Una acompañante en Nueva York (Laura Moriarty)

TÍTULO: Una acompañante en Nueva York
AUTOR: Laura Moriarty
EDITORIAL: Maeva


Sinopsis Editorial: 


En 1922, la arrebatadora y precoz Louise Brooks, de tan solo quince años, y su acompañante, Cora Carlisle, una mujer casada muy tradicional, viajan juntas desde Wichita, Kansas, a Nueva York, la nueva metrópolis de moda. Cada una tiene sus propios motivos para hacer ese viaje: la rebelde Louise se ha inscrito en la academia de danza vanguardista Denishawn, porque sueña con llegar a ser una famosa bailarina. Una ilusión que cumplirá de largo, convirtiéndose en una conocida actriz del cine mudo y en la mujer más deseada del Hollywood de la época. Por su parte, Cora no solo busca escapar de la monotonía de su vida, sino que quiere cumplir un deseo que lleva años postergando: encontrar sus orígenes, ya que nunca ha conocido a sus padres. Obligadas a pasar juntas un verano en la fascinante y caleidoscópica ciudad de Nueva York, estas dos mujeres aprenderán a entenderse y descubrirán que la vida les tienere servadas muchas sorpresas. 

Continuando con el #Reto20Pecera, para el mes de Marzo en la categoría "Un libro ambientado en la década de 1920" elegí leer "Una acompañante en Nueva York", una novela de Laura Moriarty que llevaba tiempo entre mis lecturas pendientes y que transcurre en esa época. La novela nos cuenta el viaje de Cora Carlisle desde Wichita (Kansas) a Nueva York como acompañante de Louise Brooks, una joven que sueña en convertirse en una bailarina famosa, pero que en aquel momento era demasiado joven para ir sola.

Louise Brooks. Fotografía de posterlounge.es
Lo que yo no sabía cuando comencé a leer es que Louise Brooks fue una gran actriz de cine mudo (lo confieso soy una inculta en cine mudo) y que además existe una versión cinematográfica de esta novela que no he visto, aunque al final de la reseña os dejaré el trailer de la película en inglés que sinceramente me da la sensación de que parece bastante fiel al libro, aunque no me imaginaba a Cora en la piel de la actriz que han elegido, la verdad.

Como os decía, Louise era demasiado joven para quedarse sola en Nueva York, así que en la vida real viajó a la gran ciudad acompañada de Alice Mills, su profesora de baile en Wichita, pero la autora de la novela decidió crear el personaje de Cora para sustituir a Alice.

Cora se ofrece para acompañar a Louise, aunque esta decisión no es tan altruista como parece. Cora dejará a su marido en Kansas y viajará a Nueva York con un fin muy concreto y es averiguar su propio origen. Mientras Louise está en sus clases de baile, Cora vuelve al orfanato donde pasó una parte de su niñez, quiere saber quién la dejó allí, por qué la abandonaron, de dónde procede, pero las monjas del orfanato no se lo pondrán fácil y mientras tanto tiene que lidiar con la potente personalidad de Louise que para tener quince años parece que ya viene de vuelta de todo.

La verdad es que la autora hace un trabajo enorme a la hora de construir las personalidades de estas dos mujeres. Son absolutamente opuestas. Louise es una joven muy bella y atrevida mientras que Cora es una mujer que vive encorsetada y lo digo de forma absolutamente literal (qué agobio me ha hecho sentir en más de un momento ¡por Dios!), es de una corrección intachable, tan pudorosa y recatada que por momentos me ha parecido realmente una mojigata. Evidentemente tengo muy en cuenta la época pero ambas me han parecido llevadas a los extremos.

Louise, es descarada, insolente, tiene muy claros sus objetivos y sinceramente no le importa demasiado cómo lograrlos, sabe que gusta a los hombres y no duda en aprovechar esa ventaja. Cora, tan tradicional, no deja de escandalizarse con ese comportamiento llegando a parecer una mujer mucho mayor de lo que en realidad es y de miras muy pero que muy estrechas, así que el choque entre ambas es continuo aunque las dos saben que se necesitan mutuamente, sin embargo ese tiempo que pasarán juntas será importante para ambas aunque no por las mismas razones.
Louise,  te lo plantearé lisa y llanamente.  Los hombres no quieren un caramelo que ya ha sido desenvuelto.  Para divertirse quizá sí, pero no a la hora de casarse.  Puede que el caramelo esté  totalmente limpio,  pero si no tiene el envoltorio,  no saben por  dónde ha pasado
Si soy sincera ninguna de las dos han sido personajes con los que yo haya conectado. Evidentemente hay que leer la novela para saber por qué ambas son como son. Tanto la familia de Louise como las circunstancias que le tocó vivir a Cora, han hecho de ellas las personas que son, pero no he sentido demasiada simpatía por ninguna. Las dos guardan secretos que no esperaba y que me han sorprendido y me da pena no haber conectado con ellas algo más, la verdad, aunque debo decir que a medida que pasan los días en Nueva York se va viendo una ligera evolución en la forma de ser de Cora y en sus pensamientos que la llevarán a tomar una decisión muy importante de cara a su futuro.

Laura Moriarty. Fotografía del New York Times
Creo que las dos cosas que más me han gustado de esta novela han sido...

... por un lado el retrato de ese Nueva York de los años veinte y de sus gentes, que contrasta enormemente con el lugar de donde proceden Cora y Louise. Un ejemplo es el asombro que siente Cora al asistir a una obra de teatro donde el público blanco se mezcla con el negro...

... y por otro , lo que ocurre en la vida de Cora tras volver de Nueva York, todo lo que le plantea a su marido y cómo su vida cambia radicalmente.

La novela que se divide en tres partes, se centra sobre todo en la segunda que es la más extensa y la que nos cuenta lo que le ocurre en Nueva York, pero a mí también me ha gustado  mucho la tercera parte, aunque me haya resultado un tanto acelerada teniendo en cuenta los años que abarca, sobre todo si lo comparamos con el tiempo que se tomó la autora para contarnos lo que ocurrió en Nueva York.

De todas formas que la novela abarque varias décadas da pie a la autora para mencionar (sin profundizar excesivamente) algunos acontecimientos históricos que ocurrieron a partir de los años veinte (ku klux klan, la ley seca, las terribles tormentas de polvo "dust bowl, la Segunda Guerra Mundial...), y también para tratar temas que en la época eran muy controvertidos (los hogares para huérfanos, la homosexualidad, el control de natalidad, los derechos civiles...) lo que al final ha hecho la lectura más interesante.

Resumiendo un poco diría que ha sido una lectura agradable, está bien escrita y es de fácil lectura. Es una historia de contrastes entre las personalidades de las dos protagonistas y entre las sociedades de Nueva York y Wichita, que me ha llevado a buscar más información sobre la historia de Louise Brooks que me ha parecido muy interesante y que también me ha dejado con ganas de ver esa versión cinematográfica de la que os dejo el trailer.

Trailer "The Chaperone"


Podéis leer un fragmento de "La cara norte del corazón" AQUI

No hay comentarios:

Publicar un comentario