viernes, 12 de marzo de 2010

El castillo de cristal (Jeannette Walls)

TITULO ORIGINAL: The Glass Castle
TRADUCCION: Pablo Usabiaga
AUTOR: Jeannette Walls
EDITORIAL: Suma de Letras
PAGINAS: 430
PRECIO: 19€

SINOPSIS:
Jeannette Walls es una exitosa periodista que durante muchos años ocultó un gran secreto. El de su familia. Una familia al mismo tiempo profundamente disfuncional y tremendamente viva, vibrante. El padre, Rex, es un hombre carismático y entusiasta, que logra transmitir a sus hijos la pasión por vivir. Les enseña física, geología, les cuenta historias. Pero Rex es alcohólico, y cuando está borracho se convierte en una persona destructiva y poco de fiar. La madre es un espíritu libre, una pintora muy orgullosa de su arte que aborrece la idea de una vida convencional y que no está dispuesta a asumir la responsabilidad de criar a sus cuatro hijos.

La familia Walls es una familia errante. Viven aquí y allá y sobreviven como pueden. Los niños aprenden a cuidar de sí mismos, se protegen unos a otros, y finalmente consiguen salir del círculo infernal en que se convierte la familia para marcharse a Nueva York. En el camino quedan noches donde duermen al aire libre en el desierto, pueblos donde acuden por una semana a la escuela, vecinos que los ayudan y abusos de todo tipo.
El castillo de cristal es la historia conmovedora de una familia que ama y que también abandona, que es leal y al mismo tiempo decepciona. Es uno de esos libros después de cuya lectura uno no permanece igual sino que sale cambiado para siempre.

Mi “beautiful sister” (y asesora en moda) tiene un blog. No es literario y aunque por una cuestión de tiempo no lee tanto como quisiera, ha sabido reservar en él un apartado llamado “Textos” donde de vez en cuando seduce a sus seguidor@s con fragmentos de libros que ha leído o está leyendo. Hace unas semanas eligió este libro que yo leí ya hace un par de años, y me he animado a rescatarlo del olvido porque es una lectura que vale la pena sin duda alguna.

Siempre digo que los libros autobiográficos me dan algo de pereza, pero tengo que reconocer que los pocos que he leído, casi siempre por recomendación, me han encantando. Esta es una maravillosa novela autobiográfica donde su autora nos atrapará sin remedio desde el comienzo del libro.

"Estaba sentada en un taxi, preguntándome si no me habría emperifollado en exceso para la velada, cuando miré por la ventanilla y vi a mamá hurgando en un contenedor de basura"

Jeannette es periodista en Nueva York. Un día al volver de una fiesta ve desde la ventanilla de su taxi a una mujer revolviendo en la basura. ¡Es su madre! A partir de aquí empezaremos a descubrir cómo es posible que las vidas de estas dos mujeres se encuentren en extremos tan opuestos siendo madre e hija. A través de sus recuerdos Jeannette nos cuenta su vida, y donde quedan reflejadas las penalidades y la miseria en la que vivieron ella y sus hermanos por culpa de unos padres egoístas y soñadores, que aunque adoraban a sus hijos vivieron en la más extrema pobreza debido al alcoholismo del padre y la irresponsabilidad y despreocupación de la madre.

Jeannette Walls y su madre
A pesar de vivir al límite muchas veces, la lectura refleja que Jeannette y sus hermanos eran niños muy queridos. Cuando el padre estaba sobrio les enseñaba física, geología, matemáticas, pero borracho era capaz de robar hasta la última moneda que hubiera en la casa, así que aprendieron a cuidarse solos, a alimentarse como buenamente podían, a vestirse y a protegerse. Su madre, una pintora más preocupada por sus lienzos que por sus hijos, tampoco fue precisamente un ejemplo a seguir. Era una mujer incapaz de hacerse responsable de su familia, una soñadora en ocasiones tremendamente egoísta.

Todo esta historia está narrada estupendamente por la voz de una niña que crece a medida que el libro avanza tanto físicamente como en afán de superación, sin auto-compadecerse en ningún momento y donde demuestra que a pesar de haber vivido "al límite extremo de la pobreza" se puede salir adelante y seguir queriendo a unos padres que han decidido vivir "de otro modo". Gracias a la infantil voz de nuestra narradora,  la historia se hace mucho más llevadera e incluso en algún instante más graciosa, de lo que en realidad es. Me recordó a los buenos momentos que pasé leyendo “Las cenizas de Ángela” o “Un árbol crece en Brooklyn”. Es de ese tipo de libros. De los que definitivamente dejan huella.

Hay que reconocer lo valiente que fue la autora (a pesar de las muchas dudas que tuvo) al decidir poner por escrito una historia que muchos en su lugar lucharían por ocultar bien por vergüenza o por miedo a los diferentes comentarios. Una historia que te hará valorar tu vida y la de quienes te rodean.



 
Puedes leer un fragmento de “El castillo de Cristal” si pinchas AQUI
 

15 comentarios:

  1. Tiene muy buena pinta, como "Un árbol crece en Brooklyn" me gustó mucho me apunto éste también.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena reseña. Y sí, ha sido muy valiente hacer una novela de estas características. Dura, pero si está bien contada no me importaría.

    ResponderEliminar
  3. He tenido el libro muchas veces en las manos, de hecho creo que hoy lo vi en mi librería de viejo pero como no conocía reseña alguna lo he ido dejando. Apuntado queda ahora ^_^

    Gracias por compartir reseña

    ResponderEliminar
  4. pués yo también lo había visto en alguna librería pero nunca me he decidido a llevarmelo, desde luego parece que merece la pena, desde luego la realidad muchas veces supera la ficción..
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Masteatro: Desde luego es de ese tipo de historias de superación personal que uno no puede más que admirar.

    Anabel: Pues anímate. Además creo que hay una edición de bolsillo con las tapas duras muy chula. Puede ser algo distinto a lo que sueles leer.

    Elwen: Me alegro de que la reseña te anime a comprarlo. Espero que lo encuentres y lo disfrutes.

    Sonia: Desde luego este es uno de esos casos donde la realidad supera la ficción. Anímate y ya me contarás.

    Un beso a todas

    ResponderEliminar
  6. La de veces que he estado tentada de comprarlo pero como no habia reseñas me paraba, ahora no se si lo encontrare porque estaba muy bien de precio y hace mucho, mucho tiempo que no he visitado ninguna estanteria... a ver si la semana que viene lo veo y lo compro

    ResponderEliminar
  7. Hola churri!!, qué ilu cuando he leído que habías reseñado este libro!!! Gracias por la "intro"... :) Qué voy a decir yo??? Lo tengo tan fresquito...Desde las primeras frases, tal como pones tú, que se encuentra a la madre fisgando en la basura, no puedes parar de leer para saber qué pudo pasar para llegar a esa situación. Y descubres a una familia de todo menos convencional, pero con un gran espíritu de supervivencia, sobre todo los niños. La manera de relatar la historia, toda la gente con la que se van encontrando a lo largo de todos esos años, cómo los tratan, cómo los miran...y cómo van saliendo adelante. El egoísmo de la madre, la madurez de los chavales, la pillería del padre... cómo a pesar de todo, se quieren y siguen haciendo planes, aunque se les desmoronen una y otra vez. En fin, se puede decir que es una vida "vivida" sin lugar a dudas. Además, yo no supe, hasta bien adentrada en la lectura del libro, que se trataba de un hecho real, lo que te lleva a mirarlo de otra manera, porque evidentemente, siempre se pueden inventar historias, pero cuando ves que ésta es cierta, es inevitable pensar lo de que "la realidad supera a la ficción". Bueno, el único punto negativo es que después de leer el libro, quedó el listón tan alto, que ahora me cuesta encontrar otro que me guste tanto... (Bueno, salvamos a Auster). Espero tener suerte con "Saber perder". Un besito!

    ResponderEliminar
  8. Hace tiempo que lo tengo apuntado porque me habían hablado muy bien de él. Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Carmina: Tú claramente estabas esperando a leer mi reseña ¡ja,ja! Bueno aprovecha que lo tienes en edición de bolsillo que eso siempre se agradece.

    Churri: Ves que inspirados te quedan los comentarios sobre libros que hemos leído las dos? Así me gusta. Aún no empecé "Saber perder", a ver si me pongo mañana y te alcanzo.

    Laky: Pues aquí tienes otra opinión favorable para que finalmente te animes a leerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ni conocía el libro ni la autora. Tampoco he leído los otros libros que mencionas como "similares". No estoy del todo segura si es mi tipo de libro pero igual algún día les daré una oportunidad.

    ResponderEliminar
  11. yo leí este libro el año pasado (por ahí está la reseña en el blog) y lo consideraría de lo que leí en el año, está en la lista de los mejores. Tienes razón between, queda el listón muy alto ^^
    ¡gracias Mertxe por recordármelo!

    ResponderEliminar
  12. Karo: Pues es un libro que yo he visto mucho en librerías y luego sobre todo su versión en bolsillo, que creo que lo hay con tapa dura y en rústica. A ver si te animas.

    Ale: He leído tu reseña y veo que tenemos una opinión muy parecida. A mi hermana y a mí también nos indignó averiguar porque la madre engordaba y los niños cada vez estaban más flacuchos. Una pasada.

    ResponderEliminar
  13. si que desvergüenza de la señora ¿verdad? me daban ganas de darle un tortazo con el libro jajaja

    ResponderEliminar
  14. ¡Que gran libro! Con mayúsculas. Me alegro que le hayas puesto los cinco gusanitos.

    Yo después de leerlo se lo regale a una amiga este año y le encantó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Alexandre: Le dí 5 gusanitos, porque no existe el de 6.
    Desde luego es un libro estupendo para regalar.

    Un abrazo para ti también

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails