lunes, 5 de marzo de 2018

Tal como éramos (Sílvia Tarragona)

Sinopsis:
Sandra tiene 39 años, es una gran periodista, culta y aficionada a la música y a los libros. Una mujer hecha a sí misma. Todo le parece ir a la perfección hasta que llega un día que, por circunstancias familiares, la desahucian de su casa. Su vida perfecta empieza ahora a hundirse.

Sin embargo, un día conoce a Edmond en el aeropuerto; un agregado militar de la embajada francesa en España que se dedica a viajar por todo el mundo. Un hombre que parece ser de lo más seductor y sofisticado. Sandra y Edmond tienen entonces un affair, si bien ella está convencida que no lo volverá a ver. Pero la historia no ha hecho más que empezar, y tendrá su momento álgido durante un apasionado fin de semana en París. Un amor intermitente. Un amor intenso. 

Sandra se da cuenta que si bien la vida puede ser complicada, es ella la que debe salir del pozo en el que se encuentra y, con la ayuda de sus amigos, conseguir la fuerza necesaria para seguir adelante y afrontar su destino.


Ficha del libro: AQUÍ

Esta es una novela que ha llegado a mí por sorpresa y de la que no había leído ninguna reseña, pero en ocasiones, ya lo he dicho muchas veces, ir a ciegas te da sorpresas agradables y así ha sido esta vez. 

“Tal como éramos” es una novela de sentimientos, un texto intimista que comienza con el desahucio de Sandra, una periodista a punto de cumplir cuarenta años. Sandra tiene que dejar la que ha sido la casa de su familia durante muchísimos años, una casa llena de recuerdos, donde fue una niña feliz, donde aprendió a amar la música y la literatura, donde compartió momentos de felicidad junto a sus padres y los amigos que a día de hoy aún conserva, como Oriol, Jaume y Paula. Una casa que tras la muerte de su padre es muy complicada de  mantener solamente con su sueldo, pero sobre todo una casa de donde su madre no piensa marcharse aunque se le caigan las paredes encima, algo un poco egoísta por su parte, todo hay que decirlo.

La novela, narrada en primera persona con cierta nostalgia por Sandra, nos llevará unos meses hacia atrás, antes de ese desahucio y mientras nos va narrando recuerdos de su vida pasada y presentado a los personajes secundarios que forman parte de su vida, también nos presentará a Edmond, un agregado militar de la embajada francesa que conoce casualmente en el aeropuerto y que llega a su vida como un huracán, haciéndole sentir cosas que pensó que jamás sentiría y se deja llevar por esas nuevas sensaciones, porque por primera vez siente que ahora le toca hacer algo por ella misma y no por los demás y porque su padre antes de morir y consciente del poco tiempo que le quedaba le hizo prometer que viviría. 
¡vive! Hazlo por mí, vive en mayúsculas, sin tregua.
Sobre los personajes de esta novela tengo que decir que me han gustado todos mucho salvo Edmond. Ese tipo de hombre es justo el que a mí me echa para atrás. Esa forma de ponerlo todo a los pies de Sandra, esa sensación de poder que le da su puesto de trabajo, los contactos que tiene, esa facilidad para saberlo todo (y cuando digo todo es todo) sobre ella, esa forma de apabullar con “lo mejor” en cualquier ámbito (el mejor hotel, el mejor coche, la mejor ciudad para pasar el fin de semana…) a mí no me gusta nada. Y sí, lo lujoso es muy bonito, pero a mí me traten con tanta exquisitez me hace sentir muy incómoda, pero supongo que cuando una no está pasando su mejor momento, la llegada de alguien como Edmond de buenas a primeras puede encandilar, arrasar directamente o quizás hacerte pensar que él es el tren que debes coger antes de que no vuelva a pasar otro, pero de nada sirve un hombre que te da todo lo que se puede comprar y que no se comporta como debería cuando más falta hace ¿Cómo serían este tipo de hombres sin el poder que les da una buena cartera o una buena posición laboral y social? Sólo en esos momentos sabes quienes son las personas con las que puedes contar. Yo solamente quería seguir leyendo para ver si Sandra era la mujer que yo esperaba.

Por otro lado la lectura me ha resultado muy ágil gracias al estilo de la autora y a que está estructura en capítulos bastante cortos así que enseguida me atrapó entre sus páginas.

Otra cosa digna de destacar es el tiempo que “he perdido” buscando las infinitas referencias musicales que aparecen en la novela y que tan bien encajan en la narración. Se podría crear una perfecta y maravillosa banda sonora con todos los títulos de canciones y bandas sonoras que aparecen en ella y una lista de novelas con las referencias literarias que se mencionan. He aquí una "pequeñísima" muestra musical:

It could happen to yo Dorothy Lamour 
The way we were Barbra Streisand 
Your song Moulin Rouge
Close to you Carpenters 
Wheels of life Gino Vanelli 
You are so beautiful Joe Cocker 
Je ne regrette rien Edith Piaf 
This girl is on fire Alicia Keys 
Claro de luna Debussy
Conciertos de Bradenburgo Bach  

"Tal como éramos" es una historia contemporánea que me ha gustado mucho. Confieso que al principio pensé que sería una novela romántica al uso (no sabría explicar muy bien por qué) pero me alegro de que no haya sido así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails