miércoles, 8 de septiembre de 2010

La Casona del Sueño Dorado (María Aixa Sanz)

TITULO: La Casona del Sueño Dorado
AUTOR: María Aixa Sanz
EDITORIAL: Sempere
ISBN: 978-84-614-6968-0
PAG: 118
PRECIO: 18€

SINOPSIS:
En el condado de Lotaber hay una casona del siglo XIX, conocida como la casona de 'El sueño dorado', en ella vive Olaf, un niño de ocho años, y once habitantes más durante todo el año: la entrañable abuela Adelaida, la soñadora Laia, la hermosa y seria Jimena, la coqueta Verena, el inocente Ginés, la pragmática Tomasa, la guardiana Sofía, el leal y coherente Leopoldo, el laborioso Gaspar, la silenciosa Amalia y la llorona Ruth. A éstos se les juntan en verano los visitantes otra media docena de personas que producen estragos y causan sensación en el pequeño microcosmos que es la casona, pues son la antítesis de los habituales moradores. Ninguno queda indiferente ante la llegada de Valentín de Guiomart, de Flor de Guiomart y John Thomas. Todo esto lo conocemos a través de la voz de Olaf. Es con él con quien descubriremos lo que esconden las paredes y las gentes de la casona y también como se construyo el 'El sueño dorado'.
Un mundo maravilloso y entrañable, visto desde los ojos de Olaf. A Olaf le invaden las preguntas sobre la vida, sobre las gentes que tiene a su alrededor, sobre los visitantes, sobre la casona, sobre los secretos que guardan pero la pregunta que más mella hace en él, es sobre su nombre. ¿Por qué se llama Olaf? Olaf tiene una relación muy especial con cada uno de los habitantes de la casona y una fijación y un enamoramiento total con la luna. La voz de Olaf resonara en nuestra cabeza durante mucho tiempo y nos mostrara esos detalles, esas cosas tan sencillas que quizás hayamos olvidado como el aprender y curiosear. ‘La casona del sueño dorado’ nos permite descubrir de nuevo el mundo desde los ojos de un niño de ocho años curioso, intrépido y aventurero. Nos permite recuperar trozos de nuestra infancia que quedaron anclados en nuestra piel, en nuestra memoria. Con Olaf nos divertiremos, sonreiremos, recordaremos nuestros días de infancia. 'La casona del sueño dorado' es una novela para gente de 0 a 99 años. Una novela de esas que nos gusta susurrar y contar al oído de aquellos a quienes amamos.

Pues no tocaba publicar todavía la reseña de este libro, pero como me lo leí la tarde del pasado lunes, me gustó tanto y lo tenía todo tan fresquito, se va a colar entre otras lecturas que fueron cayendo durante el verano.

Que me gustan las historias contadas por niños no es ningún secreto, creo que ya lo he comentado en más de una ocasión y con esta novela he vuelto a quedar encantada. Aunque haya veces que me cueste imaginar a estos niños protagonistas razonando o hablando en ocasiones de forma tan madura, todavía no he leído una novela donde el protagonista sea un niño o una niña que no me haya gustado.

Me decía su autora, que ojalá Olaf me robara un poquito el corazón y la verdad es que así ha sido. ¿Cómo os cuento yo lo mucho que me ha gustado este cuento sin edad? porque es lo que realmente me ha parecido un cuento para para todo aquel que lo quiera escuchar. Sí, no sólo leer, sino escuchar. Es una historia que apetece leer en alto.

Aprovechando el primer día lluvioso de Septiembre, me acomodé en mi sillón lector y me marché volando de la mano de Olaf, hasta esta maravillosa casona en el condado de Lobater.

La primera parte de esta historia, titulada MUCHAS DECADAS DESPUÉS nos describe en tercera persona, al hombre que llegó a ser Olaf, cómo durante toda su vida siguió llevando por dentro al niño curioso que conoceremos en las siguientes páginas y cómo sobre todo, cómo guardó en un privilegiado rincón de su corazón un cariño eterno por y para La Casona del sueño dorado.
Tenía el alma vieja y sabia. Su porte era señorial. Había permanecido toda su vida en la casona del sueño dorado y si alguna vez se marchó fue por breve tiempo y para regresar.
Tras esta primera presentación descubriremos al Olaf niño y gracias a su innata curiosidad iremos leyendo, ya en primera persona, en su cuaderno sus simpáticas reflexiones y razonamientos. No sólo anotará aquí todo lo que sus ojos de niño observan, sino que también escribirá las definiciones de las palabras que desconoce y subrayará todas las cosas que considera lo suficientemente importantes para no olvidarlas. Olaf es todo curiosidad, es un amante de los libros y cada vez que duda sobre algo, corre raudo a la biblioteca a intentar solucionar sus dudas, pero si no lo consigue no tiene inconveniente alguno en consultar con un adulto lo que quiere saber.

Olaf sabe a quién dirigirse en cada momento, sabe a qué personaje puede preguntarle cada cosa y es que antes de nada nos presentará a cada uno de los habitantes fijos de la casona, a quienes durante todo el año viven en ella, la cuidan y mantienen para que cuando llegue el mes de agosto, y los “visitantes”, sus auténticos dueños, lleguen a pasar sus vacaciones encuentren todo a su gusto.

Entre los habitantes fijos de la casona existen distintos parentescos, tenemos a la abuela Adelaida encargándose de la cocina, a dos de sus hijas (Jimena y Laia) trabajando una como ama de llaves y la otra como profesora, tenemos a dos de sus nietos (Verena y Ginés) a los que ella misma crió, al matrimonio formado por Gaspar y Amalia (padres de la pequeña Ruth) que son quienes se encargan de las labores del campo, a la lavandera Tomasa y al mejor amigo y mentor de este simpático niño, Leopoldo, lo más parecido a un padre que llegará a tener y que se ocupa de todo el mantenimiento de la casona.

Pero ¿y Olaf? ¿De dónde procede? … Y su nombre ¿No suena muy distinto al de los demás? Su curiosidad por saber un poco más sobre el origen del mismo le lleva una vez más hasta una enciclopedia que no le aclara demasiado.

Durante el verano en el que transcurre esta historia Olaf, no sólo descubrirá por qué lleva ese nombre, sino que también sabremos la historia del origen de la casona, por qué se conoce como “El sueño dorado”, a través de sus ojos veremos cómo se vive en ese encantador lugar y cómo el ritmo de sus vidas se trastoca cada vez que llegan los “visitantes”, tanto que hay momentos en que el pequeño Olaf siente que son marionetas bailando al son que ellos marcan.

Una vez revelados los secretos y empapados de la historia del lugar un último capítulo titulado EN EL FUTURO nos cuenta qué fue de cada uno de los personajes de esta historia.

La novela, como os podéis imaginar está escrita de forma sencilla, pues es un niño quien nos la está contando, pero a pesar de ser un niño observador y curioso, en ningún momento pierde ese punto de sinceridad e ingenuidad infantil que a veces es tan simpático.
Don Isidro es un hombre mayor que dicen en la casona que siempre va hecho un pincel, yo tuve que ir a la biblioteca la primera vez que oí lo del pincel, pues nada me pareció más extraño que la semejanza entre un hombre y un pincel. ¿Qué le pasaba a Don Isidro, acaso iba manchado de pintura? ¿Qué tenía que ver Don Isidro con la pintura…
Siempre pienso que escribir desde la perspectiva de un niño tiene que ser muy complicado, muchas veces uno lee historias protagonizadas por niños y duda si realmente un niño diría algunas cosas en un momento dado. A veces la sensación es que son niños pequeños muy listos y en otras todo lo contrario, sin embargo creo que aquí el equilibrio está muy bien logrado. Realmente cualquier niño curioso, que quiere saber y no se cansa de preguntar podría ser Olaf, espontáneo, inocente y natural como sólo los niños pueden serlo. Ha habido momentos de inocencia que me han recordado a mi propio hijo, eso sí el mío no coge un lápiz ni que lo maten, pero por preguntar y querer saber que no sea. Olaf es un niño querido y lo sabe, cada uno de los personajes que le rodean complementan su vida y hacen que sea feliz.

Si algo consigue transmitir esta historia es precisamente la felicidad y el orgullo de pertenecer a un lugar, saber de dónde proceden tus raíces, saber que siempre habrá un lugar al que regresar porque pertenecemos a él. Tanto el niño protagonista como todos los personajes que le rodean están muy bien trazados y es muy fácil transportarse al condado de Lobater e incluso al interior de la propia casona.

Confesaré que a pesar de seguir el blog de esta escritora valenciana, no había leído nada escrito por ella y eso que esta es su quinta novela, aunque también tiene publicado un ensayo titulado "El peligro de releer" recopilatorio de los artículos literarios, con los que colabora en diversas revistas de España y Latinoamérica y también ha ganado varios premios de narrativa breve, relato y cuento en distintos idiomas.

Blogs de la autora:

Editado el 17/06/2013. Ahora la novela la edita SEMPERE.
El libro se puede adquirir en Artgerust directamente y en 3 días lo tienes en casa. Aunque veais que no hay stock, los libros van a demanda, lo mismo se imprime 1 ejemplar que 20, y esto si que no lo sabía yo (me acabo de enterar), lo hacen para no almacenar papel en vano. Me parece estupendo, por cierto.

En definitiva una historia más que recomendable para leer con una sonrisa de principio a fin durante una tranquila tarde otoñal. Además la historia sobre el origen de la Casona es preciosa y aunque no os la voy a contar tiene mucho que ver con la curiosidad por saber y con la suerte, con los libros y sobre todo con las palabras. Realmente ha sido un placer leer este libro.

Teoría del poder de las palabras según Leopoldo
”Las palabras son el arma, el escudo, el ser, el lienzo con el que caminamos por el mundo, el hilo que nos une o nos desune. Con ellas podemos hacer mucho bien o por el contrario mucho mal. Podemos dar felicidad o quitarla. A veces las palabras faltan o sobran. Una palabra a tiempo. Una palabra que nunca se tuvo que pronunciar o escribir. Yo sé perfectamente el poder que tienen. Una palabra en el momento justo puede dar vida o arrebatarla. Quien no es consciente de su poder poco dice de él.”
Ahh! Qué buena pareja hubiera hecho este Olaf con mi adorada Calpurnia.

Unas palabras de la autora en mi correo:

Este es un libro de niños para adultos, cuando lo escribi también tuve miedo de pensar si no podia sobrepasar lo que un niño llega o no a pensar a curiosear, pero pense que yo era asi de niña, era una niña vieja que todo lo preguntaba, el primer libro que me compre con mis ahorros, fue 'El por qué de las cosas'. Entonces pensé que si yo era asi también podian haber miles de niños como yo lo fui y tire de la imaginacion y fue precioso inventar todo el Condado de Lotaber. Como escritora estoy muy sastifecha de la esa historia, y Olaf no teniendo hijos como no tengo, pues es mi niño. De todos los personajes que pueblan mis novelas este se ha quedado conmigo.

Fotografías:

19 comentarios:

  1. Le tengo mcuhas ganas al libro pero nunca lo he encontrado en mi estanteria ;)

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustan las historias contadas por niños. Precisamente, el último libro que he reseñado, está también protagonizado por una niña de 11 años, no sé si lo habrás leído )Flavia de los extraños talentos). Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Yo no sé si dejar de leer tu blog porque cada vez que haces una reseña me entran unas ganas tremendas de leer los libros que dices :)

    Lo apuntaré en la lista, también siento debilidad por las historias contadas por niños.

    ResponderEliminar
  4. Tiene pinta de ser una historia muy bonita e interesante, al hecho de que cuente la historia un niño (que me gusta siempre) se une el hecho de que haya muchos personajes, otra de las cosas que me suelen gustar mucho en los libros. Sin embargo, es cierto que en las novelas los niños son siempre demasiado listos, maduros y tienen siempre la frase justa para cada momento. ¿Habrá algún libro en el que el niño-prota sea realmente como son los niños de verdad? Un saludo :)

    ResponderEliminar
  5. Una reseña muy, muy completa. Me ha encantado, y la verdad es que es raro que yo lea un libro desde la persepectiva de un niño. Así que me lo apunto por si acaso... ;P

    Besitos
    Carmen

    ResponderEliminar
  6. jeje se te cuelan reseñas. Me gusta lo que has escrito sobre este libro, me llama mucho la atención y como no me gustan los libros narrados por niños, aunque a veces adolezcan de la frescura de la inocencia infantil. Me he metido en la pagina en la que se puede comprar y no he podido acceder a ella pero debe ser problema de mi conexión, porque una vez si ha entrado pero no me ha dejado moverme por su interior. Seguiré intentandolo.

    ResponderEliminar
  7. ¡Pues sí que te ha gustado el libro! Le has dado la máxima puntuación.
    A mí también me gustan las historias contadas por niños, así que igual me animo a leerlo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. pues yo no recuerdo ahora mismo ningún libro narrado por un niño....pero estoy seguro de haber leído alguno y gustarme así que y además dándole la máxima puntuación!!! apuntado seguro

    ResponderEliminar
  9. Ethan: Si lo consigues espero que te guste tanto como a mí. Creo que he leído en alguno de los blogs de la autora que próximamente estará (la novela) en La Casa del Libro, además de en internet. Quizás te sea más fácil de localizar.

    Laky: No he leído el libro que comentas, pero sí leí en otro blog una reseña que no lo recomendaba especialmente. Fue en el blog de M. aquí. Me pasaré a leer la tuya, porque me parece que discrepáis.

    Mithamard: No, plis, no te vayas ¡por dios! Aunque te entiendo, no vayas a creer. Desde que me incrusté en la blogosfera mi lista de libros “futuribles” se ha triplicado, pero al final muchos nunca llegan a entrar en casa y ¡menos mal! Si no tendría que salir yo.
    Te prometo que tengo reseñas con menos puntuación que esta para alivio de tu economía ¡je,je!

    Carol: Es que es muy difícil ponerse en la piel de un niño. Este en concreto tiene 8 años, pero a mí me ha parecido bastante creíble. Es cierto que pocos habrá que anoten todo en un cuaderno como hace Olaf, pero muchos son tan curiosos y preguntones como él. En cuanto a que siempre suelen resultar muy maduros, te doy la razón, pero muchas de las historias que he leído protagonizadas por niños suelen ser duras y al límite. Estoy pensando y en los libros
    Una vez y Entonces

    ResponderEliminar
  10. Carmen: Pues a mí las historias protagonizadas por niños me suelen encantar, aunque como dice Carol, a veces es difícil creer que algunos niños digan o hagan ciertas cosas. También hay que pensar en la historia que están contando.

    Carmina: ¡je,je! Sí, se me cuelan, pero no te preocupes que salvo una todas las demás reseñas están ya escritas, pero las iré dosificando cada 2 ó 3 días. Tengo más cosas que hacer y no puedo estar todo el día colgada del ordenador, pero me apetecía mucho escribir esta. Bueno yo he comprobado los enlaces y a mí me van bien, lo que no sé es si hay o no stock del libro. En todo caso creo que pronto llegará a La casa del libro también. A ver si te gusta. Es muy cortito y se lee en poco más de un par de horas.

    Luisa: Pues sí, la verdad es que me ha encantado. Es que es una delicia de lectura. Sin contar una gran historia ni grandes misterios este niño protagonista te atrapa con su forma de ser y sentir.

    Sonia: Bueno yo me refiero a historias narradas o protagonizadas por niños, por ejemplo “La ladrona de libros”, “Una vez”, “Entonces”, “Esto no es justo”, este tipo de libros. A ver si lo lees y te gusta.

    ResponderEliminar
  11. Tiene muy buena pinta este libro, me han entrado ganas de leerla porque tu reseña, que me ha encantado, me ha picado la curiosidad. Yo también me uno al club de las que les gustan las hitorias contadas por niños. A ver si encuentro este libro en la biblioteca. Muchos besos.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. Pues muy buena pinta... sí,sí! me ha gustado mucho tu reseña, te explicas como un libro abierto!!!

    ResponderEliminar
  13. Muy buena pinta sí señor. Preciosas palabras de la autora en tu correo... que suerte!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  14. Mertxe:
    pues no conocía ni a la autora, ni sus libros (y ya este es el quinto...) así que me lo apunto y espero poder encontrarlo aquí cuando venga la FIL en Noviembre.
    Un beso,
    Ale
    me has hecho reir con eso de hacer a Olaf pareja de Calpurnia jejeje

    ResponderEliminar
  15. Desde luego, parece un libro muy atrayente. Una pregunta ¿existe realmente ese condado?

    Benditos niños con su curiosidad y su inocencia.

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado conocer a esta escritora valenciana. Lo que cuentas, desde luego, es para ir a comprarlo ....

    ResponderEliminar
  17. En general también me gustan los libros que están narrados por niños, creo que se pueden escribir cosas muy interesantes desde su mirada.

    Me ha alegrado conocer a esta escritora valenciana. Gracias por presentármela (jejej)

    Besicos!

    ResponderEliminar
  18. Goizeder: Ojalá lo encuentres pronto en tu biblioteca. De momento es un poquito reciente, pero a ver si hay suerte. En algunas bibliotecas se puede solicitar que traigan libros, a lo mejor la tuya es una de esas.

    Inma: ¡ja,ja! Y todo lo que me he callado! Me apetecía resaltar muchas más cosas, pero se iba a quedar una reseña muy extensa y le hubiera restado magia a la lectura del que se anime a leerla.

    María: Pues sí, reconozco que ha sido una suerte que este libro diera conmigo.

    Ale: Nunca es tarde si la dicha es buena para cualquier cosa y para conocer a un nuevo autor tampoco, así que espero que si no es este año en la Feria puedas comprarlo en otra ocasión. ¡je,je! Es que Calpurnia también es muy curiosa y llevaba su cuaderno a todas partes.

    ResponderEliminar
  19. Masteatro: No, no existe el condado de Lobater. Todo lo ha creado su autora, pero te aseguro que podrás verlo mientras lo lees.

    Icíar: Pues si al final te animas, espero que te guste tanto como a mí. Siempre que le pongo 5 gusanitos a un libro, pienso ¿me estaré pasando?, pero fíjate que en cuanto cerré la novela es lo primero que pensé. Mi marido me preguntó “Qué tal el libro?” y yo lo único que le dije fue “5 gusanitos”.

    Susana: Sí, supongo que esa es una de las razones por las que a mí también me gustan los libros con niños narradores o protagonistas. Reflejan siempre mucha naturalidad y sinceridad en lo que cuentan. Ha sido un placer leerlo.

    Abrazos a todas

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails