jueves, 22 de febrero de 2018

La rosa de medianoche (Lucinda Riley)

Sinopsis:

A través de los exóticos palacios de los grandes maharajás de la India de 1911 y de las majestuosas mansiones inglesas de los años veinte, descubrimos la extraordinaria vida de Anahita Chavan. 

Ochenta años más tarde, una joven y exitosa actriz estadounidense viaja a una apartada mansión inglesa para participar en una película. Durante el rodaje aparece el bisnieto de Anahita, que está investigando el pasado de su abuela. Juntos intentarán descubrir los secretos que albergan las paredes de la mansión sobre la familia que ha vivido allí durante generaciones.

Ficha del libro: AQUÍ

Una cosa empiezo a tener muy clara, Lucinda Riley se ha ido ganando poco a poco un lugar en mis estanterías y se ha convertido en una autora que me encanta. No hay un libro suyo que haya leído y que no me haya gustado. Vaaale, es cierto que no he leído tantos, pero es que ¡todos me han encantado! 

Por supuesto "La rosa de medianoche" no podía ser una excepción y no lo ha sido, aunque en esta ocasión no le daría las 5 estrellas y os cuento por qué. 

La historia de esta novela se desarrolla en dos épocas diferentes, a principios del siglo XX y en la actualidad (2011)  entre La India y los paisajes ingleses, pero sobre todo en Astbury Hall. Cuando comienza la novela, nos encontramos a su protagonista Anahita Chaman cumpliendo 100 años. Un siglo da para mucha vida y la suya ha sido más que interesante. Anahita ha dejado escrita su historia y el día de su cumpleaños le entrega el manuscrito a Ari, uno de sus bisnietos, que "a priori" no parece muy interesado en ella y también le pide un favor.

Cuando la vida de Ari, da un giro inesperado, decide que ha llegado el momento de leer ese manuscrito y gracias a él nos sumergiremos de lleno en la vida de Anahita. El manuscrito nos llevará tiempo atrás a conocer a Anahita desde que era una niña, aunque de vez en cuando retornaremos a la actualidad que nos trasladará a Astbury Hall (un caserón que uno se imagina como el de Downton Abbey) donde se está rodando una película ambientada en los años 20 protagonizada por Rebecca Bradley, una actriz americana.


Lucinda Riley. Fotografía extraída de AQUÍ




Ambos hilos temporales y ambas tramas se irán alternando, pero definitivamente yo me he quedado más enganchada a la trama del pasado. No sólo porque ahí reside Anahita, que es un personaje fascinante, sino porque la historia en sí es mucho más interesante y los personajes que rodean a Anahita también. Es cierto que la vida de Rebecca parece esconder también algún misterio relacionado con su pasado y su personaje cae bien, pero creo que su historia está lejos de poder compararse a la de Anahita, que desde el principio conecta con el lector. Esto puede deberse también a que a Rebecca solo la conocemos desde el momento en que llega a Astbury Hall, es una actriz con mucho éxito que se siente bastante agobiada por ello y que no parece saber manejar especialmente bien y que además tiene una relación bastante complicada con otro actor, bastante cretino, por cierto. Sin embargo a Anahita la conocemos desde niña y es un personaje tan especial, tan bondadoso y carismático, que seguir su vida se hace mucho más interesante.

Ya desde niña se puede adivinar la clase de persona que es y la mujer que llegará a ser. Las circunstancias de la vida la llevan a convertirse en la mejor amiga de Indira, la hija pequeña del Majarahá de Cooch Behar y gracias a eso podrá hacer muchas cosas que de otro modo nunca hubieran estado a su alcance, sobre todo tras la muerte de su madre, de quien hereda una interesante habilidad, por llamarlo de alguna manera.

Además de Anahita y Rebecca en la novela planean un gran número de personajes secundarios muy interesantes y atractivos con sus propias historias a cuestas que también aportan interés a la narración. Creo que este es un aspecto que Lucinda Riley cuida mucho al igual que la ambientación de sus novelas. Tanto la parte que transcurre en La India, como la que transcurre en Inglaterra están magníficamente descritas, sobre todo esta última, que es donde más tiempo pasan los personajes. Imaginar Astbury Hall (aunque uno no hubiera visto Downton Abbey es muy fácil) Visualizar sus jardines y en general llegar a sentirte presente en cada uno de los escenarios, es una habilidad que he agradecido en todas las novelas de esta autora.

Si a todo esto unimos un estilo narrativo impecable, un equilibrio perfecto en el ritmo de las diferentes tramas y una historia llena de secretos y misterios que ir desvelando, una vez más tenemos los ingredientes necesarios para atrapar al lector en una novela preciosa, que hará las delicias de todos los fans de esta autora. Y si todavía no la conoces, es un buen libro por donde comenzar, ya que no pertenece a ninguna serie. Y ya puestos, también recomiendo "La joven del acantilado" otra bonita novela cuya trama es autoconclusiva.

PRIMERAS PAGINAS Ficha del libro: AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails