domingo, 26 de septiembre de 2010

Miguel Hernández (Vientos del pueblo me llevan)

Yo no leo poesía. Lo he dicho varias veces. Simplemente no me gusta. Sería incapaz de leer un libro entero de poesía, pero con esto de tener un infante en edad escolar no me queda más remedio que echar un ojillo a las fichas que trae del colegio y en muchísimas ocasiones trabajan con poemas, donde deben buscar sustantivos, adjetivos, formas verbales, étc.

El otro día mi enano llegó del cole con un poema de Miguel Hernández bastante largo titulado "Vientos del pueblo me llevan". Me dijo que lo había escuchado en clase "pero cantado mamá" y cuando se puso a trabajar con la ficha empezó a cantar (o al menos lo intentó), pero era como estar escuchando una letanía, así que le dije "CHITÓN". Lo vamos a buscar en internet y a oirlo como Dios manda y aquí os lo traigo. Seguro que muchos de vosotros, sí sois lectores de poesía, ya lo conoceís, pero a los que sois como yo y no lo leeis poesía , os animo a oirlo, porque confieso que me ha encantado.

En la canción hay alguna palabra cambiada y creo que alguna frase eliminada, pero se sigue bastante bien. Os dejo el poema bajo el video.




Vientos del pueblo me llevan,
vientos del pueblo me arrastran,
me esparcen el corazón
y me aventan la garganta.

Los bueyes doblan la frente,
impotentemente mansa,
delante de los castigos:
los leones la levantan
y al mismo tiempo castigan
con su clamorosa zarpa.

No soy un de pueblo de bueyes,
que soy de un pueblo que embargan
yacimientos de leones,
desfiladeros de águilas
y cordilleras de toros
con el orgullo en el asta.
Nunca medraron los bueyes
en los páramos de España.

¿Quién habló de echar un yugo
sobre el cuello de esta raza?
¿Quién ha puesto al huracán
jamás ni yugos ni trabas,
ni quién al rayo detuvo
prisionero en una jaula?

Asturianos de braveza,
vascos de piedra blindada,
valencianos de alegría
y castellanos de alma,
labrados como la tierra
y airosos como las alas;
andaluces de relámpagos,
nacidos entre guitarras
y forjados en los yunques
torrenciales de las lágrimas;
extremeños de centeno,
gallegos de lluvia y calma,
catalanes de firmeza,
aragoneses de casta,
murcianos de dinamita
frutalmente propagada,
leoneses, navarros, dueños
del hambre, el sudor y el hacha,
reyes de la minería,
señores de la labranza,
hombres que entre las raíces,
como raíces gallardas,
vais de la vida a la muerte,
vais de la nada a la nada:
yugos os quieren poner
gentes de la hierba mala,
yugos que habéis de dejar
rotos sobre sus espaldas.

Crepúsculo de los bueyes
está despuntando el alba.

Los bueyes mueren vestidos
de humildad y olor de cuadra;
las águilas, los leones
y los toros de arrogancia,
y detrás de ellos, el cielo
ni se enturbia ni se acaba.
La agonía de los bueyes
tiene pequeña la cara,
la del animal varón
toda la creación agranda.

Si me muero, que me muera
con la cabeza muy alta.
Muerto y veinte veces muerto,
la boca contra la grama,
tendré apretados los dientes
y decidida la barba.

Cantando espero a la muerte,
que hay ruiseñores que cantan
encima de los fusiles
y en medio de las batallas


Fotografía del poeta: http://www.amorypoesia.es/poetasfamosos_selecciondelosmejorespoemasdeamorypoesiasromanticas.htm
Vídeo: http://bloguerosrevolucion.ning.com/video/vientos-del-pueblo-me-llevan

17 comentarios:

  1. Yo tampoco soy de leer poesía, a no ser algo muy especial como Las Rimas y Leyendas de Bécquer..
    Miguel Hdez es un autor que siempre me llamó la atención por su vida y los problemas que hubó en ella.. pero nunca había leído, mejor dicho oído nada del, y por lo menos como cultura general a estado muy bien.
    Mi hija también está en edad escolar, pero menos avanzada por lo que veo... a ver cuando empiezo yo con estas materias.

    Un beso

    Bea

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Miguel Hernández, está entre mis poetas españoles favoritos (es que a mí me encanta la poesía), era una persona muy cercana al pueblo y sus problemas, como por ejemplo en éste poema que es una auténtica maravilla. Al final va a acabar gustándote la poesía al tener que ayudar a tu peque con los deberes, ya verás como no es tan difícil como parece a primera vista, hay poemas de los que te enamoras y otros que aunque sean muy buenos no te dicen nada. Bsos!

    ResponderEliminar
  3. No soy muy aficionada a la poesía, pero tengo un libro de M.Hernández que me regaló un antiguo novio y hay que reconocer que sus letras están cargadas de sentimientos.
    El poema que nos has puesto una maravilla.
    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  4. La poesía no es mi género predilecto pero al césar lo que es del césar como se suele decir.
    Miguel Hernández pertenece a esa generación de poetas y escritores españoles que no nos dejan indiferentes. Gracias a Serrar los poemas de Hernández nos han llegado a muchas personas que no solemos leer poesía.

    A mí me encanta Miguel Hernández, Lorca y Antonio Machado. De Alberti he leído menos...

    Muchos besos y me alegro que ayudando a tu peque también aprendas... Nunca te acostarás sin saber algo nuevo :) Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  5. A mí me gusta la poesía, pero no para todos los días y en dosis pequeñas. Miguel Hernández es de los grandes. Me preparé un poema suyo para una prueba en Arte Darmático.

    ResponderEliminar
  6. yo como Bea, me encantaban las rimas de Becquer, pero la verdad es que no leo nada de poesía, aunque me ha encantado el poema
    Besos

    ResponderEliminar
  7. La poesía hay que leerla en pequeñas dosis y según el ánimo en el que nos encontremos, con diferencia de la novela que nos podemos sumergirnos en sus páginas con más asiduidad y disfrutar de los mundos y las situaciones que les ocurren a sus personajes.
    Yo me decanto por Bécquer, García Lorca, Blas de Otero, Alberti.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Yo no soy lector de poesía; como tú, creo que no podría leerme uno entero, jeje.
    Aún así, conocí este poema porque sonaba en el popular "Carrusel Deportivo", y desde entonces, es uno de mis favoritos!
    Muy buena elección

    ResponderEliminar
  9. Veo que la poesía no es lo que más nos gusta en general, pero hay que reconocer que de vez en cuando alguna cosita resulta interesante hasta para los que nunca la leemos. Yo también recuerdo la Rimas de Bécquer y aunque trabajamos en clase con muchos poemas nunca ha sido un género que me gustara. La mayoría de las veces que mi hijo trae deberes de lengua suelen trabajar sobre poesías y son las que voy leyendo, pero no creo que me aficione, la verdad. Ya son muchos años lectores y nunca me ha atraído.

    ResponderEliminar
  10. Creo, como ha dicho María, que Serrat ha hecho un trabajo impagable por el fomento de la poesía, sobre todo de este autor.
    La canción que has puesto ya la conocía, pero este poema necesita de un recitado con más garra y sentimiento.
    Este poema (y otros muchos)se los oí recitar, con motivo del centenario de su nacimiento alumnos de 6º de primaria y se me ponían los pelos de punta al oirles recitarlos con tanta fuerza y sentimiento como se merecen.
    Me gusta la poesía, aunque como os ocurrue a la gran mayoría, no es mi fuerte, pero me encanta recitar, aunque no lo hago tan bien como quisiera.
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  11. Imagino que sabes cuanto me gusta la poesía, y acercarse a ella a través de este mago de las palabras es todo un lujo.

    Este año, dedicado a este poeta, he tenido la oportunidad de ir a algunos colegios a recitar sus poemas a niños pequeños y ha sido una experiéncia estupenda.

    ¡Que bien entendió Miguel Hernández el sentido y el ser de los poetas!

    Y qué exquisitamente lo plasma en la dedicatoria que le hiciera a Vicente Aleixandre en su obra “Viento del Pueblo”:
    “Los poetas somos viento del pueblo:
    Nacemos para pasar soplando a través de sus poros y conducir sus ojos y sus sentimientos hasta las cumbres más hermosas. Hoy, este hoy de pasión, de vida, de muerte, nos empuja de una imponente modo a ti, a mí, a varios, hacia el pueblo. El pueblo espera a los poetas con la oreja y el alma tendida al pie de cada siglo.”
    Miguel Hernández

    Un abrazo, y te animo a seguir leyendo a nuestros grandes poetas y poetisas, esos que escribían poemas limpios y claros, poetas del pueblo.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  12. @scen: ¿De verdad necesita más sentimiento y garra? ¡Cómo se nota que no entiendo de poesía! A mí ya me pareció fabuloso así. Será por la música, si no me ponen música a los poemas me duermo.

    Susana: La dedicatoria es muy bonita, desde luego y mira tampoco sabía que era el año dedicado a este autor. Me alegro de tú si sepas apreciar este género como se merece.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me gusta leer poesía, no diré que soy un entendido, porque no lo soy nada. Bueno, quizás en pistachos, pero supongo que no cuenta. Me gusta leerla como dice Carlos en pequeñas dosis, un libro de poesía es para hojearlo, leer algo al azar y esperar que llegue el momento. Pocos son los libros que releo, sin embargo, de poesía, todos. Para mí se trata de estados de ánimo y su lectura tiene más que tripas que de cerebro. Miguel Hernández es un gigante en las letras españolas y su obra me ha acompañado en muchos momentos. Siempre busco un ratito para el de Orihuela.

    P.D. Es la primera vez que comento en tu blog, lo descubrí hace pocos días gracias a una blogera en común. Aunque no coincida siempre con tus críticas, creo que tienes una coherencia total y un gusto excelente. A partir de ahora estarás en mi lista de blogs a seguir. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Antonio: Antes de nada, bienvenido por este blog. Me alegro de que te hayas animado a comentar en esta entrada, aunque sólo seas experto en pistachos ¡je,je! Todos los comentarios son más que bien recibidos aún cuando las opiniones no sean las mismas, supongo que cuando nos decidimos a abrir un blog lo hacemos para compartir nuestras lecturas y las sensaciones que estas nos dejan, que por supuesto en muchas ocasiones nada tienen que ver con las de otros lectores y eso es algo que me gusta, porque de opiniones diferentes puedes aprender cosas que a lo mejor no has sabido ver. Veo que como Carlos aconsejas la lectura poética en dosis pequeñas y al azar. Leeré los poemas con los que trabaja mi hijo con atención, pero creo que mi género favorito seguirá siendo siempre la novela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Yo tampoco soy amante de la poesía, no la entiendo y punto. Pero no puedo decir que conozco muchas poesías que si me gustán un montón como por ejemplo esta que tú nos has traido.

    ResponderEliminar
  16. Eva: Pues comparto contigo el no entender la poesía, pero eso no quita que reconozca algo bonito cuando lo veo y creo que ésta en concreto se merecía un espacio en el blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Es interesante ver como se alaba la poesía de este valenciano, pero ninguno de los comentaristas es capáz de decir que esos gentilicios a día de hoy han sido manipulados. Miguel Hernandez deja bien claro que una cosa son los castellanos y otra los leoneses, es más no habla para nada de absurdos "riojanos", ni "cántabros", ni "madrileños", ni menos aún de "murcianos uniprovinciales".

    Parece que todo el mundo calla frente a este detalle, ¿por qué?

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails