viernes, 19 de junio de 2009

El guardián del juego (Will Lavender)

(Leído en Junio 2009) Nº 44
Comentario, Crítica, Opinión

El planteamiento era interesante. Que un profesor se presente en clase y que en lugar de tomar el libro de texto plantee un "hipotético" enigma que cubra todo el trimestre, para cuya resolución irá entregando mediante mail una serie de pistas, en principio es algo que atrae a los estudiantes.

ESTA ES LA SINOPSIS DE LA NOVELA:

Un enigmático profesor de lógica propone a sus alumnos descifrar el siguiente enigma: Polly, una joven con un largo historial de agresiones sufridas por su pareja, ha desaparecido; si los alumnos no consiguen descifrar su paradero, Polly morirá. Aunque en apariencia el enigma no parece más que un juego de razonamiento, las primeras pesquisas pronto revelarán extrañas conexiones con la realidad: una joven ha desaparecido en circunstancias muy parecidas hace veinte años.
¿Dónde acaba el juego y empieza la realidad? Los alumnos pronto se verán atrapados en un juego de difícil solución.

Partiendo de esta trama una novela que prometía bastante, para mi se ha quedado en una lectura totalmente prescindible. El principio no acaba de enganchar y para cuando decides avanzar en la lectura estás deseando terminar.

El profesor se dedica a manipular a sus alumnos (básicamente a tres de ellos, Mary, Brian y Dennis) dándoles pistas (¿verdaderas? ¿falsas?) y haciendo saltar al escenario a una serie de personas (o más bien personajes) para conseguir que a través de su razonamiento resuelvan el rompecabezas y trasladando esa manipulación al lector pero sin conseguir mantener la tensión. ¿Qué es verdad? ¿Qué es mentira? ¿Cuántos hay metidos en el ajo?

Yo siento que en la lectura no ocurre nada y sin embargo lo estudiantes están casi taquicárdicos.
Los diálogos son flojos y los personajes muy superficiales. Pienso que quedan cosas sin explicar y eso me fastidia.
Pero hay algo bueno que puedes sacar del libro. En él se hace referencia a Paul Auster y a su novela "Ciudad de cristal". Una lectura obligada para Mary en su clase de literatura, así que aquí va una recomendación personal: Deja este libro y coge uno de Auster. El de Ciudad de cristal es el primero de "La trilogía de Nueva York" y como mínimo y no lo he leído entero aún (es de los que llevo en el bolso por "si acaso"), tiene más misterio que este.
De todas formas si te pica el gusanillo no te gastes el dinero, cógelo en una biblioteca que a lo mejor para una tarde de verano no está tan mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails