martes, 13 de febrero de 2018

Un amor (Alejandro Palomas)

Sinopsis:

En el reducido universo familiar de Amalia y sus tres hijos, Silvia, Emma y Fer, el engranaje se mueve al ritmo desacompasado de las emociones. Es una familia típica, y sobre todo, muy real. Un cosmos cocido al fuego lento de varias entregas que han atado a miles de lectores. Pero llega un día cumbre en sus vidas. Emma se va a casar y todos se sumergen en las tareas y los remolinos de organizar la mejor boda. La noche previa a la ceremonia, una llamada rompe la armonía familiar. Silvia, Emma, Fer y otros parientes se conjuran para poder celebrar a la vez el aniversario de Amalia, que coincide inevitablemente con la fecha de la boda. 24 horas de acelerón emocional que pondrán a prueba a todos y cada uno y al mismo engranaje familiar. Un nuevo ejercicio de virtuosismo emocional. Una literatura que llega por el plexo y se inocua directamente a los sentimientos. Alejandro Palomas extiende su ya variada paleta de colores para dotar a sus personajes de los matices, sesgos y rasgos que los acercan a los lectores y éstos los reconocemos como a propios en sus particulares universos familiares.

Ficha del libro: AQUÍ

Recuerdo lo mucho que me gustó “Una madre” y lo que me pude reír con la entrañable Amalia, recuerdo lo maravillosa que me pareció la relación que tenía con sus hijos y la gran mujer que se escondía detrás de los disparates que salían de su boca sin pedir permiso.

Recuerdo también la lectura de “Un perro”. Me encantó volver a encontrarme con estos personajes, me enamoré aún más (si es que eso era posible) de Amalia y de sus hijos, y en esa novela sobre todo de Fer y Rulfo. ¡Ay Rulfo! En puño nos tuvo el corazón durante toda la lectura.

Y ahora que ya he terminado “Un amor” solamente desearía que hubiera un cuarto libro. Creo que no miento si digo que de las tres, es la novela que más me ha hecho reír y llorar. Esta tercera entrega gira en torno a la boda de Emma, que justo coincide con el cumpleaños de Amalia y con "algo más". Emma, que tanto nos hizo sufrir en “Una madre” por fin ha encontrado en Magalí a esa persona con la que compartir su vida y todos están felices por ella, pero hasta llegar al momento de la boda, Fer nos irá contando las novedades que han ocurrido en la familia y algunas historias pasadas que no conocíamos en profundidad pero que han sido fundamentales para convertir a los protagonistas de la novela en las personas que ahora son.

Me he emocionado mucho, pero mucho, en varios momentos importantes de la narración. Me ha emocionado Emma cuando por sorpresa se encuentra en el hospital donde está Amalia con un personaje importante en el pasado de la familia. Cómo no emocionarme con lo que dice, sabiendo que en su lugar yo pensaría igual. Y no quiero hablar en plural, porque cada uno sabrá (o imaginará) cómo reaccionaría en el caso de haber vivido lo que ha vivido Amalia y con ella sus hijos.

Me ha emocionado mucho Silvia. Sí, Silvia (entre nosotros, yo creo que a veces también soy un poquito "Silvia"). Quizás sea la hermana “no-simpática”, parece siempre un polvorín a punto de estallar, y a pocos días de la boda lo hace delante de Magalí y aunque acaba reconociendo que es lo mejor que le puede haber sucedido a Emma, también le reprocha los secretos que calla y no comparte.
... hay que desconfiar siempre de quien te impone un silencio, porque detrás de todo silencio personal hay una historia fea.
... a veces, con suerte, se puede empezar mejor, y de verdad creo que contigo será así para ella. Será un comienzo mejor para Emma, pero, desgraciadamente para ti, ella no somos nosotros. Aquí cada uno es cada quien, y si lo que de verdad quieres es una familia, será mejor que sepamos antes cuál es la que dejas y por qué, y cómo era el atntes de este ahora tuyo. No contar es desconfiar y nosotros no necesitamos más desconfianza, créeme. Lo que necesitamos es la verdad. Aunque no la quieras. Aunque sea fea y duela.
Con Silvia me he vuelto a emocionar tras la boda, pero sobre todo con tía Inés, que tras escuchar todo lo que Silvia escupe por esa boca, no duda en "contraatacar" diciéndole cuatro verdades que todavía duelen más cuando las dice alguien que te quiere.

En cuanto a Amalia... es que ya no sé qué decir. Amalia es uno de esos personajes que te vienen a la cabeza si alguien te pregunta por un personaje simpático, por un personaje divertido, por un personaje entrañable, por un personaje inolvidable... Amalia es Amalia (o Malia, o Albania, da igual) y la adoras porque es puro amor, amor por sus hijos, por su Shirley, por cualquiera que se cruce en su camino. He sentido auténtica congoja cuando se ha puesto tan pachucha que han tenido que llevarla al hospital. Ella es maravillosa porque es una mentirosa adorable, porque mezcla churras con merinas y de su boca salen unas parrafadas sin pies ni cabeza dignas de estudio, porque sus mentiras siempre tienen como fin no enfadar, ni hacer daño a nadie, si acaso a ella misma, porque su incapacidad para memorizar nombres y cambiarlos a su antojo (Sven/Esbién, Magalí/Mariví, John Li/Yoli...) es muy divertida y porque siempre es la protagonista de los momentos más hilarantes de la historia.

Impagable el momento "codornices con chocolate" de Oksana, un personaje nuevo en este universo maravilloso que no abre la boca si no es para decir siempre grandes verdades y dar sabios consejos y que desde aquí pido que vuelva a aparecer en cualquier otra historia (vamos como si tiene que ser la protagonista de esa historia). Creí que no podía para de reír, igual que cuando Fer lleva a Amalia a su primera cita con "Yoli", el acupuntor. Maravilloso el momento de la lectura del poema en la boda (cómo me hubiera gustado ver la cara de la jueza), el momento "ramo de flores" en la gasolinera... en fin... fantásticos todos esos momentos.

Y de verdad, cuánto se agradecen estas risas entre tantas emociones que ponen los pelos de punta.  "Un amor" es una novela que rebosa eso: "Amor". El amor de una madre por sus hijos, el amor de los hermanos por su madre, el amor entre ellos mismos, el amor de pareja y el desamor, el amor que sustenta las verdaderas amistades... "Un amor" está lleno de risas, llanto, dolor, humor a raudales y personajes maravillosos  y yo no sé qué más contaros para animaros a leer no solo este flamante Premio Nadal 2018, sino los tres libros y que forméis parte de esta pequeña gran familia de la que tantos ya somos miembros.

De verdad, cómo me gustaría ver a Amalia convertida en abuelita ¿Os lo imagináis?

PRIMERAS PAGINAS: AQUÍ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails