viernes, 9 de abril de 2010

Saber perder (David Trueba)


Leído en Marzo 2010
AUTOR: David Trueba
EDITORIAL: Anagrama
PÁGINAS: 520
PRECIO: 12€

SINOPSIS:
Sylvia cumple dieciséis años el día en que comienza esta novela. Para celebrarlo organiza una falsa fiesta que sólo tiene un invitado. Horas después sufrirá un accidente que significará su entrada en la vida adulta. Su padre, Lorenzo, es un hombre separado que trata de tapar los agujeros que el fracaso laboral han causado en su rutina. Ariel Burano es un joven jugador de fútbol que deja Buenos Aires para fichar por un equipo español. La caja de los triunfos no parece difícil de abrir para su superdotada pierna izquierda y será cuestión de tiempo que el estadio coree su nombre. El anciano Leandro, en cambio, es precisamente tiempo lo que no tiene. Estos son los cuatro personajes principales de Saber perder. Con las relaciones entre ellos se trenza un apasionante relato de supervivientes. Una mirada inteligente, llena de humor y emoción, pero que reivindica, por encima de todo, la maravillosa aventura de vivir.


Con esta historia viajamos a Madrid, donde viven los cuatro personajes principales de esta novela y cuyas vidas se irán entrelazando a medida que nos vamos adentrando en ellas:

SYLVIA: Acaba de cumplir 16 años y curiosamente es la mas madura de los todos los personajes. Por ser la más joven, pienso que es la más pasional y tiene claro hasta dónde va a llegar su historia con Ariel, así que lo acepta y decide disfrutar del momento.

LORENZO (padre de Sylvia): Es un hombre gris, apagado. Puedo llegar a entender la frustración por su mala suerte y por todo lo que ha ido perdiendo en el camino, aunque no justifico lo que llegó a hacer y que es algo que lleva sobre su conciencia como una losa.

LEANDRO (abuelo de Sylvia): Lo siento, pero no puedo con este personaje, verdadero asquito es lo que ha conseguido darme. Su mujer enferma terminal y él comienza a irse de putas hasta que tiene que volver a hipotecar su domicilio para poder pagar esos servicios. Estuve deseando que le diera algo en cama ajena. Se encapricha de una nigeriana llamada Osembe, más lista que un ajo y que por supuesto acabará haciendo que Leandro se sienta un monigote ridículo.

Y por último, tenemos a ARIEL: Un brillante futbolista argentino, pero al que en España las cosas no le van tan bien como cabría esperar. Una noche atropella a Sylvia y de ahí surge su relación. Su historia personal es la que menos me ha interesado, quizá porque el mundo del futbol me es totalmente indiferente, no me interesa nada relacionado con él, ni el juego, ni sus estrellas, ni las cantidades indecentes de dinero que mueve este deporte, así que las páginas dedicadas a este deporte, lo siento, me han aburrido bastante.

Los personajes secundarios también juegan un papel importante:
Aurora: la abuela de Sylvia. Siempre ha cuidado de que su marido no se preocupara de nada y ni siquiera comparte con él sus diagnósticos médicos. Lo que no entiendo es cómo él no siente curiosidad por saber nada, de verdad que este señor me ha parecido el más egoista de los personajes.
Pilar: la madre de Sylvia, una mujer que se ha atrevido a vivir, huyendo de una relación muerta y lanzándose en busca de su felicidad.
Osembe: la prostituta que ofrece sus servicios a Leandro, sabrá engatusarlo y ¡de qué manera!
Y Daniela, la vecina ecuatoriana de Lorenzo, con quien este intentará establecer una relación, pero sin demasiado entusiasmo por parte de ella.

Una novela con personajes perdedores de principio a fin, que saben que lo son, y que reaccionan de distintas formas ante sus miedos.

David Trueba
A mí la novela en general me ha gustado pero no me ha entusiasmado. Por supuesto cada uno tiene sus gustos. Yo creo que está bien escrita con un lenguaje tan cotidiano que sería capaz de llegar a todo tipo de lector. Que nos habla de las realidades que nos rodean, de los problemas de una sociedad muy actual, y como tal toda la historia es una crítica hacia ella. Es una novela muy urbana, salpicada de detalles que todos conocemos y que podemos haber visto en cualquier programa de televisión o en el telediario de cualquier día. Toca temas como la inmigración, tanto desde el punto de vista del jugador extranjero con una ficha millonaria, como la de los “sin papeles” cuyo destino pende constantemente de un hilo, la prostitución, las enfermedades... Cualquiera de nosotros podría reconocer en uno de estos personajes o en casi todos a alguien que nos rodea sin mucho esfuerzo, pero a mí ha llegado a deprimirme, así que si estás de bajón no sé yo si esta sería la novela adecuada. Sin embargo si te gustan las historias con temas reales y sin adornos aquí encontrarás una buena historia.

Por cierto si hojeas el libro rápidamente da la sensación que es todo narrativo, sin un solo diálogo en su interior, pero lo cierto es que todos los diálogos están perfectamente introducidos en la narración, sin guiones que indiquen la frase de cada personaje, pero haciéndola igualmente ágil para el lector.


Fotografía utilizada:
- del autor: http://www.elimparcial.es:6681/files/fotos/david_trueba.jpg

26 comentarios:

  1. La verdad es que a mi me encantó el libro (tmb reseñado en mi blog).
    La historia de Ariel y Sylvia es de lo mejor del libro, y la de los abuelos es de lo que menos me gustó!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo estoy leyendo justo ahora mismo! No he leído tu entrada completa (por si acaso), sólo lo último de que no te ha entusiasmado mucho y que te ha deprimido un poquito: precisamente trata sobre eso (creo), sobre saber perder, porque hay gente que nunca gana, no tienen esa suerte.
    Volveré (cuando lo termine, quiero decir)

    ResponderEliminar
  3. César: Pues no sé si he leído tu comentario. Luego lo veo. De lo que sí me he dado cuenta es de que a la mayoría les ha gustado bastante más que a mí. ¡Qué se le va a hacer! Al menos coincidimos en que el abuelete no nos gustó.

    Isi: Vuelve, vuelve y cuéntame. Mi hermana también lo está leyendo. A ver qué os parece a ambas.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. pués me parece que este va a tener que esperar, no me ha convencido...así que seguiré con la siguiente reseña ;-)

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada de este autor, pero esta historia no me termina de convencer. No me apetece leer una historia un poco deprimente.

    ResponderEliminar
  6. Oye, lo de las vacaciones escolares del blog ¿era para despistar?

    ResponderEliminar
  7. Sonia y Anabel: No os fieis tanto, que por ahí hay reseñas muy buenas donde dicen que les ha gustado mucho, por ejemplo, las de:
    Ismael en Cajón de Historias
    Carmina en De Tinta en Vena o
    César en ¡Asómate y verás!

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Isi:¿¿¿Mande???
    Lo de las vacaciones lo puse en la entrada de Querido John ¿no?
    A lo mejor te parece que ¿he trabajado de más?

    Te cuento, las vacaciones de mi enano empezaron el 26 de marzo y una servidora pretendía descansar de blog, así que programé un par de entradas y mi intención era reincorporarme el día 6 de abril (que empezaba de nuevo el cole), pero como llovió tooooooda la semana santa al final no salimos de casa y me incorporé antes de tiempo.
    ¿Iba por ahí tu pregunta? porque sino estoy perdida, pero tu pregunta que yo te contesto.

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Niña si que has trabajado, a mi este libro me gusto muchisimo, el personaje que por su carisma destaca, Sylvia, no me gusto para nada Lorenzo, y no consegui entender la relacion enfermiza entre leandro y Osembe... por lo demas a mi tampoco me interesa el mundo del futbol, pero es que a Ariel solo le interesaba jugar no el resto, el dinero y las posesiones, supongo que eso de ser demasiado joven y estar solo, le empujo a unirse a silvia... en fin a mi me gusto lo vi bien escrito y dinamico

    ResponderEliminar
  10. Sí, iba por ahí :D
    Además, es que aquí los niños empezaron la semana santa el día 1 y la terminan este finde, y claro, yo pensaba que por allí también, así que estaba flipando porque la que se supone que es la semana de vacaciones, pues estás publicando normal (o más, porque de hoy ya hay 2 entradas!!!)

    ResponderEliminar
  11. Carmina: Sí sé que te gustó mucho por eso ya habrás visto que en uno de los comentarios enlacé tu entrada, la de Ismael y César. Al no opinar todos lo mismo es interesante que los que leen la entrada la puedan contrastar con opiniones diferentes antes de decir que no a un libro. De todos modos creo que el personaje menos comprendido en esta historia para casi todos es Leandro. A ver qué me cuenta mi hermana cuando lo termine.

    ResponderEliminar
  12. Isi: Claro! No me acordaba que en otras comunidades las vacaciones empiezan y terminan más tarde. Pues ya está todo aclarado ¡ja,ja!

    ResponderEliminar
  13. No me dice mucho el tema, pero el tipo de escritura menos. Ese tipo de diálogos que se confunden entre la narración se me hace un poco pesado. Me pasó, por ejemplo, con "El viajero del siglo".

    ResponderEliminar
  14. He de suponer que mi comentario ha llegado a su destino (así me lo ha dicho tu blog), pero como no lo veo no sé si se ha perdido o está pendiente de moderación. :(
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Todavía no lo he terminado, ¡¡pero me está encantando!! Es que tengo que decírselo a todo el mundo!
    Ya voy sintiendo que vaya a terminarse esta historia, de verdad.

    ResponderEliminar
  16. @scen: No he leído "El viajero del siglo" pero vi una entrevista con el autor y tampoco me quedaron muchas ganas. De todos modos en esta novela no se me hizo pesado que los dialogos estuvieran dentro de la narración.

    Isi: Me alegro, al fin y al cabo siempre empezamos un libro deseando que nos guste tanto como a tí este.

    ResponderEliminar
  17. Joo!! pues a mí sí que me entusiasmo esta novela, tanto que hice a Trueba protagonista del mes!!!
    Dejo el link por si quieres comparar impresiones: http://cajondehistorias.blogspot.com/2010/01/saber-perder-de-david-trueba.html

    pero para que te hagas una idea, dije de ella que no es de lectura recomendada, sino obligada ;)

    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  18. Ismael: Lo sé, se que te gustó mucho y a Isi le está encantando también. Me alegro mucho, pero a mí no ha conseguido llegarme. Espero que mi hermana lo termine para que aporte su opinión pero aún le falta un buen rato. Ya había enlazado tu entrada desde otro comentario, pero no está demás que lo vuelvas a dejar para que otros lectores comparen opiniones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola Mertxe: por fin cuelgo la reseña del libro. Ayy con lo que a mí me ha entusiasamado, casi estoy deseando saber la opinión de tu hermana. Fíjate que es de esos libros que creo que van a gustar a todos, como dice Ismael.

    Tenemos veredicto de Between??

    ResponderEliminar
  20. Hoy me he leído la reseña de Isi, está muy bien contrastar opiniones.

    Veredicto: Pues no, no me lo apunto.

    ResponderEliminar
  21. ¡Ja,ja! Loque: Vale, pero que conste que has contrastado opiniones y tu decisión se basa en ellas. La verdad es que me sorprende, porque si buscas algunas más verás que casi todas me llevan la contraria ¡je,je!

    ResponderEliminar
  22. La palabra es “trastornada”. Ya te lo he anticipado por teléfono (móvil, porque no hablemos de tu teléfono fijo, que me tiene contenta...). Así me he quedado después de leer este libro. Pero no porque no me haya gustado, al contrario, me ha ENCANTADO, sí, sí, con mayúsculas, negrita, cursiva y subrayado. Me he metido de lleno en el libro y hasta creo que he formado parte de él. Me ha llevado tantos días leerlo, por falta de tiempo, que la historia de estos cuatro personajes me ha acompañado cada día y es que al final, el sentimiento de tristeza, pérdida, soledad, fracaso, se me ha colado dentro. Pregúntale a tu cuñi, que me ha visto “chof” estos días y ya me ha dicho que ahora lea algo más light para contrastar...

    En fin, de los cuatro personajes, me quito el sombrero con Sylvia, la más joven y sin embargo, la que mejor encaja todo. También tiene 16 años y toda la vida por delante, pero creo que una madurez como la que muestra, no es lo más normal en esa edad. (Tengo una academia al lado de la ofi, y te aseguro que sé lo que digo).

    En cuanto a Ariel, sí que es cierto que me ha costado un huevo leer temas futbolísticos, porque no me gusta nada, pero el personaje no se acerca en absoluto a la imagen que tengo de un futbolista de élite. El chico está totalmente desubicado, es una duda con patas en su relación con Sylvia, ahora la dejo, ahora la echo de menos, pero yo creo que se debe más a la soledad por sentirse lejos de los suyos, que a un amor verdadero.

    Lorenzo es un superviviente, se le toma cariño y deseas que por una vez, algo le salga bien. Eso no justifica lo que llega a hacer, pero me alegro de que al final, su secreto se “resuelva” de esa manera. Me parece un poco cómica la relación sentimental, si es que se le puede llamar así, que mantiene con Daniela. Es que me lo imagino en la iglesia y todos mirando y pensando: “pero qué pinta este tío aquí (o acá, para meternos más en el papel ecuatoriano)”. Me partí de risa cuando se ilusionó sólo con que la chica le hubiera puesto entre sus números preferidos que le permitía la compañía telefónica! Pienso en Lorenzo y mi imagen es la de un hombre cabizbajo y arrastrando los pies al andar, soportando el peso de la vida que le ha tocado vivir. Intentando juzgar-reprochar-comprender-perdonar-solucionar los actos de su padre, comparando los suyos propios y llegando a la conclusión que nadie es quién para cuestionar a otro.

    Leandro, pues qué quieres que te diga! Yo creo que la vida le ha superado de tal manera, que se comporta cual avestruz escondiendo la cabeza y no interesándose por algo tan importante como la salud de su mujer (que me ha parecido su ángel de la guarda), e igual que a uno se le da por beber o por irse a las tragaperras, a este hombre se le dio por irse con una prostituta, llegando a engancharse de tal manera que, sabiendo que se estaba arruinando y siendo consciente de que tampoco era una situación que le llenaba, no era capaz de dejarlo. Y aún después del jarro de agua fría, aún buscaba encontrarse con ella...

    En fin, que aunque lo he pasado mal, (yo soy así), es de los mejores libros que he leído en mi vida. Sí, sí. Así de distintas somos tú y yo!

    Un besito y en breve te comento otro, que estoy que me salgo!!!

    ResponderEliminar
  23. Between: nada con tus cuatro líneas, que casi te abrimos otro blog ;)

    Oye, me alegro de que te haya entusiasmado el libro. Yo me quedé como tú, diciendo que no podía ser que se acabara y también ha sido Sylvia mi personaje preferido (pero no de este libro solamente).

    Cuando lo lees te sientes mal por los personajes, pero cuando lo terminé me sentí sola, desamparada, incapaz de asimilar tanto que se hubiera acabado como que no vovlería a estar con ellos...

    Coincidimos Between.

    ResponderEliminar
  24. Querida hermana, trastornada me ha dejado a mí tu extensa reflexión tras leer la novela. Porque ya veo que Isi me ha quitado las palabras de la boca, pero pensaba decirte que si quieres te abro un blog para estas cosas, porque cuando te inspiras no tienes frenos ¡ja,ja,ja!

    Pues claro que es un libro que deja “chof”, creo que ya te lo fui diciendo, lo que no significa que por eso vaya a dejar de gustarte. Yo reconozco que no es un mal libro, pero ya sabes qué opino. Te alegrará saber que no sólo coincides con Isi, sino también con Ismael (con el discrepo muchas veces y no sólo en libros, cosa que me encanta ¡ja,ja!) y Carmina
    Me alegro de que disfrutaras de su lectura. Creo que voy a abrir una sección para tus reflexiones porque chica ha sido más larga que algunas reseñas que hay por ahí. Me ha gustado mucho esta colaboración tuya.

    Isi: ¿Has visto? Si cuando se me pone a leer y se entusiasma no tiene desperdicio ¡je,je!

    Kisitos

    ResponderEliminar
  25. Qué cachada me has pegao con Isma! jajajaja!! Gracias por no echarme a la hoguera. El domingo te doy muchos besitos, que sé que te gustan, jua,jua,jua!! Vaaaale, no... :)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails