viernes, 17 de junio de 2016

Círculo de Lectores (Pedido 4/2016)

Revista 4/2016
La cuarta revista de Círculo de Lectores de este año, me llegó la penúltima semana de Mayo (sí, mi agente es muy rápida y eficiente) y como en teoría es bimestral, según mis cuentas corresponde al bimestre más veraniego del año (Julio-Agosto).

Esta vez, he encontrado entre sus páginas, al menos un par de libros que tenía anotados en mi extensa lista de deseos literarios, aunque cómo no, también algunos que ya tenía en casa leídos, como "Cicatriz" de Juan Gómez-Jurado o "Historia de un canalla" de Julia Navarro, que aunque yo ya lo había comprado en Círculo por adelantado, aparece ahora por primera vez en la revista.

Además de para enseñaros las compras "Circulares", aprovecho esta entrada para hacer una parada bloguera, oooootra vez.

Yo voy al revés que el resto del mundo, la primavera y el verano me vuelven apática, y si a eso le sumamos que no ando en mi mejor momento en ningún aspecto (dejémoslo ahí) y que no tengo ganas de nada y menos de escribir reseñas, pues lo mejor que puedo hacer es un STOP, como ya viene siendo habitual. La verdad es que estoy por cambiarle el nombre al blog y llamarlo "Bitácora de (mis) lecturas invernales", que es cuando más movimiento tiene.

Como digo yo, menos mal que las ganas de leer son lo único que no me abandona nunca, así que salvo la entrada resumen mensual de lecturas, estaré compartiendo de forman más breve y dinámica mis libros en Facebook e Instagram.

Twitter estoy por eliminarlo, porque ni me gusta, ni lo entiendo, ni na de na.

En fin, aquí os dejo la foto familiar de mi último pedido y os deseo un feliz verano.



La modista (Rosalie Ham)
El regreso de Tilly a su pueblo natal transforma a un ejército de vecinas chismosas en fanáticas de la moda más selecta. En un principio solo iba a ser una breve visita a su madre enferma, pero Tilly tiene motivos para quedarse.

Regreso al pasado: Dungatar (Estercolero), una pequeña localidad de Australia, es un micro-cosmos provinciano y gris de los años cincuenta. En la vida social del pueblo la apariencia lo es todo, lo que se con-vierte en una ventaja inesperada para Tilly: su aspecto y sus modales destilan un glamur jamás visto en la comarca.
El presente de Tilly: Es el resultado de su formación como modista de alta costura, profesión que ha sabido ejercer para las clientas más exigentes de Europa. Y ahora, recién llegada con su máquina de coser Singer, se complace ante las miradas de envidia de sus antiguos paisanos. Los mismos que cuando era niña la despreciaban por ser hija ilegítima.
Lo que todos piensan de ella: Tilly es hija de la unión clandestina entre Molly la Loca y un hombre casado. Además, las lenguas viperinas aseguran que Tilly es culpable de lo que ocurrió cuando ella tenía diez años: la muerte de un niño que solía acosarla con la complicidad de otros compañeros de la escuela. Fue el último año de Tilly en Dungatar. Hasta ahora.
El amor siempre complica las cosas (afortunadamente): Mae McSwiney es la única que de vez en cuando ha echado una mano en casa de Molly, la madre desequilibrada –e impredecible– de Tilly, tal vez porque para los habitantes de Dungatar los McSwiney también son unos parias. Aunque Tilly no contaba con volver a encontrarse con uno de los hijos de Mae: Teddy.
Lo que todas quieren de Tilly: Sus nociones de corte y confección se convierten en un bien codiciado por las mujeres de Dungatar, que ahora aporrean la puerta de su casa y le exigen sin contemplaciones diseños únicos en la línea de Balenciaga o Chanel. A pesar de todo, lo último que espera Tilly es ser aceptada. Al menos, no de forma sincera.
El pasado no tiene arreglo. Pero siempre puedes imaginar un futuro a tu medida: Algunas personas padecen más sufrimiento del que merecen, otras no. Y si alguien desea que este reparto sea más equitativo, solo tiene que diseñar un buen plan. A ser posible, que pueda llevarse a la práctica con estilo.

Bajo la luna de Hawai (Barbara Wood)
Una saga ambientada en uno de los rincones más exóticos del planeta. Dos mujeres apasionadas y comprometidas con el futuro de los nativos dejarán huella en la historia de las islas. Y a las puertas del fin de una era, ambas comprenderán que no hay fuerza en la naturaleza que pueda vencer a un corazón enamorado.

Hawái, 1820. Emily, recién casada con un predicador algo mojigato, es una de las primeras mujeres blancas en llegar al archipiélago. Su vocación evangelizadora es firme, pero su nuevo hogar se parece más a una choza que al alojamiento de una pareja cristiana. Y de puertas adentro, la vida marital se reduce a un trámite semanal, sin pasión ni ternura. Cuando Emily es testigo del afecto tan intenso que los hawaianos se demuestran entre sí —por no hablar de bailes como el libidinoso hula—, siente una punzada de envidia. Tal vez por eso, un breve encuentro con el apuesto capitán Mackenzie Farrow siembra la duda en su alma de misionera. Entre ella y el capitán surge una atracción que ambos se esfuerzan en dominar. Durante una velada, Emily sabe con certeza que se ha enamorado de un aventurero. Y aquella noche ni ella ni Farrow logran conciliar el sueño. Años después, la hermana Theresa llega a Honolulú dispuesta a darlo todo por los demás. Pero una pasión prohibida le obliga a plantearse su destino: el amor por un joven marcado por la trágica historia de su familia, llena de secretos. De hecho, en la isla se dice que los Farrow son víctimas de una maldición.

Solomon Creed (Simon Toyne)
Un avión arde en el desierto de Arizona. De sus restos surge un hombre caminando. No recuerda nada, excepto que tiene una misión imposible que cumplir. Se llama Solomon Creed, y nadie sabe de qué es capaz. Ni siquiera él.

No recuerda cómo se llama, ni cómo ha aparecido en aquella carretera, en mitad de ninguna parte, único superviviente de un accidente aéreo que ha dejado el monte en llamas. Pronto descubre que tiene habilidades insospechadas: habla idiomas, posee conocimientos médicos, y es más que capaz de tumbar a cualquiera en una lucha cuerpo a cuerpo. Pero el velo que cubre su memoria apenas deja pasar una idea: tiene que salvar a alguien. Una persona que vive en Redemption, el pueblo al que ha ido a parar. El problema es que esa persona ha sido enterrada esa misma mañana... Solomon Creed cuenta con la ayuda de un pequeño libro, escrito por alguien en ese pueblo muchos años antes, cuando imperaba la ley de la frontera. Pero no tiene mucho tiempo: su llegada, y el accidente aéreo que la acompañaba, ha puesto en marcha una serie de acontecimientos que desembocarán en violencia y tragedia.

El silencio de la ciudad blanca (Eva García Saenz)
Un asesino en serie anda suelto en Vitoria. Una novela negra absorbente que mezcla mitología y leyendas, arqueología y secretos de familia. Elegante. Compleja. Hipnótica. 

En la Catedral Vieja de Vitoria aparecen los cuerpos sin vida de dos jóvenes, asesinados y depositados allí con una cuidada escenografía. Para el detective Unai López de Ayala comienza una pesadilla. El caso le lleva a veinte años atrás, cuando era apenas un adolescente y quedó conmocionado por los crímenes atribuidos a Tasio Ortiz de Zárate, el brillante arqueólogo al que admiraba. Ahora, cuando Tasio está a días de salir de la cárcel, alguien imita aquellos asesinatos... ¿O es la verdad más compleja? Junto a su compañera Estíbaliz, y bajo la severa supervisión de la nueva inspectora jefa Alba, Unai recurrirá a métodos poco ortodoxos para encontrar la verdad.

¡¡FELIZ VERANO!!


7 comentarios:

  1. El silencio de la ciudad blanca parece interesante; si necesitas una pausa, pues tómatela, yo no soy nada constante con mi blog tampoco pero lo considero una afición y no un trabajo u obligación, así que funciona en función de mis ganas y mi tiempo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. El silencio de la ciudad blanca me encantó. Disfruta las lecturas! Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. El silenciobde la ciudad es muy bueno. Yo he recibido el último de la colección de Víctor Ros y he encsrgado La última salida porque me gusta más la edición de Círculo. A mí tampoco me va mucho Twitter, me limito a compartir mis publicaciones del blog con el botoncito q me ofrece y ya. Besos

    ResponderEliminar
  4. Como ya te comenté por Instagram, en esta ocasión coincidimos en la compra de "El silencio de la ciudad blanca". En cuanto a la previsible parada, hazla si realmente la necesitas. Yo, al menos, seguiré por aquí cuando retomes la actividad. ¡Mucho ánimo! Un beso.

    ResponderEliminar
  5. El silencio de la ciudad blanca estoy deseando leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas compras, estoy segura que alguna acabaré leyendo :)

    ResponderEliminar
  7. Que buenos libros leíste. Yo esta vez pedí Hiroshima, y supongo que en breve me lo traerán.
    Besotes.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails