martes, 22 de mayo de 2018

Astillas en la sangre (Ashley Dyer)

Sinopsis:

La sargento Ruth Lake y el inspector jefe Greg Carver andan a la caza de un asesino en serie que recoloca a sus víctimas como si fueran maniquís y les cubre el cuerpo entero de complejos y misteriosos tatuajes. Los medios ya lo han apodado «el asesino de las espinas», por el método primitivo y tremendamente doloroso del que se sirve para tatuarlas. Después de muchos meses de investigación, cuando parece que la resolución del caso es inminente, el asesino asesta un golpe personal: dispone a su última víctima de forma que se parezca a la esposa del inspector. Sometido a una gran presión, Carver entra en una espiral autodestructiva de alcohol y sexo. De pronto, se encuentra en el suelo, medio muerto por un disparo, y sobre él se alza la imperturbable Lake, apuntándolo con un arma. ¿Le ha disparado ella? Si no es así, ¿por qué está retirando de su apartamento todas las posibles pruebas y falseando el escenario del crimen?

También Lake está convencida de que su jefe esconde algo, de que recuerda más de lo que está dispuesto a reconocer. ¿Por qué miente Carver? ¿Sabe lo que ha hecho la sargento?

Entretanto, el asesino de las espinas los observa con atención mientras maquina su próximo asalto…

Ficha del libro: AQUÍ

"Astillas en la sangre" es la primera novela publicada por Ashely Dyer, uno de los seudónimos de la periodista y escritora Margaret Murphy que en esta ocasión ha contado con el asesoramiento de una especialista en materia policial y forense llamada Helen Pepper. No sé si esta novela será la primera de una nueva serie policial, pero hay que reconocer que ambas han formado un buen equipo y que si quisieran podrían seguir por este camino porque no se les ha dado nada mal.

La novela que está protagonizada por el Inspector Greg Carver y la sargento Ruth Lake se desarrolla en las calles de Liverpool. Ambos trabajan en el caso del asesino de las espinas que ha matado ya a cinco mujeres. La verdad es que cuando una ya ha leído en tantas novelas negras y thrillers tantos y tan variados métodos para asesinar, parece que nada nuevo puede sorprenderte, pero hasta ahora no me había encontrado con víctimas completamente tatuadas. Y es que nuestro asesino utiliza primitivos métodos para lograr su objetivo, afiladas espinas que durante varios días van tatuando de forma terrible y dolorosa enrevesados dibujos sobre el cuerpo de sus víctimas, con una particular mezcla de tinta que él mismo prepara. Cuando parece que la investigación va avanzando, la quinta víctima (Kara Grogan) sorprende al inspector Carver, ya que se parece mucho a su esposa, de quien se ha separado y además lleva puestos unos pendientes de esta.

A raíz del hallazgo de la última víctima, Carver se derrumba y entra en una espiral de autodestrucción que nos lleva a las primeras páginas de la novela, donde nos encontramos con el inspector en su casa con un disparo en el pecho y a su compañera la sargento Lake empuñando una pistola.

La verdad es que durante los primeros capítulos no tienes ni idea de qué ha podido pasar en el apartamento de Carver ¿Le ha disparado su compañera? ¿Por qué se lleva todas las notas que tiene Carver en casa sobre el asesino de las espinas? ¿Por qué hace desaparecer el arma? La verdad es que todo es sumamente intrigante y aunque Carver no muere entre él y Ruth empieza a surgir la desconfianza, Carver no  es capaz de recordar los hechos que rodearon ese disparo en su pecho y empiezan a mentirse el uno al otro y mientras él permanece hospitalizado, Ruth decide volver a investigar a las víctimas del asesino en serie, sin sospechar que éste no se pierde ni uno de sus movimientos.

Ashley Dyer y Helen Pepper. Fotografía extraída de AQUÍ
La caracterización de Carver y Lake me ha gustado mucho. Me han parecido personajes complejos con sus claro-oscuros, pero muy interesantes, sobre todo Ruth Lake, que antes de ser detective había sido técnico forense y tiene una capacidad especial para leer a las personas, para saber cuándo están mintiendo y además tiene un gran dominio para permanecer impasible y calmada en las situaciones más comprometidas y no le importa ignorar las órdenes de sus superiores para llevar a cabo su propia investigación en el caso del disparo a Carver. En esta novela además, es la que soporta más peso, al estar el inspector ingresado en el hospital, aunque las escenas entre ambos son muy interesantes porque los dos se mienten y lo saben.

También destacaría un par de secundarios, el primero, Lyall Gaines, un asesor forense independiente que les ayuda en todo lo referente a los tatuajes de las víctimas y las tintas con las que están hechos, un personaje con más de una faceta oculta y segundo, el Agente Ivey, que se juega el tipo por Lake en  más de un momento. Los dos me han gustado mucho.

Lo cierto es que "Astillas en la sangre" es una novela bastante original y entretenida, envuelta en una oscura atmósfera, que quizás pierde algo de fuelle hacia la mitad, pero luego vuelve a remontar hasta el final. Tiene una parte forense muy desarrollada, quizás por esa colaboración de Helen Pepper con la autora y a mí en particular es algo que me gusta mucho en este tipo de novelas porque creo que las hace más interesantes. No es una novela negra que se regodee con escenas sangrientas que resulten desagradables, lo que también es de agradecer y además es de muy fácil lectura.

Sobre el final debo decir que identifiqué al asesino antes de lo que me hubiera gustado, pero ha sido porque me recordó mucho al personaje de una serie de televisión que vimos en casa no hace mucho y ¡zás! en el momento en que este personaje en concreto hace una pregunta me dije "¡Ajá! ¿A que vas a ser tú?" y sí, lo fue, pero bueno no importa porque lo interesante era saber el por qué de los asesinatos, entender la mente fría, manipuladora y trastornada de un personaje como este obsesionado con los secretos de sus víctimas y como digo la parte final es muy adictiva.

Me ha parecido una lectura entretenida y no me importaría seguir con la serie, si es que finalmente lo es.

Primeras páginas: AQUÍ

jueves, 17 de mayo de 2018

Así comienza... "Astillas en la sangre" (Ashley Dyer)

Hoy traigo un nuevo "Así comienza", pero pido disculpas por mi extraña voz y es que lo grabé durante el fin de semana, que fue justo cuando empecé a ponerme mala de la garganta y ¡menos mal! porque llevo tres días que lo máximo que puedo hacer es susurrar, pero bueno, al menos es una "dolencia" que no me impide leer.

En fin..., que así comienza "Astillas en la sangre" de Ashley Dyer AdN novelas, solo espero que tenga continuación (a pesar de que eso signifique empezar una nueva serie) porque me ha gustado bastante.


miércoles, 16 de mayo de 2018

Las supervivientes (Riley Sager)

Sinopsis:

Quincy Carpenter, una estudiante universitaria, fue la única superviviente de la masacre que tuvo lugar en Pine Cottage, donde pasaba el fin de semana con cinco amigos. De inmediato, pasó a formar parte de un club al que nadie desea pertenecer: el que la prensa ha bautizado como «Las Últimas Chicas». Ellas son Lisa, que perdió a nueve compañeras de su hermandad; Sam, que se enfrentó a su atacante en el motel en el que trabajaba, y Quincy, que huyó a través de los bosques para escapar de aquel a quien solo puede referirse como «Él».

Diez años después, Quincy disfruta de cierta normalidad. Tiene un novio que la cuida, un blog de cocina, un bonito apartamento y, además, cuenta con la presencia terapéutica de Coop, el policía que le salvó la vida. Su memoria no le permite recordar los acontecimientos de aquella noche, y la medicación le ayuda a preservar ese equilibrio. Pero cuando Lisa aparece muerta en extrañas circunstancias, Quincy debe afrontar el pasado, porque la historia puede volver a comenzar.

Ficha del libro: AQUÍ

"Las Supervivientes" es una novela que me ha parecido muy interesante tal como prometía su sinopsis y esa fabulosa portada que le va que ni pintada.

Contar una historia a través de la voz de la única superviviente de una masacre me parecía realmente sugerente y sentía mucha curiosidad por saber si tras un hecho tan traumático, uno realmente puede recuperar las riendas de su vida y seguir hacia adelante con semejantes recuerdos en la cabeza y aquí es donde entra Quincy Carpenter, que aparentemente, diez años después de lo ocurrido en Pine Cottage, tiene una vida más o menos normal, un blog de recetas que le va tan bien que ya cuenta con algunos patrocinadores, un novio que la quiere mucho y una vivienda que nunca se hubiera podido permitir si no fuera por las indemnizaciones que cobró tras los hechos. A esta aparente normalidad quizás también ayuda su elevado consumo de Xanax, la calma que le proporciona la elaboración de pasteles y el hecho de que no recuerda qué es lo que pasó realmente aquella noche, más allá de saber que alguien mató a todos sus amigos y no a ella.

Y quizás la vida de Quincy habría seguido por ese sendero de normalidad si no fuera porque ella es una de las tres chicas que la prensa bautizó como "Las Últimas Chicas" y ahora una de ellas (Lisa, que había sobrevivido a una masacre en su hermandad y a quien llegó a conocer) parece que se ha suicidado y será Coop, el policía que la salvó y con quien nunca ha dejado de mantener el contacto, quien le informe de su fallecimiento. Aunque a Quincy le sorprende y no entiende la muerte de Lisa, intenta que no afecte a su vida diaria pero no contaba con la aparición de Sam, la tercera de las "Últimas chicas" y única superviviente tras la matanza que se produjo en el motel en el que trabajaba, que de repente acaba metida en su casa y pone su vida patas arriba. Sus rostros aparecen en la prensa y lidiar con todo lo que ya creía superado va a ser todo un reto.

Quincy y Sam son completamente opuestas. Quincy intenta vivir con calma y Sam la provoca para romper esa calma, para que reaccione, para que se enfrente a sus miedos y pueda volver a recordar qué ocurrió aquella noche, para que tenga el valor de pronunciar el nombre de ese asesino múltiple al que sólo se refiere como "Él" y mientras vamos conociendo su relación y reacción a la muerte de Lisa por boca de la propia Quincy, un narrador omnisciente nos llevará diez años atrás en el tiempo para relatarnos qué fue lo que realmente ocurrió en Pine Cottage y que Quincy borró de su memoria.

Lo que ocurrió en Pine Cottage me ha hecho recordar esas películas de terror en las que poco a poco se va asesinando a un grupo de chicos, hasta que al final solo queda uno, creo que esos capítulos en concreto están muy logrados y casi parece que estás leyendo una novela o viendo una película de terror, aunque creo que me ha provocado más angustia la parte narrada por Quincy. Es muy inquietante y eso es así gracias al personaje de Sam, que personalmente me ha provocado miedo y mucho rechazo continuamente. No entendía por qué Quincy y su novio Jef no la echaban de casa la verdad. Aún así tanto ella como Quincy son los personajes fuertes de la novela, nada que ver con los hombres que aquí aparecen. Ni Jeff, ni Coop, están tan logrados como ellas. Es cierto que el lector aprecia los diferentes que son ambos, pero la fuerza de esta historia cae sobre los hombros de ellas.

La novela me ha parecido muy entretenida, me ha hecho dudar todo el tiempo sobre esa amnesia de Quincy ¿es real? ¿no lo es? Me ha hecho dudar de lo que ocurrió en Pine Cottage, ya no sabía si Quincy era una inocente víctima o una inteligente culpable, lo mismo me ha ocurrido con Sam. Esa forma de ser, de provocar, ¿Por qué aparece ahora tras la muerte de Lisa? ¿Tiene algo que ver con ella? ¿Qué busca realmente?

La verdad es que me he hecho muchas preguntas a lo largo de la novela y tengo que reconocer que el final me ha gustado y sorprendido a partes iguales. He disfrutado mucho de una lectura que está escrita de forma sencilla y que consigue atraparte enseguida entre sus páginas. Creo que es un recomendable y entretenido thriller psicológico, que no será la mejor novela del año seguramente en este género pero que vale la pena leer si te gustan este tipo de libros.



Si queréis leer las primeras páginas, pinchad: AQUÍ
Si queréis oír las primera líneas, pinchad AQUÍ

sábado, 12 de mayo de 2018

Así comienza... "Las Supervivientes" de Riley Sager

Voy a empezar a publicar en el blog los vídeos de "Así comienza..." que llevo un tiempo subiendo a Instagram. No voy a repetir los vídeos allí publicados, pero espero preparar una pestaña nueva para enlazar los que están allí colgados.Me gusta hacer estas pequeñas grabaciones y Youtube me permite que sean más largas de un minuto, así que hoy me estreno por aquí con mi actual lectura. Una novela muy interesante...

viernes, 11 de mayo de 2018

El beso de Tosca (Nieves Abarca/Vicente Garrido)

Sinopsis:

Encerrados en un hotel de Paseo de Gracia, tres individuos planean un acto que conmocionará a la ciudad y al país entero, pero son solo sombras en una ciudad que tiene su propia pesadilla: un sangriento asesino en serie que tiene en vilo a la policía. Mientras, un cantante de ópera se enfrenta al asesinato de su mejor amigo y al difícil reto de triunfar por primera vez en el Gran Teatro del Liceu...

El lector sentirá el gozo culpable de verse atrapado en las diferentes tramas del mundo de la ópera, los entresijos del boxeo, la trata de blancas y la corrupción del poder, que se entrelazan en cada capítulo hasta el clímax de las últimas páginas. Y, por si fuera poco, una amenaza desconocida por todos camina implacable hacia el terrible final. Y para una familia en crisis, la prueba definitiva.

Ficha del libro: AQUÍ

Lo juro, cuando vi que había una nueva novela de Nieves Abarca y Vicente Garrido, no me llegaron las palmas para aplaudir más, pues soy muy fan de la serie protagonizada por Valentina Negro, pero cuando me puse a leer la sinopsis enseguida me olió a chamusquina el no ver los nombres ni de Valentina ni del criminólogo Javier Sanjuán. Todo apuntaba a una novela que nada tenía que ver con la serie y efectivamente así ha sido.

Entiendo que todo llega a cansar un poco y que los autores hayan querido hacer un paréntesis (o al menos espero que sólo sea eso) y decidieran escribir una historia partiendo de cero con otros protagonistas, aunque sí se han acordado de Sanjuán, que aparece varias veces mencionado en esta nueva historia, y es que aunque no pertenece a la serie, sigue siendo una novela negra donde más de un cadáver hará acto de presencia.

Aunque la trama de la historia se desarrolla en Barcelona, la novela comienza en Valencia, tras la representación del Don Giovanni de Mozart, tras la cual dos de sus intérpretes (Marc Roselló y Miguel Sanchís) deciden acudir a una timba de póquer privada organizada por Berto Areces, un “empresario” del que si me pongo a escribir todos los adjetivos que se me ocurren para describirlo, blogger me censura la reseña. En fin…

En un momento dado de la partida, Tatiana, una joven prostituta rusa aparece huyendo de un grupo de hombres que estaban haciendo con ella mucho más de lo que se había pactado y Marc y Miguel no dudan en abandonar sus cartas para echarle una mano y llevársela de allí. No imaginan ni de refilón las consecuencias que ese acto tendrá sobre ellos. Berto Areces no permite que nadie se lleve a sus chicas.

Como Marc debe estar al día siguiente en Milán, primero se trasladan a su piso de Barcelona y allí deja a Miguel y Tatiana, no sin cierta preocupación después de lo que han hecho, sobre todo porque sospecha que Areces no se va a quedar de brazos cruzados, y lo cierto es que cuando Marc regresa de Milán ya no hay nadie en su casa. ¿Qué ha pasado? ¿Dónde está Miguel? ¿Dónde está Tatiana? Desde luego Marc tiene muy claro quién está detrás de estas desapariciones y no se queda de brazos cruzados.

A partir de aquí, las subtramas que se van abriendo alrededor de la principal, empiezan a coger un ritmo que ya es casi imposible soltar la novela y poco a poco todas nos van llevando hasta el momento álgido de esta historia en el Teatro del Liceu, durante la representación de la obra Tosca de Puccini, en la que Marc tiene un importante papel.

Imagen extraída de Las Provincias
Nieves Abarca y Vicente Garrido, han construido una novela negra, que nos va a llevar por la Barcelona menos turística y más oscura y nos mostrarán un mundo en el que el poder y los contactos lo son todo. Nos mostrarán la libertad que da sentirse un "intocable", estar podrido de dinero para hacer lo que uno quiera, intimidar, chantajear y si hace falta asesinar, o el poder que da tener controladas a las personas adecuadas en distintos estamentos sociales para salir airoso de cualquier problema que te pueda complicar minimamente la vida. "El beso de Tosca" es una novela llena de subtramas que nos hablan de prostitución, trata de blancas, venta ilegal de armas, ajustes de cuentas, asesinatos o los combates de boxeo amañados… Todo un mundo de corrupción que desgraciadamente ya ni nos extraña y que Nieves y Vicente retratan sin cortarse un pelo.

Como veis la trama engancha, aunque tengo que reconocer que al principio echaba de menos a Valentina y a Sanjuán, pero en cuanto pillé el ritmo lector, ya me vi de lleno metida en una novela, que además tiene unos personajes que me han gustado mucho.

Vera Nanashi, es un personaje que no me gustó nada desde el momento en que apareció en la novela y que ha terminado convirtiéndose en mi personaje favorito. Una exótica y atractiva mujer, mano derecha/amante/crupier y lo que a Berto Areces se le ocurra, que acabará sorprendiendo a más de uno, aunque también nos tocará ver cómo es tratada en alguna ocasión y nos dejará reflexionando sobre si todo vale para conseguir un fin. No sé yo, la verdad...

Por otro lado el propio Areces es un malo de estos que está tan bien retratado que le coges un asco tremendo desde el primer momento y por supuesto está Marc Roselló, un barítono, que podría parecer al principio que solo se va a preocupar de su carrera, de su imagen y de divertirse de vez en cuando, pero que me ha acabado gustando un montón, resultando ser un tipo sensato y coherente y además, gracias a él se van incorporando a la novela otros interesantes personajes.

Gran Teatre de Liceu. Fotografía extraída de AQUÍ
Lo cierto es que el elenco de personajes "principales" está muy bien acompañado de estupendos secundarios,  algunos de los cuales aportan luz a una historia tan cruda y oscura. Por ejemplo, me ha gustado mucho la personalidad del boxeador Dídac Zarco, un personaje que combina dureza y bondad, me ha gustado Gladys, una periodista amiga de Marc que también sabe ver en Dídac esa parte humana, Hugo, un personaje que echará una mano a Edurne, una detective también amiga de Marc Roselló a quien éste pedirá ayuda o un interesante taxista lector, que de vez en cuando lleva a Marc de un lado para otro mientras hablan de sus lecutras. Incluso me ha gustado cómo está creado el personaje de Rusty, uno de los despiadados matones de Areces. La verdad es que me ha sido muy fácil imaginar a cada uno de estos personajes y entre todos han conseguido que la novela me resulte tan visual que me la imagino facilmente como una película. Hasta he llegado a sentirme dentro de las entrañas del propio Liceu, la verdad. Y esta es otra cosa interesante de esta novela. Solamente he ido una vez a la ópera en mi vida y me pareció fascinante, así que antes de leer la novela investigué un poco sobre el argumento de Tosca, que está muy bien integrado en la trama y además he ido escuchando algunas partes de la obra que se pueden encontrar en Youtube, con lo que la lectura en general ha resultado ser una grata experiencia.

Me lo he pasado estupendamente con "El beso de Tosca", una novela donde he encontrado el mismo ritmo que en la serie de Valentina Negro, ese estilo ágil, dinámico y taquicárdico en su parte final. Una novela que disfrutarán sin duda los amantes del género negro, y que espero NO sea el primero de otra serie, porque la verdad toda la trama queda perfectamente cerrada y yo estoy deseando leer la quinta entrega de Valentina y Sanjuán, pero bueno, que si de vez en cuando quieren descansar de series, reconozco que a una novela autoconclusiva de este estilo yo no le diré que no.

Primeras páginas: AQUÍ

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails