viernes, 5 de noviembre de 2010

El largo camino de Olga (Yolanda Scheuber)

TITULO: El largo camino de Olga
AUTOR: Yolanda Scheuber
EDITORIAL: Nowtilus
ISBN: 978-84-976-3434-2
PAG: 360
PRECIO: 19,95€

CONTRAPORTADA:
La extraordinaria vida de Olga comienza en la fastuosa Rusia de los últimos zares Romanov, cuando con tan solo 12 años su familia decide marcharse de su país, dejando atrás todo lo que tenían e incluso a una de sus hermanas. Empieza entonces un largo viaje, que los llevará a Inglaterra y Canadá, antes de llegar a la lejana y desconocida Argentina, donde la familia se separará definitivamente.
Ahí empezará Olga de nuevo, una nueva vida llena de dificultades a las que hará siempre frente. Se tendrá que sobreponer a nuevas separaciones y desgraciadas noticias, a dos guerras mundiales que le golpearán profundamente, pero también conocerá el amor y creará su propia familia, se reencontrará con personas que creía desaparecidas y trabajará sus propias tierras en la pampa argentina.
Una historia de amor y superación a lo largo de los años más complicados del siglo XX, la vida de Olga es un ejemplo de lucha ante las dificultades, por salir adelante y no bajar nunca la cabeza, para lograr mantenerse unido a aquellos a los que se quiere.


Cuando hace una semanas anunciaron en televisión que el primer temporal del otoño en Galicia coincidiría en Domingo, decidí aprovecharlo para leer de principio a fin (bueno haciendo una paradita por la cocina al mediodía). Me tocaba elegir nuevo libro y tenía varios en la parrilla de salida, perdón (en la estantería de salida). La mano se fue hacia este que llevaba más de un año en casa, así que me dispuse a disfrutar de la historia, lo que no imaginaba es que me lo fuera a terminar ese mismo día. Bien con eso ya os podéis hacer una idea de si me gustó o no.

Lo primero que tengo que decir es que esta es una historia real. Es la impresionante historia de la abuela de Yolanda Scheuber, la escritora de es maravilloso libro. Y no es de extrañar que quisiera dejar plasmada la historia de esta mujer porque es digna de leer y ha tenido que ser un orgullo para ella poder dejarla por escrito para toda su familia y todos los lectores que nos hemos animado a leerla.

Allá por el año 1980, una tarde de Enero, Yolanda paseaba con su abuela Olga, cuando ésta cogió un ramo de glicinias lilas y le dijo a su nieta que esas flores le traían reminiscencias de su madre y como quien no quiere la cosa Yolanda le invitó a que le fuera contando sus recuerdos y así durante cada domingo que pasó con ella a lo largo de varios meses Olga fue relatando su historia ante su nieta.

Aunque Olga nació en Rusia, su familia era descendiente de los primeros alemanes que llegaron al país alrededor del año 1762. Durante tres generaciones vivieron y trabajaron allí en paz, pero cuando las cosas comienzan a ponerse feas el padre de Olga toma la decisión de emigrar con toda su familia. Su intención es llegar a Canadá, un destino con el que llevaba soñando mucho tiempo. Gracias a la ayuda de un familiar consigue pagar los pasajes de todos y embarcarse rumbo a nuevas tierras. Pagar el importe de esos billetes suponía un gran esfuerzo, ya que eran nueve en total. Robert (el padre de Olga), su segunda esposa Brígida y siete hijos (tres del primer matrimonio con la madre de Olga y cuatro con Brígida). Si algo destacaba en la familia de Olga era su unión y cuando su padre les comunica que deberán marcharse de Rusia antes de que les consideren extranjeros en su propia tierra, todos lo aceptan. Todos menos una hija (Lidia), que por amor decide casarse en Zhitomir y quedarse allí con su esposo. Con el dolor de dejar una hija atrás, pero ilusionados con un nuevo porvenir, en diciembre de 1899, toda la familia pondrá rumbo a su nuevo destino, pero por desgracia no podrán entrar en Canadá debido a un problema de salud de uno de los miembros de la familia. Esta será la primera de las muchas trabas que encontrarán en su camino y que convertirá al padre de Olga en un nómada durante años, pero sobre todo nunca se darán por vencidos. Seguirán rumbo a América del Sur y llegarán a Argentina. Allí vivirán durante un par de años, hasta que de nuevo el padre de Olga decidé trasladarse a Brasil, sin embargo no lo hará toda la familia. Otra de las hermans de Olga (Julia), se ha enamorado y se ha casado en Argentina y su padre decide que ambas deben permaanecer juntas. Esta terrible decisión que Olga acatará, separará a la familia para siempre y a partir de este momento solo cuentan con el correo para saber unos de otros. Con el tiempo, como Olga reconocerá ante su nieta, esta decisión de su padre fue seguramente algo bueno para ella, solo que con doce años, no estaba preparada para que la abandonaran y esa sensación de "abandono" nunca logró desaparecer de su corazón.

Para no desvelar nada más (y creedme, aún hay mucho), sólo os diré que Olga establece su vida en Argentina, que lucha y trabaja por salir adelante siempre con su hermana Julia cerca, que formará su propia familia, mientras que sus padres y el resto de hermanos seguirán siendo nómadas, que retornarán a Europa y volverán a irse, aunque parece que la "maldición" de Robert es ir dejando en cada sitio una hija, que la Primera y Segunda Guerra Mundial, también afectará a parte de la familia y que a pesar de la distancia siempre sentirá que están unidos.

Si algo sobresale en esta novela, a parte de lo bien que está escrita, es la mágnífica recreación que hace la autora de cada uno de los escenarios por los que pasearemos. La sensación de unidad y amor en torno a todos los miembros de la familia. Quiero destacar sobre todo las descripciones del ambiente hogareño y familiar en Zhitomir, los paisajes, el paso de las estaciones y cómo trabajaban la tierra y preparaban los alimentos dependiendo de cada estación.

La tierra ya estaba preparada para tirar en ella las pequeñas simientes que en unas pocas semanas se transformarían en lechugas, romero, perejil, orégano y un montón de otras hierbas aromáticas que después desecaríamos y guardaríamos en frascos herméticos durante todo el invierno para las comidas que cocinaba mi madre. Lo mismo hacíamos con las peras, las manzanas, los duraznos, las ciruelas y los tomates. Cultivábamos aquellos que estaban en perfecto estado, luego los lavábamos y después de cortarlos en rodajas los colgábamos en cordeles a pleno sol. Cuando estaban deshidratados los envasábamos y los colocábamos en los estantes de la despensa. Las frutas que quedaban, las consumíamos frescas, en compotas o dulces. En la despensa siempre había docenas de frascos de mermeladas y jaleas de manazanas, ciruelas, peras, duraznos y tomates. Mi madre endulzaba con ellas los budines, masas o panes y cada desayuno era para nosostros una verdadera fiesta, pero estos se consumían en pequeñas cantidades, ya que el postre solo servía para endulzar la boca. En los días festivos solían servirnos dulces ácidos de frutas de la estación, rociados con nata fresca. Un verdadero manjar.
También merece mención especial el pequeño viaje que hace Olga con su padre y su hermano Leo a San Petersburgo para comprar los pasajes hacia un nuevo mundo y donde la descripción de los palacios, su grandeza y el derroche en lujos en contraste con la miseria de las calles, deja a Olga absolutamente asombrada y emocionada. Guardará esos recuerdos para siempre, primero para contárselos a su familia y luego como un tesoro para el resto de su vida.

La novela me ha encantado. Me he emocionado esta historia, quizás porque sabía que era real. Me he puesto en el lugar de Olga en muchos momentos y no puedo más que admirar su capacidad de lucha y trabajo para adaptarse a una tierra que no era la suya, pero que sí logró hacer suya, aunque siempre llevara en el corazón su Rusia natal. Una mujer fuerte, orgullosa, trabajadora y juiciosa, a la que las dificultades no amilanaron en ningún momento.
Me ha gustado mucho este paseo por el final del siglo XIX y durante el siglo XX de la mano de una mujer luchadora en una historia donde sacrificios y alegrías se dan la mano. Donde se nos muestra las dificultades con las que se encontraban los inmigrantes al llegar a unas tierras desconocidas, donde algunos lograban resistir adaptándose al lugar y a los nativos que allí vivían, asentando las bases del país que es hoy a base de esfuerzo, y a veces de muchas penas, pero donde otros fracasaron.

Yolanda Scheuber
Me ha encantado la pluma de Yolanda Schueber que hace la novela muy visual en todo momento y no me cabe ni la más mínima duda de que su abuela estaría algo más que orgullosa de su nieta de haber podido leer sus memorias. Esta es una historia que gustará a cualquier lector de novela histórica, de narrativa, o al que le gusten las sagas familiares.

Yolanda Scheuber es una apasionada de la literatura y la historia y es la autora de las novelas históricas: "Juana la Reina, loca de amor", "Isabel de Habsburgo: Reina de Dinamarca" y "Leonor de Habsburgo: Reina consorte de Portugal y de Francia". No es el tipo de libros que yo leo, pero todas ellas están magníficamente valoradas por los lectores. Podéis echarle un vistazo aquí.

Este es uno de esos libros a los que le voy a dar 5 gusanitos porque no tengo 6.


Fotografia:
autora: http://www.wook.pt/ficha/leonor-de-habsburgo/a/id/9592765

32 comentarios:

  1. Parece un libro ideal para mí sin duda. Me lo apunto ;)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Uix que buena pinta, además con cinco gusanitos *.* Apuntado ^^
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ainssss como me ha gustado tu reseña, sin duda es el tipo de libro que me encanta, lo apunto para navidades a ver si hay suerte
    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado tu reseña, has transmitido a la perfección lo muchísimo que has disfrutado con el libro y lo que te ha hecho sentir. Con reseñas así es imposible resistirse a nuevos libros. Tiene una pinta estupenda, me suelen gustar estas historias de personas luchadoras, sagas familiares y encima histórica y real,no se puede pedir más. Muchos besos.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Se nota que el libro te ha gustado porque lo has plasmado en la reseña, uys como me gustaria a mi poder dedicar todo un día a leer, a ver si cuando sea abuelita lo consigo... de momento es una utopia. apunto el titulo porque me ha llamado la atención, lo buscaré en la biblio o en bolsillo.
    besotes. Por cierto ya tengo entre manos La playa de los ahogados

    ResponderEliminar
  6. Los libros basados en historias reales funcionan bastante en el mundo editorial. En muchas ocasiones, los lectores se acercan para disfrutar de una buena novela, y también para enriquecerse con la historia, aunque sea mitad novelada y mitad verdadera. Ya se sabe que los tochos de historia que nos hacían tragar en el cole no lo soportábamos, pero si viene dulcificada con una buena historia, nos gusta más.
    Me da la sensación que es un buen libro, y el poco que nos has escrito sobre cómo preparaban las comida, demuestra la fuerza que tiene la autora en demostrarnos su calidad literaria.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Jo, qué velocidad de lectura... lo que no sé es cómo te quedas con tantos datos que comentar a la velocidad que pasan tus ojos por los libros. Suena estupendo, a ver si me lo tropiezo por ahí.

    ResponderEliminar
  8. Menuda valoración! Se nota que te ha gustado. Hace que no leo un día seguido... ni se sabe! Menos mal que pillo el lunes y el martes y podré dedicarme a la lectura intensiva ;)
    El libro tiene muy buena pinta pero creo que de momento lo dejaré... Me apetecen cosas más ligeritas...
    Estupenda valoración!
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  9. je je me encantan esos maratones de lectura, a veces yo también me encierro en casita y me doy empachos de lectura. Bsos

    ResponderEliminar
  10. ¡Pues sí que te ha gustado! Me atraen este tipo de libros, así que me lo apunto. Parece una historia muy intensa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Soy Yolanda Scheuber, la autora de este libro y de verdad, me siento inmensamente emocionada por la valoración que le habéis dado y el gusto que habéis tenido en leerlo tan rápido!!!!!!!!! Mil gracias, me siento orgullosa de Olga, mi abuela paterna y de haber podido plasmar en letras su vida llena de lucha, trabajo y amor.

    Un fuerte abrazo desde Argentina!!!!! Yolanda Scheuber

    ResponderEliminar
  12. Carol: ES un libro ideal. De verdad. Querrás haber conocido a Olga.

    Cristina: Me alegro de que te lo apuntes. Ya verás cómo no te decepciona.

    Sonia: Sip! Es el tipo de libro que creo que no solo te gustará, sino que te encantará. Ya me darás las gracias (aunque sea en un futuro lejano ¡je,je!)

    Goizeder: Y no sabes cuánto me he cortado para no destripar toda la historia. De verdad que sólo paré para hacerle la comida al “dúo dinámico” ¡ja,ja! Espero que si lo compras te guste tanto como a mí.

    ResponderEliminar
  13. Carmina: ¡Ja,ja! Que sí mujer. Ya verás qué placer poder dedicar todo un día a lo que más nos gusta y más aún cuando das con una novela tan absorbente. Porque podía haberme encontrado con un libro más sosito, pero tengo que decir que apunté a la diana el día que elegí leer éste.

    Carlos: Pues fíjate que cuando veo libros de biografías de personajes conocidos no suelen llamarme la atención. Quizás precisamente lo que me atrajo es que no fuera un personaje conocido y que la historia prometía mucha emoción y no me defraudó en absoluto. Es evidente ¿no?

    Ana: Me quedo con los datos, porque mientras leo voy marcando páginas y anotando en un cuaderno cosas que llaman mi atención y comentarios que se me van ocurriendo. Luego muchos no los utilizo, pero yo apunto todo.

    ResponderEliminar
  14. María: Bueno, que sepas que el libro no es nada pesado y no hace falta leerlo de tirón ¡ja,ja! Y creo que te gustará. Déjalo en “reserva” guapa y felices lecturas para el lunes y el martes ¿es fiesta?

    Carol: ¡Ja,ja! Y ya si llueve a mares y oyes soplar el viento con fuerza debajo de una mantita, ni te cuento.

    Luisa: Sí, es una historia que lo tiene todo, de verdad. Creo que te gustaría mucho.

    ResponderEliminar
  15. Yolanda: ¡Qué alegría que te hayas pasado por el blog! Te agradezco enormemente tu comentario y que hayas escrito esta historia. Créeme, me apetecía ser un poquito “nieta” de Olga. Tiene que haber sido magnífico oír de su propia voz todo lo que vivió y me sorprendió su prodigiosa memoria. Yo ¡que a veces olvido lo que hice ayer! En fin un abrazo enorme y gracias por esta historia, tu historia, vuestra historia.

    ResponderEliminar
  16. Tiene una pinta estupenda. Me encactan estas historias de mujeresa extraordinarias. A ver si lo encuentro.

    ResponderEliminar
  17. Un libro que anoto para tener en cuenta, no sólo por la puntuación que le has dado, sino porque la historia contada de primera mano (o de segunda) siempre es muy interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Con una historia y una reseña como esta es difícil no sucumbir a leerla, va directa a la lista de pendientes. Me da que va a ser un libro del que leeremos más de una reseña.
    Musus.

    ResponderEliminar
  19. Laky: A mí también me gustan mucho las historias protagonizadas por mujeres luchadoras y con gran personalidad. Esta es una de esas historias.

    Jesús: Pues ojalá lo puedas leer y te guste tanto como a mí. Desde luego creo sinceramente que vale la pena.

    Mafaldas: Pues de momento yo no he leído reseñas sobre este libro. Yo lo tenía en casa hace más de un año. Es lo malo de la compra compulsiva. Compras, compras y nunca sabes cuándo le tocará el turno al libro en cuestión. Yo espero que si alguno os animáis a leerlo lo reseñéis en vuestro blog para compartir opiniones (que espero coincidan con esta).

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Uffff, tiene muchas características que valoro en un libro. Me lo tengo que apuntar, es que de historia real, las memorias de la abuela de la autora ... tanto trajín.
    Lo apunto pues
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué buena pinta tiene!! Me resulta muy apetecible, la verdad.
    Por Galicia, gracias a este tiempo, nos podemos pegar con frecuencia esas largas sesiones de lectura, verdad?
    Un beso,

    ResponderEliminar
  22. Icíar: Sí, tiene todo lo que se le puede pedir a un libro y además está muy bien escrito. A ver si te animas.

    Carmen: Ains! Adoro el otoño y el invierno. Mantita, café, una tarde lluviosa (a falta de un día completo) y un buen libro ¡qué más se puede pedir!

    Besotes

    ResponderEliminar
  23. La verdad es que resulta muy atractivo. No había oido hablar nunca de él.

    ResponderEliminar
  24. Creo que te puede gustar mucho Eva. A ver si lo puedes conseguirlo para echarle un vistazo.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. creo que me gustaría mucho este libro por lo que me contaron... estoy buscando departamentos en buenos aires para hospedarme... en mi estadía me encantaría ir a comprarlo... donde puedo conseguirlo?

    ResponderEliminar
  26. Sí, la puntuación que le has dado es interesante. Creo que, a partir de ahora, voy a fijarme más en las puntuaciones (que por otro lado para algo están).
    Es cierto que a veces piensas que faltan puntuaciones, pues cuando has dado la máxima, llega otro y, afortunadamente, aún te gusta más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Romina: Yo lo compré sin ningún problema en una librería hace un año. No sé si es o no fácil de encontrar, pero si tienes problemas habla con la editorial NOWTILUS. Tienes el enlace a la derecha de la foto del libro.

    @scen: Pues sí, a veces parece que necesito más gusanitos, por eso me decidí a añadir el medio gusanito, aunque como nota máxima seguiré utilizando el 5. El libro me ha encantado. De verdad que vale la pena. Sería una película muy interesante.

    Saludos

    ResponderEliminar
  28. creo que lo he visto por aquí, sin duda lo buscaré para leerlo. Las historias de la vida real me chiflan ^^
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  29. Ale: Tu eres una firme candidata para leer este libro. Ya sé que lees muchas historias basadas en hechos reales y me acordé de ti mientras lo leía.
    A ver si lo encuentras.
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. No sabes lo bien que me ha venido tu opinión. Primero no me fijé porque el libro no me sonaba, pero después he recordado que ya me lo recomendó una persona de cuyo criterio me fío mucho y lo había olvidado por completo. Después de leer tu opinión, va directo a la lista de los próximos que compraré.

    Creo que este libro lo tiene todo para gustarme: una mujer que hace frente a las adversidades, ¡y además una historia real! Me pone los dientes largos, ja, ja. Además, me incluyo entre los lectores de novela histórica, narrativa y sagas familiares, así que es muy probable que me gusten.

    Los otros libros de la autora también me llaman la atención, aunque me dan un poco de miedo porque la última vez que me emocioné con novelas basadas en reinas me llevé un buen chasco (fue con uno de Almudena de Arteaga y me pareció bastante sosos y superficial). De momento le daré una oportunidad con el libro que comentas, que si está basado en su abuela seguro que no es nada soso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Rusta: Por lo que sueles leer y cómo sueles hablar sobre las mujeres protagonistas de algunas historias estoy segura que disfrutarás con esta novela. Espero al menos que así sea, pero estaré atenta a tu futura reseña para confirmarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  32. Hola,me gusto su libro,lo lei en casa de la señora Raquel su cuñada y tube el gusto de conocerla,no lo pude terminar ya que deje de trabajar,pero buscando libros para leer la encontra.mucha suerte,Dolly sotelo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails