viernes, 20 de abril de 2018

Cuídate de mí (María Frisa)

Sinopsis:

«Dos de la madrugada. La chica tropieza al andar, ha bebido demasiado. Él la sigue a cierta distancia. Las calles están vacías, es difícil que la pierda de vista. Solo necesita encontrar el momento adecuado, un rincón oscuro. Al principio, quizá se asuste, tal vez grite. Pero luego todo irá bien. Él sabrá cuidar de ella esta noche...»  
La subinspectora Berta Guallar y la inspectora Lara Samper trabajan en el Servicio de Atención a la Mujer de Zaragoza, una división de la Policía Nacional que se encarga de investigar los casos de delitos sexuales y de violencia de género. Berta, tenaz y empática, casada y con hijos, tiene dificultades para conciliar su vida laboral con la familiar, pero ama su trabajo y pone todo su empeño y tesón en ayudar a mujeres que sufren violencia de género. Lara, una psicóloga perspicaz e independiente, ha tenido que enfrentarse a multitud de obstáculos y actitudes machistas para ascender en su profesión debido a su impresionante belleza, pero ha llegado hasta inspectora gracias a su inteligencia y compromiso.

Cuando su jefe, el comisario Millán, les muestra un vídeo en el que se ve el cadáver de un joven calcinado, ambas saben que se enfrentan al caso más difícil de su carrera. La víctima, Manuel Velasco, fue juzgado por haber violado a Noelia Abad, una adolescente que regresaba a su casa tras acudir a una fiesta con sus amigas. Velasco salió absuelto, por lo que es altamente probable que alguien se haya tomado la justicia por su mano.

Berta y Lara se enfrentan a un crimen en el que tendrán que poner a prueba toda su pericia y profesionalidad, no solo para encontrar al asesino sino para impedir que sus sentimientos contradictorios respecto a la naturaleza del delito se entrometan en la investigación. Todo mientras Berta sufre una campaña contra ella en internet por un caso de pederastia mal resuelto y Lara afronta un terrible secreto de su pasado que, de salir a la luz, podría dar al traste con su carrera policial. 

Ficha del libro: AQUÍ

“Cuídate de mí” como tantas novelas negras, comienza con un asesinato. Manuel Velasco ha aparecido calcinado dentro de una enorme pira de leña que durante las Jornadas Medievales de Alfajarín se prende con las flechas incendiarias que un grupo de hombres vestidos de templarios disparan sobre ella para deleite del público.

Sin embargo, lo que ya no ocurre en tantas novelas negras, es que el departamento encargado de resolver el esclarecimiento de la muerte de Velasco sea el SAM (Servicio de Atención a la Mujer) vinculado al Servició de Atención a la Familia que se encarga de casos de malos tratos, violencia de género y abusos sexuales. Creo que hasta ahora siempre me había encontrado con departamentos o unidades especiales o no tan especiales, que se encargaban de este tipo de asesinatos, así que eso ha sido un punto novedoso. ¿Y por qué se encarga el SAM? Pues porque la víctima había sido acusado de la violación de una menor y después absuelto del delito, así que cuando Millán, el Jefe del Servicio de Familias les muestra el vídeo con los resto de Velasco a la Inspectora Lara Samper y a la Subinspectora Berta Guallar, la primera no duda en que hay que resolver el asesinato, mientras que la segunda cree que tampoco es que el mundo haya perdido gran cosa. Un violador menos, si acaso.

Resolver quién mató a Velasco es la trama principal de la novela, pero no será la única y si me apuras ni siquiera la más interesante. Las subtramas que rodean las vidas de Berta y Lara, me han parecido también muy interesantes y me han mantenido pegada a las páginas de esta novela.

Por un lado Berta, está siendo acosada a través de un blog por el presunto violador de un niño de doce años y la situación se va tensando cada vez más a medida que las publicaciones, los seguidores y los insultos hacia ella aumentan. Por otro lado, sabemos que Lara, esconde un secreto. Algo le ocurrió hace seis años en Barcelona que dio un vuelco a su vida y la acabó llevando al puesto que hoy ocupa en Zaragoza y su superior inmediato (Millán) tiene algo que ver en ese asunto.

La trama de la novela está contada en capítulos muy cortos, por un narrador omnisciente, alternando los personajes de Berta y Lara y a través de ellas veremos cómo va la investigación y las dos subtramas que directamente les afectan. La construcción de estos dos personajes principales me ha gustado mucho aunque desde luego no he sentido lo mismo por ambas. Las dos son mujeres de gran fortaleza,  tienen que serlo para trabajar en un departamento como ese, pero no tienen mucho más en común y de hecho diría que no forman un equipo muy unido.

Lara es ante todo una mujer de gran belleza, de esas que hace girarse a los hombres, pero a veces eso es más una maldición que otra cosa. Es como si por ser guapa debiera demostrar que encima no es tonta y que vale para su trabajo. Y vale, claro que sí, sin embargo tras lo que ocurrió en Barcelona, se esconde tras un muro que no deja traspasar a nadie, y eso la ha convertido ante mí en un personaje frío y distante, al menos durante su horario laboral, porque tras las puertas de su casa es un personaje triste y solitario que no acaba de superar el pasado y la presencia de Millán en el Departamento no ayuda. No he conseguido sentir demasiada simpatía por ella, la verdad.

En cuanto a Berta, no sé si queda eclipsada por la belleza de Lara, pero no he conseguido "imaginarla" de un modo concreto, sin embargo me ha parecido un personaje más real y visceral y confieso que yo, como ella, también pensé (muerto Velasco, un violador menos en las calles. ¿Pena? Ninguna). Berta está casada y tiene dos niños, pero su vida familiar es bastante caótica debido a esos horarios de trabajo intempestivos. Su relación de pareja no parece estar pasando su mejor momento y desde luego el acoso que está sufriendo a través de las redes sociales solo ayuda a asfixiarla cada día un poco más. Una de las cosas que más me ha angustiado de Berta es la cantidad de pastillas que toma al día para poder seguir adelante. Me ha parecido tremendo.

Otra de las cosas que me ha llegado más profundamente han sido los capítulos que hablan de la violación sufrida por la menor y los abusos sufridos por el niño. No es que María Frisa se recree en ellos, pero están tan bien escritos, que he sentido mucha pena, tristeza, asco, impotencia... no sé, mil cosas.

Por otro lado me ha gustado que la autora nos ofreciera no solo el punto de vista de las víctimas y las consecuencias que sobre ellas han tenido estos actos, sino también las consecuencias que han tenido para sus familiares, y lo que es más importante, en este caso sobre los familiares del violador. Cómo se siente una persona que es familia de alguien acusado de violación. Cómo se enfrenta a amigos y vecinos, cómo nota que la gente los juzga como si todo ellos hubieran hecho lo mismo.

La verdad es que la novela me ha gustado mucho, no me ha parecido "una novela negra más". No sé si es el comienzo de una serie o trilogía, pero no me importaría volver a leer otra entrega. Me ha gustado su estilo. Como dice Aramburu en la fajilla del libro (... prosa directa, clara y precisa) y yo no soy nadie para llevarle la contraria. Me ha gustado el sorprendente y doloroso final. Me ha gustado tener que llegar a ese final para averiguar la verdad, porque yo no la vi venir.

"Cuídate de mí" ha sido un interesante lectura, que logra atraparte, emocionarte en algún momento enfadarte tocando estos temas tan delicados y desgraciadamente tan actuales. No diría que es una lectura adictiva pero sí muy recomendable.

Primeras páginas: AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails