciones en su mayoría eran de madera y por lo tanto ya no existen, así que ha tenido que imaginar, suponer y aunque ha contado con la asesoría de expertos, también confiesa haberse saltado en algún momento sus consejos.

En todo caso, creo que hace un muy buen trabajo y nos podemos hacer una idea muy clara de cómo se vivía o malvivía en muchos casos, de las dificultades diarias que había que sortear, de las  injusticias, violencia y abusos a las que estaban sometidas muchas personas por parte de quienes eran más poderosos y de la avaricia, ambición y desvergüenza de estos. 

La verdad es que me lo he pasado fenomenal leyendo esta emocionante historia. Toda una lucha entre quienes quieren cumplir la ley y quienes prefieren hacer las cosas a su manera. Yo desde luego seguiré siendo una incondicional del autor y cada vez que publique una nueva historia aquí estaré para leerla.


Para leer el comienzo de "Las tinieblas y el alba" pincha AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario