jueves, 31 de marzo de 2016

Recuento Marzo 2016 (Tarro-Libros)

Otro mes que se nos va y con él llega el recuento de lecturas y de euros. Marzo ha sido de nuevo, un buen mes lector para mí y además de mis euros debo añadir uno extra. El recuento queda así:

Este mes he incorporado al al Tarro-Libro 13 euros.

12€ son míos, de once lecturas, una de ellas doble al pasar de las 600 páginas y 1€ es de mi marido por su lectura de "Media Guerra" de Joe Abercrombie (aunque no aparece en la foto) con la que finaliza la Trilogía del Mar Quebrado.

Igual que el mes pasado los géneros han sido variaditos. He repetido con el humorista gráfico de "El Faro de Vigo" Luis Davila, he leído en buena compañía la nueva novela de Julia Navarro, ha habido sitio para la novela histórica, para la novela negra, para una biografía e incluso para una novela romántica, aunque eso sí, no he disfrutado con todas ellas como me hubiera gustado. Veamos primero la foto de familia...






Por orden de lectura...

1.- O Bichero III (Luis Davila)
2.- Y todos callaron (Toti Martínez de Lezea)
3.- La cueva de cristal (Lisa Kleypas)
4.- La estrella peregrina (Ángeles de Irisarri)
5.- Instrumental (James Rhodes)
6.- Los perros (Allan Straton)
7.- Historia de un canalla (Julia Navarro)
8.- El comienzo de la noche (Stephen Leather)
9.- Pan de limón con semillas de amapola (Cristina Campos)
10.- La víspera de casi todo (Víctor del Árbol)
11.- Nosotros, los de entonces (Marta Rivera de la Cruz)

Aunque supongo que de algunas de estas lectura haré una reseña o mini reseña, así por encima os comento que no me ha gustado nada "La cueva de cristal" de Lisa Kleypas. Ésta ha sido una autora de la que antaño he leído varias novelas y siempre me ha gustado, pero con este libro no sé qué ha pasado. No me han gustado ni la historia ni los protagonistas. Eso sí se lee rápido, o a lo mejor es que tenía ganas de terminarlo.

Tampoco me ha emocionado especialmente "Los perros", pero creo que puede ser una lectura muy interesante para lectores entre 12 y 15 años. Yo sabía que era una lectura juvenil, lo que no me impide disfrutar de un libro si es bueno, pero este no me ha convencido del todo.

Esperaba mucho de la nueva novela de Julia Navarro y mi compi lectora también, pero lamentablemente no ha sido lo que esperábamos. Excesivamente largo, repetitivo y con un personaje principal digno de ir derechito al infierno si es que tal lugar existe. Menudo desgraciado.

Todo lo contrario me ha ocurrido con la nueva novela de Marta Rivera de la Cruz, una historia que he leído con mucho placer y que nos habla de la vida misma, de los sueños que uno tiene a los veinte y de cómo la vida se encarga de que se cumplan ... o no.

"Instrumental" directamente me ha parecido magnífica. "Pan de limón con semillas de amapola" me ha encantado. "El comienzo de la noche" ha sido una agradable sorpresa. "Y todos callaron" me ha hecho pasar un par de días muy entretenida, es muy fácil de leer y enseguida engancha al lector. "La víspera de casi todo" me ha gustado, pero cuánto tormento y tristeza esconden los personajes de Víctor del Árbol. Siempre acaban contagiándome un poco y finalmente también he disfrutado de "La estrella peregrina" una interesante, instructiva y divertida novela histórica que me ha hecho pasar muy buenos ratos.

A ver qué sorpresas literarias nos trae Abril, de momento ya tengo lista la novela elegida para la nueva propuesta del Tarro-Libros para celebrar el mes de los libros por excelencia.

martes, 29 de marzo de 2016

Persépolis (Marjane Satrapi)

Sinopsis:

Persépolis es la autobiografía de Marjane Satrapi , una mujer iraní nacida en Teherán en 1969 en el seno de una familia progresista. Pero, además del retrato de la vida de la autora, también es el reflejo de la revolución iraní de 1979 que dio lugar a un gobierno islámico y de cómo lo vivieron las familias del país. 

Desde el inicio, con la introducción del velo en la vida social y la separación por sexos en las escuelas, hasta la vida universitaria y las revueltas estudiantiles, Satrapi hace un repaso a su vida que se remonta a sus antepasados, ayudándonos a entender las motivaciones históricas de la revolución islámica, mostrándonos a la vez una opinión crítica con el gobierno. 

Ficha del libro: AQUÍ

Recupero esta breve reseña que había dejado en Facebook sobre esta novela gráfica, porque me parece que vale mucho la pena leerla y porque quería que quedara guardada en el blog.

Ha tenido que esperar mucho tiempo “Persépolis” en casa para que lo leyera. En realidad solamente ha sido una cuestión de pereza, y es que es curioso que me dé más pereza leer una novela gráfica que una novela sin imágenes, pero … ¡es así! En todo caso, al igual que me ocurrió cuando leí “Maus” me ha parecido una lectura magnífica.

Una historia narrada a través de un dibujo de líneas sencillas, siempre sobre fondo negro, pero más que suficiente para transmitir todo lo que la autora, Marjane Satrapi, vivió desde niña en su país natal (Irán) hasta que finalmente lo abandona para no volver en el año 94, alrededor de unos 15 años de su vida.


Su propia vida nos servirá para mostrarnos la realidad de lo que ocurrió en Irán, desde la caída del Sha de Persia, lo que el pueblo pensaba que ocurriría y lo que finalmente ocurrió. Veremos a través de sus ojos y tras la Revolución Islámica, los cambios políticos y sociales que se producen a su alrededor, cómo miles de personas son encarceladas y asesinadas, cómo las mujeres son obligadas a cubrir su cabello con un velo y como cualquier signo de admiración hacia Occidente (música, ropa, un simple esmalte de uñas…) está prohibido y perseguido. Cómo, en definitiva y de la mano del Ayatolá Jomeini, parecen haber retornado a la Edad Media. 

Marjali, que ha crecido en una familia de buena posición y occidentalizada, no acaba de comprender todas estas prohibiciones. Tras ser enviada a estudiar durante unos años a Austria y conocer la libertad que se respira en otro país, regresa a Irán para estudiar Bellas Artes, sintiendo más que nunca la asfixia a la que está sometido su pueblo y esa falta de libertades. Se sentía extranjera en Austria y a su vuelta, se siente extranjera en su propio país.

Si algo me ha gustado de ella es que tiene una cosa muy clara y es que estudiar y formarse, son las mejores armas para que nadie pueda anular sus sueños y esperanzas, ya que un pueblo analfabeto es mucho más manejable y “moldeable”. También es cierto que algún momento no mide sus actos o las palabras que salen de su boca, cometiendo a veces errores, pero eso le pasa a cualquiera sin vivir en Irán y hace aún más creíble y cercano su personaje. 

Una novela gráfica de obligada lectura que no deja indiferente a nadie. Comprensible, que nos ayuda a entender a un país que desde este lado del mundo, percibimos oscuro, cerrado y a veces miramos con recelo y del que seguro que tras esta lectura habremos aprendido cosas que no sabíamos. 

También existe su versión animada (yo no la he visto), pero imagino que resultará igualmente interesante.


lunes, 21 de marzo de 2016

Hambre a borbotones (Álber Vázquez)

Sinopsis: 

"Hambre a borbotones" es una novela fascinante. Hay terror, hay una trama policial, hay comedia, hay luminosidad, hay amor, hay sexo, hay odio, lujuria y deseos de venganza. Hay, en definitiva, todo eso que nos gusta y que hace que el mundo gire y funcione. Pero en una Thermomix a máxima potencia. 


Un libro que bebe directamente de los pulps norteamericanos de principios del siglo XX, los mezcla con una buena dosis de telenovela venezolana y los salpica de abundantes lingotazos de Wes Craven, Patricia Highsmith, Andy Warhol y Sylvia Kristel. 

Ficha técnica: AQUI 

Empiezo a escribir esta reseña y aún no tengo claro cómo valorar la novela, la verdad. Por un lado me ha parecido estupenda y por otro me ha desagradado tanto en algunos momentos que no tengo muy claro que vaya a continuar con las otras dos novelas que vienen detrás ("Monstruoso corazón ardiente" y "La venganza del conejo loco") y que junto con esta formarán la trilogía "Carne roja". En realidad no lo tengo claro ahora, pero como ya me conozco, en cuanto me entere de que han publicado la segunda entrega y por aquello de no dejar las trilogías sin completar seguro que acabaré leyéndolas.

Empezaré diciendo que la novela es "impactante". Creo que no había leído nada parecido nunca. La trama transcurre en una ficticia ciudad llamada Centenario donde se desarrollarán a la vez varias subtramas y donde la cantidad de locos que allí habitan, le quitaría a cualquiera las ganas de hacer por allí una paradita.

Por un lado están Alicia y su hermano Ismael, dueños de una prestigiosa galería de arte en la que también trabaja Clara, amiga de ambos y que junto con Elías, padre de Alicia e Ismael, forman un peculiar grupo con unos gustos culinarios un tanto especiales. Todos ellos han sido capaces de ponerme los pelos de punta, pero especialmente Clara, que es la que me ha parecido que estaba más loca de todos. En cualquier caso, todos ellos esconden un peculiar y común secreto que nadie es capaz de sospechar, pero que en el caso de Clara, le cuesta mantener a raya. 

Por otro lado, en Centenario están apareciendo una serie de mujeres estranguladas, que traen de calle a la policía, aunque parece que se vislumbra la figura de un sospechoso y por último, alguien trama el secuestro de una joven, para exigir un rescate que solucione de por vida sus problemas económicos.

Distintas tramas que lógicamente acabarán por encontrarse y en donde no todos los personajes acabarán igual de bien o de mal. Lo cierto es que en esta historia todos en mayor o menor medida son culpables de algo y tener las manos manchadas de sangre no es en lo único en lo que coinciden la mayoría. Todos nos mostrarán su peor cara bien directamente o a través de sus pensamientos, mientras la imagen que dan "de cara a la galería" es totalmente opuesta a sus verdaderos instintos. Son capaces de parecer educados, correctos y elegantes y a la vez de realizar los actos más despreciables sin despeinarse. Evidentemente no he sido capaz de empatizar con ninguno de ellos y desde luego no me gustaría encontrarme con nadie ni remotamente parecido, pero tengo que reconocer que la novela me ha durado muy poco.

La historia, que arranca de una forma muy potente, resulta desagradable y seductora al mismo tiempo y a mí, aunque a veces con cara de verdadero "asquito", porque confieso que hay escenas duritas de asimilar, me ha empujado a seguir leyendo. La forma en que está escrita, atrevida, directa, coloquial y sin adornos, invita a no dejar el libro y a querer saber (y a la vez, no saber) un poco más de cada uno de estos pintorescos personajes, mientras ves que las cosas, a veces por casualidad, a veces a propósito, se van complicando y empiezas a sospechar que algo tremendo va a acabar pasando cuando todo "explote".

Una novela difícil de catalogar, en la que el misterio, la intriga, el miedo (no diría terror), la tensión, la violencia, el sexo, y el amor, entendido a veces, de forma muy "peculiar" componen una trama de mucha acción que no es apta para todos los públicos, pues tras su lectura, tan "gore" en algunos momentos, te quedas con una sensación de alivio por haberla terminado y a la vez de incomodidad por haberla disfrutado. Lo que está claro es que no dejará indiferente, para bien o para mal, a quien se anime a adentrarse en ella. 

Por cierto, me gustaría destacar la fantástica edición que de la novela han hecho desde la editorial Expediciones Polares, que me ha encantado.

Os dejo por aquí el Book  Trailer del libro y os deseo unas felices vacaciones de Semana Santa a todos. ¡¡Hasta la vuelta!!



miércoles, 16 de marzo de 2016

Mini-Reseñas 8

Sinopsis:
En el Panamá, un hotel del antiguo barrio japonés de Seattle que ha estado cerrado durante años, Henry Lee descubre algo increíble: el sótano está lleno de objetos que las familias japonesas, antes de ser enviadas a los campos de internamiento americanos durante la Segunda Guerra Mundial, dejaron allí, abandonados. 

El hecho le hará emprender un viaje a través del tiempo y recordar, más de cuarenta años después, su infancia como un niño de origen chino, enamorado de Keiko Okabe, una niña americana de origen japonés. Henry Lee buscará al gran amor de su vida del que fue separado en tiempos de guerra, durante el ataque a Pearl Harbor, y cuyo recuerdo pervive como un sabor prohibido.


Ficha del libro: AQUI

"El sabor prohibido del jengibre” de Jaime Ford, ha sido una lectura más que interesante. No es de las que se devoran sin respirar, pero es de las que acabas aprendiendo un poco. Es la historia de Henry Lee (americano, de padres chinos) contada en dos tiempos alternos muy bien equilibrados. Por un lado nos traslada a 1942 a su niñez (13 años) y por otro a la actualidad, 1986, tras haberse quedado viudo.
Henry nos contará, cómo tuvo que soportar durante sus años escolares las burlas de sus compañeros de clase, que por supuesto no lo consideraban americano y lo solo que se sintió durante esa época hasta que conoce a Keiko, una niña japonesa de segunda generación (también americana que ni siquiera habla japonés) y que sufre más o menos la misma situación que él.
A través del Henry niño, viviremos las consecuencias que tuvo para la población japonesa el ataque a Pearl Harbor. De la noche a la mañana, todos esos japoneses, ciudadanos americanos, se convirtieron en enemigos y fueron obligados a dejar atrás sus casas, sus negocios, sus vidas al completo, siendo trasladados a campos de internamiento mientras durara la Guerra. Muchos dejaron en el sótano del Hotel Panamá sus pertenencias, que ahora, en la actualidad, salen a la luz, y que dan pie a Henry para contarle su historia a su hijo en la actualidad.

Un bonito libro, que habla del primer amor, de la comunicación entre padres e hijos, de la inmigración, de los hijos de estos inmigrantes, que no acaban de sentirse ni ciudadanos del país donde han nacido, ni del de sus padres. Una historia que puede parecer algo lenta al principio pero que acabas leyendo con mucho gusto.




Sinopsis:

«Y llegamos a un lugar que, aún a día de hoy, no sabría muy bien cómo definir.
Quizá es ese sitio al que te trasladas cuando suena el timbre del recreo, o allí donde vamos al cerrar los ojos justo antes de soplar las velas, o el viento en el que flotamos al recibir uno de esos abrazos que nos sostienen el cuerpo, las dudas y los miedos...
¿Quién sabe?
O quizá no era más que la parte trasera del armario en el que se había convertido mi vida: ahí donde se almacenan prendas que jamás volverás a ponerte pero que te da pena tirar.»

Ficha del libro: AQUI


El regalo” de Eloy Moreno es, como ya nos tiene acostumbrados su autor, una novela de esas que te deja poso y te hace pensar mientras la lees y también después de terminarla. 

Creo que “remover” por dentro al lector e incluso “incomodarlo” un poco es exactamente la misión de este libro, donde en ocasiones nos vemos retratados (al menos a mí me ha pasado) y donde también encontraremos el retrato de seguramente mucha gente que nos rodea, amigos, vecinos, familia… gracias a situaciones cotidianas que vivimos o vemos a diario, si no en nuestra propia vida, a través de las noticias que vemos en televisión.


Es una llamada de atención para que espabilemos, para que reaccionemos y luchemos por lo que realmente queremos hacer y para que no nos conformemos con lo que hacemos a diario si eso en el fondo nos hace infelices. Lo lees y dices… tiene toda la razón. Lo difícil después es llevar a cabo todo lo leído. Supongo que en la mayoría de los casos, el libro vuelve a la estantería hasta que una nueva historia nos vuelva a abofetear.

... “La vida está llena de gente que mueve la mente pero deja quietos los brazos, que leen miles de frases del tipo “cada día hay que vivirlo como si fuera el último” o “dedícate a aquello que te haga feliz”, frases que comparten en Internet, con sus amigos, que ponen en las paredes de sus casas… pero después no hacen absolutamente nada por cumplirlo, ese es el problema”.

viernes, 11 de marzo de 2016

Uno más uno (Jojo Moyes)

Sinopsis:
Una madre soltera.
Con dos trabajos y dos hijos, Jess Thomas hace lo que puede para sobrevivir día tras día. Pero no es fácil lograrlo sola. Y a veces eso te obliga a correr riesgos que no deberías... porque no tienes más remedio.

Una familia caótica.
Su peculiar y superdotada hija Tanzie es extraordinaria con los números, pero sin ayuda nunca logrará una oportunidad para demostrarlo. Y Nicky, su hijastro adolescente, no puede enfrentarse solo a los abusos que sufre en el colegio. A veces Jess siente que se hunden...

Un atractivo desconocido.
A sus vidas llega Ed Nicholls, un hombre cuyo presente es un absoluto caos, y que trata de escapar de un futuro totalmente incierto. Pero Ed tiene todo el tiempo del mundo. Sabe lo que es estar solo. Y quiere ayudar.

Una irresistible historia de amor.
Uno más uno es una novela romántica, cautivadora y nada convencional sobre dos almas perdidas que se encuentran en las más extrañas circunstancias.


Ficha del libro: AQUÍ

“Yo antes de ti” fue sin duda, uno de los mejores libros que he leí el año pasado. Una novela absolutamente recomendable, divertida y conmovedora a la vez. Cuando la terminé, ya tenía en casa “Uno más uno” de la misma autora, pero por aquello de no entrar en comparaciones decidí esperar un poco para leerla y ahora que ya está leída, confieso que aunque quizás me gustó un poquito más "Yo antes de ti", también he disfrutado muchísimo con esta historia.

Creo que el punto fuerte de Jojo Moyes son los personajes porque es capaz de hacer que nos los creamos, porque son fáciles de visualizar en nuestra vida cotidiana y eso hace que uno empatice rápidamente con todos ellos, o con casi todos.

En “Uno más uno” nos encontramos con Ed y Jess, dos personas que “a priori” son muy diferentes. Ed es un tipo inteligente, al que no le falta de nada, pero acaba de cometer un error que puede echar por tierra todo aquello por lo que ha trabajado y Jess es una joven madre, separada, con dos hijos a su cargo que para llegar a fin de mes hace auténtica “magia” pero nunca desfallece y siempre siempre, es capaz de encontrar el lado positivo en la situación más complicada. 

Jojo Moyes
Los caminos de ambos en principio nunca hubieran coincidido, pero por extrañas circunstancias de la vida, van a protagonizar un sorprendente viaje por carretera, acompañados de Tanzie, una niña que es un genio en matemáticas, Nicky un adolescente con aires “góticos” y un gigantesco perro, con cierta facilidad para ventilar sus gases sin importarle mucho dónde se encuentre.

La historia está contada en tercera persona, alternando el punto de vista de los cuatro personajes (sobre todo Ed y Jess) y con ellos viviremos ese viaje por carretera, que además de llevarles al destino final que tienen fijado, también les ayudará a conocerse mejor, obligándoles a pasar más tiempo juntos mientras van solventando los “problemillas” que aparecen por el camino y descubriendo cosas de ellos mismos que desconocían o habían olvidado.

Todos los personajes me han parecido entrañables, pero no puedo evitar quedarme con Tanzie. ¿Habéis visto la película “Pequeña Miss Sunshine”? Pues yo me imaginaba a Tanzie como Olive, la niña protagonista de la película. Además, aquella era lo que se llama una “road movie” y esta historia casi casi podría considerarse un “road book”.

Una novela optimista, fresca, divertida y de lectura muy ágil, que te mantiene con una sonrisa en la boca casi desde el principio y que me vuelve a dejar con ganas de leer otra novela de la autora.



martes, 8 de marzo de 2016

Círculo de Lectores (Pedido 2/2016)

Revista (2/2016)
La nueva revista de Círculo de Lectores llega con un cambio de "look". Con más aire de Revista que de catálogo. Más moderna y sobre todo más grande (de tamaño).

La cantidad de libros que ofrece no me ha parecido mayor, es más diría que con la nueva distribución de secciones y fondo editorial, casi me ha parecido menor el número de libros ofrecidos, pero creo que es solamente una sensación y supongo que será una cuestión de acostumbrarse al nuevo formato. En general me gusta mucho, aunque hay cosas que hubiera dejado como estaban.

El día 12 de febrero ya la tenía en casa, aunque en principio María (mi agente) me dijo que me la traía para que le diera mi opinión sobre el cambio de imagen y eso es lo que hice en un correo al día siguiente, pero por supuesto ya fui tomando nota de lo que iba a pedir y finalmente cuatro han sido los libros que he elegido de esta revista y uno que aunque todavía no aparece en catálogo ya se podía comprar.

Foto de familia de los libros




"El último adiós" de Kate Morton.
Cornualles, 1933. Alice Edevane está preparada para vivir la noche más feliz de su vida. A sus dieciséis años tiene alma de escritora y se siente enamorada por primera vez. Además, está a punto de disfrutar de la fiesta que cada verano se organiza en la residencia familiar. La mansión, conocida como la Casa del Lago, es un lugar maravilloso y con un jardín que acoge a cientos de invitados. Nadie hubiera dicho que todo se iba a echar a perder aquella misma noche. 

Sadie Sparrow, inspectora de Scotland Yard, se tropieza en 2003 con un caserón abandonado. Es un hallazgo casual, pero su intuición le dice que ese lugar, ahora rodeado por un jardín que nadie cuida desde hace décadas, fue el escenario de un suceso terrible. En realidad está ante un caso que lleva sin resolverse desde los años treinta: la desaparición de un bebé. Al pequeño de los Edevane se lo tragó la tierra durante una fiesta y la familia nunca se recuperó de la tragedia.

Londres, 2003. Alice Edevane, célebre autora de novelas policiacas, recibe el mensaje de una investigadora que pretende remover la historia de su familia. Alice ha intentado escapar del pasado desde que era una adolescente. Pero en la vida real nunca está claro cuándo se escribe la última página.

Después de quince años sin verse, dos hermanas se reencuentran en el pueblo de su infancia en Mallorca. El motivo: una desconocida les ha dejado en herencia una vieja panadería... y algunos secretos por descubrir. Cristina Campos debuta con una novela que la lanza a la primera línea de escritoras a las que conviene seguir muy de cerca.

Receta de Pan de limón con semillas de amapola

INGREDIENTES: 
 • Una hermana que nunca dejó Mallorca. 
 • Una hermana menor, médico, que trabaja en Áf rica para una ONG. 
 • Una herencia misteriosa: una antigua panadería con molino propio en un pueblo mallorquín. 

CONDIMENTOS: 
 • Familiares variados, recuerdos y secretos bien seleccionados y mal curados. 

PREPARACIÓN: 
Utilizando la herencia misteriosa, se debe reunir a las dos hermanas en su Mallorca natal con mucho tacto y paciencia, puesto que l levan quince años separadas. Una vez que han cuajado (es posible que haya que colar unas cuantas lágrimas de reproche y otras tantas de cariño añejo), se las lleva a conocer la panadería que han heredado de parte de una desconocida y se las deja reposar para que puedan descubrir por qué las ha escogido a ellas. Cuando ya se hayan empapado en la historia de esta extraña mujer, se las deja aprender a fuego lento el oficio del pan durante un as cuantas semanas, hasta que la coraza exterior que las separa comience a ablandarse. Eso significa que las hermanas empiezan a creer que es posible recuperar los años perdidos, y ya se pueden retirar del fuego. Mientras tanto, en un plato aparte, se desmenuzan unos cuantos secretos y se espolvorean sobre el pasado de su familia, aunque sea doloroso, y…

"La niña del bosque" de Brian McGuilloway.

Irlanda. En pleno invierno, una niña aparece caminando sin rumbo en el bosque nevado, sus manos cubiertas de sangre que no es suya. Una niña que se niega a hablar cuando la encuentran, que ni siquiera quiere revelar su nombre. ¿Quién puede ser? Lo que más extraña a la detective Lucy Black es que nadie ha denunciado la desaparición de ninguna niña en la zona.

Lucy comienza a unir el caso con el de otra desaparición, la de la hija de un magnate local que ha sido secuestrada días atrás. Lucy trata de ganarse la confianza de la chica mientras intenta solucionar su vida privada, marcada por un padre enfermo y cada vez más inestable y una madre intolerante… que resulta ser un alto cargo de la policía. A medida que avanza la investigación, la detective descubre una trama que se remonta años atrás, que tiene implicaciones que no solo afectan a la historia de su propia familia, sino también a la de todo el país…

"Los perros" de Allan Stratton
Me llamo Cameron. Tengo trece años. Y estoy empezando a sentirme inquieto. Bueno, inquieto no es la palabra exacta. Estoy asustado. Y creo que tengo motivos... 
1. Mi madre y yo vivimos solos en una nueva casa, si es que puede llamarse casa a una granja que se cae a trozos en medio de ninguna parte. No es la primera vez que nos mudamos. Tampoco será la última, me temo.
2. Mi madre insiste en que debemos aparentar que estamos contentos. Pero ¿qué es eso de estar «contentos » cuando se supone que estamos huyendo de un psicópata? (Eso es, al menos, lo que ella dice de mi padre.)
3. Mis nuevos compañeros de clase me han puesto un mote al instante de saber dónde vivo. Me llaman «Comida de Perro». Y dicen que me enteraré muy pronto del porqué. 
4. El propietario de la granja es un tipo siniestro. En serio. Cuando le he preguntado qué fue del niño que vivió antes aquí –lo sé porque he visto cajas con juguetes–, me ha echado una mirada de las que hielan la sangre.
5. Ya he oído demasiadas veces eso de «Lo entenderás todo cuando seas mayor».
6. Hoy es mi primera noche en la granja y me parece que algo se mueve junto al establo. Cuando fijo la vista, desaparece. Aguardo un momento. Ahí está otra vez, en el campo de maíz. Un movimiento, algo.
Mi madre dice que si algo te molesta, lo mejor es ignorarlo. Es el consejo más idiota del mundo. Si ignoras algo, empeorará.


Por último y de momento fuera de revista, he comprado "Historia de un canalla" de Julia Navarro y hoy mismo he comenzado su lectura en compañía de mi amiga Sonia. Lo terminaremos el día 23 de este mes.

Thomas Spencer sabe cómo conseguir todo lo que desea. Una salud delicada es el precio que ha tenido que pagar por su estilo de vida, pero no se lamenta por ello. Sin embargo, desde su último episodio cardíaco, una sensación extraña se ha apoderado de él y en la soledad de su lujoso apartamento de Brooklyn, se suceden las noches en que no puede evitar preguntarse cómo habría sido la vida que conscientemente eligió no vivir. El recuerdo de los momentos que le llevaron a triunfar como publicista y asesor de imagen, entre Londres y Nueva York en los ochenta y noventa, nos descubre los turbios mecanismos que en ocasiones emplean los centros de poder para conseguir sus fines. Un mundo hostil, gobernado por hombres, en el que las mujeres se resisten a tener un papel secundario.

jueves, 3 de marzo de 2016

Un perro (Alejandro Palomas)

Sinopsis:
«R estaba sentado en la alfombra, junto a la cama, exactamente como le había visto la noche de la tormenta que un año antes nos había cambiado la vida a los dos. Me miraba fijamente y jadeaba, inmóvil, como cuando en verano se tumba al sol en la terraza, envuelto en calor.» 

Sentados en una cafetería una tarde de principios de verano, Fer y su madre, Amalia, esperan una llamada que no llega. Durante las horas siguientes, Fer hará lo imposible por ocultar lo que se esconde tras esa temida llamada que puede hacer añicos la calma que se ha instalado en la familia desde que, siendo apenas un cachorro, R llegó a su vida. Pero quizá esa calma sea más precaria de lo que parece. Cuando el teléfono por fin suena, la noche traerá consigo una inesperada compañía, y con ella llegarán un torrente de confesiones, verdades que quizá no lo eran tanto y las cinco letras de un nombre que, tirando del álbum familiar, Fer deberá atreverse a invocar para que la vida vuelva a mostrarle, a él y a los suyos, su mejor versión.

Un perro no es solo el retrato del fascinante vínculo entre un hombre y su perro, sino también un remolino de emociones en el que confluyen una mirada tierna y cruda al universo familiar y un homenaje al amor en todas sus manifestaciones.

Ficha del libro: AQUI

Tenía muchas ganas de leer la nueva novela de Alejandro Palomas, lo confieso. Tenía ganas de reencontrarme con la simpática y entrañable Amalia, protagonista de “Una madre”, una novela a la que llegué tarde, pero que disfruté desde el principio y que he regalado y recomendado incontables veces.

Leer a Alejandro Palomas siempre es un placer y “Un perro” me ha hecho disfrutar de nuevo de su buen hacer porque Alejandro hace magia con las palabras, sabe como nadie poner en orden los pensamientos y sentimientos de sus lectores y transformarlos en las palabras que muchos no encontramos para decir lo que sentimos, es capaz de llegar a esos rincones que todos tenemos y tocar la fibra del lector sin esfuerzo, con aparente sencillez y naturalidad. 

Ha pasado ya un tiempo desde el momento en que transcurre "Una madre" y en las vidas de sus protagonistas ha habido algunos cambios. Llegados a este punto, me gustaría añadir, que aunque no sea necesario haber leído "Una madre" para disfrutar de este libro, yo casi os recomendaría leerlo antes, pero vaya, que no es indispensable. 

En "Un perro" nos encontramos de nuevo con Fer. Está en un bar esperando una llamada. Una llamada muy importe cuando aparece por la puerta nuestra querida Amalia acompañada de su perrita Shirley. Mientras Fer intenta esconder qué hace realmente allí sentado, entre madre e hijo comienza un diálogo al que se van añadiendo recuerdos más recientes y más lejanos, y alguna que otra confesión, salpicada con la gracia que tiene Amalia para entender las cosas (muchas veces mejor que nadie, por mucho que se haga "la Amalia" ¡je,je!), y al que acabarán sumándose las dos hermanas de Fer, Silvia y Emma y donde el lector se sentirá uno más, porque esa es otra de las cosas que logra el autor, que empatices con sus personajes y te sientas uno más en esa reunión familiar.

Este es un libro que llegará muy adentro de la mayoría de los lectores, pero sobre todo de aquellos que conviven con un perro, aunque supongo que da igual que sea un perro o un gato, los sentimientos son iguales y los lazos y la relación que se crea entre ambos son los mismos.

Yo ya no tengo perro. Lo tuve y vivió conmigo diez años. Este 2016 hará ocho que murió y no he sido capaz de tener otro. Todavía hoy cada vez que pienso en él se me nubla la vista, así que quizás, aunque no sea tan "radical" como la abuela Ester, me he sentido muy muy identificada con ella. 

La novela me ha gustado mucho, pero no voy a mentir diciendo que lloré de emoción, cuando no ha sido así. Lo digo porque he visto que muchas personas la estaban leyendo e iban compartiendo en las redes sociales su emoción y lágrimas y yo aunque la he disfrutado y me he identificado con los sentimientos y sensaciones que transmite, no he llegado a derramar ni una lágrima, pero que conste que yo también tengo mi corazoncito.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails