miércoles, 16 de mayo de 2018

Las supervivientes (Riley Sager)

Sinopsis:

Quincy Carpenter, una estudiante universitaria, fue la única superviviente de la masacre que tuvo lugar en Pine Cottage, donde pasaba el fin de semana con cinco amigos. De inmediato, pasó a formar parte de un club al que nadie desea pertenecer: el que la prensa ha bautizado como «Las Últimas Chicas». Ellas son Lisa, que perdió a nueve compañeras de su hermandad; Sam, que se enfrentó a su atacante en el motel en el que trabajaba, y Quincy, que huyó a través de los bosques para escapar de aquel a quien solo puede referirse como «Él».

Diez años después, Quincy disfruta de cierta normalidad. Tiene un novio que la cuida, un blog de cocina, un bonito apartamento y, además, cuenta con la presencia terapéutica de Coop, el policía que le salvó la vida. Su memoria no le permite recordar los acontecimientos de aquella noche, y la medicación le ayuda a preservar ese equilibrio. Pero cuando Lisa aparece muerta en extrañas circunstancias, Quincy debe afrontar el pasado, porque la historia puede volver a comenzar.

Ficha del libro: AQUÍ

"Las Supervivientes" es una novela que me ha parecido muy interesante tal como prometía su sinopsis y esa fabulosa portada que le va que ni pintada.

Contar una historia a través de la voz de la única superviviente de una masacre me parecía realmente sugerente y sentía mucha curiosidad por saber si tras un hecho tan traumático, uno realmente puede recuperar las riendas de su vida y seguir hacia adelante con semejantes recuerdos en la cabeza y aquí es donde entra Quincy Carpenter, que aparentemente, diez años después de lo ocurrido en Pine Cottage, tiene una vida más o menos normal, un blog de recetas que le va tan bien que ya cuenta con algunos patrocinadores, un novio que la quiere mucho y una vivienda que nunca se hubiera podido permitir si no fuera por las indemnizaciones que cobró tras los hechos. A esta aparente normalidad quizás también ayuda su elevado consumo de Xanax, la calma que le proporciona la elaboración de pasteles y el hecho de que no recuerda qué es lo que pasó realmente aquella noche, más allá de saber que alguien mató a todos sus amigos y no a ella.

Y quizás la vida de Quincy habría seguido por ese sendero de normalidad si no fuera porque ella es una de las tres chicas que la prensa bautizó como "Las Últimas Chicas" y ahora una de ellas (Lisa, que había sobrevivido a una masacre en su hermandad y a quien llegó a conocer) parece que se ha suicidado y será Coop, el policía que la salvó y con quien nunca ha dejado de mantener el contacto, quien le informe de su fallecimiento. Aunque a Quincy le sorprende y no entiende la muerte de Lisa, intenta que no afecte a su vida diaria pero no contaba con la aparición de Sam, la tercera de las "Últimas chicas" y única superviviente tras la matanza que se produjo en el motel en el que trabajaba, que de repente acaba metida en su casa y pone su vida patas arriba. Sus rostros aparecen en la prensa y lidiar con todo lo que ya creía superado va a ser todo un reto.

Quincy y Sam son completamente opuestas. Quincy intenta vivir con calma y Sam la provoca para romper esa calma, para que reaccione, para que se enfrente a sus miedos y pueda volver a recordar qué ocurrió aquella noche, para que tenga el valor de pronunciar el nombre de ese asesino múltiple al que sólo se refiere como "Él" y mientras vamos conociendo su relación y reacción a la muerte de Lisa por boca de la propia Quincy, un narrador omnisciente nos llevará diez años atrás en el tiempo para relatarnos qué fue lo que realmente ocurrió en Pine Cottage y que Quincy borró de su memoria.

Lo que ocurrió en Pine Cottage me ha hecho recordar esas películas de terror en las que poco a poco se va asesinando a un grupo de chicos, hasta que al final solo queda uno, creo que esos capítulos en concreto están muy logrados y casi parece que estás leyendo una novela o viendo una película de terror, aunque creo que me ha provocado más angustia la parte narrada por Quincy. Es muy inquietante y eso es así gracias al personaje de Sam, que personalmente me ha provocado miedo y mucho rechazo continuamente. No entendía por qué Quincy y su novio Jef no la echaban de casa la verdad. Aún así tanto ella como Quincy son los personajes fuertes de la novela, nada que ver con los hombres que aquí aparecen. Ni Jeff, ni Coop, están tan logrados como ellas. Es cierto que el lector aprecia los diferentes que son ambos, pero la fuerza de esta historia cae sobre los hombros de ellas.

La novela me ha parecido muy entretenida, me ha hecho dudar todo el tiempo sobre esa amnesia de Quincy ¿es real? ¿no lo es? Me ha hecho dudar de lo que ocurrió en Pine Cottage, ya no sabía si Quincy era una inocente víctima o una inteligente culpable, lo mismo me ha ocurrido con Sam. Esa forma de ser, de provocar, ¿Por qué aparece ahora tras la muerte de Lisa? ¿Tiene algo que ver con ella? ¿Qué busca realmente?

La verdad es que me he hecho muchas preguntas a lo largo de la novela y tengo que reconocer que el final me ha gustado y sorprendido a partes iguales. He disfrutado mucho de una lectura que está escrita de forma sencilla y que consigue atraparte enseguida entre sus páginas. Creo que es un recomendable y entretenido thriller psicológico, que no será la mejor novela del año seguramente en este género pero que vale la pena leer si te gustan este tipo de libros.



Si queréis leer las primeras páginas, pinchad: AQUÍ
Si queréis oír las primera líneas, pinchad AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails