jueves, 8 de octubre de 2009

MAUS (Art Spiegelman)

(Leído en Octubre 2009) Nº 71
Comentario, Crítica, Opinión

Para alguien como yo a quien los cómics, más allá de Mortadelo y Filemón y los de mi juventud “Esther y su mundo”, dejan indiferente, es un placer decir que este que hoy comento tiene tal calidad que hay que quitarse el sombrero.

Mil veces lo he visto en las librerías (¿Ratones y el símbolo nazi en portada?. No gracias). No me llamaba nada, la verdad, pero después de tantos elogios y de leer tantas buenas críticas tengo que reconocer que el Pulitzer que ganó en el año 92 está más que merecido.

Tras la lectura ya de bastantes novelas con la Segunda Guerra Mundial como fondo, uno piensa que cualquier otra cosa que lea no le va a aportar nada nuevo, pero la originalidad aquí reside en ponerle imagen a todo. Con animales como protagonistas, diferenciando a cada parte (Judíos: ratones, Nazis: gatos, Polacos: cerdos, Americanos: perros) Art Spiegelman nos cuenta con pelos y señales la historia que su padre (Vladek) le ha ido explicando a él sobre cómo consiguió sobrevivir en los campos de concentración y a la vez nos describe cómo es la vida actual de su padre mientras le va contado su historia.
Vladek es un hombre que está casado en segundas nupcias (con una mujer de la que desconfía continuamente). Su primera esposa, aunque sobrevivió también a los campos de exterminio, pasados unos años acabó suicidándose, y que aunque Vladek también sobrevivió físicamente a la Guerra, en la que además también perdió un hijo, quedan en él secuelas que se reflejan en su día a día. Es una de las cosas más interesantes de la historia.
El miedo atroz a quedarse de nuevo sin nada, a pasar hambre, le hace aprovechar por ejemplo una bolsita de té usada en el desayuno para volver a utilizarla por la tarde.
Es incapaz de tirar nada a la basura, lo mismo un plato roto (que prefiere pegar) o devolver a un supermercado una bolsa de cereales abierta y que no va a consumir, antes que verla tirada en un contenedor de basura. Se palpa una gran tensión entre padre e hijo cada vez que están juntos, pero que el autor no esconde en el cómic. Art Spiegelman es testigo de una historia que el no vivió pero que ha sabido hacérnosla llegar aprovechando lo que mejor se le da. El dibujo. Es como si con este cómic quisiera reflejar el dolor de una familia que tuvo que sufrir en sus carnes el exterminio nazi y por otro lado la culpabilidad que siente porque que para él (en comparación) toda su vida fue más fácil.



En este cómic se ha respetado incluso la forma de hablar de su padre, que como inmigrante aprendió a hablar en inglés, pero que después de tantos años todavía usa mal los tiempos verbales y a veces las preposiciones. Menos mal que lo aclara, porque en la primera hoja, pensé que había leído mal o que era un fallo de imprenta cuando leo:

“¿Tus amigos? Si os encerrarían una semana en una sala sin comida... entonces sabrías lo que son ¡los amigos!

Una vez que comienzas a leer ya no podrás dejarlo. Es una historia conmovedora, habla de amor, de miedo, de dolor, del hambre, de traición... En fin que tiene todo lo que se le puede pedir a una gran historia.

12 comentarios:

  1. Lo he visto mil veces y para nada pensé que pudiera tratar ese tema. No te voy a decir que me lo dejes, porque aún te tengo que devolver otros, pero apunta, please, para cuando tenga más tiempo. Un besin.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que estas historias no me atraen para nada pero sí lo tengo hace tiempo marcado como regalo navideño para mi novio. Estoy convencida de que con este acierto seguro.

    ResponderEliminar
  3. No digas más, lleva un tiempo en la lista pero ahora se quedará ahí hasta que pase a la estantería. También me llama mucho la atención "Persépolis", el tomo único eso sí. ¡Espero que caiga para Reyes! jeje ¡Un saludo! :D

    ResponderEliminar
  4. Siempre es uno de los candidatos a ser elegido en mi pedido de Círculo de Lectores, pero siempre hay "otro mejor que elegir". Me apunto tu buena crítica, a ver si alguna vez le hago un hueco

    ResponderEliminar
  5. Bueno pues yo creo que os puede sorprender a todos gratamente.
    Lo que no sabía es que estaba en Círculo (es que como siempre, no me suelo parar en el tema cómic). De todos modos lo he consultado en la web y pone que está agotado. Una pena oye, porque por lo menos es un par de euritos más económico.

    ResponderEliminar
  6. Hola. A mi me surge una duda sobre este libro. ¿Es un comic dirigido al público juvenil?

    A priori, desde luego, no sería un libro de los que comprase, pero... no sé... después de leerte...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Jesús, pues no sé qué decirte, la verdad, supongo que depende de que el tema atraiga o no al que lo va a leer.
    Yo conozco chavales de 14 y 15 años que se leen lo que caiga en sus manos, sin ser cómics precisamente.
    Si estás pensando en un público juvenil que esté más bien acostumbrado sólo al cómic, así a golpe de vista no es que sea muy atractivo (es en blanco y negro), pero yo creo que la historia está francamente bien retratada. En la casa del
    libro aparece aquí en esta sección:

    "Infantil-juvenil y cómics> Cómics. Cómics adultos> Comics adultos (comics y sagas de autor)"

    También te digo que el tema de la Segunda Guerra Mundial con el tema nazi de fondo me atraen bastante, así que tampoco soy muy objetiva.
    Para mi, que no me gustan los comics en general, ha sido un gran descubrimiento, y como dice Marina también me han hablado muy bien de "Persépolis". Si me animo ya os contaré.

    ResponderEliminar
  8. Desde luego la valoración que hace La Casa del Libro no deja lugar a dudas: "Comics adultos". Gracias por la aclaración Bookworm.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Este comic llegó a mis manos en forma de regalo, no recuerdo cuando, pero el caso es que lo tengo en una estantería como una reliquía, porque realmente lo es. En cuanto lo abrí me encantó. Un comic 5 estrellas.

    Por cierto veo que la pólemica está en si es un comic para adultos o juvenil. A ver a mi creo que recordar que me lo regalaron con 17 años y la verdad me encantó. Lo volveré a leer para captar mejor su esencia, pero creo que es más comic para adultos. Me considero fan de los comics, pero más del formato japonés, "manga".

    Un saludo a todos
    ^^

    ResponderEliminar
  10. Migui: Mira, la edad para leer cualquier novela es relativa. Yo le he prestado a un chaval de 16 años”Vida y destino” de Vasili Grossman y te aseguro que no es precisamente una novela juvenil, ahora bien, a este chaval por ejemplo no le gustó nada "Crepúsculo", así que todo va en los gustos.

    Yo creo que Maus es un cómic que puede leer cualquier persona que habiendo estudiado un mínimo de historia en clase quiera saber un poco más sobre lo acontecido en aquella época.

    Me alegro de que te gustara. Para mi desde luego fue una sorpresa. También me han recomendado leer "Persépolis", pero la verdad es que no lo he encontrado (de momento).

    ResponderEliminar
  11. No pensé cuando cogí este cómic en la Biblioteca que me llegaría a gustar tanto. Se lo recomendé a mi marido y a mis hijos, lástima que a ninguno de ellos les guste leer. Cuando leo, en tú último comentario, que un chico de 16 años lee "Vida y destino" no sabes la envidia que me da.

    ResponderEliminar
  12. Silvia: Veo que coincidimos en muchas lecturas. Para mí fue otra grata sorpresa este libro. No me apetecía cogerlo, porque el formato comic no es lo mío, pero después de leerlo no puedo más que recomendarlo.
    A mi marido también le gustó mucho.
    De todos modos me atraen muchos las historias sobre la Segunda Guerra Mundial.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails