viernes, 2 de marzo de 2018

Por encima de la lluvia (Víctor del Árbol)

Sinopsis:

Miguel y Helena se conocen en una residencia de ancianos en Tarifa, a una edad en la que creen haberlo vivido todo ya. A Miguel le asusta volar. A Helena le da pánico el mar. Los dos tienen hijos adultos y sienten que les han relegado a un plano casi ornamental. El dramático suicidio de un compañero de la residencia les abre los ojos. No quieren pasar sus últimos días recordando y añorando tiempos supuestamente mejores. Y juntos decidirán emprender el viaje de sus vidas, en el que descubrirán que nada es defi nitivo mientras queden ilusiones que perseguir.

Mientras tanto, en la lejana ciudad sueca de Mälmo, la joven Yasmina, hija de inmigrantes marroquíes y que sueña con ser cantante, vive atrapada entre el cuidado de su autoritario abuelo Abdul y el desprecio de su madre, para quien Yasmina es una vergüenza porque trabaja para un sueco de pasado turbio. Y vive un romance secreto con el subcomisario de la Policía sueca, un hombre mayor e importante.

Estos tres personajes dibujan una historia sobre el sentido del amor y sobre lo extraordinarias que pueden llegar a ser las personas comunes.

Ficha del libro: AQUÍ

En lo poco que llevamos de 2018 ya he leído varios libros que se encontrarán entre mis mejores lecturas cuando termine el año y tengo que decir que “Por encima de la lluvia” será uno de esos, aunque también os diré que a punto estuve de no comprarlo y es que cada novela de Víctor del Árbol parece que se va llevando una parte de quien lo lee y claro ¡yo ya me había leído todas antes! Así que a mí ya me faltaban varios trocitos . 

¡Cuánto se sufre leyendo sus libros y a la vez cuánto se disfruta por la forma en que están escritos! 

Siempre digo que mi favorito sigue siendo el primero que leí “La tristeza del samurái”, aunque diría que la mayoría de los lectores recomiendan “Un millón de gotas”. Ahora ya puedo añadir mi segundo favorito: este.

Además como sabéis, ha sido una lectura conjunta y creo que al haber dividido su lectura en diez días lo hemos podido saborear mucho mejor. Ha sido una lectura muy participativa y todas hemos sufrido mucho por la cantidad de violencia que encierran estas páginas, pero todas seguíamos leyendo con entusiasmo porque enseguida nos enamoramos de Miguel, Helena y Yasmina. ¡Ay Yasmina! Qué injusta la ¿vida? de este personaje. 

Creo que de no haber hecho una lectura conjunta, este libro me habría durado menos de la mitad del tiempo que establecimos para su lectura, pero también creo que habría sido una sobrecarga emocional por la cantidad de hechos terribles que hay en el pasado de los personajes. Dosificarlo, ha sido todo un acierto. 

La historia transcurrirá por un lado en España donde conocemos a Helena, que vive en una residencia y a donde llega Miguel, con un principio de alzheimer. Para mí ha sido un placer acompañar a Miguel y Helena en esta historia, dos personas que en la parte final de su vida, no se dejan marchitar y emprenden un viaje al cual estamos invitados y donde nos irán descubriendo todos sus secretos. Dos personajes completamente diferentes que se acaban complementando. Ella es más pasional, se nota que ha hecho muchas más cosas que él en la vida, o al menos que las ha hecho con cierta rebeldía y sin pensar. Le tiene miedo al agua, eso sí, pero tiene buenos motivos para ello. Miguel sin embargo, tengo la sensación de que siempre lo ha intentado controlar todo y no dejar nada al azar, aun así a veces la vida manda y las cosas no siempre salen como uno quiere. Él le tiene miedo a volar y no solo en avión, sino en todos los demás sentidos.

Otra parte de esta novela transcurre en Malmö, donde conoceremos a Yasmina, un personaje que te roba el corazón enseguida y del que no hay nadie que no se aproveche. Yasmina nació para sufrir y para pagar una deuda que no era suya.

Conectar ambos escenarios, personajes y tramas no es fácil y os aseguro que nosotras hicimos muchas cábalas, pero al final todo queda bien explicado, no os preocupéis.

“Por encima de la lluvia” es una novela que duele y deja poso, siento repetirme cada vez que hablo de este autor, pero es así. Nos hemos quedado “noqueadas” en más de un momento, se nos han puesto los pelos como escarpias en otros, nos ha sorprendido con giros que no imaginábamos y nos ha enamorado con su escritura, porque a pesar de que son muchos los temas que aparecen reflejados en esta historia, el amor, la traición, los malos tratos, el tráfico de drogas, la soledad de los ancianos y la mayoría bastante desagradables, están descritos de un modo que aunque duela no puedes parar de leer y emocionarte en algunos momentos.

Es cierto que a veces cuesta asimilar tanta violencia en una novela, pero como les comentaba a mis compañera lectoras, existe gente como la que aparece en este libro, personas cuya maldad no tiene límites y os confesaré una cosa que me provocan estos personajes, hacen que les tenga tanto odio, que solo pienso en que se mueran del mismo modo que ellos han hecho sufrir a los demás, lo que no sé, es si eso al final me hace ser a mí también un mal bicho. Porque sí, es una novela, pero ¿y si nos ocurriera en la vida real?.... Mejor no lo pienso.

Por supuesto también hay sitio para la esperanza, quizás no para todos, pero la hay. “Por encima de la lluvia” anima a sus personajes a disfrutar del tiempo que les queda para hacer aquello que no han podido, no han querido o no se han atrevido a hacer antes. Personajes perdedores que a lo mejor todavía están a tiempo de ganar.

Me ha encantado.  
Lo primero que tienes que aprender es que las guerras solo empiezan. A los cinco minutos de la primera detonación, lo otro ya no importa. De repente, personas que han vivido en paz, civilizadamente, se despedazan, roban, asesinan, incendian, violan. En la guerra podemos morder, destrozar, ultrapasar cualquier límite y todo será justificado por la existencia de un enemigo. La única condición que se nos impone es que debemos volver al encierro cuando el amo nos silba, dando por acabado el episodio. Entonces debemos aplicar el cataplasma de la justificación y la excusa ante nuestras atrocidades, reconstruir lo destruido, apagar los incendios, devolver los muertos a las catacumbas, olvidar, o fingir que lo hacemos.
PRIMERAS PAGINAS: AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails