lunes, 19 de abril de 2010

Recordando qué leía de niña

Buli, mascota de la biblioteca
A ver qué os parece esta idea que se les ha ocurrido a los profesores del colegio de mi hijo para celebrar el día del Libro.

Con el título “RECANTOS DA MEMORIA” (algo así cómo “Rincones de la memoria”) el colegio pretende hacer una exposición con las lecturas que nos gustaban a los que hoy somos los padres de sus alumnos, bueno... los padres, los abuelos, los tíos, incluso los propios profesores, para lo que nos han pedido un poquito de colaboración, por ejemplo que llevemos una fotografía de nuestra infancia y una ficha cubierta donde les hablemos de alguna lectura que recordemos especialmente y a ser posible (si el libro en cuestión todavía existe) llevarlo al colegio para la exposición.

Llegados a este punto, me encontraba con un dilema, porque a parte de recordar varias lecturas de mi infancia, más o menos con la edad que tiene hoy mi hijo, por supuesto también conservo esos ejemplares, eso sí, digamos que el paso del tiempo los ha hecho palidecer o amarillear según el ejemplar y poco queda de los colores que brillaban en sus cubiertas cuando llegaron por primera vez a mis manos.

Sé que muchos en vuestras casas tendréis ejemplares aún más vejetes que los míos, pero teniendo en cuenta que en nuestra casa nadie leía, salvo mi hermana y yo, tiene mérito conservar aún algunas de aquellas lecturas. Estos son algunos de los libros que tengo por casa y que valoraba llevar:

- Mi ejemplar de "Mujercitas" adaptado para niñas y titulado "Aquellas mujercitas" del que ya os había hablado e incluso mostrado algunas ilustraciones cuando comenté la lectura de la versión íntegra de Mujercitas y que es del año 82. Sigue siendo uno de mis libros favoritos de aquel entonces.
- Uno de los dos libros que tengo de "Puck", titulado "Puck consigue un nuevo record" de Lisbeth Werner y del año 81. Otra serie de libros (por lo menos 29) protagonizados por una adolescente danesa brillante en todo lo que hacía, intrépida, deportista, buena estudiante, amiga de sus amigos, en fin que fomentaba todos los valores que los pequeños lectores debíamos aprender.

Y mi libro de cuentos favorito. Una edición del año 76, que aún tengo forrada desde entonces y que se titula "Tres horas de reloj de Howard Pyle" y que contiene 3 cuentos (cada uno con su moraleja) pero que me encantaron cuando me lo regalaron, además contiene unas bonitas ilustraciones y a pesar del tiempo transcurrido es de los que mejor se conservan. Lo que más gracia me ha hecho al cogerlo de nuevo es encontrar entre sus páginas un cuaderno que traía donde, después de leer los cuentos debías responder a las preguntas que te hacía y donde me he vuelto a encontrar con mi letra de niña, muy clarita y gordita, sin las prisas de tener que contestar contra reloj. Este es el libro y alguna de sus ilustraciones.


Entre mi hermana y yo también conservamos títulos de varias series para niños escritos por Enid Blyton, como Los Siete Secretos, Los Cinco, Torres de Mallory, Santa Clara (algun@s sois tan jóvenes que no sabréis ni de lo que hablo). También alguno de la serie "Los Hollister" de Jerry West, pero he pensado que quizá sean los que se animen a llevar la mayoría (suponiendo que haya suficiente colaboración que no lo sé). Espero poder ir a ver la exposición y luego ya os contaré qué lecturas predominaban por allí.

Al final los que yo he aportado son este maravilloso libro de cuentos y mi ejemplar de "Aquellas mujercitas". Estuve a punto de añadir también una edición del 67 de "20.000 leguas de viaje submarino" más que nada por su  antigüedad, pero precisamente por eso, al final no lo he llevado y es que algunas de sus hojas empiezan a soltarse y tienen ese tono amarillento que le da la vejez a los libros. Es posible que una relectura lo hiciera desintegrarse del todo.

Por supuesto la foto de mi infancia que he llevado es la que he presentado al concurso de fotografía. Supongo que ya la habéis visto, pero si no es así podéis verla en la columna de la derecha en la parte superior (durante el mes de Abril, mientras dure el período de votaciones) o pinchando Aquí.

20 comentarios:

  1. !ay! niña que recuerdos, yo tengo en casa la colección casí entera de Puck (es verdad que está un poco más amarilla pero casí nueva) me encantaban, tengo también libros de la colección de los tres investigadores de Hitchcock y algunos de elige tu aventura (de esos que eran rojos y podías elegir que hacer al final de la página y te enviaba a otras...) los guardo para mis "futuros" querubines, y aunque todavía no tengo muchas veces me veo tentada a comprar libros infantiles...sí ya lo se.....con los de adulto ya tengo una lista infinita...pero chica soy una libro-adicta sin remedio!
    Me ha encantado la reseña!
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Sonia: Y yo que pienso que a los niños de hoy día les parecerán aventuras muy "light" acostumbrados a tanta acción y aventuras en los dibujos de cualquier cadena. No sé, pero yo he pasado tardes estupendas con las aventuras de aquellos grupos de amigos que había en estos libros. Recuerdo tardes de empezar un libro y no parar hasta terminarlo.
    De los de elegir tu propia aventura nunca tuve ninguno, pero mi hijo tiene un par de ellos y no le disgustaron, aunque creo que prefiere los de no elegir. Y los de Hitchcock que comentas me suenan, eran unos que tenían la cara de Hitchcock arriba a la derecha me parece, pero no estoy segura si teníamos alguno en casa o fueron prestados la verdad. En fin! Qué tiempos!
    Gracias por compartir tus lecturas y tus recuerdos por aquí.

    ResponderEliminar
  3. Yo también conservo algunos, sobre todo de Puck y Torres de Malory.
    Buena iniciativa la del colegio de tu hijo. El del mío, también para celebrar el día del niño, va a realizar un intercambio de libros: cada niño puede llevar hasta 3 ejemplares y le serán cambiados por otros. Todavía no hemos elegido cuáles llevar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha hecho recordar otros tiempos tu entrada, yo era más de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, y las novelas disney.. luego pase por toda la época de clásicos disney, rimas y leyendas.. hasta el señor de los anillos.
    Siempre he pensado que soy como soy debido a que mi madre me leyese siempre el Hobbit, y El bosque de las ánimas de Becquer.

    Un beso.´

    Bea

    ResponderEliminar
  5. Coincidimos en varios. Yo también tenía un ejemplar de "Aquellas mujercitas", pero me temo que no soy tan cuidadosa como tú, y ahora mismo no estoy muy segura de si lo conservo. Hace tiempo me tuve que hacer una gran estantería en el desván, en casa ya no me cabían los libros, y todos los antiguos están allí, espero que este también.
    Y Verne,TODO Verne. Cada vez que a mis hijos les mandan leer un libro en clase yo me pregunto si es que sus profesores de niños no leían o qué les pasa, porque suelen escoger libros "modernos", poco divertidos, pobremente escritos, y más empeñados en trasmitir ciertas ideas, que pueden ser muy buenas, que en encandilar al lector y engancharlo para siempre en este nuestro estupendo vicio.
    Pues eso, desde aquí, aprovecho tu blog y reivindico, señores profesores de Primaria, MAS jULIO VERNE para los niños.

    ResponderEliminar
  6. Laky: Lo del intercambio de libros está muy bien también, pero yo sufriría mucho pensando en quién se llevaría los libros y cómo los cuidaría. Me quedo con la exposición, pero espero que os toquen unos libros interesantes en ese intercambio.

    Bea: Pues en mi casa mis padres no leían, pero tenían una buena amiga librera y los que ves en esta entrada me los regaló ella. Siempre tenía el libro adecuado a medida que íbamos creciendo. Yo creo que a ella le debo esta pasión por los libros.

    Teresa: Sí! Julio Verne. Me encantaba la historia de "El rayo verde", pero ese no sé dónde fue a parar. Se nos estropearon muchos libros cuando vinimos a vivir a Galicia. Los guardamos en un cobertizo que tenía mi abuela y muchos se murieron. Creí que me daba un ataque la verdad, aunque la mayoría eran libros de texto de cuando éramos pequeñas.
    También me gustó mucho "Viaje al centro de la tierra" (que por cierto lo gané en un programa de Radio en Radio-Pontevedra).
    Apoyo tu reivindicación. Verne tiene historia increibles.

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Somos de la misma generación. Yo también he leído casi todos los libros que nos muestras. Sin embargo mi hijo (ya tiene 14 años) no los encuentra tan apasionantes como los encontraba yo. A mí me gustaba mucho Julio Verne, pero su manera de escribir suele aburrir a los adolescentes de hoy. Y es una pena, pues sus historias me siguen pareciendo muy actuales.

    ResponderEliminar
  8. Anabel: Sí, es lo que le decía a Sonia. Creo que los niños de ahora no aprecian la misma literatura que nosotros porque ya no tienen casi nada que imaginar. Cualquier dibujo o serie lo hace por ellos. Lo que para nosotros podría resultar fantástico o novedoso para ellos ya es antiguo, ya está inventado.
    A mí me encantó imaginar el mundo de "el centro de la tierra", luego he visto películas que me han gustado, pero leerlo me pareció mucho mejor. También cuenta cómo está escrito. Ahora se publican historias que están escritas pensando en que les sean fáciles y que a la vez les gusten. No digo que sean peores los libros de ahora, además si consiguen que un niño lea son bienvenidas, pero es cierto que se van quedando en el olvido historias que estaban francamente bien. ¡Qué se le va a hacer!

    ResponderEliminar
  9. Yo era de los tebeos de Mortadelo y Filemón, pero también me enganchaba con los de Enid Blyton "Los Hollister", aunque ahora que los releo, me doy cuenta que eran un poco malos, aunque fueron los que me gustaron en mi infancia.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué tiempos aquellos! Vine a visitarte... y de repente me sentí viajar en el tiempo.

    Y, sí, tenéis razón los que opináis por ahí arriba que los niños de hoy no se interesan mucho por las historias que a nosotros, sin embargo, nos apasionaban. Los tiempos cambian..., supongo.
    :-)

    ResponderEliminar
  11. yo tambien tengo ese libro de aquellas mujercitas y casi la coleccion entera de los cinco, hace unos años creo que seran como tres a mi hijo le hicieron llevar libros al cole para intercambio, no tenia nada que ver con el día del libro, si no con no hacer gastar más dinero a los padres, asi tuvieron un trimestre entero de lecturas, el leyo un par de los cinco que algun alumno había rescatado de la libreria de sus padres y te puedo asegurar que le parecieron muy light, aqui en casa estan algunos de la coelccion y el no ha intentado ni cogerlos, con lo cual os voy a devolver al desvan de mis padres, porque con la alergia de mi hijo con tener en casa los que nos gusten creo que ya hacemos mucho...

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho este post. A ver si estreno ya la sección del blog sobre obras antiguas, así si te apetece me mandas las fotos y le hacemos un homenaje a esas novelas jeje :P Pues yo Mujercitas lo leí hace miles de años cuando me rompí la clavícula. Recuerdo que para "matar el calor" no hacía otra cosa que leer y ese lo devoré en nada y menos. Me encantó. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  13. Carlos: Pues a lo mejor eran malos, pero chico, yo me lo he pasado muy bien leyéndolos y solo por eso se merecen un hueco en mi memoria.

    S.Cid: Hola guapa! Sí hoy tocaba viajar en el tiempo (un poquito ¡je,je!) y efectivamente no es difícil comprobar que los tiempos cambian y los gustos también.

    Carmina: Lo que yo decía. Sinceramente no veo al mío, sabiendo lo que le gusta a día de hoy, leyendo una historia de Los Cinco. Cuando veo las reediciones de aquellos libros me pregunto si realmente las sacan para los niños de hoy o para los que somos sus padres.

    Marina: Pues lo más antiguo debe ser ese libro de "20.000 leguas de viaje submarino", pero seguro que puedo reunir alguno más y hacerle unas fotitos. Yo leí "Mujercitas" la última edición íntegra (con los capítulos que se habían suprimido en anteriores ediciones) no hace mucho, y ya sabes que me volvió a encantar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. ¡ahh! que bonito habrá sido para tí dar ese clavado a la memoria de las lecturas de la infancia para recordar esos primeros compañeros...¡que idea tan buena ehh! ¡seguro que tu hijo se siente orgulloso de lo que mostrarás en la exposición!

    ResponderEliminar
  15. Mi hermana era súper seguidora de Puck y como yo todavía no tenía leer esos libros (nos llevamos 5 años), me contaba cosas que pasaban en los libros y me hablaba de Torbellino (¿era así?) y todos esos amigos en ese internado donde todos se querían tantísimo, hasta que llegó la que llevaba mocasines (¿No?)

    También me leyó, casi entero, el último libro cuando se enamora, yo a lo mejor tenía como 9 años, y me pareció lo MÁS romántico del universo :-)

    Ah, hace un par de semanas le regalé Otto es un Rinoceronte (el mejor libro infantil del mundo) a mi sobrino, a ver qué tal.

    bss

    ResponderEliminar
  16. Ale: Al menos el enano está contento de haber llevado algo al cole. No sé cuánta participación están logrando, pero ya me enteraré. A mí me ha gustado rebuscar por casa para poder colaborar desde luego.

    Loque: Casi no recuerdo a las amigas y amigos de Puck. Sólo tengo dos libros. Torbellino aún me suena, pero la de los mocasines ¡ni idea! ¡ja,ja! Yo era más fiel a Enyd Blyton que a Lisbeth Werner. La verdad y aunque Carlos comenta que eran libros un poco "malos" como no teníamos nada con qué comparar lo pasábamos genial. Al menos una servidora.
    Oye espero que hayas tenido éxito con Otto el rinoceronte.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me recordaste todo lo que lei en mi infancia. La serie de Enyd Blyton nunca me falto, y todas las lecturas de Julio Verne, Hombrecitos y aquellas mujercitas. Y porsupuesto todos los comics de la epoca: superman, batman, etc..

    ResponderEliminar
  18. Hola Judith!: Yo no era muy de comics, pero me leía todo lo que caía en mis manos. No había tanto donde elegir así que todo me parecía bueno.

    ResponderEliminar
  19. Creo que me quedaré con la idea para llevarla a cabo el año que viene a cabo con mis chicos. Gracias por comentarla.

    ResponderEliminar
  20. Eva: Estuve viendo la exposición la semana pasada. La verdad es que creí que habría más colaboración, pero en general ha estado muy bien. Sinceramente pienso que la mayoría sentían más curiosidad por ver las fotos de cuándo éramos pequeños que por los libros que aportamos.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails