lunes, 5 de febrero de 2018

El oficio del mal (Robert Galbraith) Cormoran Strike 3

SINOPSIS:

En un paquete misterioso que ha llegado a la oficina, Robin Ellacott encuentra, horrorizada, una pierna de mujer.

Su jefe, el detective privado Cormoran Strike, se muestra tanto o más sobresaltado ante el hallazgo, aunque mucho menos sorprendido. Hay cuatro personas de su pasado que podrían estar involucradas en el envío, y Strike sabe que todas ellas son capaces de actuar de una forma tan cruel y abominable.

Mientras la policía se concentra en la única pista que Strike ya ha descartado, éste y Robin deciden investigar por su cuenta y se sumergen en el mundo siniestro de los otros tres sospechosos. Pero cuando varios hechos igual de aterradores empiezan a sucederse, Strike y Robin se dan cuenta de que el tiempo se les agota por momentos...

Ficha del libro: AQUÍ 

Bueno, pues una vez terminado “El oficio del mal” debo confesar que no ha sido tan entretenido como pintaba al principio y eso que cuando leí los primeros capítulos la cosa prometía bastante.

Tengo que reconocer que se me ha hecho demasiado largo, repetitivo en ocasiones y con mucha paja de relleno. La historia comienza cuando a la oficina de Cormoran Strike, llega un paquete a nombre de Robin, donde aparece la pierna de una mujer. El sofocón que se lleva Robin, está más que justificado y ante el temor de que alguien la haya puesto en el punto de mira, ambos intentarán averiguar quién ha enviado el paquete y dónde está el resto de la mujer a la que han amputado la pierna. Además en cuanto la prensa se hace eco del “regalito” recibido en la oficina de Strike, los clientes se empiezan a evaporar, con lo que la situación económica empieza a ser complicadilla.

A Cormoran se le ocurren como poco cuatro nombres de personas capaces de enviarle una pierna ¡toma ya! La mayoría del libro se centra en la vigilancia de tres de estos personajes, todos ellos vinculados con el pasado de Strike y en más de un momento la lectura se hace aburrida y confusa, aunque Robin está encantada con el trabajo, que claramente le apasiona. Cormoran intenta adjudicarle cosillas que no conlleven peligro, pero ella insiste en hacer casi el mismo trabajo que él, y la verdad es que a veces su iniciativa les da pistas interesantes que seguir.

Por las novelas anteriores sabemos que el prometido de Robin, Matthew no solo odia el trabajo de su novia, sino que no puede ver ni en pintura a Cormoran. Los celos se lo comen vivo, y siendo sinceros, el chico no anda desencaminado. Esta es la novela en la que más claro quedan reflejados los sentimientos de Cormoran y Robin, aunque por su puesto ninguno de los dos lo reconoce. Es el libro en el que más peso tiene la parte personal de ambos, y en el que descubriremos algo en el pasado de Robin, que Cormoran no se podía ni imaginar.

Pero creo que pesa tanto esa parte personal, que la novela en vez de ser una novela negra, se queda en gris oscuro, la verdad. Y con ello no digo que no me pique la curiosidad, porque si algo hay que decir, es que las últimas 50 ó 60 páginas son de lo más interesante, además mi sospechoso principal al final no era el "malote" (cosa que agradezco porque me encanta fallar) pero creo sinceramente que daba un poco igual quién fuera el malo aquí, porque todos los sospechosos son muy parecidos. Eso sí, aunque en general no me haya emocionado, me ha dejado con unas ganas locas de leer el siguiente.

Es cierto que el transfondo de la historia, que habla sobre los abusos a menores, sobre violadores y víctimas de una violación es interesante, pero de verdad que me ha costado en algún momento concentrarme en la lectura. En todo caso, como el estilo de la autora no es nada pesado (diría que en algunos diálogos incluso algo flojito), al final acabas llevándolo más o menos bien y como digo ahora me muero de la curiosidad por saber qué va a pasar en la siguiente entrega.

Lo que sí me apetece mucho es ver la serie basada en las novelas. Como ya había visto las imágenes de los protagonistas, me ha pasado un poco como con la lectura de la serie Bergman, que mientras leo ya veo sus caras y para mí tanto Cormoran como Robin ya son estos dos:




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails