lunes, 8 de junio de 2009

Marley y yo


De John Grogan (Leído en Mayo 2007)
Comentario, Crítica, Opinión

Me voy a poner sentimental porque hoy hace 10 meses que murió mi bobtail "Pelos", así que voy a aprovechar para recomendar a todos los que tenéis una mascota en casa que leáis este libro. No será el mejor libro escrito de la historia pero a mi me encantó.

También es cierto que no será lo mismo leerlo si tienes un perro en casa que si no lo tienes o nunca lo has tenido.

La historia es realmente sencilla, no tiene nada de misteriosa ni de fantástica. Simplemente es la historia real de John Grogran, el escritor y de su perro “Marley” llamado así en honor a Bob Marley.

Conoces la vida y obra de este labrador neurótico e hiperactivo, y te ríes y lloras casi a partes iguales. Yo desde luego mientras leía, y en algunos capítulos me moría de risa, pensaba “Caray parece que John Grogan ha vivido con nosotros en casa y con nuestro perro “Pelos”, porque debe ser que hay montones de trastadas comunes entre los caninos”.

En fin, que a la vez que Marley crece, la familia también lo hará pasando por distintas etapas, no siempre agradables, en las que veremos cómo afecta la presencia de Marley, las complicaciones que puede acarrear y también las alegrías. Obviamente el tiempo pasará por Marley (14 años nada menos) y aún sabiendo cuando empiezas el libro cómo acabará es imposible no emocionarte al llegar al final de sus hojas y acabar llorando como una regadera. De todas formas ningún libro ni nada que esté escrito puede consolarte cuando finalmente la mascota que hay que casa muere.

En todo caso yo sigo sin ser capaz de sustituir a “Pelos” y dentro de nada hará ya un año que nos falta.

(Cuatro fotografías de "Pelos" con distintos cortes de pelo)

9 comentarios:

  1. He llegado hasta aquí de la forma más curiosa. Estaba actualizando mi perfil de Blogger y decidí hacer una lista de libros y películas favoritas, lo que ante no había hecho porque no le veía utilidad, y vaya si la tiene. Ahora he descubierto, ¡después de un año con el blog!, que gracias a esa simpática lista puedo encontrar a las personas que tienen los mismos gustos que yo. Y ese es el motivo por el que estoy aquí:
    Concretamente porque eres gallega, como yo, y porque te gusta Elantris, una de mis novelas favoritas de los últimos años.
    Me gusta tu blog. Volveré.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, serás bienvenida.
    Ya es casualidad que me encontraras por "Elantris" porque no leo nada de novela fantástica, pero esta llamó mi atención y debo decir que acerté de lleno. Quizás me anime con la serie Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martín que tan buenas críticas tiene por casi todos sus lectores.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo cuando dices que hasta que tienes un perro (o cualquier otra mascota) y lo pierdes nadie ni nada puede consolarte. Yo perdí uno y ahora tengo otro.
    ¡Anímate!
    Creo que yo me animaré a leer este libro.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado esta entrada, de verdad. Hasta me he emocionado. Yo tuve un perro, "Termi" desde los 12 años hasta los 24. Lo encontramos en la calle, abandonado, con apenas 3 meses. Y se quedó con nosotros. Sólo nos dio alegrías y buenos recuerdos. Su despedida fue más que difícil. Casi 3 año después, decidí que necesitaba de nuevo la compañía de un pequeñajo, porque su fidelidad es difícil de encontrar en otro sitio. Así que en diciembre de 2008 llegó a mi casa "Nico", mi labrador. Es tan parecido a Termi, y tan diferente a la vez. Nico ha sido más trasto, pero ahora es maravilloso. Siempre rondándome, durmiendo a los pies de mi cama, haciéndonos reír.

    ¿Por qué te cuento esto? Primero, porque siempre que tengo ocasión hablo de mis niños. Y, segundo, porque aunque no sé si ya te animaste a tener un nuevo compañero de juegos, te animo a que lo hagas. No pienses nunca que estás sustituyendo a tu pequeñín, o que está ocupando su lugar, porque no es así. Es diferente, es otra historia, y te lo digo por experiencia.

    Tras esta parrafada (¡lo siento!), tomo nota del libro. Ya lloré bastante con "Tombuctú", de Paul Auster, pero quedé encantado, así que espero tener ocasión de leer "Marley y yo".

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Pues este verano hará 3 años que no está "Pelos" y sigo sin perro. Es que no soy capaz. Tengo una amiga que tiene a la perrita en estado de buena esperanza y me quiere endosar uno, pero a mí me gustan los perros grandotes y el de ella es chiquitín. No es exactamente un caniche (creo) y no sé, la verdad. Siempre he pensado que de tener otro perro cogería uno de esos que han abandonado, pero de momento sigo sin ganas.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Totalmente comprensible. Ánimo.

    Por cierto, perdona si con mi comentario te he hecho sentir mal, o recordar cosas, no era mi intennción.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  7. Para nada Jesús. Si soy la primera que se derrite ante cualquier perrillo ¡ja,ja! Es sólo que Pelos llenaba mucho espacio (no sólo físicamente, que también) y pasábamos muchas horas juntos. Era casi mi sombra y es como si me faltara un trocito. Yo sé que esto puede sonar raro a quienes no han tenido nunca un animal en casa, pero es así. Creo que tardé más de un año en conseguir hablar del perro sin ponerme a llorar. La verdad es que nunca pensé que lo fuera a sentir tanto. Pero ¿viste qué guapo era? Hay alguna foto más aquí.

    ResponderEliminar
  8. ¡Sí, precioso! Gracias por el enlace a las fotos. Te entiendo perfectamente, a mí también me pasó lo mismo. Cada cosa que me has contado, me ha sucedido. Y dices bien: la gente que no ha tenido un perro no puede llegar a comprender esto. Es algo superior.

    Con el tiempo (y eso lo sabrás ya), a pesar de que se siga sintiendo su ausencia, tendrán más peso todos los buenos momentos. Al menos, en mi familia, siempre que hablamos de él, lo hacemos de sus grandes historias. Incluso a Nico, mi labrador actual, le hablo de él. En fin, a veces pienso que se me va la pinza, pero seguro que me entiendes.

    A ver si te mando en algún momento fotos de mis niños. :)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails